Comentario a las opiniones de Amparo Rubiales sobre la política de igualdad en Andalucía

Escuchar

Amparo Rubiales (@AmparoRubiales), una de las andaluzas más eficaz y sabiamente comprometidas con las políticas de igualdad y a quien tengo un profundo respeto por su trayectoria política y personal, ha escrito un artículo en El País (En otra consejería, pero con igualdad) y otro en Diario de Sevilla (Igualdad en Presidencia) en los que responde a las críticas que algunas personas, entre las que me encuentro (¿Dónde están las mujeres andaluzas?), habíamos hecho sobre la desaparición de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social. Transcribo a continuación el comentario que he dejado publicado en El PaísYo he sido una de las personas que ha escrito -aunque de forma mucho más modesta y con difusión más restringida que Isabel Pedrote- sobre la desaparición de la Consejería de Igualdad (¿Dónde están las mujeres andaluzas? en mi web www.juantorreslopez.com).

Al respecto, reconozco que Amparo Rubiales lleva razón. Es cierto que en Andalucía no había una consejería solo de Igualdad y que, por tanto, no puede desaparecer lo que no existe. Sin embargo, me parece obvio que hay un cambio de nivel que implica, a su vez, una modificación de discurso sobre la centralidad de las políticas de igualdad. Cuando se creó la anterior consejería se afirmó: “La creación de esta Consejería es un paso fundamental para garantizar la transversalidad de las políticas de igualdad en toda la acción de Gobierno. Con esta medida, se ha puesto en primera línea de importancia las políticas de igualdad de oportunidades, al mismo nivel que otras políticas. Esto no responde sólo a un gesto político puntual, sino al serio compromiso del Gobierno andaluz de dar un salto cualitativo en los próximos cuatro años hacia la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el marco de la Segunda Modernización de Andalucía”. Si crearla fue un paso fundamental, ¿también lo es ahora eliminarla?

En todo caso, estoy dispuesto a suscribir la esperanza de Amparo Rubiales. No en vano, es una de las personas más firme y sabiamente comprometidas con las mujeres y con la igualdad que tenemos en Andalucía y que, además, conoce a la perfección los entresijos de nuestra administración pública. Ojalá lleve razón y que ahora desde Presidencia se puedan dirigir mejor las políticas andaluzas de igualdad,

Pero justamente porque conoce bien lo que ocurre en Andalucía no creo que haya sido ajena a los indicios que han acompañado a esta medida y que fueron los que a mí particularmente me llevaron a señalarla como preocupante (un plan de empleo puramente masculino, una reunión con empresarios en la que no había ni una sola mujer, un desequilibrio muy grande a favor de los hombres frente a las mujeres en los primeros nombramientos, o los criterios de equilibro interno de partido y no de política general en la creación o supresión de consejerías). Todo ello, y no solo un hecho en particular, ha sido lo que a mí me ha parecido preocupante. Como también lo es que una demócrata tan a acreditada como Amparo Rubiales solo vea “extrañas intenciones” en lo que tengo la seguridad de que solamente es -desde luego en mi caso- ánimo de colaborar, por muy modestamente que sea, para que este gobierno se consolide y haga bien las cosas.

Y finalmente, una matización adicional: afortunadamente para todos (y sobre todo para todas) la Junta de Andalucía ha ejecutado sus políticas de igualdad -especialmente en los últimos años- no solo a través del Instituto de la Mujer sino también de otras consejerías, y con especial acierto en Educación y Hacienda.

.

 

9 pensamientos en “Comentario a las opiniones de Amparo Rubiales sobre la política de igualdad en Andalucía

  1. Si vienen los ovnis, les preguntaremos como vive su pueblo, así sabremos como son…

  2. disculpamé juan , pero tu ostentoso título me hace recaer aquí, contaré una hipotesis de hace por ejemplo 400años en los que Defensa por los animales y torturador estaban recogiendo frutos por el bosque , en una de aquellas surgió un toro negro, ¿saben uds lo que hicieron estos 2? , se subieron al arbol mas cercano , convirtiendose así en los primeros toreros. ole yo .

  3. A los que no tenemos porque respetar, politicamente hablando,a personas como la señora Rubiales nos parece demasiado benevolente tu comentario. Llevan gobernando muchos años para que pretendan convencernos de segun que cosas. Es mas acertado el comentario que una persona deja en la pagina de El pais: mero oportunismo. El articulo de la señora Rubiales no deja de ser una mera declaracion institucional con buenas palabras de gente que lleva gobernando demasiado tiempo en beneficio siempre de los mismos, la mayoria hombres, y con ellos se reunen cuando toca hacer fotos. No podemos suscribir la esperanza de la señora rubiales porque ella pertenece al grupo de personas que han quemado casi todas nuestras esperanzas de que esta clase politica actue con una vision de clase y no se limite a dejarnos elegir entre Pepsi cola o Coca cola

  4. He visto intervenir a Amparo Rubiales en varias ocasiones en el programa de canal sur el meridiano, y saqué como conclusión, que el vídeo de gatos y ratones, que espero conozca, refleja muy bien en que se convierte un polític@ ( unos más que otros) si no se retira o dimite.

Deja un comentario