Con una rueda no anda el carro

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía comento los últimos datos de empleo. A mi juicio ni son tan buenos como se dice ni indican una recuperación efectiva. Muestran que la crisis se utiliza, como ya adelantamos, para imponer un modelo laboral mucho más precario y basado en más empleos a tiempo parcial y discontinuos. Puede leerse aquí.

12 pensamientos en “Con una rueda no anda el carro

  1. De sobra es conocida la lección: la Economía Española sobrevive con una política de reparto de empleo más barato, para recapitalizar a la Banca en el contexto global. Antes, cuando se creía en los estamentos sociales, eso se llamaba Colonialismo.

  2. Hola,
    no se si es por problema de espacio o por limitaciones externas (que puedo comprender); Coincido con el contenido del artículo pero creo que le faltan datos y/o enlaces a información relevante y fundamental que permitan determinar/confirmar/comprobar la realidad reflejada cuando se menciona: “Y el hecho de que baje el paro no quiere decir ni mucho menos que las personas que dejan de estar estadísticamente desempleadas pasen a estar ocupadas sino que muchas de ellas se desaniman, emigran o son extranjeras que vuelven a sus países de origen. Como tampoco se puede olvidar que la EPA registra como ocupada a una persona simplemente si ha trabajado una hora a la semana y a cambio de cualquier tipo de retribución, aunque haya permanecido todo el tiempo restante sin empleo alguno.”

    Creo que muchos de los que pasamos habitualmente por aquí conocemos los datos y que un gran % de quienes leen la prensa no, simplemente porque se suelen ocultar ¡No porque sean bobos!!!!!!!…

    Espero que se entienda como crítica constructiva.

    Saludos sinceros!
    P.D. Ahora no tengo tiempo para aportar los datos que conozco, cosa que me comprometo a realizar… mientras…. dejo una bella melodía ;-) qué hace referencia a una posible causa de la realidad que parece asumimos la mayoría de europeos… casi todo el resto del mundo no es que la asuma… es que es lo que conoce…
    Aclaro: Dejo la canción y dejaré de colgar vídeos (lo espaciaré de manera prudente!) pues no deseo desvirtuar ni mucho menos el blog, pero este tema me parece que merece la pena escucharse… siendo por supuesto criticable/evaluable/matizable lo que expone … simplemente un punto de vista más para plantearse!!!!!

  3. Esos resultados en mi pueblo se calificaban como de
    “estar enamorado por andar alegre” pero en realidad
    no tienen otra cosa mas que ofrecer que la ilusión de
    que todo anda muy bien.

    La solucion asusta a todos.

  4. No hay peor ciego que el que no quiere ver.Los empleos, como las casas, no hay que empezarlos por el tejado.Usted pretende o desea que, después de lo que muchos economistas han catalogado como la peor crisis económica tras el crack del 29, se empiece a salir de ella con empleos estables, a jornada completa y con salarios elevados.Eso, profesor, jamás ha ocurrido.Usted, como muchos de los profesores que inundan las facultades de económicas o de empresariales, no han tenido ni gestionado ninguna empresa por pequeña que ésta sea.Ustedes abandonan o desdeñan un criterio fundamental que debe regir cualquier gestión empresarial: la prudencia.Ustedes quieren que, por ejemplo, después de aprobar el carné de conducir uno adquiera un Ferrari en vez de un coche utilitario que permita probar tus escasas habilidades al volante.Si empiezas a conducir con un deportivo lo normal es que te estrelles y que te mates.Las recuperaciones, también las económicas, se deben producir poco a poco.Ya nos gustaría a todos que después de ser operado de una triada en la rodilla saliéramos del quirófano dispuestos a correr una maratón.

    Los datos son buenos.Claro que a todos nos gustaría que fuesen mejores, pero no son malos.Lo demás es no querer ver la realidad.

  5. Si un trabajador no gana un salario digno no podrá sacar la producción de las empresas y las mismas se atascan, porque su producción se queda en los mostradores y habrá que despedir a más personal. Hay que tocar la jornada de trabajo. Los sindicatos deben ponerse al frente de la clase trabajadora y exigirlo para que pueda haber trabajo. Los que saldrían mal parados sería la banca: ¡¡¡¡¡que se fastidien!!!!.
    No vamos a pagar una deuda que ha salido de los ordenadores del banquero central. Lo que no vamos, es a pasar hambre para que le cuadren las cuentas a la gran banca. La banca morderá el polvo tarde o temprano, para qué imponer agonías a la población por defender a la banca zombi????.

  6. Siguiendo con las realidades metafóricas: y si en vez de tener que acostumbrarnos a los coches de alta cilindrada, estuvieramos, debido a las políticas aplicadas, volviendo a los tiempos de moverse en burro (si es que alguna vez dejamos atrás esa época)?

  7. Juan hace tiempo que no escribo, las vacaciones y demás, pero como otras veces he comentado por aquí, esto no tiene vuelta atrás, o nos repartimos las horas efectivas de trabajo entre todos los que están en edad de trabajar, o veremos correr de nuevo la sangre, la historia tiene que repetirse, las castas no van a ceder sus privilegios alegremente, y el pueblo, sigue siendo de derechas, así que difícil solución tenemos, entre la iglesia asustando, patronos presionando, sindicatos y políticos robando, ya los poderes fácticos, harán alguna barbaridad, para empezar de nuevo, coño la historia tiene que repetirse, y ya estamos en la 3ª guerra mundial

  8. Buenas a todos.

    Veamos: Los datos son engañosos. Los datos son malos, Los datos son peores de lo que quieren darnos a entender. Los datos son un cadaver maquillado al que andan por detrás aplicando descargas eléctricas. Los datos son buenos (dice Lucas)….
    Tengo mis dudas al respecto y se me vienen a la cabeza algunos pensamientos: Recuerdo -por ejemplo- un chiste que se publicó hace muuuuuchos años en “El Hermano Lobo” (no recuerdo si era de Gila o de El Roto) en el que aparecía un campo de batalla repleto de cadáveres, y un tipo triunfal tocando el tambor gritaba “LEVATÁOS, QUE LA GUERRA HA TERMINADO”. Puede que las cosas estén mejorando (al menos nominalmente) pero los “muertos” de esta guerra económica, muertos están y no van a levantarse. Me refiero a los derechos mínimos laborales, sociales, en fin derechos ciudadanos. La esperanza es que nazcan nuevos derechos (no sé si mejores o peores) pero los actuales, están muertos y enterrados.
    En cuanto al video: ¡gracias! es un puro conceptismo que ni Quevedo. No se puede decir más en menos tiempo, más claro, ni con ese puntillo de mala leche que hace imposible desentenderse del mensaje. En otro par de libros que leí tiempo ha, “El horror económico” y “La Cuadratura del Círculo” queda claro: NO NOS NECESITAN. ¿para qué pagarnos?. Si alguno tiene alguna duda al respecto, que se vea el programa “Fabricando en España” pregunto: ¿para fabricar chorrocientas mil unidades a la hora, ¿cuántos obreros se ven en la cadena de montaje?. La única esperanza es que de repente caigan en la cuenta que sin consumo (y por lo tanto consumidores con dinero) no podrán tener ganancias, PERO ¿álguien ha pensado que los señores feudales NO VENDÍAN NADA A NADIE y vivían de puta madre?. Los criados les trabajaban por vivir en la cuadra del castillo y un cuenco de comida. Ojo.
    No tengo ningún optimismo al respecto (bueno, alguno tengo), y tengo por el contrario un presentimiento: No hemos tocado fondo; ACABAMOS DE POSAR LOS PIES EN EL PRÓXIMO TECHO. Al tiempo. Espero no tener razón

    Un abrazo veraniego.

  9. Jue, cuánto pesimismo. Seamos más positivos. Imaginación al poder. Y que sea de la buena… Si ha de repetirse la Historia, aprendamos de nosotros mismos antes, del explendor del Siglo de Oro, por ejemplo. La tecnología no es enemiga, simplemente recompone el tablero donde se mueven los lazos personales. Recapacitemos y recapitulemos. La sangre tiene memoria. No es de menospreciar pensando en derramarla. España, en el fondo, sigue siendo la misma. Si la reconocemos, habremos dado un gran paso adelante. Ese es el problema, que la ciencia económica se instale en una verdadera mentira. Como decían los clásicos, lo contrario a la verdad no es la mentira, sino la ignorancia. La mentira es una verdad a medias. Lo que queda por verificar es la parte del cuento que realmente nos constituye en un estado mejor de cosas. Eso creo.

  10. Muchas veces los profesores de economía intentan explicar utilizando los modelos económicos mas o menos adecuados, aquello que sería mejor para la sociedad.
    Sucede, a veces, que esos modelos enmascaran o sirven de coartada verdaderas estafas sociales. Así, cabria preguntarse ¿Es la banca, en general, una estafa piramidal?. ¿Son los seguros: de pensiones, de vida u otros, una estafa piramidal?. ¿Son las sociedades cotizadas en bolsa, una estafa piramidal? ¿Se podría utilizar para comprender mejor estos negocios, un modelo basado en la teoría de juegos?
    En España sin ir mas lejos, tenemos el caso de ex banqueros que han multiplicado su patrimonio personal mientras los bancos o cajas que dirigían se hundían. Tenemos directivos de empresas que entre fondos de pensiones y salarios cobrados, pongamos en los 15 últimos años no tienen nada que envidiar a los 600 M de € de la “herencia” del Sr. Pujol. Estamos hablando de !Fortunas hechas en 15 años!
    Asi no hay País que aguante ni teoría económica válida. Y es que que la economía, en la mayoría de los casos, viene condicionada por la relaciones de poder que existen en esa sociedad. Así que, o somos capaces de cambiar estas relaciones de poder, como sea, o nos hundiremos retrocediendo a principios del siglo XX. Yo no veo otra solución.

  11. “La ignorancia genera más frecuentemente confianza que el conocimiento” (Ch. Darwin), y no hace falta ser un espléndido economista para saber qué sustenta el castillo de naipes del que participamos todos:
    Money makes the world go around, the world go around, the world go around……

  12. El negocio bancario se ha desmadrado. Simplemente, debería funcionar como intermediario, que adelanta el dinero necesario a las inversiones realmente interesantes. Lo demás es inútil, como los servicios de supervisión. Un “mal necesario” que a “nadie gustaría soportar”, lo cual no es lo mismo que “a todos gusta tener”.

Deja un comentario