Contra los desahucios, movilización social

Escuchar

Publicado en Público.es el 8 de noviembre de 2012

El Partido Popular y el Socialista se han negado durante años a tomar cualquier tipo de medida para frenar la avaricia de los bancos y poner fin a uno de los hechos más vergonzosos y antisociales que vienen ocurriendo en España: los desahucios de cientos de miles de familias.

A los dirigentes de ambos partidos les viene dando igual que los mismos bancos que han provocado una crisis que los ha dejado sin ingresos o empleo impidan que millones de españoles disfruten del derecho a la vivienda que consagra nuestra Constitución. Los gobiernos de ambos partidos, el anterior de Zapatero y el actual de Rajoy, no solo han sido completamente insensibles al dolor y la tragedia que padecen tantas familias, sino que, para colmo, no han dudado nunca a la hora de enviar a la policía para defender los intereses bancarios a base de palos y palizas a quienes han tratado de defender un derecho constitucional tan elemental y humano.

Han demostrado a las claras que el afecto que dicen sentir por la Constitución tiene un límite tajante: los intereses de la banca y los privilegios de los banqueros, los amos verdaderos de unos partidos que mantienen su poder y ventaja electoral gracias a los préstamos y a las ayudas de todo tipo que con infinita generosidad les conceden desde hace años las mismas entidades que son inflexibles ante las familias sin ingresos que no pueden pagar sus hipotecas.

Sin embargo, una vez más podemos comprobar que ningún poder es invencible frente a la movilización social. Ha costado cientos de manifestaciones y de palizas, heridos y hasta muertos, pero por fin la presión social está obligando a que el gobierno ponga sobre la mesa el cambio de una legislación reaccionaria que solo viene a proteger los intereses de la banca frente a los de toda la sociedad. Porque lo que está ocurriendo es justamente eso: que la movilización y la solidaridad ciudadana obligan por fin a que el gobierno y la oposición muevan ficha y cambien una actitud que hasta ahora ha sido de completa indiferencia. Los hechos están demostrando claramente que si no se hubieran producido las protestas, las manifestaciones, las huelgas, los enfrentamientos con la policía, las denuncias y, en definitiva, la respuesta ciudadana ante una situación social injusta, los desahucios seguirían produciéndose indefinidamente dejando a muchas más familias en la calle.

Es muy importante que la gente sepa esto y sea consciente de su poder, que no crea ingenuamente que los partidos mayoritarios y el poder político han cambiado de posición y dicen estar dispuestos ahora a modificar la legislación por iniciativa propia. Solo lo hacen por efecto de la presión y la movilización social, como ha ocurrido siempre que se han producido avances favorables al bienestar y la justicia, demostrándose así la falsedad de esos discursos que constantemente nos dicen que las huelgas, los sindicatos o las protestas en la calle no sirven para nada.

Es por es razón que creo que debemos alegrarnos de que el gobierno haya anunciado por fin que está dispuesto a resolver el problema de los desahucios, porque se demuestra así la utilidad de las movilizaciones sociales y que solo con ellas se puede evitar que nos quiten nuestros derechos más elementales.

Pero precisamente porque demuestran esto es por lo que no debemos bajar la guardia. A la vista de su comportamiento previo, no cabe esperar que ni el gobierno ni el partido socialista jueguen limpio ahora y que de pronto dejen de ser esclavos de la banca que los financia. Solo podremos esperar que se den soluciones efectivas y adecuadas al drama de los desahucios si la movilización social se mantiene y se refuerza, incluso en mayor medida que antes.

Ahora es el momento de que la ciudadanía haga ver que lo que está en juego no es la adopción de cualquier tipo de chapuza legal que dé largas al asunto de fondo, sino la garantía de que todos los españoles y españolas puedan disfrutar con efectividad del derecho constitucional a la vivienda.

Por eso, ahora es el momento de seguir presionando para que no solo se tomen medidas que eviten los desahucios en el futuro sino para que se garantice que recuperen su vivienda los miles de familias que la han perdido injusta y vergonzosamente en estos últimos años.

No podemos consentir que los dos partidos mayoritarios se quieran poner ahora una medalla simplemente aflojando un poco la soga que ata a las familias más desprotegidas y humildes. Hay que exigir que se rompa para siempre con los privilegios legales que han concedido tanto poder y beneficio a la banca, no solo reconociendo la dación de pago, sino aliviando la deuda hipotecaria resultante de tasaciones artificialmente elevadas, generando un parque social de viviendas que permita el acceso a ellas de quienes no disponen de ingresos suficientes devolviendo, como he dicho, la suya a quienes la han perdido en los últimos años. No basta con que los dos grandes partidos negocien entre ellos soluciones de compromiso, seguramente buscando tan solo el beneplácito de la banca, sino que deben escuchar a las organizaciones y movimientos que han estado en la calle defendiendo a los desahuciados, para garantizar, en definitiva, que el derecho a la vivienda sea efectivo para todos.

No podemos consentir que se limiten a lavarle la cara a los bancos. Se trata, por el contrario, de obligarles a rescatar ahora a las miles de familias que estos han llevado a la ruina. Y la historia  y los hechos recientes demuestran que con la movilización social podemos conseguirlo.

12 pensamientos en “Contra los desahucios, movilización social

  1. Echaba de menos un artículo así. Pienso de la misma manera y lo suscribo de la primera a la ultima letra. Es vergonzoso el bloqueo a que participen otras entidades, es vergonzosa la velocidad culpable en el actuar, cuando creen que el asunto se les esta escapando de las manos, es asqueroso y vergonzoso el barniz de contenido social que pretende aplicarse el Partido Socialista, en una huida lamentable de su propio desastre del que, con seguridad, no van a poder escapar.
    Si los españoles tuviesemos la conciencia y el coraje necesario ante lo que viene aconteciendo, la respuesta ciudadana seria contundente y ejemplar. ¿Que falla? No puede ser el conocimiento de los hechos, porque en este momento hasta los medios mas reaccionarios, en un sorprendente viraje, empiezan a apuntarse a que “hay otras alternativas posibles” por lo tanto, hay que centrarse, pues, en las estraégias para la acción, y aqui se nota palpablemente la orfandad de un sociedad civíl de sus representantes institucionales de izquierda, atomizados, convertidos en reinos de Taifas en una búsqueda permanente de espacios propios, sin la mínima generosidad política para actuar primordialmente en favor del pueblo.
    Espero y deseo que el dia 14 de Noviembre sea un hito verdaderamente diferenciador en lo que significan y representan las protestas de la sociedad. Repetir lo que se viene haciendo hasta el momento, no sera mas que prolongar la agonía y el sufrimiento de mucha gente.

  2. Ha sido la sentencia adversa de los tribunales europeos lo que ha forzado finalmente a PP y a PSOE ponerse a negociar al respecto, especialmente el PSOE necesita capitalizar ahora esa reforma, debido a que los poderes fácticos la creen inevitable, casi forzosa por la actual situación. Es decir, que creo que en esto el PP hace un favor a un PSOE que se hunde más que ellos en las encuestas. Eso y el exceso de vivienda embargada pese a las ventajosas condiciones fiscales y los intentos desesperados de captar fondos de inversión extranjeros.

    No obstante, sí creo que la presión social ha ayudado en todo esto proceso: las duras imágenes de los desahucios se pueden ver en todo el mundo, y la visita de los parlamentarios alemanes… A un nivel interno, el coste electoral para el gobierno es enorme. Me imagino que el PP debe ver en las encuestas internas que manejan el creciente desapego de muchos de los que le votaron y eso también influye.

    Ahora, lo que van a hacer va ser buscar una solución cosmética que impida que los bancos dejen de ganar dinero. Seguramente, intentarán establecer una moratoria de pago con intereses, alargando la hipoteca más años. Así, pararán de momento el gran stock inmobiliario, para seguir manteniendo caros los precios y seguiran por el otro lado sangrando a los hipotecados.

    Nada nuevo a la vista.

    Si queremos conseguir algo más tenemos que aumentar mucho más la presión en la calle.

  3. Todo eso esta muy bien. Pero…¿De dónde va a salir el dinero para la dación de pago, el alvio a la deuda hipotecaria resultante de tasaciones artificialmente elevadas, (¿Y conqué criterio se definirían estas?) y el parque social de viviendas que permita el acceso a ellas de quienes no disponen de ingresos suficientes y la devolución la suya a quienes la han perdido en los últimos años?

  4. Profesor Juan Torres,
    me honra llamarle así y para mí, desde la distancia, usted es un maestro en toda regla. Una vez terminada la carrera parece que se acaban los profesores pero no es así. Usted, como Vicens Navarro, o como Gay de Liébana, han alumbrado mi conciencia y despiertan mi compromiso y mis ganas de luchar cada día contra la injusticia. No hay un mensaje único, la realidad no es inamovible, las personas podemos cambiar el mundo. Todo comienza por rebelarse contra una mismo. Gracias.

  5. La clave está en la movilización social y la presión popular para solucionar nuestros propios problemas,en la colaboración,en la generosidad y en la solidaridad.Porque ellos,la coalición PPSOE,son títeres de poderes visibles y ocultos,de la banca,de los especuladores y de los mercados.No nos representan. No eres un fenómeno mediático,Juan,eres un representante de la dignidad de las personas.Tu humanidad es desbordante;tu honestidad,exuberante.Salud.Lucha.Un abrazo.

  6. Ejem… no es por fastidiar, pero no he leído a nadie que me haya respondido la pregunta.

    Para amenizar un poco aquí les copio y pego un artículo sobre el mismo tema que leí en el blog salmón:

    “Las ejecuciones hipotecarias y los desahucios que se llevan a cabo han transcendido fronteras. Ayer, la Abogada General de la UE Juliane Kokott, constestó a una decisión prejudicial no vinculante planteada por un juzgado mercantil de Barcelona referente a todo el procedimiento de ejecución hipotecaria y del planteamiento del sistema. Esta abogada, ha dictaminado que las normas españolas en el procedimiento de ejecución hipotecaria crean indefensión frente al desahuciado al impedirse la oposición y exigir procesos paralelos para dictaminar si ha existido alguna irregularidad en el contrato de hipoteca. (Ojo que de ahí a afirmar que el proceso es ilegal va un trecho).

    En esta línea, seguimos asistiendo a casos de suicidios que se vinculan a la ejecución hipotecaria y al desahucio. Hoy sin ir más lejos, una mujer se ha tirado por una ventana justo antes de recibir la orden de abandono de la vivienda. Este acontecimiento ha propiciado una reunión de urgencia entre PSOE y PP para pactar un cambio normativo de urgencia que suavice la ejecución hipotecaria y que facilite a los deudores mecanismos para el pago o para mentener al menos el uso de la vivienda. Ahora, nos vamos a encontrar con varios problemas por legislar en caliente, que es lo que suele pasar con este tipo de cuestiones.

    El problema fundamental que tenemos en todos los casos es determinar cuándo una hipoteca se ha dejado de pagar de buena fe y cuándo existe ocultación de bienes, pérdida de interés por ese inmueble o incluso, cuando tu inmueble hipotecado ha perdido tanto valor que prefieres dejarlo de pagar. ¿Existen estas tipologías? Pues es probable que exista de todo y si se legisla con tabla rasa, corremos el riesgo de que los incentivos para no pagar las hipotecas sean superiores a pagarlas. No olvidemos que la deuda hipotecaria global de España supera con creces el billón de euros, no hablamos de calderilla exactamente.

    El segundo punto, es determinar un sistema de adjudicación al 100% por el valor de tasación de la vivienda. Si, así de sencillo. Si el bien cubría un valor de tasación pasado, ese riesgo debe ser distribuido y no vale el remate al 60%. No obstante, para evitar picarescas, si una persona entrega un bien por impago de hipoteca, tiene que quedar claro que es por problemas de impago. No podemos usar a las entidades financieras como El Corte Inglés y ahora, que mi vivienda no me gusta o me sale más caro pagarla, voy y te dejo las llaves en la oficina del banco y si te he visto no me acuerdo.

    Por otro lado, tenemos casos de responsabilidades derivadas muy importantes y pongo un ejemplo que narra muy bien Juan Esteban Poveda. Una mujer con 72 años realiza una aceptación de herencia de su hija asesinada por su ex en la que el saldo patrimonial es negativo por origen en unos gananciales no disueltos. El impago de la hipoteca origen, origina el embargo de la mujer contra su vivienda actual libre de cargas. ¿Qué notario ha permitido que una persona de esta edad y sin estudios no acepte la herencia a beneficio de inventario? Aquí el único responsable claro es el notario por ejemplo, y estoy seguro que hay infinidad de casos en los que se han cometido irregularidades de esta guisa.

    Por último, una reflexión; estamos viendo casos de familias que siguen manteniendo sus ingresos, que se han divorciado, que no llegan a acuerdos económicos entre sus miembros o que tienen otra serie de problemas personales que afectan al campo económico. Se suiciden o no estas personas ¿toda la sociedad es responsable de estas historias y debe correr con la fiesta hipotecaria y deudora? Recordemos que las soluciones que se planteen, las pagamos entre todos y últimamente, nadie está por la labor de perder dinero o asumir consecuencias, siempre encontramos un culpable para nuestros males ajeno a nosotros mismos.”

  7. De vergüenza, y duermen tan a gusto en La Zarzuela, Moncloa y en Génova y Ferraz, como si nada pasase o no fuera con ellos. ¿Qué tiene que pasar para que pase algo en este país?. O sea, yo pagué 13 millones del piso y aún me quedan 5, que no puedo pagar y viene el banco y me desahucia, se queda con la casa (y yo sin ella), y aún le debo los 5 millones. El banco la subasta por 11 millones y son para él, con lo cual gana 13+11+5 que restan aún= 29 (tirando por lo bajo) de los que puso 15 efectivos, se le quedan 14 millones limpios. ¡Es demencial! Aún mas diabolólico es que una entidad que tiene más 40.000 millones de activos liquidos (disponibles incluso para jugar en lotería) no pueda aguantar a un desahuciado o perdonarle parte o refinanciarle la deuda a largo tiempo, mientras tanto el Rato, el Botín, directivos, etc., cobren su sueldo puntualmente (independiente de sus acciones, dividentos, bonos, bonus, etc.) es más que demencial. Fundar un banco es delito y ejercer de banquero el doble delito. Esa es la justicia que hay que tener “in mente” y actuar con el código de Hammurabi, y que además en un largo deso del pueblo desde tiempos histórico, renovado s contínuamente, ver sino aquello de quien “roba a ún ladrón, tiene cien años de perdón”, aunque luego la legalidad vigente (que no hay que confundir con la justicia) diga otra cosa y lo dice porque incluso los legisladores se doblan ante los banqueros, y no fueron elegidos para doblarse sino para hacer leyes (legalidad vigente) justas en cada época y momento.

  8. ¿No lleva toda su legislatura el PP haciendo decretos-ley y sin necesitar a nadie más que a sí mismos? ¿Porqué no lo ha hecho ahora a su estilo, fulminante y sin tanta reunión?
    Y a Rubalcaba ¿no se le ocurrió cuando era ministro o incluso vicepresidente lo de escribir a los bancos y cajas? ¿Cómo es posible que una persona elegido como “el mejor” por su partido (se supone, o de los mejores) tenga alguna idea con tanto retraso?

  9. ¡Qué vergüenza! O sea que ahora se reúnen PP y PSOE para solucionar lo de los desahucios (ya veremos lo que hacen)… y parecen los salvadores de la patria.
    ¡Qué supervergüenza y qué infamia que ahora el arzobispo de Madrid, Rouco Varela, salga en la tele con no sé qué declaraciones! Podía haberlo hecho hace cinco años y DU-RAN-TE todos estos cinco años.
    Desde aquí mi reconocimiento a los valientes que se presentaban en la puerta de los desahuciados y eran aporreados por la policía que el gobierno del PP o del PSOE les enviaba. Y, al día siguiente, iban a otro desahucio para seguir siendo apaleados. Gracias.
    Y la enseñanza que tenemos que sacar de todo esto es que ¡Claro que el pueblo puede! Podremos con los desahucios y podremos con todo lo demás.

  10. A pesar de todo hay mucha gente de a pie, entre la que me cuento, que tiene dinero en el banco, poco, mucho, regular… Cuando haya un desahucio de tal o cual entidad, saca tu dinero y llévatelo a otro banco.
    Es que todos son iguales.
    No, todos no son iguales. Todos nacen para ganar dinero, si no ganan dinero hay que cerrarlos. Pero todos no son iguales.
    Teclea en internet “banca ética” e investiga. Yo no te digo en qué banco lo tengo para que no parezca una cuña publicitaria. Te puedo decir que, desde que me cambié, miro a Botín por encima del hombro.
    Y para no engañarte y decirte todo, te diré que en ese banco no me dan juegos de sartenes y, ademas, me dan menos intereses.

  11. Entiendo que hay casos y casos. Pero te pongo un ejemplo de un compañero de empresa (25 años):

    Por recomendación de su padre, a finales de 2007 compró un piso por unos 120mil euros. Resulta, que el piso lo compró como una inversión, pero no se fué a vivir allí. Pues bueno, ese mismo compañero ahora tiene la soga al cuello porque el piso no lo puede alquilar porque necesita una reforma, no lo puede vender porque no puede recuperar la inversión y se encuentra sin trabajo viviendo en casa de sus padres.

    ¿A este tipo de gente que ha intentado especular es a la que le tenemos que aprobar la dación en pago? O como en mi pueblo, que críos con 20 años trabajando en la obra y con casa y coche en la puerta. ¿A estos también les tenemos que poner la dación en pago? ¿A gente que no pensó que las cosas se pueden torcer e ir mal?

    Y yo? Que tuve dos dedos de frente y sigo de alquier, ¿tengo que pagar su mala cabeza?

    Porque no dudes de una cosa, de manera directa o indirecta la dación la terminaremos pagando el pueblo llano.

    Yo lo siento, pero la dación en pago generalizada no me gusta, principalmente, por el país que somos y la típica picaresca.

  12. Para Ciro E Iceman.
    Por supuesto ¡faltaría más! la reordenación del desahucio debe hacerse de forma que evite TOTALMENTE la picaresca. Tan es así, que UN SOLO CASO de picaresca que la banca pudiera presentar, sería más que sificiente para arruinar todo el discurso antideshaucio.
    De esa manera y aceptando ambos argumentos (siquiera como cautela) en ningún caso deberían contemplarse los casos de una segunda vivienda o propiedad claramente especulativa (que haya puesto por ejemplo en peligro -por cuestión de garantías- la vivienda habitual) NO SERÍA el mismo caso si la vivienda habitual está en peligro por intentar haber mantenido un pequeño negocio autónomo afectado claramente por impagos ¡de esos hay miles! En todos los casos en que claramente NO HAY ESPECULACIÓN CON LA COMPRA DE LA VIVIENDA (o con la vivienda como garantía de algo no especulativo) y ADEMÁS el propietario no se niega a pagar si no que por las circunstancia actuales NO PUEDE pagar, y a más a más, se ve claramente que ha sido pésimamente (criminalmente diría yo) “asesorado” por la entidad bancaria que le concedió la hipoteca, debería aplicársele el principio del derecho “REBUS SIC ESTÁNTIBUS”. Hace no tanto, dudo mucho que un juez hubiera “tirado” de este principio del derecho frente al sacrosanto “pacta sun servanda” pero a éstas alturas de la película, creo que debiera ser el principio preferente para aplicar; de tal forma que NI SIQUIERA sería necesario (salvo casos insalvables) perder la vivienda habitual y todo lo ya pagado con la famosa “dación en pago” como punto final de la deuda. ¿Por qué dación en pago, cuando nuestra sana y verdadera intención es seguir usando la vivienda y ADEMÁS continuar pagando en cuanto que sea posible?

Deja un comentario