David y los nuevos Goliat

Escuchar

Publicado en Público.es el 26 de marzo de 2013

(En solidaridad con David Benavides)

David Benavides es un Profesor Titular de Informática de mi universidad que el pasado 24 de mayo de 2011 se encontraba, junto a otros más, en el interior del recinto universitario, más concretamente en la zona donde se ubica el rectorado, en una concentración pacífica convocada por la Asamblea de Profesorado Interino para pedir el reconocimiento pleno de su docencia. En un momento dado, y en contra de usos que incluso se respetaban en la dictadura, la policía entró allí y David hizo algunas fotos. Dos agentes le reclamaron la cámara y David, al contener la cámara fotos de su hija y sin oponer resistencia alguna pidió explicaciones sobre el requerimiento, lo que más tarde hizo que fuera detenido acusado de haber golpeado a los policías, haberse negado a identificarse y otras mentiras de las que ha sido absuelto. Según él mismo relató en una carta, lo arrastraron con fuerza, lo insultaron y tuvo que soportar vejaciones diversas.

Cuando fue liberado escribió una carta abierta de agradecimiento a la Policía porque esa detención le había proporcionado “un baño de afecto que me durará mucho tiempo” y también, según decía en ella, porque la Policía le había hecho un regalo al enseñarle “que al pedir justicia y recibir violencia hay que responder con más justicia, más cariño, más solidaridad y más lucha”.

Ahora, casi dos años más tarde, David Benavides ha sido condenado a 20 días de multa a razón de 6 euros diarios por “desobediencia a agentes de la autoridad”.

Como pueden suponer fácilmente los lectores de esta historia, el hecho de que el profesor condenado se llame igual que el modesto pastor de la leyenda bíblica es puro azar. Pero lo que no es ni mucho menos casualidad es que junto a David existan hoy día muchos otros Goliat, que como el filisteo se creen todopoderosos y que nunca son condenados por desobediencia, a pesar de que ellos suelen hacer más bien lo que les viene en gana y saltarse a la torera las leyes de autoridades a las que se supone que también deberían obedecer.

No será condenado nunca por desobedecer el Goliat Botín, que afirma campante que mantiene activo al consejero delegado de su banco, y que afirma que lo seguirá manteniendo ocurra lo que ocurra, a pesar de haber sido condenado en firme, de haber sido indultado después de manera irregular o de estar incumpliendo reiteradamente la normativa del Banco de España que le impide ejercer la responsabilidad bancaria que ocupa.

No serán acusados nunca por desobedecer a la autoridad otros Goliat como la delegada del gobierno en Madrid, Sra. Cifuentes, que tiene la costumbre de acusar o injuriar sin prueba alguna a las personas a las que debería defender. Ni tampoco los jueces que retrasan los expedientes o que los pierden para que los poderosos imputados por delitos de cuello blanco disfruten tantas veces de prescripciones del delito que les permiten salir airosos de sus tropelías. No serán condenados como David los Goliat más poderosos de nuestro tiempo, los banqueros, que han engañado y arruinado a miles de personas, porque la autoridad son ellos y no se persigue en estas tierras a quien solo se desobedece a sí mismo. No tendrán que pagar multas por desobediencia, por magras que sean como la de David, los propios agentes de la autoridad que desobedecen y no se identifican cuando intervienen. Ni por supuesto cometerán desobediencia alguna que sea sancionable los otros agentes que se introducen en las manifestaciones para provocar violencia que luego permitan confundir a justos por pecadores. Todo lo contrario: están obedeciendo. Ni tampoco serán multados, por lo que se ve, los diputados que se quedan con el dinero de la gente cobrando dietas como si vivieran fuera de Madrid cuando en realidad tienen allí viviendas de su propiedad. No serán condenados por desobediencia los Goliat que utilizan los medios de comunicación públicos para su provecho político propio, a pesar de que desobedecen las leyes que obligan a que estén al servicio de todos; ni los que hacen fortunas con los dineros públicos (ahí están, vivos y coleando), ni a los gobernantes que vacían de contenido los derechos que reconoce esa máxima autoridad de autoridades que es la Constitución.

De momento, a los David de nuestra época no nos acompaña la misma suerte frente a los Goliat que al de Judá frente al gigante filisteo. Pero estoy seguro de que las cosas empezarán a cambiar algún día y que muchos David como mi colega se reunirán en un ejército invencible. Entonces, serán tantos y tan poderosos, que no tendrán que hundir una piedra en la frente de nadie, ni cortar cabeza alguna, como en la historia de la Biblia. Sacarán, eso sí, su honda todopoderosa y dispararán sobre la cocorota de todos estos Goliat una dosis para ellos letal “de justicia, de cariño, de solidaridad y de lucha” que los hará huir despavoridos para siempre.

19 pensamientos en “David y los nuevos Goliat

  1. Estamos viviendo el mundo al revés. No importa la justicia si la injusticia favorece a los goliats, no importa la violencia si esta favorece a los goliats y si es demasiado evidente ya cambiarán las cosas de modo que les favorezcan. Cada día estamos viviendo situaciones muy similares, su prepotencia tolerada anula nuestros derechos.

  2. Por principios todo mi apoyo para David. En cuanto a sus esperanzas de un ejercito de David, también es la mía, pero nos espera un largo recorrido en un país donde la democracia es que votamos cada cuatro años. La izquierda (por llamarla de alguna manera) no ha sabido o no ha querido aprovechar los años de bonanza para democratizar las instituciones, introduciendo un lenguaje más igualitarios,que ayude a a nuevos planteamientos, todo lo contrario, seguimos enrocados en premisas economicistas que solo sirven para incentivar al vértice de la pirámide.

  3. Pues a mí me parece que con tanto amor y tanto cariño con Goliat no vamos a ninguna parte,sea dicho con todos los respetos por su saber económico,que sí admiro.

  4. Acabo.David le arreó una pedrada en toda la frente a Goliat con una honda,para gran alegría de los israelitas,no le fue con arrumacos.Según la Biblia,palabra de Dios.Perdone una vez más,le repito que le admiro como economista,pero no comprendo su pacifismo a ultranza,no lo entiendo.

  5. Los perros con correa y bozal, y que no les dejen cagar en la vía pública y menos en la Universidad. Parece que el juez/a no a visto las imágenes de la detención. A ver ahora lo que pasa con Ignacio Aguilar.
    Cada vez me dan menos pena estos impresentables con uniforme.

  6. Yo no soy de la cuerda judeocristiana pero, si entendemos bien la enseñanza bíblica, a Goliat no se le derrota con paños calientes. Goliat siempre lo será y en un momento dado nos obligara a derribarle y cortarle la cabeza. El es así. Ojala este “cortarle la cabeza” sea solo una demostración de poder fáctico, un amago disuasor, sin necesidad de una violencia consumada. Pero para que sea efectivo y creíble, hay que prepararse y organizarse al efecto. La honda tendrá que ser una honda y, si Goliat viene a darnos, tirara una piedra, no otra cosa.

  7. Estoy por lo dicho por Beimler: Con tanto amor y cariño hacia Goliat no vamos a ninguna parte. O echamos a gorrazos a esta gentuza o de lo contrario acabarán con todos nosotros. Esto dicho con todo amor y cariño.

  8. No debes apoyarte en un cuento de la biblia que se parece mucho al cuento que el policía-centurión contaría ante el juez o ante algún superior jerárquico.
    Cuentos, cuentos.
    Lo que tenemos que hacer (ahora no sé muy bien cómo) es deshacernos de esos provocadores y fantoches disfrazados de servidores de la ley y el orden.
    No les pasa nada por cometer esas injusticias y esos atropellos contra el ciudadano pacífico y legal. Y ya va siendo hora de que empiecen a pagarlo.

  9. Estimado D. Juan (¿como suena?)

    Gracias por el blog y su contenido. Simplemente deciros que creo que no se trata de la doble moral, sino de una sola (derecha y fascista) que no es neutral ante hechos sociopolíticos claves en la sociedad española y andaluza.

  10. Estaba un profesor de informática de su universidad junto a otros en el recinto universitario para que se le reconociese la docencia. Quizá esto no acaba de estar del todo claro, en concreto ¿qué es lo que hacían y que pedían? Es decir, cuáles eran las circunstancias ¿quizá pedían un trato al que como interinos no tenían derecho? Que la manifestación fuese pacífica no lo dudo ¡faltaría más! Pero ¿interrumpían o intentaban dificultar el normal funcionamiento de la universidad o de sus órganos de gobierno? Es que de otro modo se podría entender que uno si no usa la violencia física puede ir reventando reuniones, impidiendo el normal funcionamiento de las clases etc.
    Frente a la reseña superficial de lo que fue la protesta en sí, empieza ud con el relato de la intervención de los policías con un duro juicio de valor: policía-Franco. Bien, pues a mi no me cabe duda de que si la policía hizo su aparición en la universidad no fue por otra cosa que porque fueron requeridos para ello por parte de los que están al frente de esta institución. Por lo tanto de lo que se trata precisamente es de respeto, también en la universidad. Esto podría apostarlo 99 a 1.
    La actitud del profesor interino no me cabe duda que fue de lo más sosegada. Seguro que las fotos las hizo porque es aficionado a la fotografía. También su respuesta posterior fue de amor incondicional que a buen seguro no tenía más objeto que limar las rencillas y malestar que pudieron haber surgido por el acontecer seguro que indeseado por ambas partes.Cambia ud de registro con asombrosa facilidad. Así como no duda en identificar a la policía con la dictadura se vuelve comprensivo e incorpora elementos de emotividad como la hija la hija del profesor. Evidentemente los policías no tienen emociones ni son padres ni hijos. Esta desnaturalización de la figura humana del policía es un elemento clave para convertirle en el centro de la diana.
    No queda claro por qué hechos ha sido condenado y por cuales absuelto. Al menos la negativa a identificarse entra dentro del tipo penal “desobediencia”. También dice que “lo arrastraron” pero ¿por qué habrían de arrastrarle? A mí se me ocurre alguna idea. La llegada de la policía fue recibida de malos modos, las actitudes provocativas y despectivas, negativa a identificarse y resistencia al traslado a efectos de identificación. Ante estas circunstancias los policías utilizaron la fuerza. Supongo que en Cuba o Venezuela o Suecia si alguien que está cometiendo una irregularidad se niega a identificar los policías piden encarecidamente a dichos ciudadanos que tengan la bondad de identificarse y si estos insisten en su negativa los agentes desistirán de ejercer acción alguna. Pero claro, en España es distinto, la policía española… ya se sabe. Lo cierto es que en Cuba a nadie se le ocurre actuar contra la policía como se hace en España, en Venezuela, mejor lo dejamos ¿y en Suecia? En Suecia no serían 20 días a 6€ día y esto creo que lo sabe.
    Lo de Botín, me pregunto que tendrá que ver una cosa con la otra. Esto es como si ud reclama a la policía porque le aparcan delante del garaje y le responden “hombre, absuelven a Botín por un delito y voy a multar a un ciudadano por el simple hecho de aparcar mal”
    Puede que tenga ud razón y las cosas sean exactamente como las dice. Pero visto el tratamiento informativo que hace de lo que ha ocurrido mucho me temo que han sido las emociones (descontroladas) las que le han sesgado la razón y, en cierto modo, me alegraría que fuese así. La otra alternativa me parecería mucho más decepcionante.

  11. que al pedir justicia y recibir violencia hay que responder con más justicia, más cariño, más solidaridad y más lucha”.
    Me quedo con esta frase de David. Es cierto que solo se avanza en libertad desde la libertad, y es libre el que ha comprendido que no puede obtener nada con violencia, que la violencia siempre crea mas violencia, así que solo podemos poner la esperanza en que los seres humanos despierten y entiendan que no hay mas que un camino, el de la paz y el de la justicia. Mientras, siempre habrá corruptos y gente que se deje corromper hasta en el pensamiento.
    Desde luego me sentiría avergonzada de ser hija o nieta de todos esos delincuentes de cuello blanco aunque me llenasen de oro. Igual que hoy no es un orgullo ser nieto de Franco o de Hitler…ya nadie era su amigo…todos se avergüenzan de las ideas que juntos compartían.

  12. Mancuso , con su permiso le digo que mezclar Cuba y Venezuela con este articulo si que muestra directamente el plumero.
    La policía por ser policía no esta para pegar a los ciudadanos, esta para proteger a los ciudadanos y debe de saber diferenciar si el defender derechos es un ataque a políticos, pues que yo sepa, los políticos pueden ser recriminados, ya que los parlamentarios no defienden a los ciudadanos.
    Y un policía no tiene porque pegarme por llevar una cámara de fotos o un móvil que tenga cámara, ya que soy libre para fotografiar lo que quiera, lo que sucede es que no quieren que se pueda mostrar su violencia, por eso requisan las maquinas, y eso demuestran que algo malo hacen.

  13. En muchas de las leyendas antiguas, una de las cuales es la Biblia, aunque en tiempos posteriores convertida en canón, abundan mayoritariamente las propuestas pacíficas de transformación de conflictos. Sin embargo los grupos -o clase si se quiere- dominantes le han concedido mayor importancia a las regulaciones violentas. No es extraño usar la violencia es uno de sus instrumentos de dominación. Yo diría que, salvo muy contadas excepciones, el uso de la violencia por los débiles se ha convertido en un boomerang que acaba volviéndose en contra de ellos y derrotándolos aún mas. La inteligencia “revolucionaria” pasa por la toma de conciencia, las grandes movilizaciones, el empoderamiento y el cambio reticular, “constructivista”. Por contra la violencia se convierte en desmovilizadora y, digámolo claro, esclavizante.

  14. Conchita, posiblemente el plumero es el que le impide leer exactamente lo que he escrito. En su proceso de lectura interpreta ud en función de su propia ideología. Lo que trato de destacar es que los mismos que denuncian la “violencia” policial en España pasan totalmente por alto la evidente represión en países como Cuba.
    Lo que ud pide es una policía a la carta. No son los policías los que tienen que entender que es bueno o no para los ciudadanos, son las normas las que deben impirarse en estos principios. Los funcionarios tienen que aplicarlas y esto vale para profesores, médicos y jueces. De otro modo cada funcionario actuaría según su personal criterio ¿se imagina distintos requisitos para poder construir una caso o crear una empresa en función del criterio personal del funcionario de turno? Por otro lado a que ciudadanos quiere proteger ud? Si la policía actúa en la universidad es porque los representantes de la misma (elegidos por la comunidad universitaria) así lo han solicitado. Es ud quien mete a los políticos en esto y es ud quien discrimina los derechos de unos frente a los de otros sin que sepamos cual es el criterio que sigue para ello. Desde luego no el de la representatividad.
    No entiendo eso de que los políticos pueden ser recriminados. Qué se entiende por recriminar? Qué le da derecho a ud a “recriminar” a los políticos las medidas que adopta si este ha sido elegido precisamente para ello. No recrimine ud convenza a la ciudadanía de que es ud la que tiene la razón y así no tendrá que recriminar nada.
    El uso de la fuerza puede no ser violencia y coaccionar a los demás impidiéndole el ejercicio de sus derechos puede ser un acto violento. Lo de las agresiones y las vejaciones por parte de los policías me merece la misma credibilidad que la carta de “agradecimiento” por parte del profesor.

  15. Dice usted Marcuso que las autoridades requirieron la presencia de la policía. Pues ha “pinchado” en hueso:

    http://www.comunicacion.us.es/?q=node/6203

    Por otra parte dice usted que algo malo estarían haciendo estos concentrados y como también puede leer en el comunicado emitido por el Sr. Rector de la Universidad pues resulta que la concentración ni había empezado, no había ningún tipo de altercado y la policía se tomó la libertad de entrar.

    Si después de esto, Señor Marcuso, sigue pensando que la policía hizo lo correcto, está haciendo usted como la juez y aplicando la “presunción de culpabilidad” para los detenidos y “la presunción de veracidad” con la policía y está siendo usted, en este caso, el que está bastante manipulado o tiene un sesgo ideológico claro.

  16. Marcuso ¿que dice ahora despues de leer el comunicado del Rector? Si es que lo ha leido.

  17. Hola Desmintiendo a Mancuso! efectivamente así cambian algo las cosas. En mi segundo comentario continúo la línea argumental del primero en el que textualmente digo:
    ” pues a mi no me cabe duda de que si la policía hizo su aparición en la universidad no fue por otra cosa que porque fueron requeridos”
    Por lo tanto no pretende ser una afirmación categórica sino mi punto de vista tras la lectura del artículo.
    Si la policía ha entrado en una instalación privada y de uso privado sin ser requerido (salvo otro tipo de causa), sencillamente no hay por dónde cogerlo. Otra cosa son los incidentes que pudieran haber tenido lugar como consecuencia de ello. En todo caso habría que cogerlo con pinzas.
    En el caso de que la zona, privada en titularidad, sea de uso público, yo creo que debe primar la prudencia y deberían igualmente de abstenerse. En la mayoría de los conflictos es lo mejor, intervenir lo mínimo.
    En todo caso los policías han sido absueltos y el profesor condenado. Es probable que el juez, que ha tomado declaración a unos, a otros y a los testigos, tenga unos datos y una información de la que otros disponemos.
    Para acabar decir que en Galicia ha habido problemas en la USC hace una par de semanas. La policía ni ha sido llamada ni ha intervenido por lo que sé. Cinco ayuntamientos están ocupados por preferentistas y la policía sólo interviene cuando es requerida. Esto es lo normal y lo habitual.

  18. Continuando…

    Si hago la última aclaración es por la interpretación que se suele hacer de hechos como el que nos ocupa. Con solo leer los comentarios se aprecia que esta es que “la policía” interviene de forma brutal, desproporcionada… Si yo hago lo mismo podría decir que la universidad es un desastre y los profesores unos caraduras porque yo he tenído profesores que no asistían a tutorías y nos remitían a sus despachos particulares, y sé de casos actuales en que algún profesor en lugar de preparar las clases y aprovechando que la enseñanza pasa por Bolonia, encarga a los propios alumnos que las preparen y sean ellos los que las expongan.
    La realidad es que algunos profesores no eran precisamente ejemplares, otros más o menos normales y otros muy rigurosos e implicados. Si en un blog fundamentalmente de derecho o de física me dedicase a sacar cada dos por tres casos de profesores de conducta inapropiada es probable que algún docente sintiese que la información y las noticias no son del todo ecuánimes.
    Un saludo (sincero, no como la carta del profesor David)

  19. Nunca más oportunas las palabras de la autora de esa magnífica novela que es Atlas Shrugged, traducida al español como La rebelión de Atlas, una suerte de anticipo de lo que nos está pasando a los españoles y en mayor o menor medida a todo el mundo:

    “Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.” Ayn Rand

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *