De Guindos, o la ignorancia y la mala educación

Escuchar

El diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón ha intervenido hoy en el Congreso de los Diputados para interpelar al Ministro de Economía Sr. de Guindos.

 

Mientras Alberto Garzón intervenía, el Ministro hablaba con otras personas sin prestarle atención y hasta el presidente del Congreso tuvo que llamar al orden a “sus señorías” (de verdad que no comprendo como todavía se mantiene esta denominación para referirse a los zorrocotrocos que carecen del más elemental sentido de la cortesía y la educación) por el zipizape que estaban organizando. Por cierto, una respuesta muy expresiva de la catadura política de quien la lleva a cabo esta de tratar de poner nervioso a un diputado joven cuando interviene en el Pleno (Puede verse la retransmisión de la sesión aquí).

 

Cuando Alberto Garzón terminó de hablar, el Ministro, a diferencia de lo que había hecho hasta ahora, no tuvo a bien responderle. Y se quedó tan fresco. Digo yo, que precisamente por eso, porque es un fresco.

 

No puede ser otra cosa una persona que le habla ahora a la sociedad española como si fuera un sabio de lo que debe hacerse para salir de la crisis cuando él ni se enteró en su día de lo que se estaba viniendo encima. No exagero. Así mostraba hace unos días su ignorancia el diario Público:

 

El 10 de julio de 2008, en su intervención anual en la Escuela de Verano de FAES, el think tank del PP, De Guindos explicó que el principal problema que afrontaba la economía mundial era la “tensión inflacionista” y advirtió del riesgo de una “suave recesión”.

 

Apenas dos meses después, Lehman Brothers, el banco de inversión estadounidense del que De Guindos era ejecutivo presidente para España y Portugal y miembro de su consejo en Europa quedaba reducido a escombros y su quiebra arrastraba la economía mundial a una crisis de la que aún no ha salido.

 

O era un perfecto ignorante sin idea de lo que entonces ocurría a su alrededor o quizá algo peor, un sinvergüenza que sabía perfectamente lo que estaba pasando y lo que iba a pasar pero que engañaba a quien lo oía para disimular los choriceos del banco que él y otros ejecutivos de su misma talla moral dirigían por aquel entonces. El sabrá lo que era.

 

Pero, por si eso fuera poco para hacer curriculum, ahora de Guindos nos muestra que, por mucho que haya sido el dinero que su familia se gastara en llevarlo a buenos colegios, es también un perfecto maleducado y tan demócrata como el palo de la escoba.

 

¿Qué menos que acusar recibo cuando alguien nos habla? ¿qué menos que replicar en un parlamento a quien en nombre del pueblo se dirige respetuosamente a uno? Alberto deseó suerte al Ministro la primera vez que debatió con él en una comisión. Lo trató, como hoy, con educación y respeto, con cortesía y buenas maneras por muchas que fueran las diferencias que le mostrase en su discurso.

 

Pero de Guindos no es como Alberto. Ni tiene su formación humana ni su educación. Y, por lo que da a entender, tampoco tiene los conocimientos que le permitan contradecir política y técnicamente lo que le argumenta un economista estudioso de 26 años. Solo tiene el poder que le da el ser un empleado aventajado de los banqueros y grandes especuladores que mueven el mundo. Y ese es el único y supremo argumento que parece que está dispuesto a utilizar cuando, con toda cortesía y educación, le ponen sobre la mesa ideas distintas a las suyas.

 

Ya sabemos, pues, que además de ser representante directo de las grandes empresas y bancos o de los grandes grupos de presión, para ser ministro del Partido Popular se necesita también mucha ignorancia o cinismo y bastante mala educación.

 

¡Y luego dice Rajoy que ellos son gente como Dios manda!

24 pensamientos en “De Guindos, o la ignorancia y la mala educación

  1. Este personaje no se ha caido de un guindo, no hace falta mas que mirar su trayectoria profesional y ver su procedencia de Goldman Sachs, asi que no podemos esperar nada bueno de sus actuaciones.

  2. Estimado Juan Torres:

    Entiendo que intentar quitar a Dios de la vida público simplemente es un gran absurso, porque Él siempre está presente a lo largo de toda la vida, sea ésta privada o pública, de tal manera que todo problema humano es en último término un problema religioso.

    Pero lo del señor Rajoy, sinceramente, produce dolor a cualquier creyente. Gracias a Dios, el Evangelio dice, “mi Reino no es de este mundo”, para que ningún “mesías de pacotilla”, se lo quede para él sólo.

    Rajoy no llega ni a “mesias”, es el típico “burgués de provincia”, que seguro que jamás ha leído un libro de teología. Tacharle de “burgués” puede resultar hasta honroso, porque más bien resulta ser un “provinciano”, una especie de “talibán” al uso, o el típico “saduceo” de la época de Jesús.

  3. Me gusta ver a Alberto Garzón, una cara nueva y joven. Habla muy claro. Le deseo suerte y un buen hacer en el Congreso. Tendrá que torear, aguantar y contraargumentar a gente maleducada como Guindos, a quienes les importa un pito la política con mayúsculas, van a medrar….

  4. La falta de educación es clarísima en este personaje y en otros del gobierno actual y pasado.
    Totalmente de acuerdo con tu planteamiento y yo estoy siguiendo a otro personaje del mismo cariz como es el ministro de educación, cultura y deportes, que no tiene la suficiente educación para respetar el trabajo de miles de profesionales, es inculto porque no sabe nada de aquellas personas q aportan a la sociedad todo su saber y conocimiento sin pedir nada a cambio y q practica el deporte mas antideportivo q existe la descalificación de los q no están de acuerdo con él. Cortados por la misma tijera, la fundación FAES

  5. Hola Juan

    El problema que tiene de Guindos en ese caso es de mala educacion doble: primero la que recibio estudiando economia, y segundo la que tiene como persona.

    De muchos de los politicos ultimamente no oimos mas que discursos faltos, ya no de datos, sino de sentido comun.

    De su asociacion con ciertos intereses extra-politicos, y fuera de todo lo que puede significar el bien para el ciudadano se extraen las medidas que toman. Y como a muchos de ellos ya les tenemos “tomadas las medidas”, no es de extrañar faltas de respeto como la que ha sufrido Alberto.

    Los ciudadanos sufrimos esas “faltas de respeto” todos los dias. Nos bombardean con mentiras, como si fueramos borregos. Tienen la indecencia de pedirnos sacrficios, pero no de realizarlos ellos mismos.

    Mi apoyo a Alberto, da gusto oirle hablar en el COngreso. Me siento mas ciudadana sabiendo que mi voto en las elecciones ha servido para sentar en esa Camara a alguien digno de ocuparla.

  6. Para ser sincero, me importa una higa si el tiburón de la Lehman responde o no al Diputado Garzón. Se limitaría a repetir el mantra de los neocón intentando convencernos de que un kilo de plomo pesa más que un kilo de lana.
    Lo realmente importante es que el Diputado Garzón se ha estrenado en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, que a pesar de los nervios lógicos, lo ha efectuado con soltura, que ha lanzado verdades como puños que en breve se verificarán por parte de la ciudadanía, y lo más importante, que ha hablado al pueblo español de forma lúcida, alta y clara. Hasta un cocinero lo puede entender. Y eso se agradece. Yo ya se a donde va a parar la millonada del FROB. Y lucharé con todas mis fuerzas en la calle para intentar que se les atragante ese tremendo festín.

    Salud y acierto.

  7. Juan, como siempre, fino en la apreciación, elegante y al grano. No es que se prodigue la cortesía en general, pero, siendo un síntoma del respeto por los demás, entre la derecha, aquejada de complejo de superioridad, menos todavía.

    Ahora, cuando la crisis lleva a la gente a tragar aldabas, esta derecha al fin puede soltarse la melena y tratar al adversario como lo que es para ella: nada.

    Por desgracia, la única manera de devolver la fiera a la jaula es mediante la unión de los ninguneados. Lo cierto es que hay tanto en las izquierdas con lo que no comulgo (hay que ver el lenguaje)… También ellas se han permitido pensarse superiores al ciudadano de a pie.

    Ahora mismo sólo me inspira algo la señora Mònica Oltra, pero no estoy en su CC. AA. y no la podría votar.

    Un saludo y gracias.

  8. He escuchado la intervención de Alberto Garzón en el Congreso. Ojalá sea lo que parece y haya llegado el momento de IU. Hasta ahora les votaba sin especial entusiasmo.

    Saludos cordiales.

  9. Para mi, de Guindos es como el director comercial de una empresa: “con tal de vender su producto, engaña a cualquiera”. Creo que lo han fichado para los rumores, es decir encargado de la rumorología y testado del mercado. Y el no escuchar al joven diputado, se debe más bien a la falta de una respuesta coherente, que a un acto de desconsideración. Hacerse el tonto, es una competencia muy importante en el nuevo ministerio de la rumorología que nos han creado. ¡Y yo que cuando le vi, le confundí con Chiquito de la Calzada! Ya lo siento Chiquito.
    http://adanesmit.blogspot.com/2012/02/una-reforma-agresiva.html

  10. En esta democracia liberal, en la que la burguesía financiera es la que mueve los hilos de nuestras vidas hacen falta políticos íntegros como Alberto Garzón. No es una pelea fácil, estos desplantes y arrogancia producto de la ignorancia del seudoeconomista de Guindos, se repetirán por desgracia, y nos toca seguir con la frente alta hasta darle la vuela a la tortilla.

  11. En primer lugar daros las gracias de corazón a ti, a Alberto y al resto de vuestros colaboradores por habernos abierto los ojos a muchos. Por hacernos entender, de una forma clara y sobre todo humilde, cual es el auténtico funcionamiento y los verdaderos objetivos del sistema monetario de mercado que sufrimos desde hace décadas. Tuve conocimiento de vuestros libros a través de mi mujer, lo que le agradezco infinitamente y recomiendo vuestros escritos y vídeos a todos aquellos familiares, amigos o compañeros de trabajo con los que puedo debatir sobre temas relacionados con la actual crisis. Resulta ABRUMADOR ver el desconocimiento que tenemos la mayoría de las personas sobre una realidad económica que nos condiciona de forma tan decisiva y brutal la única vida de la que vamos a disponer. Tengo que respetar, se que con cierta ingenuidad, a las instituciones democráticas y los acuerdos que se deciden por mayoría en el Parlamento, pero visto el “debate” sobre este decreto ley ya no puedo y la frustración es total. Cuando, tal y como hizo Alberto, se dice la verdad desde la tribuna del lugar donde, supuestamente, reside la soberanía popular y directamente se le escupe a la cara uno se plantea inevitablemente la pregunta, ¿y ahora qué?. Ahora esto: 303 marionetas y 6 veletas contra 21 ciudadanos…Después de terminar la carrera, hace años que intento informarme por cauces “independientes”, contrastar estas informaciones con las de los medios “oficiales”, tener una visión crítica de las cosas, respetar las “normas” del estado de derecho que nos han impuesto para llevar una vida “en sociedad”, consumir responsablemente, pagar mi “fraudeteca”, me movilizo pacificamente cuando se necesita mi apoyo, ayudo a difundir ideas que me parecen razonables, todavía voto, y voto a la izquierda “real”, firmo a favor de una reforma en la Ley electoral, etc, etc. Cuando veo que aún así los manejados por los que manejan el sistema se ríen en nuestra puta cara me pregunto, ¿y ahora qué?. Siendo consciente de que la violencia no es el camino para solucionar las cosas (poner 21 ciudadanos no ha sido un error al escribir) sólo me queda asistir a las movilizaciones del domingo en contra de la reforma laboral y ver de que modo consigo mantener mi puesto de trabajo mileurista a partir del lunes. En cualquier caso, gracias otra vez Juan y Alberto, porque trabajos como el vuestro me dan fuerzas para responder, aunque sea con un hilillo de voz, a la pregunta: ¿Y ahora qué?…pues ahora, a seguir luchando.

  12. ¡Ánimo, Alberto!
    Te esperan todo tipo de sinsabores. No esperes nada de ellos. Ni lo más elemental.
    Así, sin esperarlo, te será todo más facil, quiero decir menos duro.
    Cuando hablas en el Congreso, hablas para nosotros, no para De Guindos que ni va a entenderte ni mucho menos a cambiar.
    Esos minutos en el Congreso o segundos en algún telediario van llegando a la gente. El proceso será largo, como el del 15 M, pero así es la cosa.
    Me pongo a tu disposición. Soy jubilado.

  13. Yo no sé si será fácil o difícil esto de ser diputado, portavoz, secretario, esto o lo otro. Lo que si hago es observar y escuchar lo que se me ofrece a través de los medios de comunicación. En cuanto al tema del sr garzón que acabo de leer en este artículo,yo creo que si no hay sanciones, contrapoderes reales y ejemplares, antes hechos como este y muchos otros como no ocupar sus escaños por el morro , no me extrañaría mucho que algún día algunos señores y señoras diputados/as sacaran su té y se lo calentaran en el mismo congreso, mientras otro/otra pregunta al ejecutivo desde su escaño. Si me atengo a lo que veo, la sensación que me embarga es que ser portavoz de un gobierno es una tarea no ya fácil sino que da igual si la portavoz es un muñeco de cera. Uno pregunta y que razones da usted para que la reforma laboral tenga en potencia una clara apuesta por la bajada de los salarios, qué parangón tiene esto con la creación de empleo, expliquelo a la ciudadanía. Y la otra responde: los unicos que bajaron un 5% el salario de los funcionarios fueron ustedes. Y punto.Lo peor de todo es que se sentirán orgullosos de sus cometidos, se observarán en los telediarios y no sentirán pudor alguno, el mundo al revés.

  14. No me parece mal lo que usted dice, pero en el fondo tanto tomar el nombre de dios en vano, acaba como acaba: ¿de dónde cree que salen tantos ateos?

    Por lo demás, Alberto Garzón es el ejemplo de una cosa que parece de Perogrullo pero que es: HABLA DE LO QUE SABE. En consecuencia, sabe cómo y qué contestar al falsario Guindos. Guindos puede obnubilar con su cháchara y su farfolla al común de los ciudadanos…que no saben economía. Estos ciudadanos, saben que los está timando, pero quedan envueltos en su palabrería, pero ¿QUÉ PASA CUANDO HABLA A ÁLGUIEN QUE SABE DE LE QUE LE HABLAN? que tiene que estarse calladito. Cuanto más calladito menos deja ver que está intentando engañar a la ciudadanía.

  15. En el gobierno ya no hay políticos, hay bufones.
    Con respecto a De Guindos, su formación y su trayectoria profesional deja mucho que desear cuando después de haber sido Presidente de Lehman Brothers España y Portugal y miembro del Consejo Ejecutivo de Europa ha sido uno de los principales culpables de la crisis financiera en EEUU y Europa, puede estar satisfecho.
    Con respecto a Alberto Garzón, mucho ánimo en su andadura política con IU y en la lucha por los derechos de los ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *