- Ganas de Escribir. Página web de Juan Torres López - http://www.juantorreslopez.com -

¿Desear la muerte del adversario?

A riesgo de ser vapuleado dialécticamente como ya me ha ocurrido en otras ocasiones, no quiero dejar de comentar la polémica y las críticas que ha desatado un comentario que he realizado en mi cuenta de twitter.

Como es sabido, la subdelegada del gobierno en Madrid ha sufrido un accidente de moto y se encuentra hospitalizada con pronóstico grave. Pues bien, poco después de que se conociera esa noticia alguien me envió el comentario que realizó en Twitter una persona que se define como de izquierdas y comunista. Dijo lo siguiente: “No soy creyente, pero ahora mismo rezo para que Cristina Cifuentes muera”.Me pareció una barbaridad tan grande que creí obligado hacer algún comentario. Podía haber subrayado cualquiera de los diversos aspectos terribles que comporta ese juicio pero me referí solo al efecto que tenía sobre la ideología de la que presume quien decía eso. En mi cuenta escribí: “Declaraciones como esta hacen que cierta izquierda y el comunismo resulten vomitivos e inhumanos”.

Creo que está claro (incluso a pesar de la imprecisión a que casi siempre da lugar el límite máximo de caracteres que se pueden escribir en un tuit) que no he afirmado que la izquierda o el comunismo sean en sí mismos inhumanos o vomitivos sino que cuando alguien, que identifica su pensamiento y acciones con ellos, realiza semejante afirmación hace que su ideología resulte así, puesto que es la ideología la que le lleva a tener ese tipo u otro de opiniones (la ideología es, según la Academia, el “conjunto de ideas fundamentales que caracteriza el pensamiento de una persona, colectividad o época, de un movimiento cultural, religioso o político, etc.”).

Es evidente que no todas las personas de izquierdas o comunistas piensan así y que no le desean la muerte por caerse de una moto ni siquiera a una persona que ha mostrado en su actuación pública tanta maldad como la señora Cifuentes. Pero ¿qué puede pensar de la izquierda y del comunismo alguien que no sea de izquierdas ni comunista cuando lea esa declaración en alguien que alardea de ser de ideología de izquierdas y comunista?

La inmensa mayoría de la gente tiene como referencia de las ideologías lo que dicen y hacen quienes se presentan como sus seguidores. Y no solo de las ideologías. También ocurre con las profesiones o con muchos otros aspectos de nuestra vida. Una de las definiciones de más éxito de la Economía es la que dio Jacob Viner: es lo que hacen los economista, dijo. En cierto modo, también se podría decir que la izquierda, el comunismo, las religiones… son lo que dicen y hacen sus seguidores o fieles.

Naturalmente que lo riguroso es conocer las ideologías o las religiones estudiando sus doctrinas a fondo pero ¿no es lógico también que la gente se haga una idea de ellas en función de lo que digan y hagan quienes las defienden?

Es porque creo esto por lo que escribí que hacer una declaración como la que he comentado puede llevar a que mucha gente asocie la izquierda y el comunismo con ideologías inhumanas y a que resulten vomitivas cuando quien las profesa es capaz de tener ese tipo de deseos.

La idea que quise transmitir en Twitter es clara y simple. La repito: me parece que cuando alguien de izquierdas y comunista dice que reza para que muera Cifuentes tras su accidente de moto hace que su forma de pensar, su ideología de izquierdas y comunista en este caso, resulte inhumana y vomitiva.

Sin embargo, mi juicio ha despertado una gran cantidad de críticas y descalificaciones. Conocer lo que se me dice creo que es bastante útil para comprobar cómo piensan algunos españoles de izquierdas y comunistas. A mí particularmente me lleva a confirmar que bajo el cobijo de estas ideologías hay demasiados seres malvados y fanáticos.

Como muestra de esto último no voy a poner mi propio ejemplo. No soy yo el único en ser atacado y creo que algunas reacciones ante la declaración que hizo el diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares hablan por sí solas.

Lean en la siguiente imagen lo que Llamazares escribió sobre el accidente de Cifuentes y también la respuesta que le dio otra persona:

[1]

Y ahora vean algunos de los comentarios que le siguieron:

[2]

Internet se llenó ayer de frases como las que he criticado y como las que dedican a Llamazares. Las dicen personas que se presentan a sí mismas como comunistas, como las auténticamente de izquierdas y revolucionarias. Reconozco que al leerlas me dan ganas de callar para siempre y dedicarme a disfrutar de la vida. Un sentimiento que se refuerza cuando al mismo tiempo escucho tantos silencios clamorosos de quienes sé que piensan como yo.

Sin embargo, creo que la amenaza de la barbarie es tan cercana y trágica que no tenemos derecho a callarnos. Seguiré diciendo lo que pienso.

PD. Ni que decir tiene que en el otro extremo del arco político, en la extrema derecha, se encuentran día a día semejantes barbaridades, deseando la muerte y la destrucción de quienes tampoco piensen como ellos.