¿El mentor económico de Chávez?

Escuchar

 El diario venezolano El Nacional da una noticia en la que dice que yo soy el mentor económico del Presidente Chávez porque éste lee mi manual de Economía y recomienda a la gente que lo lea. Para mí es un honor que diga eso, como lo es también que alguien de tanta responsabilidad lea mis libros pero de ahí a decir que yo sea el “consejero o guía” (que es lo que significa la palabra mentor) de Hugo Chávez hay una distancia. La distancia entre verdad y la mentira como arma periodística arrojadiza.
 La prueba de lo poco que se enteran en El Nacional es la frase con la que cierran el artículo: dicen que el presidente y yo coincidimos en “lo que se refiere a la posibilidad de asumir que la actual crisis económica y financiera mundial puede suponer el fin del sistema capitalista y del modelo de liberalización”. Cualquiera que se haya tomado la molestia de leer solo mi último artículo puede comprobar que lo que digo es justamente lo contrario. Transcribo a continuación la noticia.  

 

¿El mentor económico de Chávez?

 

 Miércoles 22 de Julio de 2009 07:37   andres ro jas jimenez el nacional vl 
 

 

 La formación de los estudiantes de la Unefa toma como base los libros de un profesor de la Universidad de Sevilla. El Gobierno viene impulsando la idea de la economía social, y dentro del mundo académico se escogió a los estudiantes de la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para promover las teorías económicas acordes con la propuesta de socialismo del presidente Hugo Chávez.  

 

 Una de ellas es la de Juan Torres López, un economista español de izquierda, investigador y docente de la Universidad de Sevilla y seguidor del proceso revolucionario del presidente Hugo Chávez. 

 

 El primer mandatario, en la clausura del Congreso Nacional de Economía Social de la Unefa, se refirió al libro Economía Política de Torres López como de lectura necesaria, para que los estudiantes de esta casa de estudios se adentren en las bases de conocimiento para el abordaje de un modelo económico socialista. “¡Ustedes saben!, y aquí lo explica muy bien Torres López, que las ciencias económicas tienen varios ámbitos”, dijo. 

 

 A principios de mayo de este año, el Presidente ofreció una clase magistral a jóvenes de la Unefa en el Teatro de la Ópera de Maracay, y ahora este discurso se ha convertido en parte de una de las publicaciones oficiales de obligatoria referencia, entre otras razones porque apunta sobre los objetivos a los cuales apunta el Gobierno; en vano a este discurso de Chávez se le dio el título De la propiedad privada a la social: transición al socialismo. 

 

 “La economía política no sólo abarca la economía social, sino que también debe considerar el estudio de la economía no social”, comentó el presidente Chávez en su papel de profesor universitario. “La economía asocial o no social es precisamente la economía capitalista; porque va contra los valores, la existencia y los principios éticos de una sociedad”, agregó. 

 

 No al nuevo capitalismo El conocimiento ¬y el apoyo¬ de Torres López sobre la revolución bolivariana no es nuevo. En 2004 formó parte de un equipo de académicos que escribió el artículo ¿Ha hundido Chávez la economía venezolana? Esto en respuesta a un editorial del diario español El País que daba por sentado una contracción de la actividad económica en Venezuela por las políticas emprendidas por el Gobierno para ese momento. 

 

 “Las políticas que viene realizando el gobierno de Hugo Chávez se encaminan básicamente a procurar una mejora elemental de la distribución de la renta y a lograr que sea la propia economía, sin hipotecas salvajes ni dependencias empobrecedoras, la que genere endógena y equilibradamente los recursos que se precisan”, respondió el economista. 

 

 La simpatía recíproca entre Torres López y Chávez surge básicamente por las coincidencias de pensamiento entre el académico español y los puntos de vista que ha expresado el mandatario venezolano, comenzando por aspectos básicos como que los problemas que hay en el país no se deben a política públicas adoptadas por el Gobierno sino a factores externos. “Los poderosos pueden decir lo que quieran, pero la evidencia es que el riesgo de un hundimiento global de las economías no viene de Chávez sino del neoliberalismo”, expresó Torres López. 

 

 También hay coincidencias en lo que se refiere a la posibilidad de asumir que la actual crisis económica y financiera mundial puede suponer el fin del sistema capitalista y del modelo de liberalización comercial. El académico español se ha formulado como hipótesis que si la economía de mercado y el capitalismo han fracasado, por qué no plantearse el socialismo. 

 

 “Ya sé que todo esto es utopía”, reconoció el economista, “pero díganme si esta utopía es peor que volver a poner todo patas arriba para que todo siga igual, sigan mandando los mismos, los ricos de siempre sigan haciéndose cada vez más ricos y los miserables de toda la vida sigan condenados a morir o a padecer el crimen horrendo contra la humanidad que estamos viviendo”, comentó. 

 

 Las propuestas del economista están alineadas con buena parte de las medidas adoptadas recientemente por el gobierno de Chávez, como la intervención estatal en sectores estratégicos de la economía, medidas que frenen todo aquello que se considera especulación; y la promoción de planes formativos que incorporen valores orientados a erradicar el propósito del lucro, la avaricia y el egoísmo. 

 

 Torres López sentencia: “No al nuevo capitalismo”. Con esa frase encabeza una de sus más recientes columnas de opinión (Im)pertinencias, que publica en su portal de Internet www.juantorreslopez.com. “Ahora los ciudadanos debemos ser rescatados, favoreciendo con rapidez y valentía, desde la transición de una economía de guerra a una economía de desarrollo global”, señala en uno de sus escritos, en el cual recoge un documento presentado por un grupo de académicos de izquierda (Francisco Altemir, José Saramago, Roberto Savio, Mario Soares y José Vidal Beneyto) quienes forman parte del Observatorio Internacional de la Crisis. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *