El mundo no es exactamente como nos dicen. La gente tampoco

Escuchar

Tratan de convencernos a diario de que la gente es egoísta y de que solo trata de satisfacer su propio interés. Este video está en inglés pero no hace falta conocer esa lengua para descubrir que las personas -como este americano sin hogar- no somos siempre exactamente como nos dicen que somos.

¡Felices fiestas!

7 pensamientos en “El mundo no es exactamente como nos dicen. La gente tampoco

  1. Si, el ser humano, las personas, la gente sencilla es solidaria, trata de ayudar y compartir.
    Puede que interese que solo se vea el egoísmo, el individualísmo. Que se da mas bien entre gente adinerada, con poder.
    Estoy de acuerdo en que “la gente no es exactamente como nos dicen”, los que tienen el pder y el dinero.

  2. esos billetes que en realidad no valen nada son los que nos tienen a todos esclavizados

  3. En Tarifa vi cómo los que más criticaban la llegada de inmigrantes porque se creían el discurso oficial de que nos quitan los puestos de trabajo, después cuando encontraban a uno de ellos que acababa de llegar en patera y estaba perdido y necesitado le ayudaban con comida, ropa o le llevaban a coger el autobús. A ninguno o muy pocos se les pasaba por la cabeza avisar a la guardia civil.

  4. Para esto debia servir la economia,para comprender que los recursos diponibles deben ser compartidos y para ello no hacen falta grandes formulas matematicas,solo hace falta tener la inteligencia,la honorabilidad y la verguenza necesaria para darse cuenta que los recursoss son de todos y a todos deben llegar con una distribucion sana y sostenible.

  5. Exactamente, el mundo no es como nos dicen y casi nada es lo que parece.

    Cuando somos pequeños, nos engañan con el hombre del saco, el ratoncito pérez, luego vienen los reyes magos y ya de mayores vamos descubriendo que los medicamentos sirven para hacer caja las multinacionales, en las universidades se nos enseña lo que ellos quieren, la ciencia está esponsorizada por entidades financieras, y como gobernados tenemos que soportar todos los mantras que se nos envian desde el poder: “Si no votas no te quejes”, “hacienda somos todos”…etc, hasta llegar a Goebbels, el padre del marketing político: “Una verdad repetida hasta la saciedad, termina convirtiéndose en verdad universal.”. Y entonces ya abres los ojos con la amplitud suficiente, como para entender muchas cosas.

    Por si fuera poco, la existencia de dios no deja de ser la última gran falacia para muchos millones de personas.

    Pero no es menos cierto, volviendo al video, que no es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.

    Debajo de mi casa, en una de las puertas de acceso al garaje, hay dias que dueremen indigentes. Mi mujer dió a uno de ellos un jersey de lana que combate bien el frio y a los pocos dias descubrió que se lo habia regalado a un compañero, que según él, lo necesitaba más.

  6. Felices Fiestas Juan, muy buen regalo navideño
    Me ahce recordar el corto de dibujos animados de Michael Moore, pequeña historia de lso USA, donde los blancos estaban aterrorizados de los negros, porque esperaban venganza de estos, cuando liberados, de ninguna manera se armaron hasta los dientes para ejecutar a sus esclavistas como sus crueles mentes hubiesen hecho casi a buen seguro de haberse encontrado en una situación similar.

    También a la novela corta de Roy Lewis “the caveman” titulada en castellano crónica del pleistoceno, los avariciosos y crueles son los menos, pero desgraciadamente se suelen salir demasiadas veces con al suya ante la bondad de la inmensa mayoría.

    Si los administrados fuésemos casi que una milésima parte de crueles que los que actualmente nos adminsitran, casi que a diario algún estafador banquero o bancario o algún político de los que nos roban perecería, y de estos casos apenas existen, y son noticias aisladas.

    Recuerdo también como a ciertas administraciones españolas no les ha temblado el pulso en propiciar invasiones con centenares de miles de muertos mientra incluso sus votantes se manifestaron tanto en movilizaciones como en encuestas muy mayoritariamente en contra de la barbarie de la guerra, pero de los que ayudaron a esas masacres no recuerdo a ninguno que haya sufrido en sus carnes represalias por parte de las familias de los masacrados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *