2 pensamientos en “Entrevista sobre la deuda en Onda Local de Andalucía

  1. Muchas gracias a Juan Torres y a Onda Local de Andalucía. Subscribo lo dicho. Me parece importante añadir que la privatización de lo público, en España, comenzó con la transición y con la vergonzante privatización del INI. Hemos dejado que empresas constituidas con capital proveniente de la Seguridad Social, se regalaran. Claro que la crisis, generada por los partidos del poder, es un excelente caldo de cultivo para lograr lo que la UE y esos partidos del poder quieren, desarmar el Estado. Es la única alternativa para una UE que no tiene proyecto económico otro que el de unos mercados descontrolados. Nos llaman antisistema a quienes nos hemos opuesto a un proyecto como el de la UE que no tiene otra deriva que la que vivimos. Sin embargo hay una Europa de los ciudadanos y de los pueblos y el único camino es darla voz.

  2. Sr. Torres: Desde hace años sigo con atención sus escritos y grabaciones sobre economía y política y por ello me acerqué desde Gijón a Oviedo a oírle en persona con la esperanza de comprobar presencialmente unas cualidades y actitudes que me venían agradando, aparte de que pueda estar más o menos de acuerdo con su pensamiento y estrategias para los tiempos que vivimos. Pero lo que necesito decirle en estos momentos es que, cuando respondió a uno de los presentes con descalificaciones, desprecio a sus opiniones y a su ignorada formación personal (“iletrado”, le llamó), es que francamente me ha decepcionado profundamente en cuanto a sus actitudes y comportamientos democráticos, cuando incluso entró en contradicción consigo mismo, ya que minutos antes en su propia intervención dijo que era necesario oír y hablar con los que piensan de diferente manera. De verdad que me sorprendió y decepcionó y que no le entiendo, cuando no son muchos los que tienen la valentía de hacer la crítica tan abiertamente como Vd. suele hacerlo. Esto es sólo una modesta reconvención para sugerirle que haga esfuerzos para que no le traicionen estas actitudes un tanto intransigentes o irrespetuosas, aunque también me consta que suele ser un defecto de los que sientan o ejerzan cátedras. No hace falta que publique estas líneas, por favor. Son entre Vd. y yo por la necesidad de salir al encuentro de otros muchos que también buscamos la mayor unidad posible para conseguir una correlación de fuerzas capaces de vencer al enemigo “común”. Gracias por su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *