Hay palabras que matan

Escuchar

En mi artículo de El País Andalucía del domingo comento que el uso de las palabras condiciona nuestros actos. Eso está sucediendo, por ejemplo, con el término austeridad o con el de  déficit cuando se aplica a servicios públicos. Puede leerse aquí.

7 pensamientos en “Hay palabras que matan

  1. Y para evitar esos excesos la tasa de interes en
    una cuenta de ahorro es de 0.009 por ciento.
    Eso esta muy lejos del anunciado 40 por ciento
    de ganancia corporativa.
    De eso se desprende que hasta la austeridad
    anda muy mal.
    Hablamos de EE UU de America.

  2. Estimado amigo Juan, según tu escrito esto es poner paños calientes, aquí no se ha gastado demasiado, en ayudar a los bancos, ni se ha despilfarrado el dinero en obras públicas, si queremos llamar las cosas por su nombre, debemos de decir, que se ha estado robando, con premeditación alevosía y nocturnidad, el gobernador del banco de España, el fiscal general del Estado y toda la cúpula del gobierno, sabía lo que pasaba, con las preferentes, el euribor, las cláusulas suelos, la burbuja inmobiliaria, la inmigración, esto ha sido muy bien orquestado, y ahora quieren que el pueblo pague, ¿con qué? algunos han sido inducidos al suicidio.
    Yo, personalmente ni escucho la tele ni leo la prensa, lo poco que me llega, digo que si es bueno para el País, es malo para mi, así que hago todo lo contrario de lo que se me indica

  3. Si me permite un resumen probablemete inexacto… (sin entrar en mi opini´ón sobre duplicidades, repagos…):

    Cada ppto. de gasto tiene su correspondiente ppt. de ingresos, con rango de ley… y salvo en Spain S.A.U. eso de esconder facturas, cambiar partidas …. al talego.

    Aprovecho y me refiero brevemente al artículo de hace unos días sobre Andalucía:

    Su problema lo divido en dos partes (soy madrileño de 3ª generación):

    1. Chorizos hay en todos lados de un sistema en el que el ciudadano carece de control alguno… sobre lo que se hace con su pasta…

    2.- Puede que que se robe algo menos de boquilla, pero a la chita callando TODOS mantienen en precario a los jornaleros y demás vividores del PER jajaja, votos cautivos… y que si trabajan un mínimo nº de jornadas es porque así lo decido el Señorito latifundista, lo justo para cobrar el de Europa y repartir con las oligarquías que toque… con el inestimable apoyo del cainismo y en envidia patrios.
    No hay que defender a Andalacía con ytumases… sino con dignidad, y al igual que en el resto del país echar a todos los parásitos.

    Magnífico video: Esta es la verdad de andalucía… y de toda España… despertemos:

    Sinceramente merece la pena escuchar la chirigota de ciudadano zero de principio a fin!!!!

    Salud!

  4. 2 grandes textos (para mí, de Miguel Espinosa que deeríamos tener en mente, creo (el primero lo he tomado de ácratas) )

    1.-

    A qué se llama austeridad

    El verdadero sentido de la palabra austeridad sólo se conoce cuando se enlaza con la modestia. Lo modesto es rehusar lo innecesario, desde el momen­to en que lo innecesario nada significa. Se es naturalmente modesto, mas no por renuncia, sino por predisposición, por ide­ales o por instinto. De tal forma se es igualmente austero; se rehúsa el lujo porque el lujo nada significa, pero no se renuncia al lujo.

    Sería absurdo que, en nom­bre de la austeridad, renunciara un mendigo al dinero, o un eunu­co a la aventura galante; o un resentido a la espontaneidad de la danza. En su verdadero sen­tido se llama, pues, austeridad a la modestia o predisposición a rehusar lo innecesario, y así es como generalmente hubieron de entenderlo los romanos, y como nunca lo entendieron los espa­ñoles.

    Que los mendigos, que los asténicos o que los resentidos prediquen la austeridad es, pues, absurdo, como también lo es que la prediquen los polí­ticos, cuando el más alto grado de austeridad estriba, o debie­ra estribar, en rehusar el trato con el Estado.

    “Yo soy importante, y tú, un pelagatos;
    me reúno en Claustro y levanto el dedo,
    ungido como estoy de instituciones.
    Visto de toga, hablo entre susurros,
    siempre rodeado de estatales misterios.”
    (Escuela de Mandarines)

    MIGUEL ESPINOSA
    (El más grande escritor español)

    M. Espinosa:

    La sabiduría proviene de clasificar la realidad en dos grandes grupos: cosas primeras y cosas últimas.

Así como las cosas primeras pertenecen al reino del Instinto, así las cosas últimas corresponden al reino del juicio, resultando, por ello, eminentemente humanas. Tales son las cosas de los sabios.

Entre las cosas primeras y las cosas últimas existe la misma antinomia que entre la libertad y la fatalidad, el Bien y el Mal, la alegría y el desencanto, la verdad y la necesidad. La Premeditación tiene un dogma supremo: hablar de las cosas primeras con razones de las cosas últimas.

  5. Buenos días a todos.
    Como siempre: En el clavo el artículo. Impagables los comentarios. El video de la chirigota…no tengo palabras. Bueno; sí: Esto no sale por la tele. ¿por qué será?.

    Ciertamente no puedo estar mas de acuerdo con el artículo de Juan Torres. Se maneja el lenguaje y -en consecuencia- el pensamiento, pues sabemos que pensamiento y lenguaje -y por lo tanto la capacidad de acción- son la misma cosa.

    Si a una persona se le dice una y otra vez que HA PERDIDO el trabajo, acaba aceptado QUE LA CULPA ES SUYA. Es ÉL el que “ha perdido” algo. En consecuencia: es “culpable” de la que le ocurre. ¿cómo va a rebelarse contra una situación de la que él es el culpable?. Dicho de otro modo: si tú pierdes tu cartera, eres tú el descuidado, el que no ha prestado la atención suficiente, en consecuencia, tú eres el único responsable de lo que te pasa.
    Ahora bien; ¿qué ocurre si lo que pasa es que te HAN ROBADO LA CARTERA A PUNTA DE NAVAJA? ahora ya no eres el culpable. tú llevabas correctamente protegida tu cartera pero álguien armado -y en consecuencia más poderoso que tú en ese momento crítico- te ha desposeído contra tu voluntad. La reacción tiene que ser diferente: ahora, SÍ TIENES CONTRA QUIÉN REBELARTE ahora tienes un culpable real de lo que te ocurre. Incluso con un poco de suerte (o de mucha según se mire) tendrás incluso vecinos y amigos que junto atí puedan enfrentarse al chorizo de la navaja.

    Bien: si admitimos la tesis de las hienas actuales que nos gobiernan, hemos perdido el trabajo ¡fijáos en la manipulación del lenguaje! NOSOTROS HEMOS PERDIDO EL TRABAJO, ergo somos culpables y contra nada debemos revolvernos. Pero qué pasa si empezáramos a dar las noticias de otra manera. Por ejemplo: “el Fagor, está a punto de robarle el trabajo a 5000 obreros” o ” las contratas privadas de limpieza del ayuntamiento de Madrid, ROBARÁN EL TRABAJO -a punta de reforma laboral- a mil obreros para que no mermen sus beneficios” ¿qué pasaría si cambiáramos el lenguaje? ¿tendría la misma potencia de protesta y de indignación una forma de hablar que otra?. Debemos por el bien de todos de recuperar el lenguaje.
    Se dice que la izquierda está ausente. No está ausente, solamente HA PERDIDO EL LENGUAJE. Le han convencido de que no debe emplear ciertas palabras. Esa es su derrota. Por no llamar robo a la “perdida” de empleo por ejemplo.
    Si se pierde el lenguaje, se pierde el pensamiento. Y si se pierde el pensamiento, se pierde la capacidad de acción. Por lo tanto, desnudar el significado real de las palabras que se están usando es el primer paso para saber qué pasa y cómo evitarlo.
    Un abrazo a todos.

  6. Hola Jano en 17 noviembre, 2013 en 12:57, tienes toda la razón al remarcar la perversión del lenguaje, deberíamos aprehender que la palabra no es la cosa (excepto quizá en lenguajes basados en ideogramas)… comparto al 100% lo que dices y creo que todo empezó a ser imparable cuando aceptamos el empleo del mantra “EL MERCADO de trabajo”…
    Otra opción que creo completa tu propuesta es no escucharles, ignorar sus medios, sus informativos, sus “sesudas jajaja tertulias”… es una pena, pero yo (personalmente) hace años que no tengo tele, radio… y que todo lo que leo acerca del cortijo es por ie o papel en medios extranjeros, compaginando países de origen y tendencias teóricas de estos… en ejpañaaaaa es imposible… para más info echad un vistazo al siguiente enlace, en especial a la infografía (muy currada por mucha gente)… aparte de dar ganas de mandar a todos a TPC, evita gastar dinero pensando que leemos/vemos diferentes informaciones y puntos de vista… atado y bien atado:

    http://esmola.wordpress.com/2012/07/09/los-duenos-de-la-informacion-ii/

    Salud y acracia mientras no haya democracia! ;-)

  7. Es cierto que las palabras pueden hacer muchísimo daño, en cualquier ámbito de la vida: en el amor, en el trabajo, en la amistad, en la política, etc. Los ciudadanos debiéramos reflexionar y ponernos una coraza (imaginaria) para no dejarnos influenciar sobre todo, por palabras envenenadas que podrían condicionar seriamente nuestras vidas. No dejemos de leer nunca, de contrastar información, de asistir a manifestaciones, de ir a votar, en fin, de movilizarnos y no dejarnos llevar por la apatía tan peligrosa que pretenden generar los grupos de poder. No nos dejemos matar en vida, vivamos cada segundo de nuestra existencia siendo nosotros mismos y exigirle a los demás que nos dejen vivir con dignidad.

Deja un comentario