Izquierda Unida no se entera: las mujeres también cuentan

Escuchar

Estamos en 2013 y parece mentira que los dirigentes de Izquierda Unida no se hayan enterado aún de que más de la mitad de la población son mujeres y que la inmensa mayoría de ellas, con toda la razón, no se van a sentir representadas por fuerzas políticas en donde las mujeres no tengan visibilidad.

38 pensamientos en “Izquierda Unida no se entera: las mujeres también cuentan

  1. Es increible, esta tarde mientras comía con un compañero vi esta imagen repetida dos veces en un programa de noticias y me fijé en los dos floreros, una mirando a Cuenca y el otro sin saber donde mirar ni donde poner la mano. Que perdidos están…

    Que limpieza hace falta en la política, pero en general eh… pese a quién le pese no hay por donde coger a casi ninguno… (Sin generalizar!)

    Y por supuesto luego está tu apreciación. ¿Dónde están las mujeres de izquierda si son las más participativas? ¿Quién las representa?…

  2. Pero si en IU los cargos se eligen votando, que queréis que os diga! Hay menos mujeres interesadas en militar en esta formación, mucho menos que en otras, eso es estadística. No podemos obligar a nadie a militar, ni podemos obligar a nadie a presentarse a la votación de sus compañeros y compañeras, ni podemos elegir a quien votan a compañeros y compeñeras…
    Lo que si que me parecería mal es que se eligiera una persona con menos votos que otra por cuestión de genero.

  3. Bueno veamos. La imagen no sera lo mas representativo de IU, si por ello entendemos que hay que poner a mujeres, ya que son muy numerosas y participativas dentro de la organizacion. Bien. Pero ¿por que esa “obligatoriedad social denfensora de las mujeres”? ¿es cuestion de imagen? Yo estoy radicalmente en contra de los cupos por razon de sexo. Y es facil de explicar, si entendemos la igualdad y que esta sea sin distincion de sexos, que cada individuo alcance sus metas por sus propios meritos personales, laborales y/o politicos y no en funcion de lo que soy. Por otra parte, pienso que en IU ninguna mujer es discriminada por serlo, faltaria mas, pues entonces, si admitimos esto como un echo real, no seamos tan fariseos como para censurar la comentada imagen a la que se refieren estos comentarios.

  4. Pues me da la sensación que quien no se entera es quien hace esta aseveración. Estuve en la última Asamblea Federal, asamblea presidida por una mujer, y muy bien he de decir. Creo que las tres personas que salen en esta foto son: Cayo Lara, representando a IU; Joan Coscubiela representando a Iniciativa per Catalunya Verds; y Chesús Yuste como representante de Chunta Aragonesista (CHA), o sea que lo que ahí se ve es la representación del Grupo parlamentario La Izquierda Plural… Vamos que es como si CiU va a dar una rueda de prensa y salen Mas y Duran y se acusa a Convergencia de machista…o algo así. Pero bueno, cualquier cosa es buena para atacar a IU

  5. ¿Y por qué hay menos mujeres interesadas en militar y participar en Izquierda Unida? ¿No habría que preguntárselo? ¿Y no habría que hacer algo para cambiarlo?

  6. Suelo estar de acuerdo con tus opiniones pero pensé que este artículo llevaría más sustancia y lleva una foto con tres tíos. Yo seré feminista hasta que logremos la igualdad y sé que me moriré un día y no pasará, pero esas dos líneas y media son hablar por hablar, como bien dice asd en IU se votan los cargos. Un saludo.

  7. Completamente de acuerdo. Sin mujeres no hay democracia.
    Donde estan ? Ya las han echado a todas ?
    Para subir sus votos IU debe trasmitir más confianza ciudadana.
    Posiblemente en las próximas elecciones, y pueden ser muy pronto; se puede convertir en una fuerza mayoritaria.
    Mi voto por Alberto Garzón.

  8. Estoy de acuerdo con el comentario de José Manuel Gonzales, solo añadiria
    que mujeres emprendedoras las hay y podrian hacer un gran papel, pero algo hay en nuestra sociedad para no identificarse en la política como el hombre.

  9. Supongo que lo importante es que se haga la política necesaria para defender a las clases populares,a la democracia o al socialismo.Que lo hagan hombres o mujeres me parece indiferente,que lo hagan bien es lo que importa.El resto son chorradas de marketing capitalista,como la paridad “psoeísta” de un partido que ha traicionado a sus bases y a sus votantes,y se escuda en estas tonterías.Si ya no tenemos una Dolores Ibárruri o a un a Victoria Kent,no es culpa de las izquierdas.

  10. Hoy día existen mujeres suficientemente preparadas en todos los campos incluido el político, si no aparecen es porque existen obstáculos que impiden su presencia. El llamado techo de cristal existe, lo que habrá que estudiar es por qué no aparecen, no creo que sea porque ellas no quieran sino porque no se las deja. Así ni IU ni nadie formará mayoría para cambiar el rumbo de la economía y de la vida. Ya en el 15M se pudo ver el lema “la revolución o será feminista o no será”…creo que tienen razón y que merece la pena detenernos a pensar en ésto. Saludos a tod@s

  11. Por lo que dice José Manuel González. Mi muy larga experiencia y los hechos demuestran que a las mujeres no nos dejan llegar a puestos directivos, a los que “se hacen la foto”. De ahí que el tema de los cupos sea necesario; es la discriminación positiva cuando hay grupos sociales que están sistemáticamente marginados. Es lo que sucede en Estados Unidos con la comunidad afroamericana. Si dejáramos al sistema sin regular sólo habría blancos -anglosajones- en televisión y copando lugares importantes. A mí tampoco me gustan los cupos y estoy de acuerdo con que los puestos se han de ganar por méritos propios. Pero eso no funciona en la realidad de esta manera. Apenas hay -si la hay- doctoras siendo jefes de equipo en grandes hospitales, todas están subordinadas al médico de turno que es el jefazo. En muchos departamentos de universidad ocurre lo mismo. Habrán muchas mujeres pero el jefe del departamento -Sociología, Análisis de Datos, lo que sea- suele ser un hombre. Mi experiencia personal como antigua crítico y comentarista de cine: en toda España sólo había entonces (ahora no estoy al corriente pero hablo de finales siglo XX principios del XXI, hasta hace 8 años tan solo) una o dos comentaristas profesionales y reconocidas de cine. Encima, oportunidades de abrirte camino, cero. Sólo una mujer en toda la historia de los premios Oscar ha sido galardonada como directora. Cuesta muchísimo llegar a ser directora de cine y tener buenas oportunidades en un trabajo donde la fuerza bruta (la media de capacidad es favorable al hombre) no pinta nada. Y así podemos seguir y seguir hasta cansarnos.
    ¿Y por qué el Partido Popular es el que tiene más mujeres ministras, superando el cupo que se haya marcado en cuanto a representación femenina en órganos de gobierno? Por pura estrategia, puesto que su ideología ya sabemos cuál es.

    En resumen, podemos decir y no nos equivocamos que una mujer ha de estar preparada el doble para conseguir la mitad que un hombre.

  12. En realidad yo creo que esa imagen representa al grupo izquierda plural: IU + ICB + CHA.

    Otra cosa es que los cabezas de lista sean todos hombres, nos e si por preparación, publicidad o falta de oportunidades de las mujeres de estos partidos.

  13. Estimado Juan, el motivo de que apareciesen, por orden, Joan Coscubiela, Cayo Lara y Chesús Yuste es probable que se deba a que los tres son los número uno de la lista de cada partido que compone el grupo parlamentario de La Izquierda Plural (por orden también, ICV, IU, CHA).

    No te negaré que IU tiene todavía mucho camino que andar en estos temas, pero justo este ejemplo que pones creo que es desacertado; ya que el momento exigía la comparecencia de los primeros espadas de cada partido.

    Un saludo

  14. La hipocresia, es solo eso. Cuantas mujeres de la politica han hecho un papel relevante? El problema no es que haya mujeres o no. Los politicos y politicas no valen un pitoche. El PP, cuantas mujeres han sido solidarias con las madres de familia que estan sufriendo con sus hijos sin techos? y en el PP hay mujeres a cual mas tontas. Lo malo no es mujer hombre niño. NADIE CON ESTOS POLITICOS TIENE LA DIGNIDADA DE PERSONA.

  15. Milito en IU, y os puedo asegurar con TOTAL ROTUNDIDAD que no se discrimina a ninguna compañera, es más, a algunas hay que casi “empujarlas” para que se presenten a puestos de responsabilidad. Por otra parate, no estoy de acuerdo en que por el mero hecho de ser mujer haya que ponerlas en sitios de responsabilidad si ellas no están aptas para tal responsabilidad, igual para los compañeros. Hacer las cosas de manera forzada jamás dan buenos resultados. No queramos ser más papistas que el Papa. Por último, en el Consejo Local de mi ciudad son varias las compañeras representadas en el mismo. Salud.

  16. Una vez más confundiendo feminismo con lo “politicamente correcto”. Aunque las mujeres representemos más de la mitad de la población la realidad es que todavía hay mucho trabajo por hacer y, al menos en España, seguimos llevando la mayor parte del peso del hogar familiar incluso en las familias más progresistas. Esta circunstancia limita de forma significativa nuestra capacidad de dedicarnos a tiempo completo a la actividad política. Esta circunstancia hace que, estadisticamente, es más probable que sean varones quienes accedan a los puestos de dirección de los partidos políticos, Salvo que se utilice el argumento de la “cuota femenina” que, desde mi punto de vista, causa más perjuicio que beneficio a la causa del feminismo haciendo que se llegue a puestos relevantes unicamente por ser mujer y no por méritos propios.
    Desde luego yo me identifico más con Gaspar Llamazares, Joan Herrera o Alberto Garzón que con Rosa Díez (tan preocupada por sus “modelitos”) o Bibiana Aido (feminista de manual).
    Toda mi vida he defendido la causa feminista pero siempre desde la defensa de la autentica igualdad de derechos y no de la del paternalismo.

  17. Teniendo en cuenta este comentario sobre IU y el de hace unos días sobre las declaraciones de Willy Toledo acerca del rey de España, con todo el respeto Sr Torres, le recomiendo que se limite a opinar sobre su especialidad que es la economía. Cuando lo hace sobre otros temas tiene predisposición a meterse en jardines que le resultan demasiados frondosos.

  18. Hola, de acuerdo con el enunciado. Y no tan sólo mujeres, sino caras nuevas, renovación de cargos, por desgracia para muestra un botón. Comentario de Valderas sobre una mujer responsable de educación en Andalucía, “la de las tetas gordas”, sobran las palabras. Estuve mucho tiempo en I.u. y al final nos tuvimos que ir como tantos otros. Aunque sigo votandolos . Salud.

  19. ¿No estará Usted pensando en dirigentas de cuota?, ¿verdad?. Basta ya!!, los representantes de IU deben ser elegidos por méritos… no para quedar bien ante las cámaras. Esos puestos hay que ganárselos… en las urnas, en la calle, en el trabajo… no en los despachos. El día que en IU destaque una mujer, no lo dude… tendrá mi voto. Mientras… a currárselo!!

    Esas cosillas progres se las dejamos a los de la PSOE.

  20. Me parece muy acertada la observación de Juan Torres López. Se puede demostrar desde muchos puntos de vista la discriminación de que son objeto las mujeres por razón de género en todos los ámbitos: hay numerosos estudios que demuestran esta afirmación y que están al alcance de cualquier persona interesada en el tema.

    Los partidos políticos consideran que presentar a una mujer como cabeza de lista les restaría votos, por el mismo motivo, tampoco tienen un protagonismo político de primera línea las personas discapacitadas físicamente, las personas homosexuales o de raza distinta a la blanca, aún siendo de nacionalidad española.

    Las opciones políticas de la izquierda ideológica, tienen, no sólo el deber, sino la obligación de cambiar esa aceptación generalizada del HOMBRE como arquetipo, cuanto más masculino -aunque sea a costa de parecer “rancio”- mejor, y que no presente “taras” que puedan producir algún tipo de rechazo social.

    Se ha de predicar con el ejemplo y si en una sociedad, en la que la mitad más 1 es femenina, son precisamente las mujeres las que se hallan subrepresentadas, es porque hay que cambiar la sociedad desde las estructuras. Y si no lo hace la izquierda es que no es de izquierdas.

  21. Entre los afiliados/as de IU debe de haber escasamente un 30% de mujeres, y es mas o menos el porcentaje habitual en cualquier tipo de asociación. Teniendo además en cuenta la vida familiar de las mismas, es imposible (de momento) que ocupen siquiera el 50% de los puestos. Que no se entienda que estoy justificando lo que ocurre, pero esa es la realidad. Por otra parte, creo que no deberían de existir los cupos, los puestos deben de ser ocupados por los mejores al margen del género.

  22. Si claro, a mi -como mujer- me encanta ver en politica a Mato,Botella, Cospedal, Saenz de Santamaria… ‘mujeres’ ????? Qué han hecho por las mujeres de verdad??? Son meras marionetas.
    Parece mentira que haya que decirlo, no se trata de poner mujeres para que quede bien la foto sino que haya personas que lo hagan bien

  23. No estoy de acuerdo! salen los que tienen que salir, si los tres hubieran sido mujeres pues muy bien igual, lo importante es que pedían dimisión del presidente y elecciones anticipadas.

  24. Lo que hay que cuestionarse es porqué los hombres tienen un papel protagonista en la política que las mujeres no tienen. Si hay menos mujeres afiliadas a un determinado partido, sea de la ideología que sea, tenemos que preguntarnos a qué es debido y tomar las medidas que sean necesarias para atajar contundentemente esta desigualdad. Esta afirmación de Rafa: “si los tres hubieran sido mujeres pues muy bien igual”, da a entender que esta situación es fruto de la casualidad, pero los comportamientos políticos y sociales responden a una realidad que ha sido muy estudiada científicamente y en la que el azar no ha participado nunca.

    Una causa evidente de este desequilibrio representativo, es que un gran número de mujeres no dispone del tiempo necesario para dedicarse de forma activa, o no tan activa como sus compañeros masculinos, a militar en una formación política, porque, una buena parte de él -de su tiempo- lo han de dedicar al trabajo doméstico y de cuidados, que continúa feminizado porque los hombres han eludido de forma mayoritaria su responsabilidad en este ámbito, tanto aquéllos que militan en la derecha como en la izquierda ideológica. Además, este trabajo “femenino” no tiene un horario fijo en el que se pueda regular fácilmente su inicio y su final, como el que se ejerce fuera de casa.

    El hecho de que haya “tantas” mujeres militantes del PP desempeñando cargos de responsabilidad en la vida política, no se debe sólo – aunque también- a una cuestión meramente de márketing, sino a que existe un sesgo de clase social importante. Aunque desconozco el caso particular de cada una de ellas, es conocido por la prensa que, por ejemplo, el primer “trabajo” de la ministra Fátima Báñez, paradójicamente la ministra de trabajo, fue a los 30 años y dentro del propio Partido Popular.

    La realidad social de una buena parte de estas mujeres no tiene nada que ver con la de la inmensa mayoría que pertenece a las clases populares. Probablemente, son mujeres de una clase social alta, que han contado siempre con otras mujeres para realizar los trabajos domésticos y de cuidados -de su casa y sus hijos-, y, también, han tenido a otros hombres a su servicio para realizar todas aquellas tareas “ingratas”, pesadas y poco valoradas –no por eso menos importantes- que ellas no han tenido nunca que “sufrir”, o en menor medida que otras mujeres.

    Estas “brillantes” ministras, y demás responsables políticas, no representan a las mujeres españolas, sino a las mujeres con un cierto nivel económico -una “inmensa” minoría- seguramente adquirido por haber nacido en una familia de clase alta y no por haberlo conseguido gracias a sus propias capacidades.

    Sí, hay una desigualdad de género muy importante, tanto en los partidos llamados de izquierda como en los de la derecha ideológica. Pensaba, antes de leer estos comentarios, que era una de esas desigualdades asumidas contra la que había que luchar, igual que contra la pobreza, la discriminación por raza, la sexual, etc.

  25. Consejos vendo que para mí no tengo. ¿Y dónde están las mujeres en este blog? Sinceramente leo preocupado ciertas entradas del profesor Torres López. Que si Willy Toledo es un grosero, basándose en una información del elmundo.es, que si IU es machista, basándose en una mini rueda de prensa del grupo parlamentario de Izquierda Plural. Para ser profesor se fija en lo anecdótico, insustancial y para colmo inexacto y fuera de contexto. Leo este blog porque contiene información sobre economía muy buena y bien explicada. Sin embargo, encuentro intrascendentes sus afinidades personales y su antipatía hacia Izquierda Unida carece de interés y raya lo maniático. No me corresponde a mí defender a IU, pero si ha habido alguna formación política que ha luchado por la igualdad de derechos entre los dos sexos, sin duda ha sido Izquierda Unida. Intentar forzar us imagen hacia el machismo, lo considero injusto.

  26. Yo creo que lo realmente interesante de estos comentarios de Juan Torres López es que pone de relieve -en palabras de Amelia Valcárcel- el “espejismo de la igualdad” en el que una gran parte de la sociedad vive. Hay muy pocos hombres que cuestionen púlicamente esta situación de desigualdad de género y, mucho menos, que se sientan violentados por su persistencia.

    Tambien Vicenç Navarro ha criticado en algunos artículos el machismo reinante en la izquierda ideológica, concretamente en el Partido Socialista. No se puede hacer declaraciones públicas defendiendo la igualdad de género, elaborar leyes para erradicarla, y llegar a tu casa y no compartir los trabajos domésticos y de cuidados, porque entonces no es verdad que creas en la igualdad entre los sexos y no se puede ser socialista si en tu vida privada eres machista.

    No es que Izquierda Unida o el Partido Socialista sean machistas, que también, es que la sociedad en general lo es.Por eso es tan importante que estos partidos que “han hecho tanto” por la igualdad de género la lleven a la práctica, comenzando por las cúpulas del poder. Si no, “tanta lucha” no sirve de nada. Es como elaborar un amplio programa de derechos laborales que beneficie a la clase trabajadora y nadie lo respete. Queda bien sólo en el papel.

  27. Altres Mirades, estoy tan totalmente de acuerdo contigo que me cuesta encontrar otras palabras que añadir. Una cosa sí se me ocurre: he trabajado muchos años en CC.OO. y puedo asegurar que la discriminación hacia la mujer a la hora de ocupar puestos de responsabilidad está a la orden del día, unas veces de forma patente y otras de forma subeptricia, y cito al sindicato porque no se puede discutir su ideología de izquierdas y tener gran afinidad, mayoritariamente, con IU. Que Juan Torres haga el comentario que hace no refleja más que una realidad incuestionable: la visibilidad de las mujeres, o mejor, la invisibilidad de las mujeres por mor no de su falta de capacidad y preparación sino por la inexistencia de vías que le faciliten, en igualdad de condiciones que los hombres, acceder a puestos de responsabilidad, mientras que, por el contrario, se percibe totalmente lógico que su responsabilidad en el mantenimiento y funcionamiento del hogar se mantenga de forma exclusiva en sus manos. Quien crea que su no presencia en puestos de responsabilidad, ya sea en el ámbito político o en cualquier otro, es debida a que no tienen interés o tienen menos preparación no es más que la confirmación de lo incrustados que tienen los estereotipos sociales muchos hombres, la inmensa mayoría de los hombres. Hemos avanzado, sin duda, pero la lucha aún sigue siendo nuestra casi en exclusiva. A la vista de los comentarios masculinos anteriores, no tengo grandes esperanzas de que esa lucha sea alguna vez compartida. Penoso.

  28. Hola Isabel.

    Es una constante a lo largo de la historia: en la defensa de los derechos de las mujeres, las mujeres están solas, aunque participen de manera activa y decisiva -sacrificando a veces sus propias vidas- en las luchas sociales de todo tipo. Hay una reflexión de Gertrude Mongella, política y activista por los derechos de las mujeres, nacida en Tanzania, que define muy bien esta situación:

    “Si las mujeres se mueren, se muere África. Ellas comen las últimas y si hay poca comida se la ofrecen a los hombres y a los niños. Siempre han estado al lado de sus maridos en la lucha por abolir la esclavitud, liberar a los países del colonialismo, desmantelar el apartheid y lograr la paz. Ha llegado la hora de que los hombres se unan a las mujeres en su lucha por la igualdad”.

    En la lucha por la igualdad hay muy pocos hombres interesados porque, en realidad, es un problema masculino, no femenino. Las mujeres lo sufren, pero la solución no está tanto en ellas, que son conscientes de su situacion de desigualdad, como en la forma que los hombres tienen de construir su masculinidad, tal y como argumenta Michael Kaufman, experto en temas de género y que ha llevado a cabo, desde los años 90, una campaña de concienciación –white ribbon campaign- y (re)educación masculina a través de talleres en muchos países del mundo.

    Hasta que los hombres dejen de construir su masculinidad basándose en el domino y el poder en general y el del otro sexo en particular, habrá muy pocos avances. Y todos por imposición de ley, no por convencimiento de que es más justo así. El dominio esconde miedo e inseguridades y el proceso de deconstrucción masculina es, por ello, muy complejo, pero también aporta a los hombres un elemento liberador del que hoy no son conscientes, porque muy pocos se ha planteado en serio este grave problema de injusticia social que es, en realidad, la discriminación por razón de género.

    En todas las demás injusticias, los hombres y las mujeres, a la cabeza de las luchas. Pero cuando se trata de conseguir la igualdad con tu propia compañera, la que tienes al lado, chocamos con un muro infranqueable que, aunque no es real, está profundamente interiorizado en la psique masculina -también, a veces, en la femenina por razones culturales- y es por ello tan difícil de derribar.

    Es decir, las mujeres han anvanzado en este tema mucho más que los hombres, que continúan en posiciones que se han demostrado, desde muchas ópticas, que son injustas, no responden a ningún orden natural, va encontra de los derechos humanos, no conducen a la felicidad, etc. etc. etc….

    Un saludo

  29. Los que seguimos tus comentarios económicos, lo hacemos por lo acertado de estos en el contexto actual, sin embargo coincido con Iñigo fernandez respecto a lo que podríamos llamar las manifestaciones de tu subconsciente, hablo del cuidado que de-
    bemos tener de no enturbiar mas el espacio político, de centrarse en lo verdaderamente importante y sobre todo de ser objetivos. Ni el PP ni el PSOE han representado nunca a las mujeres de nuestro país, simplemente porque este no es su objetivo, tu sabes muy bien que las políticas económico-sociales de estos dos partidos han representado los intereses de las multinacionales y no de nuestras mujeres, así que afinando porque hoy por hoy y hasta las próximas elecciones, IU es sencillamente la única formación con la que podemos contar realmente en el parlamento y en la calle, ya que los propósitos de enmienda del PSOE no se los cree nadie. Por otro lado existe una teoría avalada por científicos, que dice, que en cada uno de los hombres y mujeres de la tierra, tenemos nuestras correspondientes partes de energías masculinas y femeninas. Este hecho explicaría la actitud retrograda de dirigentes como M. Thatcher o A. Merkel, da igual que su género sea femenino, hablamos de economía del bien común, de política social y de legislación progresista, y en eso si podemos contar con IU y esto es lo importante, España no tiene problemas estéticos sino éticos. Como siempre, gracias Juan, hasta cuando te equivocas.

  30. En I.U. hay paridad siempre en la representación, lo dicen sus estatutos, es decir I.U. si se entera. El hecho de que aparezca esta imagen en algún medio solo viene a confirmar lo que todas deberíamos saber, y es que la manipulación mediática es detestablemente algo muy usual. Luego están todos los listillos de turno que quieren tirar por tierra, aprovechando la imagen a uno de los partidos que más está subiendo por su buen hacer y su democratización interna. IZQUIERDA UNIDA SI SE ENTERA, PERO ME PARECE QUE ALGUNOS NO QUIEREN ENTERARSE O LES DA MIEDO. A MI ME DAN ASCO ALGUNAS COSAS. Por cierto: Juan Torres Lopez me has defraudado bastante, aunque ya me habían dicho que eras un submarino del PSOE no me lo quise creer. Gracias Juan por poner tu granito de arena en la división de la izquierda sabiendo que tienes cierto prestigio y muchos seguidores que no piensan mucho por sí mismos. Por cierto soy socio de ATTAC, y desde luego tengo claro que no todos los de ATTAC son como tú.

  31. Perdona,Isabel,pero CCOO no simpatiza con IU desde hace muchos años,sino con el PSOE,que hoy en día no es un partido de izquierdas,sino de centro o centro derecha.En segundo lugar,no es cierto que las mujeres no estén visibles en la política,lo están,pero,por desgracia,más en la derecha o el centro derecha,en plan sádicas.No hace falta citar nombres.Durante la República,en cambio,muchas grandes mujeres,sin necesidad de ningún trato especial y en circunstancias bastante más difíciles para ellas,destacaron en los partidos republicanos y de izquierda:Federica Montseny,Clara Campoamor,Margarita Nelken,Victoria Kent,Dolores Ibárruri,etc.,no necesitaron cupos ni paridades para ocupar los primeros puestos en los partidos democráticos.No tengo ni idea de por qué se da este fenómeno,pero está claro que no es porque las derechas sean más feministas.

  32. Para ser de izquierdas se ha de poder cuestionar a la propia izquierda. Las dos expresiones que reproduzco y que utiliza Juan Antonio Rodríguez son muy explícitas y hablan por sí solas: “centrarse en lo verdaderamente importante”, (en referencia a que las cuestiones importantes no son los derechos de las mujeres y su discriminación, o no tanto), y “nuestras mujeres”, expresan claramente el lugar subordinado que para algunas personas ocupa el sexo femenino. Las mujeres no son de nadie Juan Antonio, como tampoco lo son los hombres.

    A nadie se le ocurriría dejar para otro momento los derechos de los hombres porque ahora la cuestión importante es la economía, que lo es y mucho, o el paro, que también los es. Imagínate por un momento que los hombres tuvierais una cuota de participación en los órganos directivos de los partidos políticos mucho menor que las mujeres, que estuvierais subrepresentados, ¿sería tu discurso el mismo o reivindicarías un mayor esfuerzo por parte de las mujeres dirigentes para que todos pudierais participar en igualdad de número y de condiciones? ¿Te cuestionarías por qué se produce esta situación, cuando los varones constituís la mitad de la población, y exigirías a los partidos de izquierda que hicieran todo lo posible por solucionar esta injusticia, o te parecería justificado que las mujeres dijeran que hay cosas más importantes hoy que mejorar la situación de “nuestros hombres”?.

    Que haya muchas mujeres en los puestos de relevancia del PP lo hemos comentado más arriba, Beimler. Se trata de mujeres de una clase social alta que no necesitan trabajar fuera de casa y dentro de ella, probablemente sólo se han dedicado, primero a estudiar, y luego a militar en un partido político, más como una manera de mejorar sus negocios familiares que por ideología política. Los ejemplos de Thacher y Merkel son anecdóticos. Es bien sabido que hay mujeres que llegan tan arriba porque imitan el modelo masculino de hacer, y el camino se les allana. Para una feminista, hoy, esto es impensable. ¿Adivinas por qué?

  33. Yo pensé que ya paso el tiempo de expedir permisos para poder expresar nuestros pensamientos, al parecer Altres Mirades proporciona permisos para poder hablar, no me extraña que califique la actuación de M. Thatcher de “anecdotica” sin duda ignora el retroceso de derechos sociales para el pueblo ingles, que significo esta actuación “anecdotica”. Pero lo mas peligroso de sus manifestaciones, es ignorar lo que es “verdaderamente importante ahora”, que es evitar a toda costa el retroceso de los derechos sociales para mujeres y hombres, que tanto nos han costado conseguir.
    Acaso le da igual, que “nuestras mujeres” tengan de nuevo que ir a abortar al extranjero,no le importa la perdida de derechos específicos de nuestras mujeres?, a mi si, porque entre ellas están mi compañera, mis hermanas, mi hija, mis nietas, etc., así que menos virulencia y mas análisis objetivos, sobre la situación objetiva que vivimos todos en nuestro país. Ah! y una cosa Altres, por muy mal que le haya ido con su trabajo en CC.OO. controle un poco sus excesos verbales pues pareciera que solo usted defiende los intereses de las mujeres, creo que se equivoca de enemigo, piénselo calmamente, porque en esta lucha no llevamos cuatro días, sino cuarenta años. Gracias por su comprensión.

  34. Yo no he trabajado nunca en CCOO, ésa es Isabel, que hace sus comentarios más arriba, no yo. Parece ser que no has entendido cual es el tema que estamos tratando: la subrepresentación femenina en los puestos directivos de los partidos políticos de izquierda, en el que las mujeres se hallan subrepresentadas, y no las políticas neoliberales.

    El comentario sobre Thatcher y Merkel está relacionado con la idea que tienen algunas personas de que las mujeres tienen las mismas oportunidades que los hombres para alcanzar puestos de responsabilidad en la política, por eso digo que es anecdótica su presencia, desde el punto de vista numérico, tal y como ha expresado en otras ocasiones Federico Mayor Zaragoza, y argumento, desde mi punto de vista, a qué es debido. No cuestiono sus actuaciones ni minimizo las consecuencias de la aplicación de sus políticas neoliberales. De hecho, no hablo de ello, porque el tema no es éste.

    Como he comentado anteriormente, las mujeres no son propiedad de nadie, como tampoco lo son los hombres. No me parece correcto referirse a ellas en esos términos ni tampoco restar importancia a su situación de inferioridad numérica y representativa en los órganos de decisión de los partidos políticos, especialmente los denominados de izquierda, porque se trata de una situación de injusticia social contra la que se ha de luchar si queremos una sociedad igualitaria donde todas y todos tengamos las mismas oportunidades.

    Creo Juan Antonio que no has entendido mi opinión, pero aún así te has sentido ofendido por ella. Yo no descalifico a nadie, tampoco a ti. Expreso mis opiniones y las argumento. Yo no “proporciono permisos para poder hablar”, como dices en tu comentario: esta web está abierta a cualquier persona que quiera dar su opinión. En todo caso, quien puede moderar los comentarios y prohibir la publicación de alguno, si así lo considera conveniente, es su propietario, no yo.

    El debate se empobrece muchísimo cuando se tienen que hacer puntualizaciones como éstas porque no tienen nada que ver con el tema.

  35. Altres mirades,perdona,pero,y para terminar con el tema por mi parte,también las grandes mujeres republicanas pertenecían en su mayoría a una clase social alta,el problema es por qué antes las intelectuales burguesas se unían al movimiento democrático y ahora,en cambio muchas se convierten en mulas al servicio de la reacción.La clase social de prodedencia,en suma,por lo dicho,no explica su afiliación,tiene que haber otros factores sociales más importantes,por ejemplo,el predominio ideológico y social de la derecha en la época de la restauración monárquica que nos ha tocado vivir,y la hegemonía de la izquierda,en cambio,en la época republicana.Tampoco es una carencia de feminismo y de respeto por las mujeres en las organizaciones de izquierda la que explica el desagradable fenómeno de las mujeres sádicas de la derecha,sino,en mi opinión,lo que he dicho antes:Los años de la monarquía restaurada hemos vivido una gran oleada de pensamiento conservador y dominación burguesa,en contraposición con los años de la República que lo fueron de liberación y de gran impulso emancipador de las clases populares.Adéu siau.

  36. Hola Beimber, cuando en 1931, año en que se proclama la segunda República española, se aprueba el sufragio femenino, de un total de 465 diputados, 2 eran mujeres, el resto todo eran hombres. Puede que tú a eso le llames un mayor interés de las mujeres de ideología de izquierda por participar activamente en la política o un mayor apoyo de los partidos de izquierda por animar y facilitar su participación. Pero permíteme que yo tenga otra opinión y que no te moleste, como a mí no me molesta la tuya.

    No olvidemos que esta ley que permitía a las mujeres españolas votar en igualdad de condiciones que sus compañeros varones fue apoyada por las derechas debido al carácter conservador del voto que se preveía por parte de un colectivo femenino que no tenía conciencia, porque así se le había negado expresamente hasta ese momento, de ciudadanas, y sin embargo fue obstaculizada por las fuerzas de izquierda, por ese mismo motivo, porque creyeron que no se verían beneficiadas.

    “Se sancionó la igualdad en el acceso a los puestos oficiales, pero pervivieron
    situaciones discriminatorias, como un salario un 50% inferior al del varón. El fuerte impulso de la República a la creación de escuelas se tradujo en un descenso del analfabetismo del 57% al 37% de las mujeres. Sin embargo, todavía era escasa la presencia femenina en la enseñanza secundaria (con un 30% del total de estudiantes) y en la universitaria (unas 2.300 alumnas frente a 30.000 alumnos,). Aunque las Escuelas Normales y algunos centros de primaria adoptaron una enseñanza mixta, continuó la costumbre de separar a niños y niñas en aulas diferentes, y se mantuvieron las asignaturas de labores para las niñas.”. Extracto de un artículo publicado en el diario digital PÚBLICO.ES el 8 de diciembre de 2009.

    Quizás hoy a ti te siga pareciendo esta situación, que además sólo duró 5 años, revolucionaria y por ello creas que si las mujeres no están suficientemente representadas en los partidos de izquierda en la actualidad se debe a que no están interesadas, porque en otros períodos de la historia lo estuvieron “masivamente”.

    Claro que hay otros condicionantes además del sesgo de clase: la solidez con que el patriarcado permanece grabado en el imaginario colectivo, donde el arquetipo sigue siendo masculino y donde las mujeres cobran un 30% menos que los hombres por desempeñar el mismo trabajo, por poner sólo un ejemplo. Estoy segura que con el compromiso firme de los hombres de erradicar esta discriminación tan injusta, la situación hace muchos años que sería muy distinta para todas y para todos.

    Creo que tanto tú como Juan Antonio Rodríguez os sentís, en cierto modo, atacados por mis opiniones, y no entiendo por qué. Os mostráis muy susceptibles delante de esta situación, y vosotros sabréis los motivos. Demasiados hombres se niegan a asumir su parte de responsabilidad en este tema, porque no son las mujeres las que se niegan a conseguir un estatus de ciudadanas de pleno derecho, sino que son los hombres los que obstaculizan estas aspiraciones de justicia y equidad.

    No olvidéis que nadie, ni hombres ni mujeres, consienten en su propia discriminación ni en su propia explotación. Si a veces puede parecerlo, son por cuestiones muy complejas y sofisticadas que no se pueden simplificar nunca si se quiere conocer los verdaderos motivos.

    Un saludo a los dos.

  37. Es una realidad la falta de mujeres en todo los ámbitos de poder, y quien no lo vea es que está ciego. Es que tienen el cerebro menos desarrollado que nosotros, es que les dan miedo el tomar decisiones, es que no les gusta mandar,es que, es que…vamos señores, seamos serios y reconozcamos que estamos en una sociedad machista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *