La brecha salarial entre mujeres y hombres

Escuchar

Traigo aquí unos datos interesantes sobre las diferencias de ingresos entre mujeres y hombres. Se refieren a Estados Unidos pero creo que la discriminación que reflejan es perfectamente extrapolable a otros países, aunque lógicamente no coincidan exactamente en las cifras.

– Las mujeres ganan, de media, el 77% de lo que gana un hombre. Eso significa que deben trabajar 15,5 meses para ganar lo que los hombres ganan en 12. La diferencia es mayor si son negras o latinas: ganan el 58,7% y el 69,1%, respectivamente, de lo que gana, de media, un hombre blanco.

– Las mujeres suelen trabajar en sectores de salarios más bajos: el 68% de los empleos en educación y el 78% en salud y cuidados los ocupan mujeres. Pero incluso en esos sectores su salario es mucho menor que el de los hombres.

– Mayores estudios no mejoran la brecha salarial entre mujeres y hombres. La que se acumula a lo largo de la vida de las mujeres y los hombres que no han terminado secundaria es de 300,000 $, mientras que la de las mujeres que han terminado, al menos, bachiller, es de 723,000 $. Las mujeres con grado de doctora ganan 350.000 $ menos que los hombres con igual titulación a lo largo de sus carreras. Las directoras ejecutivas de empresas ganan el 69% que lo que ganan los hombres y las abogadas un 74%.

– Las mujeres con educación superior ganan, como media, el 80% que los hombres en el primer año de trabajo después de graduarse en las mismas carreras. Diez años después, ganan el 69%.

– El dinero que, como media, gana de menos una mujer respecto a un hombre a lo largo de su vida permitiría alimentar a una familia de cuatro miembros durante 37 años.

– Las mujeres solteras sufren una mayor discriminación: ganan el 78,8% de los que ganan las mujeres casadas y el 57% del ingreso de los hombres casados.

– El ingreso de las mujeres trabajadoras deja de crecer, como media, a los 39 años. En el caso de los hombres, a los 48.

– Para las mujeres de edades comprendidas entre 25 y 29 la diferencia anual media con el ingreso de hombres de esa misma edad es de 1.702 $. En los últimos cinco años de su vida activa, la diferencia ha subido a 14.352 $.

– En 1967, las mujeres ganaban, de media, un 58% de lo que ganaban entonces los hombres. De seguir con este ritmo, serán necesarios 45 años para lograr terminar con la actual diferenciación salarial.

En resumen, la brecha salarial entre mujeres y hombres y la discriminación que refleja es cuantiosa e innegable en Estados Unidos, como en casi todos los países. A  pesar de ello, hay quien piensa que hablar de diferencias o desigualdad “de género”, es decir, la que se produce entre mujeres y hombres por causas que no tienen nada que ver con sus posibles diferencias biológicas, es algo gratuito y sin fundamento.

Fuentes:

Sarah Jane Glynn y Audrey Powers , The Top 10 Facts About the Wage Gap Women Are Still Earning Less than Men Across the Board.

Judy Goldberg, Dey and Catherine Hill, Behind the Pay Gap By.

Catherine Rampell, Mapping the Glass Ceiling.

Annie-Rose Strasser, Despite Growing Number Of Female Doctors And Lawyers, Women’s Pay Still Lags Behind.

Institute for Women’s Policy Research (IWPR), On 100th Anniversary of International Women’s Day, 45 More Years Needed to Close Gender Wage Gap in the U.S

6 pensamientos en “La brecha salarial entre mujeres y hombres

  1. Además, todos estos datos, como escribe Stiglitz en “El precio de la desigualdad” desmontan una de las premisas básicas del capitalismo cual sería la que los capitalistas buscan el máximo beneficio sin tener en cuenta otro tipo de ideología dado que, al ser más bajo el salario de las mujeres, el paro registrado en esa mitad de la humanidad debería ser menor que en el de la otra cuando todos sabemos que sucede precisamente al revés a pesar que, al principio de la actual crisis en España aumentara mucho más el paro masculino pero debido a que en aquel entonces el sector más damnificado fue la construcción donde la gran mayoría son hombres.
    Saludos

  2. Juan, esto fuera de los trabajos asegurados , no se da.
    ¿cuantas denuncias hay de los sindicatos por este motivo?.
    que los trabajos de las mujeres, se pagan menos, bien de acuerdo, y el de los emigrantes, y los contratos sin dar de alta, y la reforma laboral, se ha cargado los convenios, esto es demagogia pura feminista, ¿que se dan casos? pues si, en ambos sexos y cuanto mas bajo es el trabajo peor.
    La solidaridad, y la lucha obrera la eliminaron precisamente los sindicatos, y nosotros le acompañamos y consentimos por acomodarnos.
    Podíamos hablar años sobre estos temas. Pero creo que sería mas interesante hablar de los jueces, fiscales, defensor del pueblo y toda la judicatura de este país ¿que hacen?

  3. La discriminación de la mujer tiene una fácil solución: hacer que el coste de la natalidad no recaiga exclusivamente sobre ella. Como hacen en los países nórdicos. Pero eso tiene un coste….económico, y de poder.
    Y precisamente ese doble coste , tiene y tendrá doblegada a la mujer durante muchos años: El poder de las clases dominantes unido al de género, según los cuales es muy eficiente tener a un colectivo de personas doblegadas para que hagan el trabajo gratis o a un menor coste. Muchos servicios sociales gratis, y además ¡¡SE ELIMINA COMPETENCIA!!!: de un plumazo, el 50% de la población.
    Salir de ese pozo es fácil, pero caro. En España durante los últimos 30 años no ha interesado ni a las izquierdas, ni mucho menos a las derechas.

  4. Hay miles de informes y de denuncias de los sindicatos y miles de demandas interpuestas, otra cosa es que los medios se hagan eco de ellas. Hay que informarse bien antes de afirmar cosas que no son verdad. Y no se da únicamente en trabajos de inferior categoría, para nada. Se da, igual que la violencia de género, tanto en niveles bajos como en los altos. No es una cuestión de estatus, es una cuestión de mentalidad.

  5. Sería interesante que explicase la diferencia entre discriminación salarial directa e indirecta.
    De la directa apenas hay casos. De la indirecta sí hay muchos, y esos son los casos que reflejan esas estadísticas tan llamativas. Los medios deberían aclarar la diferencia, porque aunque la indirecta sigue siendo discriminación, los titulares nos inducen a pensar demasiado a menudo que se paga más a un hombre que a una mujer, con el mismo trabajo, y en la misma empresa… eso no casi no sucede en España, ni en otros países occidentales.
    Un saludo, me gusta mucho su blog que acabo de descubrir.

Deja un comentario