La desvergüenza de la banca española

Escuchar

Publicado en Público.es el 23 de noviembre de 2012

Las declaraciones del portavoz de la banca española (y antiguo subgobernador del Banco de España, por cierto) con motivo de las normas recién aprobadas por el gobierno sobre desahucios muestran que los banqueros españoles están perdiendo ya los niveles mínimos de responsabilidad, decencia y vergüenza.

Jueces y expertos y, por supuesto, las personas y familias afectadas, han puesto de relieve que se trata de una reforma muy tímida y que de ninguna manera va a evitar la inmensa mayoría de los desahucios tan injustos e inhumanos que se vienen produciendo, además de ser muy beneficiosa para la banca: los supuestos que contempla son muy restrictivos y ni siquiera todos los de gran necesidad, no tiene carácter retroactivo, solo se refiere a los expedientes promovidos por la banca, y permite que se sigan acumulando intereses cuando se suspendan temporalmente, lo que evita que los bancos pierdan dinero y que tengan que cargar ahora con viviendas de difícil salida al mercado en estos momentos. Pero, a pesar de ello, los banqueros dicen que es muy negativa, que “pone en riesgo la buena cultura de pago que existe en nuestro mercado hipotecario” porque puede hacer que la gente deje de pagar caprichosamente las hipotecas, e incluso que se puede cerrar el grifo del crédito se si aprueba.

Parece mentira que los españoles tengamos que oír esto de la banca, como si fuésemos estúpidos. Si nuestros bancos y banqueros se jactan de ser los mejores del mundo, ¿qué es lo que explica entonces que aquí tenga que haber condiciones hipotecarias (y en general bancarias) más asimétricas que en los demás países de nuestro entorno? ¿Por qué la banca española no puede operar en las mismas condiciones que la francesa, la alemana, la inglesa o la de Estados Unidos, si en esos países compite en igualdad de condiciones con otros bancos? ¿Qué tipo de razón financiera es la que justifica que aquí haya pervivido una legislación casi decimonónica tan favorable a ellos? ¿Son razones económicas, de eficiencia financiera y de mercado, o sencillamente que los banqueros han tenido aquí más poder que en otros lugares y que se han podido hacer fuertes en sus privilegios, entre otras cosas, porque fueron el soporte principal de la dictadura fascista de Franco?

Si tuvieran vergüenza, los banqueros hablarían claro y dirían que si se oponen a esta reforma es simplemente porque quieren seguir teniendo los privilegios de siempre que les hacen estar entre los bancos con más rentables del mundo sin ser los que mejor financian y tener un poder político y social mucho mayor que en casi todos los demás países.

Y es igualmente desvergonzado que los banqueros aludan, aunque formalmente no utilicen esta expresión, al llamado riesgo moral que en su opinión conlleva la reforma. Es decir, que afirmen que crea un incentivo que puede permitir que los individuos trasladen su responsabilidad hipotecaria a los bancos, convirtiéndose voluntariamente en malos pagadores, como si la gente estuviera deseosa de perder sus viviendas caprichosamente.

Parece mentira que sean los banqueros los que digan eso cuando son precisamente los bancos los que deben el dinero que ha puesto a la economía española a los pies de los caballos por su gestión avariciosa e irresponsable y lo que ha provocado que tengamos que ser rescatados, haciendo que el conjunto de los españoles tengamos que asumir su deuda con los bancos extranjeros. Son los banqueros y no las familias ni los pequeños y medianos empresarios los que se han aprovechado de la información privilegiada que tienen para trasladar sus responsabilidad a los demás, encareciendo artificialmente la financiación, haciéndola más difícil de obtener, y provocando una rémora inmensa a la actividad productiva en nuestro país.

El auténtico y más negativo riesgo moral que puede influir sobre nuestra economía es el que está haciendo que los propietarios y directivos de las entidades financieras que la han hundido, que han volatilizado el dinero de sus clientes en operaciones especulativas muy arriesgadas, que han estafado a miles de clientes y que les hacen pagar comisiones y gastos muy por encima de los habituales en otros países de alrededor, se vayan de rositas y no den cuenta ante la justicia de los daños que han producido.

El mal ejemplo para millones de españoles es comprobar que los banqueros que han cometido delitos son indultados graciosamente cuando son condenados, y que esto último sea algo excepcional porque los fiscales y los jueces raramente actúan contra ellos, como demuestran tanto casos de crisis y quiebras bancarias que se han saldado con costes enormes para los contribuyentes y aire fresco para quienes las han provocado.

Lo que paraliza a la economía y destroza a las empresas que crean riqueza es que los banqueros utilicen su poder para echar por alto la imprescindible financiación de la actividad económica al convertir el negocio bancario en el motor que alimenta las burbujas, la especulación, la evasión fiscal, la fuga de capitales a los paraísos fiscales y los negocios más sucios que existen. O que hoy día estén ganando miles de millones generando más deuda para todos los españoles a base de recoger dinero barato del Banco Central Europeo y de rentabilizarlo comprando los bonos que luego le permiten ofrecer condiciones inmejorables a los grandes poseedores de liquidez, y todo ello racionando la financiación que necesitan urgentemente las empresas.

Y lo que es una barbaridad y nos lleva al desastre no es que se tomen medidas de justicia elemental para proteger a los débiles frente a los poderosos, como dicen los banqueros, sino que éstos utilicen su poder para seguir tratando de imponer un modelo productivo caótico, depredador e insostenible. El portavoz de la banca lo ha dicho claro: “hay que dar más créditos y crear más casas”. Eso es lo que se le ocurre proponer a los banqueros en un país en donde hay casi cinco millones de viviendas vacías, urbanizaciones enteras sin utilizar consumiendo recursos naturales y energía sin cesar, y la experiencia de una burbuja que ha enriquecido a unos pocos pero que ha dejado desolada a nuestra economía llevándose por delante la posibilidad de modernizarla y de situarla en la vanguardia de las naciones. Tienen a miles de empresarios carentes de financiación, reclamando crédito urgente y asequible para crear empleo y riqueza y lo que quieren es destinar el dinero a mover otra vez cemento y a dar pelotazos a base de corrupción y barbaridades urbanísticas. Están locos y esto es la mejor prueba de que hay que combatir la irresponsabilidad y la desastrosa gestión de los recursos que hacen nuestros banqueros.

Si los españoles queremos de verdad salir de esta crisis provocada por la banca no podemos seguir manteniendo el sistema financiero tal y como lo están moldeando el anterior y el actual gobierno con las reformas que han realizado. Hay que acabar con los privilegios y con el poder político y mediático de los bancos si es que no queremos que los banqueros acaben con la democracia. Es imprescindible disponer de una banca pública, bien dirigida y estrictamente controlada, que no pueda financiar sino a las empresas y consumidores que lo necesiten para hacer que crezca la generación de riqueza y no las actividades especulativas. Una banca firmemente asentada en principios éticos (y no, como quería el gobierno en “buenas prácticas” de asunción voluntaria), y en un compromiso radical con el desarrollo económico y social y con el equilibrio medioambiental, lo que significa, sobre todo, que no se puede dedicar, como hacen los bancos actuales, a financiar la corrupción, modelos productivos insostenibles y la creación constante y artificial de deuda.

11 pensamientos en “La desvergüenza de la banca española

  1. Además este hombre fue durante muchos años el responsable de la Inspeccion del Banco de España para cajas de ahorro y rurales, por lo que resulta de lo mas extraño que adopte esta postura quien debió soportar y sancionar todos los trucos, atajos, abusos, ilegalidades y falsedades que han cometido estas instituciones para vadear la legislacion, tanto en lo que atañe a prestamos, retribuciones y ayudas personales a consejeros, como a la concentracion de riesgos con prestamos reincidentes a los mismos clientes, superando gravemente(como se ha demostrado posteriormente) los distintos coeficientes. Será que tiene añoranza, pero ¿de qué?¿de la gratitud y generosidad de las cajas?. Habría que investigarlo, aunque el premio, por lo “bien que hizo su tarea”, no ha sido pequeño para un funcionario de la banca púiblica: Presidente de la Asociacion de la banca privada de España

  2. Lo que me ha gustado más ha sido la afirmación: “están locos”. Es cierta. Están locos y hay que pararles los pies, porqué esta gente es un peligro para si mismos y para los demás.

  3. Es necesario cambiar el derecho, tanto el nacional como el internacional. Es urgente la tipificación del delito financiero. Non sé para qué tenemos al fiscal General del Estado, en principio debería ser el garante de la legalidad. Los países de la periferia deberían aliarse contra el oligopolio financiero europeo; sólos no vamos a hacer nada, no basta con manifestarse: hay que hacer un frente común contra el neoliberalismo. Un primer paso: amenazar con la salida del euro o, si hiciese falta, de la propia UE

  4. Creo que todo tiene más calado, desde Maastricht se decidió formar una UE que de acercamiento de estados nada de nada, en el cortijo se desmantelaba la industria, Alemania y china tragaron desde el 95 el anzuelo USA de liberalizar las importaciones, los primeros por la inflación tapada de la revalorización de la moneda oriental, los 2ºs para mantener devaluada su moneda…. La burbuja cortijera la mantuvo la banca de aquí (para quien no se moleste en buscar el verdadero accionariado) con la ayuda de la de fuera y la nula supervisión de la UE sobre las ayudas porque antes de que ningun banco se fiase de la bazofia camuflada en productos del resto, el desmontaje del cortijo dependía de mantener un PIB ficiticio al desmantelar el tejido industrial, y nuestra ley hipotecaria lo permitía….

    Salud

  5. Ya lo dije en un comentario anterior, y se sabe de sobra: los banqueros forman parte de la clase que vive del robo de los frutos del trabajo de la mayoría de la población; eso no es ninguna novedad y no hay que pedir al ladrón que cambie de modo de vida. Esa es una estrategia equivocada y destinada al fracaso. Lo que hay que hacer y está en nuestras manos hacer es acabar con sus perritos falderos, los que cumplen sus órdenes y nos apalean para que nos quedemos quietos: LOS POLÍTICOS. Esos sujetos impresentables que están incondicionalmente a sus órdenes, y que ahora forman la banda PPSOE. Como nosotros mismos los ponemos a masacrarnos, en parte es nuestra culpa, elegimos estúpidamente a nuestros verdugos. La única manera de acabar con los banqueros ladrones es echar a la cloaca a sus perritos falderos y tomar el control de nuestros destinos. CREAR UNA VERDADERA DEMOCRACIA, que NUNCA ha existido en la historia. Todo lo demás es como llorar bobaliconamente pidiendo que el sol sea cuadrado.

  6. Pero para eso hay que cambiar el sistema político y por ahora
    nadie se atreve ni a enunciar algo como eso, es como la reunión
    de los ratones….Quien le pone el cascabel al gato?

    Mientras tanto los que pueden por el sistema acumulan mas y
    mas riqueza, la esconden lo mas lejos posible y se preparan
    para un gran futuro que el resto pagara y lo peor las inmensas
    fortunas, segun crecen, crecera su rendimiento y habra menos
    para los otros.

    Por eso dentro del sistema todo se proyecta a peor.

  7. donde se consiguen las declaraciones y quien es esa persona, el portavoz?? disculpen la ignorancia y gracias

  8. Estos señores provocaron con las ayudas que ha habido que darles el 95% del deficit de España en 2011. Han estafado a miles de clientes. Y tienen la jeta de seguir opinando . Realmente tienen derecho a hacerlo… pero deberian hacerlo desde la carcel. Hay ciertas cosas que deben de estar en manos publicas con criterios de servicio publico y por supuesto alejado de las manos de los politicos y una de esas cosas es la banca.

  9. Las declaraciones:

    http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-tarde-en-24-horas/aeb-aboga-dar-mas-hipotecas-construir-mas-casas-para-evitar-exclusion-social/1583808/

    http://www.diarioinformacion.com/economia/2012/11/20/patronal-banca-apuesta-construir-dar-hipotecas-salir-crisis/1316522.html

    Mientras han dejado unos restos que posiblemente terminarán durrumbando y que los estamos pagando con nuestro esfuerzo, el de la clase trabajadora. Los de su clase se dedican a decir chorradas (perdón por la expresión) y a hundirnos aún más en la miseria. José María Gay de Liébana tiene mucha razón cuando dice que hay casi 6 millones de gente sin trabajo y no salen a la calle a protestar. Así nos va…

    Posiblemente lo conozca casi todo el mundo que visita esta web, pero por si acaso pongo este enlace (reportaje de El País Semanal, de 7 Octubre 2012) como una muestra más, ilustrativa del desastre inmobiliario que este jerifalte de panza agradecida quiere resucitar (ni el supremo bigote que infló la burbuja se atrevería a decirlo):

    http://doyoucity.com/proyectos/entrada/531

  10. Y porque no les “ayudamos” a replantear los negocios a “la banca”

    Porque no les damos algunas ideas a los “bancarios” o sea aquell@s que han trabajado y trabajan para esa “nueva banca ” que hoy tiene la reputacion por los suelos

    Queremos lanzar la primera campana de “nuevas ideas para la nueva banca ”

    1era idea CONDONiAccion
    “en busca de la reputacion perdida”
    “para rehacer la maltrecha economia de las familias y los pequenos negocios”

    CONDONiAccion es una “actuacion” comercial especialmente dedicada a l@s endeuda2
    que tiene como objetivo principal

    “rehacer las economias” de l@s “clientes” de los nuevos bancos surgidos de las antiguas Cajas de Ahorro

Deja un comentario