Marear la perdiz

Escuchar

En mi artículo de ayer domingo en El País-Andalucía comento que la lucha para crear empleo no se puede considerar aisladamente de lo que ocurre en el conjunto de la economía. Como vengo diciendo desde hace tiempo, para crearlo es necesario cambiar las condiciones generales en las que se desenvuelve, y más concretamente generar más ingreso y financiación. Lo demás, de ahí el título del artículo, es “marear la perdiz”. Puede leerse aquí.

3 pensamientos en “Marear la perdiz

  1. Estimado Juan, estoy seguro que ese escenario de un Euro-B ha sido contemplado como un escenario de ´solución final´ por Alemania. Estarían Grecia, España, Portugal e Italia, si hace falta. Supondría una quiebra controlada, con una reducción equivalente de la deuda a la de la paridad fija del EuroB, un 35% menos que el valor actual. Sería terrible para nuestra factura energética, pero un aliciente para las inversiones -Eurovegas inclusive- mano de obra muy barata, y facilidad para las exportaciones. No estoy muy seguro, sin embargo, que nos perdonasen a las familias y empresas un 35% de la deuda. Otra cosa es fomentar el intercambio de servicios y talentos -pero aquí el estado no pilla impuestos- indispensable para la supervivencia; ésta es nuestra moneda B, y en negro (y el Estado en otras cosas)

  2. Hola todos:
    Para poder vender y exportar con ética se necesita respetar el derecho que tienen los consumidores a poder adquirir productos actuales que sean propiedad del que los vende. Y eso es principalmente un problema de patentes. Quien no tiene patentes ni vende, ni exporta, ni practica un comercio ético. España ha bajado su nivel de patentes a cifras irrisorias. Y eso a pesar de que las titulaciones académicas han aumentado. El ingenio no radica solo en la calidad de la obra lograda, el ingenio es también crear las circunstancias que llevan a la posibilidad de la consecución de esa obra, sin la posibilidad nada existe. En otro caso solo es voluntarismo. Los objetos e ideas que se venden o exportan son solo la materialización de productos del ingenio. La consecuencia de esto es que la venta de la “marca España ” es ficticia y barata demagogia. Lo que hay que producir, incluso en lo politico, y vender son productos o ideas, españolas, mejores que los que nos invaden. Y eso con los medios que creemos e impongamos ahora. Lo demás son palos al agua y santería. E.B.

  3. Cualquiera sabe a estas alturas el problema es la acumulación
    y no habra solucion a ninguno de los problemas mientras esa
    gran acunulacion de unos pocos reclame una porcion mayor.

    Eso es economia, lo otro lo que se intenta hacernos creer es
    otra cosa, un disparate tan grande como el de los alquimistas
    de la Edad media.

    Y no habra solucion hasta que la crisis provoque la reacción
    de los pueblos.

Deja un comentario