Mientras el gobierno negaba todo, nosotros escribimos en Lo que España necesita lo que iba a ocurrir

Escuchar

Mientras el gobierno de Rajoy decía que con sus reformas financieras resolvía el problema de la banca española y que nunca habría rescate, Vicenç Navarro, Alberto Garzón y yo escribimos lo siguiente en las páginas 95 y 96 de nuestro libro Lo que España necesita:

“La banca española tuvo unos años de solidez y beneficios extraordinarios pero ahora se encuentra con que una buena parte de sus activos no valen lo que en realidad dicen sus balances porque se trata de activos relativos a la actividad inmobiliaria que se ha venido completamente abajo. En consecuencia, necesita gran cantidad de liquidez y capital que no le resulta fácil encontrar y dedica sus recursos a los destinos más rentables y seguros (como compra de la deuda soberana con el dinero del Banco Central Europeo) en lugar de dedicarlos a financiar a las empresas que crean empleo, con lo que provoca que la economía se deteriore continuamente.

En esta situación a los bancos acreedores, principalmente alemanes, lo único que les interesa es salvar sus muebles, es decir, que se garantice que los bancos españoles van a pagar su deuda con ellos. Por eso, con el apoyo de sus gobiernos, presionan al español para que tome medidas que garanticen el saneamiento de sus balances y el pago de la deuda. Y no les importa que con dándole prioridad a esto se deteriore cada día más la economía porque esa es la excusa perfecta que tendrían para intervenir y “rescatar” a España, es decir, para obligarla a suscribir préstamos cuantiosos que se dedicaría directamente a refinanciar a los bancos españoles para que estos devolvieran a su vez la deuda a sus acreedores”.

Si quieres que no te sigan engañando, te conviene leerlo entero.

 

3 pensamientos en “Mientras el gobierno negaba todo, nosotros escribimos en Lo que España necesita lo que iba a ocurrir

  1. Lo que hay dentro del paréntesis es un auténtico trabalengüas,si le parece oportuno mire de arreglarlo.Saludos.

  2. “Mucha gente me reprocha que soy un anticuado cuando hablo de luchas de clases o de clases trabajadoras. Pero, oiga, es que la lucha de clases existe y es igual de antigua, que no anticuada, e incuestionable como pueda ser la ley de la gravedad”
    Vicente Navarro
    “Por supuesto que la lucha de clases existe, y mi clase, la de los ricos, la hemos ganado”
    W. Buffet
    Estuve en la presentación del libro en Madrid y lo primero que más me sorprendió fue la escasa afluencia de público. No creo que esto sea debido exclusivamente a la nula repercusión que el libro haya tenido en los medios de comunicación, sino a la precipitación con que se ha previsto su presentación al poco de publicarse. Recuerdo que cuando los mismos autores pasaron por Madrid para presentar “Hay alternativas” el auditorio Marcelino Camacho estaba abarrotado de gente.
    Aunque lo importante no es que fuésemos cuatro gatos, sino lo que allí se dijo. Y en este sentido el profesor Navarro estuvo inspiradísimo, aliviando el dramatismo de la realidad en que vivimos con recurrentes golpes de humor; intransigente con la mentira y arrogancia de de un gobierno conservador que pretende desmantelar el Estado de Bienestar; comprometido con las clases trabajadoras, sobre cuyas espaldas se hace cargar todo el peso de la crisis. Casi al final de la rueda de preguntas el profesor Navarro hizo un llamamiento a la rebeldía y la irreverencia, siguiendo el ejemplo de los yayo-flautas de Cataluña que con toda la simpatía y complicidad de la ciudadanía invaden las sucursales bancarias para poner en evidencia que el rey está desnudo.
    Tienen el poder y todos los medios de comunicación para difundir las patrañas que les convienen, pero esto no les sirve para desmentir la realidad de los hechos y la contundencia de los datos que hay que esgrimir como un arma cuando la mentira es cotidiana. Sirva como ejemplo la anécdota que el profesor Navarro contó sobre su última experiencia como contertulio en un programa de radio, en una de esas raras ocasiones en que tienen a bien invitarle. El locutor pregonaba que la austeridad era necesaria porque la gente, en fin, ya se sabe, había vivido por encima de sus posibilidades y ahora era necesario purgar los pecados del despilfarro pasado. El profesor Navarro, que iba pertrechado con el dato de la nómina del locutor, le espetó que cómo se atrevía a exigirle austeridad al ciudadano cuando él ganaba 900.000€ al año, dinero del contribuyente que el tal mercachifle se embolsaba anualmente. Después de aquello al locutor de marras le entró un ataque de rabia y el profesor Navarro tuvo poco menos que ser vacunado en urgencias.
    El primer libro de economía que yo leí por recomendación de una compañera de trabajo fue Hay alternativas, de inmediato simpaticé con sus autores. Desde entonces no dejo de visitar a diario el blog de este trío de cañeros porque todas las previsiones que tan prolijamente han escrito Vicente Navarro, Juan Torres y Alberto Garzón se han venido cumpliendo al pie de la letra.
    Y el hecho de que hoy estemos al borde del abismo se debe a que hay muy poca libertad de expresión en España y economistas heterodoxos como los autores no tienen apenas sitio en la caverna mediática.
    “Uno de los mayores problemas que tiene este país es la izquierda. Un gobierno socialista no puede nombrar ministro de Economía a una señora que dos meses después de cesar encuentra un puesto en Endesa o presumir de bajar los impuestos a los ricos y hacer políticas de derechas cuando gobierne, y gobernará, no lo duden, porque los recortes son anti populares y no hay gobierno que se sostenga con ellos. El problema es que no veo oposición, ni voces disidentes a los recortes en el partido socialista, salvo una, José Borrell, ese sí fue el único que se opuso a Zapatero”
    Vicente Navarro

  3. El que tuvo la suerte o el privilegio de leer y reflexionar sobre Marx, todas las explicaciones sobran para entender la crisis,tienen valor como ejemplos de demostración,nada más. Y el que no leyó a Marx, todas las explicaciones tambien slbran, porque no se va a enterar de nada, y se va a quedar con una serie de ejemplos que solo sirven para discusiones de cafe. Asi que amigos,ojala aprovechen la lectura de este libro, para profundizar despues en el por qué de todo esto..Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *