Bloquean mi página y perfil en Facebook

Escuchar

Comunico a las personas que siguen mis escritos en Facebook que mi página y perfil profesional han sido bloqueados y que ya no podré introducir allí nuevos contenidos.

Desconozco la razón, aunque la imagino, y lamento no poder utilizar esa vía de difusión de mi pensamiento.

La “doctrina Botín” que puede salvar a la Infanta

Escuchar

Publicado en Público.es el 7 de enero de 2014

Cuando se acaba de informar que el juez imputa a la hija del Rey por delito fiscal y blanqueo, los medios de comunicación comentan también que la infanta podría librarse de ser juzgada si se aplica la conocida como “doctrina Botín”.

Esta doctrina del Supremo se estableció en una sentencia de 2007 cuando su Sala de lo Penal avaló una decisión previa de la Audiencia Nacional que limitaba la acción de las acusaciones populares. Según se decía en su sentencia “no puede abrirse juicio oral solo a instancias de la acusación popular, sino que es necesario que lo inste bien el Ministerio Fiscal, bien el acusador particular”.

Lo que hay detrás de esta sentencia y su vinculación con Botín es muy interesante para conocer qué hay detrás de nuestra administración de Justicia porque lo que ocurrió fue sencillamente que se dieron órdenes desde el gobierno para que la fiscalía y la abogacía del Estado actuaran de forma que el Tribunal pudiese evitar juzgar al banquero. Una operación de auténtica ingeniería jurídica que ahora pueden intentar realizar de nuevo.

Transcribo a continuación la explicación del caso que aparece en mi libro La crisis de las hipotecas basura. ¿Por qué cayó todo y no se ha hundido nada ? (Editorial Sequitur 2010).

Según informaba la web EL CONFIDENCIAL el 21 de septiembre de 2006 “durante los años 1988 y 1989, el Santander manejó cerca de medio billón de pesetas de dinero negro, que provenía de fuentes financieras más o menos inconfesables (…) El banco entregó al Fisco información falsa sobre 9.566 operaciones formalizadas que representaban 145.120 millones de pesetas. (…) A tal efecto, no dudó en declarar como titulares de las cesiones a personas fallecidas, emigrantes no residentes en España, ancianos desvalidos, trabajadores en paro, familiares de empleados del banco, antiguos clientes que ya no mantenían relación alguna con la entidad, etcétera”.

Como consecuencia del descubrimiento de esa serie de irregularidades, la acusación solicitó para el presidente del Banco de Santander, Emilio Botín, “un total de 170 años de prisión y una multa de 46.242.233,92 euros (7.694.060.334 pesetas), además de una responsabilidad civil de 84.935.195,86 euros (14.132.027.499 pesetas), que es el perjuicio causado con su actuación a la Hacienda Pública”.

Pues bien, el diario El País informaba el 27 de mayo de 2008 que para defenderse de la acusación de supuestos favores a ese banco, el ex Ministro de economía Rodrigo Rato presentó un escrito de la ex-Secretaria de Estado de Justicia y luego Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, “en la que ésta pidió el 25 de abril de 1996 que se cursaran al Abogado del Estado “instrucciones” sobre su actuación en el caso de las cesiones de crédito”, concretamente, pidiendo que no se dirigiera “acción penal alguna por presunto delito contra la Hacienda Pública, contra la citada entidad bancaria o sus representantes”.

Así funciona la justicia en España. Y estos son los intereses que protegen nuestros gobiernos. Ahora queda ver si de nuevo harán lo mismo para volver a evitar que todos seamos iguales ante la ley.

¿Para qué privatizan?: El caso de Correos

Escuchar

Publicado en Público.es el 4 de enero de 2014

En los últimos años los gobiernos de inspiración neoliberal han llevado a cabo la liberalización y privatización de multitud de antiguas empresas y servicios públicos.

Las razones que se han dado para justificarlas siempre han sido las mismas: el Estado es un mal empresario y provee los bienes y servicios en peores condiciones que la empresa privada. Si se privatizan servicios como la educación, la salud, los correos, la televisión, las comunicaciones, la energía, los transportes, etc. el capital privado los suministrará con toda seguridad a mejor precio, con mayor competencia, con más innovación y con menos coste para la sociedad y para todos los individuos. Sigue leyendo

Regalos de Reyes

Escuchar

Los Magos de Oriente han sido una vez más muy generosos conmigo. Me dejan una edición preciosa de un libro que debería leerse siempre para inmunizarse contra el mal del totalitarismo y una pluma para escribir caligrafía ¡como en los viejos tiempos del colegio, pero mejor!… Entre otras cosillas…

¿Podemos crear empleo?

Escuchar

En mi artículo de esta semana en El País Andalucía comento que hay estudios científicos y evidencias que muestran qué medidas se deben tomar para crear empleo pero que éstas implican un reparto muy diferente de los recursos y de la riqueza y por eso no se adoptan. Puede leerse aquí.

Los siete pecados sociales

Escuchar

He leído un comentario en el blog Meridianos que me parece muy interesante y que me permito transcribir aquí. Creo que contiene una buena reflexión para estas fechas.

Los siete pecados sociales
Octubre de 1947, Mahatma Gandhi da un pedazo de papel a su quinto nieto, Arun Gandhi, en el que ha escrito la siguiente lista, – una lista, con «las siete equivocaciones de la sociedad humana y la causa de toda la violencia.»

Política sin principios.
Riqueza sin trabajo.
Placer sin conciencia.
Conocimiento sin carácter.
Comercio sin moralidad.
Ciencia sin humanidad.
Adoración sin sacrificio.

Al día siguiente, Arun regresa a Sudáfrica, para no volver a ver a su abuelo nunca mas. Tres meses después Gandhi es asesinado.
Artículo original de los «Siete Pecados Sociales» firmado por M.K.G, Mohandas Karamchand Gandhi.

Una lista publicada originalmente el 22 de octubre de 1925 por Gandhi en su periódico semanal Young India. Años más tarde, Arun Gandhi añadió un octavo pecado, derechos sin responsabilidades.

En la actualidad se entrega a todos los personajes ilustres que visitan su mausoleo para que no caigan en estos errores.

Para 2014, Paz y ligereza de equipaje

Escuchar

Este año me gustaría desear felicidad y paz a todas la lectoras y lectores de esta página con unas palabras de Paco Muñoz, catedrático de Historia Antigua de la Universidad de Granada y sobre todo viejo amigo, compinche y compañero desde nuestros estudios en el Instituto Padre Manjón de Granada, y con el verso de Antonio Machado, Retrato, al que hacen referencia. Las saco de su bitácora Náufragos y navegantes de paz y conflictos, cuyo título creo que define perfectamente nuestra naturaleza y el contexto en el que nos desenvolvemos día a día los seres humanos.

«La ligereza de equipaje siempre es un buen consejo, para las pasiones, las posesiones y los kilos. Esta ligereza ascética es -tiene que serlo- compatible con el verdadero hedonismo. Ambos tienen que ir de la mano.

Este mensaje renovado viene de un poema (Retrato, 1902) cargado de humanismo de Antonio Machado, después cantando por Serrat (y posteriormente rememorado por Nino Bravo en Un beso y una flor, Sabina en Peces de ciudad, etc.).

Tener una mochila ligera es una manera inteligente de ir por el mundo. Saber ser ascético en estos momentos (consumismo y/o crisis) es una muestra de calidad humana con pretensiones de programa social.

En cualquier caso para gestionar el naufragio del que participamos de una u otra forma (por no controlar todas las circunstancias, la complejidad, de nuestras vidas -de ahí el nombre de esta bitacora-), mejor ligero de equipaje.»

Con esas palabras de mi amigo y con el poema de Machado os deseo lo mejor y que se cumplan todos vuestros deseos en 2014.

RETRATO

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.

Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

Y cuando llegue el día del último vïaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

El pulso de 2013 y la inflexión de 2014

Escuchar

Publicado en Público.es el 27 de diciembre de 2013

Si tuviésemos gobiernos decentes pondrían los datos sobre la mesa con transparencia  para mostrar que la situación económica va bien o que hay problemas. Pero no es eso lo que tenemos.

En 2008, Zapatero ya empezó pidiendo patriotismo frente a quienes, en su opinión, solo se dedicaban a sembrar “alarmismo injustificado” cuando advertían de que estábamos en una crisis profunda. Y desde hace semanas, Rajoy y todos sus ministros se dedican a convencer a la población de que enseguida se comenzará a crear empleo y actividad económica porque la crisis se ha acabado y comienza, gracias a ellos, una nueva senda de crecimiento y bienestar.

Los datos, sin embargo, no permiten valorar tan positivamente lo que viene sucediendo.

(null)

Fatal error: Uncaught Error: Call to undefined function wp_pagenavi() in /customers/7/d/3/juantorreslopez.com/httpd.www/wp-content/themes/juantorreslopez/home.php:85 Stack trace: #0 /customers/7/d/3/juantorreslopez.com/httpd.www/wp-includes/template-loader.php(78): include() #1 /customers/7/d/3/juantorreslopez.com/httpd.www/wp-blog-header.php(19): require_once('/customers/7/d/...') #2 /customers/7/d/3/juantorreslopez.com/httpd.www/index.php(17): require('/customers/7/d/...') #3 {main} thrown in /customers/7/d/3/juantorreslopez.com/httpd.www/wp-content/themes/juantorreslopez/home.php on line 85