Podemos, entre ataques ajenos y errores propios

Escuchar

Publicado en Público.es el 4 de marzo de 2016

Desde que apareció en la escena política, Podemos en general y sus dirigentes en particular han sufrido los ataques más fuertes que se han registrado en la historia de nuestra joven democracia.

Para evitar su ascenso se ha recurrido al insulto y la descalificación e incluso a mentiras y calumnias. Multitud de periodistas y medios han constituido una especie de legión dedicada en cuerpo y alma a combatir y descalificar sus propuestas, pasando sin solución de continuidad de la crítica política a los más crueles ataques personales.

Nunca se había visto algo así en nuestra vida política pero en cierta medida era previsible que haya sucedido.

Ya no se puede seguir disimulando la corrupción y los privilegios vergonzosos e ilegítimos de los que disfrutan los más poderosos del reino, desde Don Juan Carlos de Borbón y su familia hacia abajo, y a todos ellos entró el pánico cuando pensaron en la simple posibilidad de que unos advenedizos no solo pudieran llegar a gobernar sino a disponer de información sobre lo que hacen con España y con el dinero de los españoles detrás de la tramoya y de sus grandes declaraciones de amor a la Patria.

Los bancos, las grandes empresas, las familias “de siempre”, muchos políticos e incluso partidos casi en su totalidad (como vemos que está pasando con las tramas urdidas por el PP en Valencia o Madrid) llevan años y años apropiándose a su antojo del Estado y de sus instituciones en beneficio propio. Y para salvaguardar sus intereses han tejido una red numerosa y tupida de “empleados” a quienes mantienen a base de las sobras que les deja su pillaje. Estos últimos (políticos que cobran complementos millonarios, periodistas, economistas…) son los encargados de elaborar el discurso social que oculta y legitima el estado de saqueo en el que vivimos, tirándose al cuello, si hace falta, de quien ose poner todo eso en cuestión. Los periodistas que acaba de descubrirse que están en cuantiosa nómina de El Corte Inglés o los sueldos millonarios que cobran otros en diferentes medios de comunicación de la derecha o la Iglesia son buena prueba de lo que digo.

Podemos no es sino una expresión de la indignación social cada día más generalizada ante todo esto y si no hubiera nacido de la mano de Pablo Iglesias lo hubiera hecho de la de cualquier otra persona o con otro nombre porque ya no se puede seguir aguantando lo que estamos viviendo, los escándalos de cada día, la corrupción galopante y una institucionalidad nacida de los consensos de la Transición que (nos guste o no) ya no da más de sí y se viene abajo.

Es normal que en este ambiente Podemos no haya podido construir con sosiego su discurso ni definir y asumir con suficiente serenidad la ética y la estética con la que se presenta a la sociedad. La vorágine de los hechos le ha obligado a improvisar y los ataques constantes y tantas veces tan injustos han debido someter a sus dirigentes a un acorralamiento abrasivo que impide pensar bien y hacer política “normal”, y mucho más en condiciones tan excepcionales como las que vive España.

Creo, por tanto, que es injusto culpar a Podemos de todo lo que pueda estar haciendo mal o hacer responsables solo a sus dirigentes de sus fallos o ni siquiera de tantas contradicciones y pasos en falso como han dado (y que incluso algunos de ellos han reconocido en público). El medio ambiente que a propósito le han creado los grandes poderes financieros y mediáticos al sentirse asustados con su sola presencia posiblemente esté siendo tan responsable o más de la imagen (buena o mala, según se mire) y de la actuación con las que se presenta Podemos ante la sociedad.

Pero dicho eso, creo que no se puede obviar la parte de responsabilidad propia y los errores que a mi juicio pueden hacer que Podemos entre en barrena y frustre la confianza que ha recibido de millones de personas y votantes.

La presión ambiental, el acoso, las mentiras y los ataques antidemocráticos que día a día reciben Pablo Iglesias y sus compañeros no van a desaparecer porque forman parte de la idiosincrasia y del modo habitual de actuar de unos grupos de poder que siempre han creído que España es suya. Recuérdese lo que decían cuando el Partido Comunista trataba de abrirse paso, con todo derecho, en la democracia que nacía tras la muerte de Franco y lo que hicieron para evitar que fuera influyente. O los ataques que dedicaban a los socialistas que se disponían a gobernar España de la mano de Felipe González con una mayoría electoral nunca antes registrada. Son los mismos grupos que llegaron a decir que Rodríguez Zapatero era nada más y nada menos que cómplice de ETA o que ahora dicen que si hubiera un gobierno de cambio progresista España se hundirá en la miseria.

Pero, a mi juicio, el principal problema que está empezando a tener Podemos ya no es ese clima sino su propio comportamiento que lo reaviva y que no contribuye crear condiciones más favorables para que surja y se consolide la nueva forma de hacer política que en España se necesita tanto como el aire que respiramos.

La trampa en la que cae Podemos es responder a la prepotencia del poder oligárquico con arrogancia y chulería; a los continuos intentos que se hacen para excluir su disidencia con un discurso frentista que le separa de las grandes mayorías sociales. Su error fatal, creo yo, es hacer del lenguaje político una variación del espectáculo televisivo, una provocación constante y no ser consciente de cómo es y qué desea la inmensa mayoría de la gente común de España, a quien (según me parece a mí) no le va tanta bronca, ni el macarrismo, ni la faltas de respeto a los demás o a las formas más elementales de convivencia formal entre personas educadas. Se equivoca a mi juicio Podemos haciendo una interpretación masculina, agresiva, competitiva y tacticista de la política. Se equivoca cuando vocifera en lugar de susurrar y cuando agrede en lugar de extender la mano; cuando, en vez de ayudar a que se acerquen las gentes, abre tan drásticamente un surco insuperable entre “ellos”, los buenos, y los demás, porque la sociedad es mucho más compleja y porque la casta (que existe) no es, sin embargo, todo lo que a Podemos le parece casta solo porque no es como Podemos. Podemos se equivoca en esta fase de negociación con su baile de ahora me siento, ahora me levanto, al renunciar a la estrategia y a los principios a cada instante o, al menos, cuando los pone tan a buen recaudo que parece que no los tiene. Se equivoca cuando en momentos de tanta agresión concentra todo lo que puede el poder interno y renuncia al abrazo de quienes quisieran estar al lado de sus dirigentes para animarlos, ayudarles y decirles al oído que sí se puede pero que, en realidad, solo se puede si lo intentamos todos y no solo unos cuantos ungidos de luz, poder personal y oportunismo.

Por último, me temo que Podemos, que hasta ahora ha dado muestras de haber sabido “leer” a la perfección los deseos de una gran número de españoles hartos de la corrupción y del bipartidismo que la amparaba, se confunde en la lectura más reciente de lo ocurrido en las últimas elecciones.

Tras el 20D, nadie puede imponer nada en el mapa político. Primero, porque aritméticamente no es posible, y segundo porque es cada vez más evidente que la gente común desea otro modo de hacer política, de ser político y de estar en la política. Y todo esto último no solo consiste en hacer demagogia con los sueldos, con los coches oficiales o con los recibos de unos cuantos taxis, ni en creer que la gente común solo es la que comúnmente hay en Podemos. Consiste en hablar de otro modo, en tener empatía incluso con quien no piensa como tú, en saber negociar y pactar con el contrario cediendo a veces, en construir sociedad y bienestar también con quien está en las antípodas de tu pensamiento (los viejos del lugar dirían con razón que no otra cosa es la lucha de clases, esa que dicen que ya ha desaparecido).

Podemos se está equivocando fatalmente porque actúa como si la correlación de fuerzas fuera otra de la que realmente existe. Con la que ha surgido del resultado electoral no es posible imponer la estrategia maximalista que Podemos se empeña en imponer, de modo que su comportamiento o es inútil o no tiene (como yo creo que le está pasando) credibilidad alguna (es muy difícil creer que quiere o puede llegar a acuerdos con otra parte quien le pone condiciones imposibles, quien no está dispuesto a renunciar a algo mientras que le exige a la contraparte que renuncie a mucho, o quien agrede sin necesidad y en el peor momento a quien le propone ser socio).

Y la consecuencia de apostar por esa estrategia maximalista es que Podemos no aprovecha la poderosa capacidad de negociación de la que dispone. De momento, no ha sido capaz de lograr que en los pactos que hay sobre la mesa se mejoren las propuestas sobre bienestar de millones de personas o de regeneración democrática y se eliminen las que suponen un paso atrás en este sentido. Y corre el riesgo de terminar convirtiéndose, como ya le ocurre en Andalucía, en una especie de fuerza política “de segunda división”.

Las grandes palabras y los gestos y declaraciones rimbombantes se las lleva el viento. Lo que queda y lo que hace que una fuerza política se perciba por la ciudadanía como un auténtico motor del cambio social y del progreso histórico es su contribución efectiva a lograr mejores condiciones laborales, económicas y políticas en cada coyuntura y en correlaciones de fuerzas que no siempre son las favorables o deseadas. A veces, como puede suceder ahora, las estrategias de máximos pueden dar mínimos resultados y las apuestas minimalistas son las que proporcionan el máximo y mejor resultado de todos los posibles.

Podemos es ya un proyecto demasiado importante como para que se vaya por la borda por mor de bravuconerías y arrogancia.

16 pensamientos en “Podemos, entre ataques ajenos y errores propios

  1. Personalmente a mi, que nací en el 54 como Vd., no me gusta la política gestual de los dirigentes de Podemos.
    Pero en la negociación, después del 20 D, creo que han actuado correctamente. Si Vd. analiza la situación desde el comienzo observará: que fueron eclipsados de la mesa del congreso, enviados al gallinero y eliminados en el senado. Se ha firmado un acuerdo con Ciudadanos mientras se estaba negociando con Podemos. Se les pide la abstención (un cheque en blanco)-vamos que eres el tonto de la película, con el argumento pueril de que votarían con el PP.
    Mire profesor ¿Sabe lo que le pasa al PSOE? Qué quiere formar parte de la Gran Coalición y echarle la culpa a Podemos. Los deseos de la nobleza latifundista, del clero reaccionario y del capital del IBEX al servicio del capital extranjero es formar la Gran Coalición y Fíjese es curioso, les está estorbando Rajoy. Verá como le dan una salida digna.

  2. A ver, varias cosas.
    Su artículo esta lleno de silogismos erroneos y falacias.
    Me explico. Que tengamos corrupción desde los más altos próceres hacia abajo no hace bueno el programa de Podemos. Además, don Juan, dice Vd que no se le puede echar la culpa, entonces a quien? a Harry Potter?.Con mismo razonamiento, tiene la culpa Rajoy?
    Le sigo todas sus publicaciones y esta desde luego no ha sido nada afortunada.

  3. Se me olvidaba profesor. Las grandilocuencias de “Lo hacemos por España”, “Son Independentistas”, “Lo hacemos por los débiles, los mas necesitados” etc. yo las tomo como frase vacías, puro pmarketing. Aquí, la teoría a aplicar es la TEORIA DE JUEGOS.

  4. Profesor Torres López,

    Leo este escrito suyo y no puedo con mi asombro. Que usted una su voz a la de quienes denuestan a todo político que se salga de lo mandado por el poder establecido es algo que me sorprende y me cuesta de entender. Porque eso y no otra cosa es lo que hace usted con esta crítica a la actuación de Pablo Iglesias. De corazón le digo, Profesor Torres, que me causa disgusto este escrito suyo.

    Que no esté usted de acuerdo con el hacer de Pablo Iglesias lo puedo entender. Pero no que lo publique del modo que lo hace… ¿Qué intención le mueve, profesor? ¿No dice usted mismo que hay periodistas en nómina de empresas cuya tarea es desacreditar a los políticos insumisos? Pues está haciendo lo mismo. Quiero pensar que lo hará con buena intención y que no cobrará usted sueldo alguno por darle ese varapalo, pero se está sumando usted a los canallas que lo atacan.

    Lo que usted le dice públicamente a Pablo Iglesias y al conjunto responsable de esa formación quizá estaría bien si se lo dijese en privado. ¡Pero en público…! ¿Qué espera lograr? ¿De verdad piensa usted que con su crítica está ayudando a superar el bipartidismo político en España?

    En fin, Profesor Torres López… Lamento tener que decirle que desapruebo esa actuación suya. Qué pena que no lo haya `pensado usted dos veces antes de publicar esta acerba crítica

    Reciba mi cordial saludo

  5. No me parece especialmente inadecuado el comportamiento de Podemos y sus dirigentes, por lo menos hasta la fecha. Sí, en cambio -por poner un ejemplo-, me parece inadecuado llamar “indecente” a Rajoy Brey en un plató de televisión. Si Pdr Snchz le hubiera llamado indecente en el Parlamento, la cosa hubiese sido distinta. En el Parlamento se puede decir lo que se quiera, hasta lo más grueso: para esto está el Parlamento. Volviendo a Pablo Iglesias, sin embargo, en su discurso en la sesión de investidura sí dijo algo muy excesivo, que por fortuna pasó desapercibido, y fue la alusión al Komsomol (Juventudes del Partido Comunista ruso) y a los jefes de escuadra fascistas en referencia a Albert Ribera. Ahí se pasó cuatro pueblos, y además de manera innecesaria, que es lo peor. Pablo Iglesias debería vigilar esos excesos. Por lo demás, ¡ánimo!, y todo el apoyo, que en estos momentos tanta falta hace.

  6. Sr Torres, ¿cree usted posible compatibilizar o armonizar de alguna forma los programas económicos de psoe, podemos y ciudadanos? Puede haber alguna solución salomónica tipo ni pa ti ni pa mi, un camino de enmedio?

  7. Respetado profesor. Totalmente de acuerdo con su diagnóstico. No es momento de exabruptos y discursos sonoros y rimbonbantes. Mucha coherencia, sutileza en las acciones y firmeza y determinación en el camino a seguir.

  8. A diferencia de usted profesor yo, lo que más temo que suceda en Podemos (y creo que en parte ya ha sucedido) es una deriva a estrategias “moderadas” de mínimos. El concepto de apuesta minimalista ha sido justamente lo que ha conducido a la social democracia al paradigma neoliberal.

    Hubo un tiempo en que partidos socialistas de izquierdas orgullosos de serlo lograron imponer una agenda que la propia derecha tuvo que asumir, fueron décadas de crecimiento económico, mejora del bienestar, las libertades y la justicia social, y la mayor parte de los logros que aun conservamos se los debemos a aquel periodo. La diferencia cuando gobernaban la derecha o la izquierda la izquierda era básicamente si se primaba la contención de la inflación o la mejora de la cantidad y calidad del empleo, pero el paradigma de economía y sociedad hegemónico era el socialdemócrata. Todo esto fue logrado por una estrategia de máximos que era ni más ni menos que construir el socialismo mediante la reforma del capitalismo hasta alcanzar la superación del mismo.

    Años después, olvidados los “objetivos maximalistas” y enfrentados a una fuerte “contrarrevolución conservadora” y a un cambio de modelo del capitalismo las izquierdas renunciaron completamente a la vieja idea de construir el socialismo mediante la progresiva reforma del capitalismo y con ello dieron al traste con los logros del socialismo democrático. Las apuestas minimalistas “de lo posible” asumen de facto el TINA y no hacen más que dar continuidad y legitimidad a la hegemonía neocon, la diferencia entre gobiernos de izquierdas y derechas estriba ahora en los plazos de aplicación de las reformas y en algunas medidas paliativas que a la postre solo sirven para que sustituir los antiguos derechos por subsidios-limosna.

    Creo que Podemos puede fracasar y muchos aran lo imposible para que así sea, pero lo que no tiene sentido es repetir los errores que nos han llevado a la situación actual, después de todo en un contexto de absoluta derrota como estamos ya no tenemos gran cosa que perder. Y no es que no sea consciente de la diferencia de contexto histórico entre los “buenos tiempos de la socialdemocracia” y el presente capitalismo (véase Grecia por ejemplo), pero aun así debemos intentarlo.

    Saludos

  9. Hola Juan, sigo leyendo tus textos…
    Creo que eres un poco ingenuo con respecto a Podemos.
    Está Todo estudiado. Por ellos y por sus equipos, equipos de podemitas a los cuales les hemos pagado entre todos los estudios universitarios.
    Salieron de Izquierda Unida porque no podían subir, el 15M vieron la fuerza, la aprovecharon y ahora quieren adueñarse de ella.
    Pidieron pistas sobre las que actuar, Sol estaba llena de urnas para sugerencias.
    Sólo en plan totalitario (da igual que sea un dictador de izquierda o de derecha) se puede pretender que en una asamblea como las que hacían Todos los que asistan esten de acuerdo. ¿Quieren fotocopias? ¿Gente dominada?
    El error que considero peor es el que quieren hacer al lenguaje, (¿La LOGSE no dió para más?) Y es que lo hacen siendo de letras, no mayoritariamente de ciencias, quizás de sociología, políticas…
    Consideran que el idioma español es erróneo porque lo consideran “machista” ¿Nadie les dijo lo que era genérico?
    Hombre es el genérico de Humanidad
    y para los sexos masculino y femenino existen diferentes palabras varón/mujer que son las que ponen en la partida de nacimiento. (El feminismo acérrimo es igual al machismo)

    http://www.elconfidencial.com/espana/2016-03-06/asi-domina-podemos-los-medios-pablo-no-debe-pestanear-75-veces-por-minuto_1163357/

    Un saludo

  10. Entiendo perfectamente las reacciones contrarias a la exposición del profesor Juan Torres. Entiendo también que determinadas personas componentes de la cupula de Podemos se sientan desautorizados por ello , en relación a la oportunidad, no al fondo, de sus planteamientos politicos y de los caminos para ponerlos en practica. Sin embargo no es menos, importante la consecución del objetivo máximo, cual es el cambio de Gobierno y desalojo de la derecha de sus posiciones, que tan negativamente han incidido sobre la crisis actual, dicho esto, sin entrar en la infinidad de motivos con los que se argumentaría esto. Pero para todo hay que ser pragmático y reconocer que las formas y la agresividad iniciada, no dan nunca ventajas, sino que todo lo contrario crean animadversion, por lo que se impune la diplomacia,y la aceptación de unos mínimos para a partir de ellos, pasar a la construcción de los caminos que lleven al máximo de consecución de los planteamientos iniciales. El profesor Juan Torres lo ha definido perfectamente ya que sin una postura de consenso, no se puede hacer nada positivo, en un contexto de obligadas negociaciones

  11. creo que Juan Torres es un hombre sensato y de izquierda , estoy totalmente decauerdo con la idea de hacer la politica de lo posible en este momento, tengo 60 años …lo grave seria que los de 30 piensen como el , pero en la linea de JTorres somos una parte importante de los votantes de Podemos, lo sabe P. Iglesia o se enterara en las proximas elecciones cuando podemos pierda un % importantes de nuestro apoyo ????
    Damiano

  12. No entiendo ese victimismo por las críticas a Podemos desde la prensa.

    Podemos lo ha creado la prensa… por ejemplo: Podemos (y Ciudadanos) pretendían un debate en tv con el presidente del gobierno, ¡¡¡cuando ni tenían representantes en el congreso!!! ¿Cuántos millones de votos regalados les dieron inmerecidamente?

    Se me parecen un poco a los “famosos” que luego se quejan porque la gente les para por la calle, etc… pues no seas famoso…

    Podemos es un subproducto de debates político-basura… les interesa ese juego y el circo… les interesa estar en las portadas… ESO TIENE UNAS CONSECUENCIAS…
    MONTAS CIRCO, PUES, TIENES CIRCO…

  13. Hay que felicitar al poder mediático que aupó Podemos: desmovilizaron la calle, destruyeron IU, crearon el marco de significantes vacíos con que auparon a Ciudadanos, generaron la izquierda política menos democrática del Estado que, además, crecía con el indisimulado objetivo de destruir otras izquierdas y ocupar sus espacios…. Ya dijo Joan Rossell que no hay problema con Podemos… Hay que felicitar a las élites y a los intelectuales del “cambio”… A los que no vieron en el 15M otra primavera árabe… Han destruido las posibilidades de cambio en este país… Pero quienes leen esto necesitan unos años para aceptarlo… Es todo tan lamentable…

  14. No sabe usted señor Torres que no hay democracia en España? De verdad se cree usted que Podemos no es un partido más de esta oligarquía de partidos monárquicos que aceptan las reglas del juego?,… Todos son partidos estatales y por eso son todos iguales, no representan a la sociedad civil, representan al estado y por tanto a ellos mismos y las elecciones simplemente reparten una cuota de poder político para cada uno de ellos…Si usted pide el voto, defiende o se indigna por los resultados obtenidos por alguno de ellos, es porque piensa que hay democracia y de verdad, viniendo de usted es algo inverosímil, ya que sabe perfectamente que no existe en casi ninguna parte del mundo y menos en el vodevil español.

    Entiendo que se haya ilusionado anteriormente con la posibilidad del cambio, incluso sabiendo el poco margen de maniobra que se tiene al conseguir el poder político, como usted mismo comenta y ha reflexionado muchas veces y sobre todo lo puedo entender para podría las personas más des-politizadas o más incultas histórica y económicamente, pero después del evidente espectáculo de lucha por el poder que se disfraza de democrático y se esconde detrás de la palabra consenso, que hemos visto estos últimos meses, es de ignorantes empedernidos, creer en cualquiera de los partidos y por eso me chirría tanto su indignación como su ingenuidad.

    Pero además, usted sabe que ya dentro de este teatro, el centro político es el iman de todos, ya que es una invención de la socilademocracia para idiotizar a la sociedad despolitizándola e inmovilizándola en las libertades materiales, consiguiendo que se olvide de su lucha por la libertad política, que es la única libertad que nos hará avanzar como civilización…

    Todos quieren ser de centro y socialdemócratas porque es ahí donde se pesca en el mar del electorado, es ahí donde están todos los ignorantes que se tragan los miedos mediáticos a los que se creen nuevos y tapan la corrupción relativizando el hecho de todos haríamos lo mismo…

    Nos han vendido durante décadas que para conservar los Estados de Bienestar hay que ser moderados y llegar a acuerdos con aquellos que si tienen bien defendidas y representadas sus posiciones y por esos las conservan. Los conservadores de privilegios han triunfado. Sus intereses si están representados. La guerra de clases acabó hace mucho tiempo con su victoria.

    Pretender engañar a la gente para que vote, sea a quien sea, le deja a usted y a todos aquellos que llevan una digna trayectoria luchando contra el Stablishment al borde del ridícula intelectual…

    Que hay ignorantes que piensan que votando en unas elecciones legislativas, disfrazadas de presidenciales, van a obtener representación democrática, sabiendo que no se vota a personas si no a listas de partidos elegidas por ellos mismos, es una desgracia social, pero que le ocurra lo mismo a intelectuales como usted, es un freno para el verdadero avance de la lucha por la libertad política y la conciencia social.

    Y además sabiendo usted de sobra que esta ley electoral, es un fraude que resta el voto de los ciudadanos y que es completamente continuadora del franquismo y a la que usted a hecho tanta crítica en sus reflexiones pasadas…

    Pero pensar que apoyando a cualquier partido estatal y pidiendo el voto está ayudando a la juventud encontrar una actitud de verdadera lucha revolucionaria, es simplemente un insulto a la inteligencia de cualquier persona que le tenga en la estima que se merece por su larga lucha contra lo establecido…

    Podemos es lo mismo que el resto, la única diferencia está en que quiere aplicar un programa económico más afín a lo que usted piensa que se debería de hacer y no le discuto, que un nuevo keynesianismo del siglo XXI sea mejor que el totalitario y criminal neoliberalismo económico que estamos padeciendo, pero de ahí a que se pueda materializar, hay un largo trecho, que usted a explicado hasta la saciedad en sus libros…

    Por lo tanto le pido coherencia señor Torres, no se contradiga!!! Usted sabe que no hay voluntad política, ya que el poder económico es tan grande que los oligarcas de partido no pueden hacer otra cosa que estar supeditados a los que verdaderamente mandan: los bancos y las grandes corporaciones? Y aún sabiéndolo se cree esta pantomima!!!.

    Usted sabe de sobra que no hay margen de maniobra y si no que se lo digan a los griegos.

    Que piense usted que Podemos va a tener más habilidad para lidiar con estos poderes fácticos denota en usted demasiada ideología, mucha ingenuidad para su edad y una pérdida vertiginosa de un sentido común admirable, que hasta hoy, pensaba que usted tenía… ¿De verdad piensa que Podemos va a actuar como un caballo de Troya y va a implosionar el sistema desde dentro si llega al poder?… ¿De verdad piensa que le van a dejar llegar?… ¿Confía en un partido que empezó hablando de democracia horizontal y que ahora está utilizando todas sus tácticas electoralistas para conseguir apoyos olvidándose de sus bases?… ¿Confía en un partido piramidal que ha huido a la velocidad de la luz de todo aquello que se habló en Vista Alegre?… ¿Dónde está la lucha para desenmascarar que no hay separación de poderes en este país?… Ya no hablan de la auditoría de la deuda ilegítima y menos del TTIP, ya no hablan de casta, porque ellos son la nueva casta que está obligada a ir al Hormiguero y a arrastrar a todo el mundo político hacia la televisión, porque es el medio que e les ha dado la vida y es donde se creen que van a conseguir los apoyos; una muestra más de que lo que buscan es medrar con sus ambiciones personales como cualquier partido estatal. Todos forman parte de esta partitocracia corrupta…

    Además, Pablo Iglesias se comporta como un fascista, tiene el mismo discurso que la falange de 1977 https://youtu.be/23vR4XcDB9s.

    ¿De verdad está pidiendo el voto para alguien así?…

    Ya sé que España no es Grecia, pero aunque tuviéramos voluntad política para luchar contra el establisment bancario alemán y francés y amenazaramos con la salida del Euro, eso se tendría que conseguir por referéndum como muy bien ha conseguido la educada sociedad británica en su lucha histórica por las libertades, apoyada por un parlamentarismo mucho más representativo de la sociedad civil…

    Aquí, conseguir eso, es una quimera.

    La sociedad española, no tiene, ni la cultura política, ni la libertad política, ni el carácter de nación que tienen nuestros vecinos ingleses y sobre todo sus mayores que son los que soportan la sabiduría a la hora de luchar por su nación, ya que los jóvenes están igual de idiotizados que los nuestros, con Gran Hermano y la sociedad de consumo ya tienen suficiente… Luego ponen la tele y con lo poco o mucho que puedan razonar de lo que ven y escuchan se labran su cultura política y a elegir partido como si fuera un equipo de fútbol… La diferencia es que ellos tienen un sistema ve votación uninominal por distritos y con carácter revocatorio y aquí al Barsa y al Madrid y ahora al Altletico y al Celta…

    Los ingleses han demostrado que son una nación fuerte y que saben la diferencia que existe entre el Estado y la Nación. Saben lo que significa luchar por su soberanía. Aquí por desgracia y gracias a la utilización del lenguage se confunden ambos términos y todo, porque no hemos dejado de tener una actitud guerracivilista y con ese tipo de mensajes revanchistas dese la izquierda, siempre va a triunfar el miedo a perder los privilegios de los que poco tienen que perder y viven en la ignorancia más profunda que les da una vida inmovilista y consumista…

    Somos el único país del mundo donde el fascismo ganó, se mantuvo y se trasformó mediante la transición, es por eso no tenemos identidad nacional, porque pensamos que ser nacional y luchar por tu soberanía es ser fascista ya que ellos se autodenominaton así; “los nacionales”.

    Y por eso mismo, lo que hacemos es entregarnos al Estado como si fuera el guardián de nuestros miedos a volver a tiempos oscuros, que es el gran invento de la socialdemocracia inventada y vendida al mundo conservador.

    La nación es la unión de las personas que tienen una misma identidad cultural. Los nacionalismos que hay en España no son tales, ya que lo que esconden son intereses estatales y no nacionales. Los fascismos son productos del Estado y nunca de la Nación, por lo tanto los movimientos de separatismo estatal que hay dentro de la nación Española son de corte fascista y si no que se lo digan a los vascos y su neo-gestapo llamada ETA.

    Pero claro como vivimos en un país de vencidos y no redimidos, los ganadores que aún están en el poder utilizan esos intentos de autodeterminación para producir más independentismo ya que siguen considerándose los nacionales y tampoco saben la diferencia entre Estado y Nación y si la saben, la utilizan a su favor dada la masa de ignorantes que tenemos de compatriotas. Así nos va…

    Unir a la nación dentro de la democracia formal para poder luchar contra los intereses neoliberales, es la única forma de conseguir emancipación y libertad.

    Atender a las llamadas separatistas, como hace Podemos, es atender a un interés de formar un estado propio controlado por las burguesías de los territorios que apelan al sentimiento de nación por motivos simplemente económicos y de dominio de estado, por lo tanto es un error del que se aprovechan los políticos franquistas para echar más leña al fuego y destrozar aún más si cabe, el significado de nación en este país…

    La unión de todas las identidades nacionales ya existe y se llama España, pero claro como somos el único país del mundo donde triunfó el fascismo y no ha habido una ruptura moral como la que hubo en Nuremberg, no se puede decir que hay que luchar por la unidad de la nación Española sin que te tachen de facha o tengan miedo altos que caen en la trampa del “derecho a decidir”…. Y esto lo escribe un anarquista, antifranquista y anticapitalista pero que pertenece a una nación, que es España…

    Pero no!!!, para ser español hay seguir a la Roja o votar al PP. De traca!!!

    La abstención activa es el camino a la verdadera emancipación señor Torres, que no es otra que aquella que nos lleve a un proceso constituyente, ya que sin proceso contituyente no se puede conseguir la democracia formal, es decir, cambiar las reglas del juego y hacerlas verdaderamente democráticas y representativas…

    A partir de ahí, sí se podrá luchar contra los intereses financieros y empresariales con un Estado constituido en la representatividad de la sociedad civil y por lo tanto controlada por ella y no como ahora, que está controlada por los intereses de partido, que siempre son los mismos que los intereses de los poderes fácticos…

    Si de verdad piensa que Podemos va a ser la excepción, adelante, siga votando e indignándose con lo que haga Podemos y engañe a otros para que lo hagan, pero no se engañe a sí mismo, usted no, señor Torres!!!.

    Sé perfectamente que mi utopía dentro de la lucha por la evolución de la humanidad, es más lejana que la suya señor Navarro, pero eso no significa que sea errónea, ya que sin duda se encuentra en el camino a seguir, como bien nos ilustraba el gran Eduardo Galeano…

    Mi camino a seguir está basado en la realidad y no en las ilusiones.

    Dejarse llevar por las ilusiones no deja de ser un parche y no un atajo como usted piensa y Podemos es una ilusión.

    Eduquemos en la verdadera revolución a nuestros jóvenes señor Torres.

    Eduquemos hacia la libertad política colectiva.

    Para ello el único camino es la abstención activa que deslegitime este sistema corrompido hasta la médula…

    No votéis, informaos de dónde venimos y como son los sistemas democráticos en el mundo y llegad a vuestras propias conclusiones…

    Luchad con vuestro cerebro y vuestra actitud crítica ante todo lo que escuchéis.

    Pero ante todo, no caigáis en la trampa del voto, de ahí ya no hay salida alguna…

    La solución es la abstención de los procesos de lucha por el poder estatales entre partidos, sin legitimar sus campañas electorales con el voto, buscar el autogobierno (llevamos más de 6 meses sin el mismo y no sé a acabado el mundo) hasta que se pueda abrir un proceso constituyente para poder luchar por la libertad política y una vez lograda esta, crear un mínimo Estado (es decir, sin Comunidades Autónomas, que son un despilfarro de 120 mil millones de euros al año) para proteger a la sociedad civil de los interese financieros y empresariales…

    Y para conseguirlo hay que fomentar la educación en el pensamiento crítico, en la cultura financiera, en la historia contemporánea y en la ecología y así conseguir una sociedad más ética, decrecentista, menos consumista y más autosuficiente política y económicamente.

    Abstención, pensamiento crítico y libertad política, siempre!!!

    Un saludo!!!

  15. Lo siento profesor Torres pero discrepo flagrantemente con usted , no por su apreciación o crítica hacía Podemos o concretamente a Pablo Iglesias, lo cual es totalmente respetable , sino más concretamente por su diagnóstico. Si nos atenemos a los inicios de Podemos y analizamos como captaron a la mayoría de su electorado, se puede apreciar que muchos simpatizaron con el movimiento gracias a la denuncia de las grandes injusticias y desigualdades vividas en nuestro país durante los últimos años y acentuadas sobre todo desde la segunda legislatura de Zapatero.Estos acontecimientos crearon un descontento en la sociedad del cual supieron aprovecharse los nuevos partidos emergentes ,sobre todo Podemos, gracias en cierto modo a su líder Pablo Iglesias que sin pelos en la lengua puso en escena los grandes privilegios de los que gozaba la elite política española..
    En mi humilde opinión la actitud inicial de Iglesias fue la que captó el mayor número de seguidores para Podemos, supo ponerse del lado de la mayoría de la gente y enfrentarse al establishment político- mediático que tanto poder tiene en nuestro país. Sin embargo durante las últimas elecciones con la llamada “campaña de las sonrisas” hemos visto como las expectativas de voto han caído en picado a pesar de haberse Unido en coalición a IU , pienso que parte de los votantes iniciales de Podemos no les atrae tanto los buenos modos y sonrisas hacia los viejos partidos como lo hacían la denuncia de injusticias y la contundencia con la que los trataba al principio.
    Podemos debería buscar su espacio entre lo que lo llevo a ser un partido reconocido y si de verdad quiere llegar algun día a gobernar debería seguir captando adeptos por esa senda y olvidarse de pactar con partidos que tienen las manos sucias y a los que sólo se uniría por conveniencia.
    La realidad es que vivimos en una sociedad en la que triunfan las malas artes por encima de las sonrisas , pongo como ejemplo el vídeo lanzado desde el PP el día antes de las elecciones en el que se aprovechaba el Brexit relacionadolo con Podemos y Pablo Iglesias para inocular el miedo a la gente, desgraciadamente la incertidumbre y los miedos calan más en la sociedad que las sonrisas y ese fue el principal motivo del descenso de UP .

Deja un comentario