Portugal enseña el camino, pero hay que ir más lejos aún

Escuchar

Las amplias movilizaciones sociales que han tenido lugar en Portugal han obligado a su gobierno a dar macha atrás, indicándonos así cuál es el camino para evitar la ruina y el desastre que viene imponiendo la Unión Europea para salvar la cara y el bolsillo de los banqueros y de las grandes corporaciones: salir a la calle y presionar en todos los frentes.

El tiempo se va acabando. Si se deja que el gobierno del Partido Popular siga aplicando las medidas suicidas que aplica (y además con gran incompetencia técnica), España y su economía serán un erial en poco tiempo. Y no solo va a destruir más nuestra economía sino que acabará con la ya de por sí escasa democracia que tenemos provocando, además, una fractura social de incalculables consecuencias.

En otros escritos he propuesto medidas alternativas concretas para salir de la situación y no voy a repetirlas aquí. Algunas son urgentes, como la nacionalización de los bancos para garantizar que fluya el crédito a las empresas y también la de las grandes empresas que fueron privatizadas y que están imponiendo un sobre coste terrible a la actividad económica (como las eléctricas); o como la puesta en marcha de un plan nacional de lucha contra la corrupción y el fraude y de recuperación de la demanda y del mercado interior. Pero, sobre todas ellas, hay que empezar a exigir ya que se comience a negociar una reestructuración de la deuda. España ni puede ni debe pagar una deuda impuesta y que la estratégicamente consentida actuación de los especuladores ha convertido en insoportable.

Claro que esto (es decir, el empezar a tomar medidas que de verdad permitan salir de la crisis generando más empleo y bienestar, en lugar de seguir hundiéndonos más en la recesión) es prácticamente imposible que se pueda hacer con el actual estado de cosas. Hay que lograr un gran acuerdo de los de abajo y dejar atrás el marco político actual sustentado desde hace años en la alianza estratégica tejida con acuerdos por arriba entre el PP, el PSOE y la burguesía catalana. Y para ello habría que materializar un gran encuentro social en las bases y pactos entre todas las organizaciones, partidos, sindicatos, movimientos o asociaciones de todo tipo que se oponen a las políticas suicidas que se vienen realizando para reclamar un referendum y nuevas elecciones en las que candidaturas de nuevo tipo, no sometidas a las burocracias partidarias, populares y participativas, y con un programa de actuación serio y riguroso asumido por todos, reflejaran el nacimiento de esa nueva mayoría social imprescindible para iniciar el cambio de rumbo que España necesita.

6 pensamientos en “Portugal enseña el camino, pero hay que ir más lejos aún

  1. Juan, perdona porque este comentario que traigo no tiene relación con tu artículo, pero es que esto tiene que esclarecerse y teniendo en cuenta que esta página tiene muchos lectores lo traigo aquí para darle la mayor difusión.

    Este es un vídeo de una de las cargas de ayer en Madrid, como puede verse en la esquina superior derecha, al parecer de El País.

    Ante la acción de unos “provocadores” bastante sospechosos, con unas ridículas banderas rojas, la policía carga para llevarse por delante a todo el mundo.
    Por favor, congelad la imagen el el minuto 1:58, en la parte de abajo de la imagen, ¿veis lo mismo que yo, un policía empuñando una pistola en su mano derecha?

    Si es así, esto es muy grave, por favor dadle máxima difusión en todos los círculos a los que tengáis acceso.

    Saludos.

  2. Hay que nacionalizar en España y obligar a Merkel con estos actos a hacer lo propio en Alemania para evitar estampidas bancarias. Retirados los banqueros privados del poder se podrán dar por fallidas las deudas , con lo cual la sociedad podrá trabajar para consumir el fruto de su trabajo.

  3. En efecto Juan, y eso solo se consigue con presión popular, en las calles principalmente, ayudada de la denuncia constante y sistemática en los medios alternativos -los oficialistas ya censuran descaradamente-, y redes sociales, blogs etc. etc. y a tal efecto ahí va ese video de Atocha.

    Lo del final es de traca; un periodista le pide la identificación y el descerebrado ‘robocop’ le amenaza que lo que le va a dar es ‘otra cosa’…

    http://www.youtube.com/embed/BUVr-Lcnq-8

  4. Tengo claro que todos o muchos nos tenemos que implicar para que haya un cambio de política, pero aparte de difundir tus artículos, no se que hacer, y sí, me gustaría hacer algo. Animo, necesitamos gente como tú que ayuden a abrir los ojos del pueblo.

  5. Sin una alternativa unitaria, plural, pero muy organizada a todos los niveles para enfrentarse (con conciencia de que la cosa será muy dura) a la oligarquía y sus aparatos estatales y mediáticos, seguiremos con palabras bonitas y buenismos claudicantes.

Deja un comentario