PP: desgobierno contra el pueblo y sin el pueblo

Escuchar

A partir de mayo de 2010 el anterior presidente del gobierno, Rodríguez Zapatero, se convirtió en un obediente esclavo del poder que domina Europa. Aprobó prácticamente sin consultar ni a su propio partido las medidas que le iban imponiendo, e incluso se adelantó sin necesidad a la hora de hacer mayores recortes sociales, acelerando su puesta en marcha seguramente con la intención de evitar que su mandato, ya de por sí frustrante y frustrado, terminara con la intervención de nuestro país. A pesar de que fue criticado por todos, evitó esto último y la prima de riesgo incluso se mantuvo en niveles soportables y sin dar los latigazos que daría más tarde. Aunque, eso sí, los costes sociales y humanos de su falta de compromiso con los de abajo fueron tremendos y los costes políticos de sus constantes errores de previsión tan altos que llevaron al PSOE a una gran derrota electoral. La economía empezó a ir marcha atrás como consecuencia de que las políticas que se aplicaban eran justamente las contrarias de las que había que tomar, pero los grandes bancos y la gran patronal, nacional y extranjera, por muy desagradecidos que fuesen públicamente, obtuvieron grandes rendimientos de la decisión con que Zapatero adoptó los recortes de gasto y derechos sociales.

Las mentiras y el desgobierno del PP

La llegada del PP ha traído consigo una situación bastante diferente. Sus dirigentes sabían desde hacía meses que iban a gobernar, y era igualmente muy fácil determinar el escenario en el que se iban a encontrar una vez que ocuparan el Palacio de la Moncloa. Sin embargo, enfangados en su enfermiza obsesión contra el PSOE y cegados por sus prejuicios ideológicos, no fueron capaces de anticipar la situación ni de preparar el más mínimo plan de gobierno. Las circunstancias se llevaron por delante al PP nada más aterrizar y sus dirigentes comenzaron a improvisar constantemente, dando tumbos de uno a otro lado y cambiando de un día para otro lo que antes habían prometido, las medidas inicialmente adoptadas o lo que decían en Bruselas una semana y la otra en Madrid. Desde que Rajoy llegó a la Presidencia no ha puesto en marcha un solo plan a medio plazo, ni ha proporcionado a inversores, empresarios, trabajadores, y a los españoles en general la más elemental hoja de ruta que permita saber lo que va a hacer en los próximos meses y, por tanto, a qué deberíamos atenernos todos. Incluso ha hecho todo lo contrario, modificando medidas tomadas por su propio gobierno anteriormente o, como acabo de decir, haciendo lo que hacía nada afirmaba que nunca haría.

Rajoy preside un remedo del camarote de los hermanos Marx y ha sumido a España en un auténtico desgobierno. Ha tomado muchas medidas pero sin ton si son, los ministros se contradicen cuando se van anunciando o incluso aprobando y desde Presidencia se calla para evitar compromisos que luego se asumen sin que nadie los hubiera anunciado o que se anuncian sin que nadie los haya asumido.

No quiere decir con todo ello que el gobierno de Rajoy no haya hecho nada. Todo lo contrario, como acabo de señalar. Todos sabemos bien que este gobierno está actuando como una auténtica máquina a pleno rendimiento para realizar, por un lado, recortes sociales a mansalva; por otro, una auténtica contrarreforma de todo lo que la extrema derecha (política, mediática y eclesial) había criticado en los últimos años a Zapatero; y en ambos casos, tratando de desmantelar los ya de por sí escasos cauces de información, participación y protesta que están al alcance de la ciudadanía.

Hay que reconocer que hacía mucho tiempo que el BOE no tenía tanta actividad y de que se tomaran tantas medidas de cambio del orden institucional. Pero el gobierno de Rajoy lo está haciendo tan deprisa y de manera tan acelerada que más bien parecen un verdadero atropello y no la puesta en marcha de una estrategia bien pensada y debatida, como prueban las tensiones y contradicciones entre ministros y otras autoridades que suelen llevar consigo a medida que se van anunciando.

En realidad, lo que está haciendo Rajoy no es ni más ni menos que dejar que se suelten los instintos primarios de la extrema derecha que se esconde bajo la piel disimulada del PP. No pueden explicarse de otro modo las propuestas reaccionarias de Gallardón, la caza de brujas en RTVE y su ocupación por periodistas de la llamada caverna mediática, los ataques y el desprecio constantes de Wert a la cultura y al sistema educativo (con independencia de los recortes presupuestarios, que son harina de otro costal), los ramalazos machistas generalizados, o la defensa de la carcundia que en gran parte domina la administración de justicia,… por citar las que han tenido más eco.

Incluso algo parecido es lo que ha pasado en materia económica. El gobierno asumió desde el primer momento las reiteradas demandas de la patronal y de los dirigentes de los grandes bancos y empresas y se puso manos a la obra recortando derechos sin otra necesidad o concediéndoles nuevos privilegios, mientras que con Europa trató de utilizar la misma estratagema que ha utilizado en los últimos años ante su electorado, decir lo que gusta oír en cada caso para luego hacer lo que mejor le parece. Pero eso no ha calado ni ha servido de mucho.

Su fiebre reformista en materia económica no ha sido sino un rosario de medidas fundamentalistas improvisadas que lejos de solucionar poco a poco la situación (como pregonaban por doquier cada vez que las tomaban) la han ido empeorando por días. Y eso, la falta de coherencia, la constante inseguridad y la ineficacia que llevan consigo, ha terminado enfureciendo a sus electores e incluso a sus propios beneficiarios. La desafección que sufre el PP como consecuencia del desgobierno con que se está llevando a cabo la cruzada fundamentalista de los sectores más derechistas que lo controlan es tan acelerada que incluso muchos de sus dirigentes advierten que el propio Rajoy puede tener los días contados como presidente, mientras que los grandes empresarios y banqueros ya lo critican abiertamente y los desprecian.

Es este desgobierno lo que ha enfurecido a gran parte de las autoridades europeas que ya no se fían del PP y que por eso han optado por la vía más contundente posible para garantizar que los acreedores de los bancos españoles (los bancos alemanes, principalmente) se aseguren que no tendrán problemas para cobrar su deuda. Y ese descontrol es lo que hace que la prima de riesgo haya alcanzado niveles tan altos con Rajoy, con los mismos que habían asegurado que bajaría definitivamente nada más ganar las elecciones.

Democracia en suspenso

El desgobierno del PP está llevando al abismo a España pero ni siquiera eso es lo peor. La compulsiva y desordenada contrarreforma que ha emprendido se lleva por delante derechos fundamentales y condiciones básicas para la convivencia pacífica de los españoles. Está en juego la libertad de expresión cuando se amenaza con ilegalizar a FACUA por criticar los recortes o cuando se gubernamentaliza RTVE como si estuviésemos en una dictadura. Están en peligro las libertades cuando se criminaliza la protesta, cuando se hacen reformas electorales para exterminar a las minorías, o cuando se ampara a magistrados corruptos y se persigue a quienes quieren que se haga justicia.

El PP no solo no está actuando contra el pueblo sino que lo está haciendo saltándose cada vez más claramente las instituciones democráticas. Vivimos en un desgobierno contra el pueblo y sin el pueblo que significa simple y llanamente que el Partido Popular ha dejado en suspenso la democracia en España. Esta es la cuestión y esto es lo que hay que denunciar y combatir.

Nuevas respuestas y formas de actuar

Mucha gente se pregunta qué hacer para evitarlo y es importante encontrar las respuestas acertadas.

No creo que sirvan de mucho las simples reacciones espontáneas, por muy justificadas que puedan estar por la rabia y la indignación. Y mucho menos las disparatadas convocatorias de golpes de estado como la del 25-S. Es necesario organizarse bien y saber a dónde se va y por qué. Tampoco me parece que sea el momento de salidas “contra la política y los políticos”, que es lo que siempre predican los que al final terminan por hacer política sin los demás. Necesitamos la política. “Estar en” o hacer política no es solo vivir de ella sino participar en los asuntos públicos de una manera u otra y es obligado reconocer que no todos los partidos, ni todas las organizaciones sindicales o sociales, ni todas las personas somos iguales, así que esas descalificaciones generalizadas son injustificadas, perversas y desmovilizadoras.

Es cierto, sin embargo, que la mayoría de esas organizaciones y partidos están mostrándose muy limitados en estos momentos a la hora de proporcionar salidas y articular soluciones. Me parece necesario, pues, que vayamos más allá de ellos, porque sus cauces de participación son tan exiguos que no dejan que entre el pueblo entero que es hoy día quien tiene que estar presente y ser primer protagonista para que las respuestas puedan acabar de verdad con lo que está pasando.

Por eso creo que, sin depreciar la presencia de partidos y organizaciones que estén por ir más allá de la posición insuficiente en la que estamos e incluso haciendo todo lo posible para que estén todos, es imprescindible ir más lejos promoviendo un nuevo tipo de ejercicio de la política a partir de la auto-organización de la gente en torno a plataformas mucho más abiertas, deliberativas y plurales. Algo así como lo que ha supuesto el 15-M pero dotándose de un horizonte de acción política efectiva más concreto, firme y definido que el que este último movimiento ha asumido. Concretamente, y sin que esto de ninguna manera signifique renunciar a la vital pulsión movilizadora a desarrollar en todas y cada una de las esquinas de la sociedad, creo que en estos momentos es fundamental acabar con la acción de gobierno de los partidos del sistema y tomar las instituciones. Es fundamental reclamar la celebración de nuevas elecciones y es imprescindible que haya candidaturas ciudadanas de nuevo tipo (con elecciones primarias, contratos de ciudadanía entre representantes y representados, mecanismos de revocación…) dispuestas y capacitadas para tener una presencia decisiva en unas nuevas Cortes.

Las encuestas muestran que el Partido Popular se viene abajo exactamente igual que se fue el PSOE y sería un error de enormes dimensiones y terribles consecuencias históricas dejar que esos espacios los ocupen populismos de derechas o partidos sin principios ni ideología concebidos desde la tecnocracia o el marketing político, que simplemente nos llevarían aún más cerca del totalitarismo. Y es preciso, además, que nos demos cuenta de que llevar un domingo a millones de personas a las manifestaciones y a las calles no sirve de mucho si el lunes el gobierno sigue de nuevo publicando en el boletín oficial nuevos recortes de derechos y libertades.

Es cierto que la ley electoral perjudica a las minorías y que será necesario cambiarla en el futuro pero no nos engañemos a nosotros mismos: de lo que se trata no es de promover una nueva algo más potente sino una nueva mayoría social de los de abajo, del pueblo español que está siendo agredido por una oligarquía económica y partitocrática a la que hay que pararle los pies con urgencia, ahora sobre todo, en el propio terreno en el que se hace fuerte.

20 pensamientos en “PP: desgobierno contra el pueblo y sin el pueblo

  1. Estoy de acuerdo con análisis y planteamientos pero las propuestas de acción ciudadana son meros desideratums que nunca han ido mas allá de puntuales movilizaciones.
    La toma del poder por el pueblo jamás, en ningún sitio y menos aquí se ha realizado mediante elecciones definidas y controladas por la oligarquía política, económica y religiosa, y si en el 31 cayó la monarquía fue por una decisión casi personal del abuelo de este monarca “tropezón”, ya que las elecciones municipales, ni tan siquiera generales, en contra de lo que se cree, las ganaron las derechas.
    Por todo ello Juan, no nos engañemos. Nos guste o no la consecución de la democracia y sus correspondientes derechos se hará por la fuerza, o como desde el 78 volveremos a vivir en la apariencia de disfrutar de una democracia decreciente que sencillamente no lo es por ser una “democracia” concedida y vigilada.

  2. Un golpe de estado se da desde el estado y no desde la movilización social. El 25S es una movilización social contra unas instituciones que ya no sirven para garantizar los derechos y deberes de los ciudadanos. Muy al contrario, estas instituciones están sirviendo al latrocinio de las élites políticas y financieras que son, para más inri, las responsables máximas de esta estafa a la que llaman crisis.

    Lo siento pero hablar del 25S como un “golpe de estado” es una manipulación. El 25-S pretende ser una revolución, no un golpe de estado, por la razón ya expuesta y porque va a ser seguido masivamente por una población que está más que harta y con razón de que nos tomen el pelo.

  3. No creo que haya ni se busque un golpe de estado el 25S. Más que nada porque para eso hacen faltan armas y la intervención militar (como fue el fracasado, afortunadamente, 23F). Lo que probabalemente va a pasar el 25S es que ni se pueda acceder a las inmediaciones del Congreso. Ya hace tiempo que viene habiendo policía apostada en las calles cercanas para cercar toda la zona si es preciso. En cualquier caso tiene razón Torres cuando dice que no todos los políticos son iguales. Evidentemente no es lo mismos, sanchez Gordillo o Tania Sanchez Melero de Iu que Rosa Diez o Montoro. Es un discurso muy peligroso, además de populista, meter a todos los políticos en el mismo saco, fruto de la indigencia política que de la racionalidad. Además que porpone el 25-S, ¿una manifestación espontanea dirigda contra la clase política? Aqui el problema de base es el capitalismo y los capitalistas. Nunca habra un democracia ni un gobierno para el pueblo mientras la política (en nuestro caso los partidos) esten financiados por los capitalistas (bancos) y al retirase los políticos de la vida política puedan ir con tontal tranquilidad a la empresa privada (endesa, telefonica, gas natural) ocupando puestos de consejeros y ganando un pastizal.

  4. Estimado Juan:
    – Disiento en algunas reflexiones tuyas pero admiro tu persona y el grueso de tus planteamientos.
    – Desde la racionalidad dices mucha verdad en el artículo pero bajando a la calle nos encontramos con una ciudadanía NARCOTIZADA con los toros, el fútbol, JJOO, el miedo, etc… narcotizada y atolondrada de dinero, miedo y hastío.
    – ¿Qué nos queda a las personas que reflexionamos un poco? Casi nada excepto la indignación, el salir a la calle a que se nos vea y mostrar nuestra protesta para que no nos corroa.
    – Aún así, seguiremos luchando y educando.
    Gracias.
    – Por eso, me gusta decir que casi todos los políticos son el reflejo de nuestras contradicciones más que la causa (que también); cobardes personas que se limitan a reforzar nuestras contradicciones.
    – Solo los políticos auténticos están al servicio de la persona y de la verdad. Muy pocos, por cierto, muy pocos.

  5. Totalmente de acuerdo,Juan, De hecho, ese ha sido el gran problema del 15-M- cuya descomposición, en mi opinión, tiene que ver tanto con esquemas organizativos como con factores ligados a la genética de la propia izquierda española-, su incapacidad para articular un frente político crítico capaz de aglutinar los deseos de cambio y regeneración de buena parte de la sociedad española en aquella primavera española. Y en ese sentido, yo soy tremendamente pesimista. El ejemplo griego ha puesto de manifiesto la resurrección de una extrema derecha tremendamente agresiva, con planteamientos de limpieza étnica como no se conocían en Europa desde la guerra de los Balcanes, cuyo discurso ha adoptado incluso el propio gobierno griego, con su caza implacable contra los inmigarntes de los últimos días. Y en Italia- ejemplo que conozco bien- amplios sectores de la sociedad, incluyendo corpúsculos intelectuales y buena pare de la juventud- coquetean con la peligrosa idea del regreso del cavaliere Berlusconi, ante la incapacidad de un Mario Monti, compañero de fatigas de Rajoy en el sometimiento programado del sur de Europa al diktat de la canciller Merkel…Ante ese horizonte, verdaderamente, y lo siento, queda muy poco espacio para la esperanza…

  6. Yo también dudo de la eficacia o de los resultados de una convocatoria como la del 25S. Pero en esta situación de desgobierno y de amenaza ultraliberal y ultraconservadora quizás lo importante no sean los resultados de la acción sino la acción en sí. Paralelamente, y ahí está lo complicado, habría que dar entidad de pensamiento o ideológica a esa demanda popular y saber encajarla, inevitablemente, en las reglas de juego establecidas, para poder cambiar las propias reglas desde dentro y humanizarlas, como a los gobernantes. ¡Pero hacer oír las voces de la gran mayoría sí es importante!.

  7. Estamos en el tiempo del no tiempo donde las creencias de todo tipo basadas en el dualismo de la mente, van a caballo del nuevo paradigma, el no dualismo o el despertar de la conciencia.
    La crisis actual ya no es de reacción contra el sistema gobernante sino de auténtica revolución interna de valores reales de nuestra conciencia.
    Es un auténtico placer ver como todo el viejo paradigma basado en el sistema de separación y de miedo con el patriarcado autoritario capitalista como bandera, se renueva en base a los nuevos valores de la conciencia que residen en el corazón y su bandera como valuarte: el amor universal.
    En muy poco tiempo veremos como todos los sistemas políticos, religiosos, culturales, sociales, económicos, etc se convierten en obsoletos, creando el ser humano a través de su evolución el SER UNO, donde la dualidad ,la competitividad, la separación y el miedo son reemplazados por la unión, la colaboración, la cooperación, la redistribución de recursos, el mantenimiento de los ecosistemas del planeta y el amor incondicional.

  8. Suscribo estas frases:

    “No creo que sirvan de mucho las simples reacciones espontáneas, por muy justificadas que puedan estar por la rabia y la indignación. Y mucho menos las disparatadas convocatorias de golpes de estado como la del 25-S. Es necesario organizarse bien y saber a dónde se va y por qué”.

    Bueno, pues es hora de tomarse las cosas en serio e ir más allá de la simple protesta.

  9. Elogio tu persona, y tus planteamientos, pero no es admisible llamar golpe de estado al 25-S. Podría ser una rebelión, o una revuelta popular. Ante la opresión, y la inmoralidad perpetradas.
    Ante el despotismo cavernario de políticos, banqueros, financieros, y ricachos. El pueblo pobre, y hambriento vamos a por ellos.
    No hay otras soluciones, ni nadie; incluidos ¿ los políticos buenos ? Han sido capaces no ya de implantar, sino de enfrentarse a la desaparición, si es que existio, de las libertades, y derechos constitucionales.
    La verguenza política que la dación en pago no sea ley, cuando la constitución reconoce el derecho a vivienda. Mientras el estado esta permitiendo la especulación sin medida.

  10. Todos los comentarios arrojan una luz oscura pero real: éste es el momento de los grandes hombres, de los grandes hombres buenos; de los líderes que aglutinen un malestar, un desasosiego generalizado y una amenaza de ver destruido todo lo que la cicudadanía ha conseguido desde la segunda mitad del siglo XX: una legislación social a la altura del ser humano y el Estado del Bienestar. La política, el noble arte de facilitar el bienestar al ciudadano ha desaparecido. La clase política está mirando a un lado y la sociedad, todos nosotros a otro. Hay un distanciamiento entre las personas en las que deberíamos confiar y sus representados abismal. La reconstrucción de la confianza es muy difícil. Ha ido destruyéndose desde hace ya mucho tiempo. Hemos delegado la resolución de demasiadas cosas importantes en personas que no han estado “acertadas”. Políticos capaces y honestos se han marchado de la politica hastiados por lo que han visto y le han hecho y no le han dejado hacer. Ha quedado (en líneas generales, estoy hablando. Por supuesto que hay aún hay personas que creen y luchan todos los días por la cosa pública) en el lugar de la éilite una rebaba de escoria y palmeros indeseables. Puro pesebrismo, que no está a la altura de las circunstacias. No necesitamos salvadores. No por favor. Estoy hablando de una nueva Ley Electoral que pueda reflejar el pulso de la nación. Que por una vez la España real y la oficial coincidan. Luchar contra el vandabal neoliberal supone valentía, consenso de todas las personas válidas que hay en nuestro país y fuera de él para desmentir las tropelías de los recortes y ajustesfiscales. Pero ¿dónde están los intelectuales, los filósofos, los profesores, los académicos, los estudiantes? No sólo 15 M. Las personas válidas y progresistan tienen que estar en listas de partidos, no podemos hacer pólítica sin ellos o ¡es posible una democracia articulada sin partidos políticos que verdaderamente representen ideas y no intereses? Es la hora de todos, pero también de los grandes hombres buenos.

  11. Creo que partiendo de la convocatoria social que los sindicatos han podido articular, debe darse cuerpo politico a todo ese movimiento , en la linea que plantea juan torres,.. pero añadiendo unos referentes simbolicos y politicos concretos.. hace falta una plataforma o frente o alianza o como se llame que englobe a todo ese movimiento social, al 15 m ( o la mayoria de el) y a los partidos o parte de los partidos que quieran romper con estas politicas tan suicidas,… no sobra nadie. La bandera es la defensa de la propia democracia y de los derechos sociales. y en esa propuesta ,Juan, gente como tu , como luis garcia montero, como concha caballero, como pilar gonzalez, como el propio santiago carrillo, jueces insignes, fiscales, otros economistas, la gente que se mueve en la convocatoria de Anguita, Equo, miembros destacados de los propios sindicatos y de iu, algunos del psoe, destacados empresarios y empresarias…. deberiais ponerle cara y nombre Es importante que la gente tenga el referente, para evitar a caer en opciones populistas o en el desanimo de la abstencion, ante la falta de alternativa.
    Es igualmente importante que la gente vea un gobierno alternativo con capacidad tecnica y politica sobrada que genere confianza y aglutine apoyos y sea el referente de esa mayoria social a la que tu mismo haces referencia. Si esto somos capaces de articularlo….. mas pronto que tarde en este pais se producira un cambio y un cambio en el parlamento,… por la via que debe ser ,.. por unas elecciones democraticas forzadas desde todos los frentes ; economico, social, sindical, e institucional ( una parte comunidades autonomas y mayoria ayuntamientos).
    Ahi estariamos muchos apoyando lo que hiciese falta.
    Jorge

  12. Estimado Juan y compañeros de este foro: como siempre, todos tendremos una parte de razón y otra no. Por fortuna. Es cierto, por ejemplo, que la gente está narcotizada; también está surtiendo efecto la campaña de desprestigo de ciertas capas de la población -para no hablar de clases sociales- que no pertenecen al poder para ponerlas a pelear entre ellas. Mineros contra funcionarios, autonomos contra el personal laboral de los entes territoriales, fijos contra interinos, etc. Divide y reinarás.

    Por otro lado, el 15M ha sido muy valioso, pero se ha burocratizado, los mecanismos democráticos que supongo tienen los han estancado y eso era previsible porque fueron tomados desprevenidos, son espontáneos, se ha sembrado dudas sobre sus integrantes y sus fines últimos, etc. Van a paso de tortuga queriendo analizar al detalle el estado ideal, mientras el gobierno va a pasos de gigante arrasando con todo en tiempo record.

    Es tambien lógico que la gente quiera, tenga el derecho y necesite manifestarse aunque sea simplemente para desahogar, pero contrariamente a lo que dice el compañero del post anterior, aquí lastimosamente ya no es la acción en sí sino el resultado lo que apremia. Sobre el 25 S ya me he pronunciado en este foro en contra y (ojalá que no suceda) plantee las posibles consecuencias de esa trampa. Probablemente me equivoco porque también entiendo que no hacer nada es no sólo de cobardes sino que así no vamos a cambiar nada. El gobierno tiene las riendas de todo, medios de comunicación, legislación (cada día mas) para frenar brotes de insurrección,etc. y en ese sentido van a restar importancia a ese 25S con el mismo cinismo que ya conocemos. Nuestras voces les importan menos que un pimiento, son acciones contundentes (pero organizadas) las que pueden tener algún efecto.

    Propuestas: ya he propuesto (el señor Ziegler, vicepresidente de la ONU me ha concedido la razón en lo que vengo planteando desde hace meses en todos los foros) insurrección pasiva, huelga de brazos caídos, resistencia general desde casa, paralización del país. Ahora sí: Qué pasaría en el hipotético caso de que se pudiera doblegar al gobierno si no hay un plan de acción concebido y tampoco concenso en una figura honorable y sabia que represente a esas mayorías indignadas????

    Primero que todo, creo que es hora de abandonar los discursos derecha-izquierda. Hay que buscar la forma de cohesionar a los inconformes (por ejemplo pudiera ser Movimiento de Inconformes por una España con Dignidad jaja se me acaba de ocurrir, pero es sólo para sacar de nuestro vocabulario, de una vez por todas, las viejas formas de la sobada, vilipendiada y pretendida democracia fundamentada en sólo dos visiones y media de pensamiento: izquierda, derecha y comunistas.

    POR DIOS!!! Creo que es hora de que las cabezas visibles de todas las fuerzas que están participando en este movimiento contra las politicas antidemocráticas y delictivas de este gobierno, se pongan de acuerdo en un pacto común sobre puntos básicos, que si nos ponemos a analizar tampoco son muchos. De estos podríamos comenzar a hablar en otro momento. Disculpad por la extensión de mis entradas. Este es un tema delicado, complejo y a veces requiere espacio.

  13. La verdad que es preocupante ver como se va articulando el poder popular o tal vez es la simple y llana consecuencia que surge de una sociedad que viene desde hace muchisimos años dandole la espalda a la participacion politica y mas aun , ni siquiera a la discucion domestica de los problemas de un pais, donde ir a poner el voto cada 4 años arreglaba todo y aqui nadie se hacia cargo de las cosas mal , sino que se echaba la culpa al gobierno de turno y lamentablemente se sigue haciendo, pero a mi me preocupa que tambien se haga desde una izquierda, que jamas goberno como tal y yo preguntaria ¿porque? y hoy piensa que es la solucion de todos los males o sea ideologizando a ultranza las contradicciones populares igual pero en sentido contrario hace el gobierno, pero claramente de derechas retrogada. Se les escapa que hoy la lucha pasa por el volver, en primera instancia a recuperar los derechos perdidos ydespues con el tiempo a ajustar lo que sea necesario. Todos nosotros primariamente lo que queremos es trabajar , que nos alcance para comer y vivir y eterna e historicamente nos hemos movido por ello, de mil formas, luchando en las calles, emigrando, etc.
    Yo abogo lo mismo que Ud. a dejar de demonizar a determinadas personas como si fueran el enemigo principal y recuperar plasticidad en el pensamiento para poder crear reivindicaciones movilizadoras, organizacion y dirigentes que defiendan los intereses de todos,pero con coherencia , porque del haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago , estamos hasta las narices.
    Vuelvo permanentemente a America Latina y veamos , de donde viene Chavez, de donde Rafael Correa, un niño de Wall Street, de donde el gobierno Argentino??? y sin embargo ellos son los puntales que estan sacando a ese continente de la miseria. Un saludo y tiempo es una cuestion de tiempo, la llama ya prendio,

  14. Me pareces bien lo que propones pero asume algunas hechos que no se si sa dan en la situación actual y otras que a mi parecer no especificas lo suficiente para saber a que te refieres. Por ejemplo dices que hay que tomar las instituciones y pedir que haya elecciones de nuevo, pero ¿por qué iba el gobierno a acceder a eso? al fin y al cabo ha habido movilizaciones muy numerosas en contra de la reforma laboral, de los recortes, etc. y el gobierno se las ha pasado por ” el arco de triunfo”. ¿O te refieres a entrar en los partidos politicos en base a plataformas y hacer que sea las ideas las que predominen sobre las personas ? para llegar al poder se tardaria minimo 3 años ( cerca de 4) (hasta que haya de nuevo elecciones) y el tiempo es fundamental en este sentido, por varias razones, la principal porque es que la gente no puede vivir indignamente tanto tiempo, se pierden recursos, esperanza y capacidad de lucha… pero tambien porque se desmantela lo publico y con el tiempo no quedará nada, ya se privatizaron empresas estrategicas como telefonica o endesa y por lo que parece se va a privatizar hasta la costa… ganar estas cosas que dices con el tiempo, es una perdida, porque se perderan muchas que son los que pueden hacer que el estado tenga ingresos para los llamados gastos sociales (ya me entendeis, no se si uso el tecnicismo adecuado) e incluso bienestar social. Deber ser algo muy molesto para ellos/as y si hubiera algo con lo que se les metiera miedo de verdad, entonces mucho mejor. A mi juicio el miedo a la gente de arriba sólo se les mete induciendoles a pensar que puede peligrar su integridad fisica o que vean que su situación “economica o laboral” privilegiada peligra en serio ( a ellos/as o a su gente) pero ¿de que manera podemos hacer que peligre su situación economica y/o laboral a corto plazo?
    Por otro lado, esto que se planeta no es un golpe de estado, no lo es; ¡¡¡ por favor!!! deje de usar ya esa expresión y formas de expresión que induzcan a pensar en el acto del dia 25 como un golpe de estado, porque ni se pretende que sea violento ni se pretende que sea un golpe de estado.
    Tampoco es algo espontaneo, poco meditado, hay que verlo como una manifestación más o como una vuelta a la acampada del 15 M.
    Por último ¿va a a ser esta la solución definitiva? pues seguramente no, pero a mi juicio es una de las ultimas pacificas que se pueden plantear, que puedan producir cambios a corto plazo.
    un saludo.

  15. Tanto si se hace por la fuerza, o como desde el 78, volveremos al 36 o al 2012. Esta DEMOSGRACIA que no son peores, se venía venir, desde que dejamos en manos de otros que decidieran sin consultarnos nada, hemos dejado en manos ajenas nuestra decisión y responsabilidad que tanto luchamos, la libertad se gana día a día, bastantes veces me han criticado por catastrofista y hemos dejado en manos de los sindicalistos que modifiquen el estatuto del trabajador sin contar con nosotros, ¿Y la Constitución?, para cuando, si hemos esperado 30 años para no hacer nada, pensemos y decidamos como personas libres y no como masa, que no sirven ni para hacer pestiños

  16. No encontramos dentro de las dramáticas amenazas de una situación de fin de ciclo, que hemos de asumir, y que debemos aceptar sin tremendismos. El mundo se nos rompe en pedazos en lo social, en lo económico, en su moral y en sus maneras de pensar. Es como si de nuevo se debiera aplicar aquello de que “los seres humanos nos proponemos destruir nuestro pasado y de nuevo quisiéramos empezar a controlar más nuestro futuro”.
    Nadie puede negar que mucho más que en otros tiempos por doquier se nos plantean nuevos y múltiples interrogantes de los que sólo señalo estos pocos, comenzando por la que para mí es la pregunta mayor: Para recomponer, ¿cómo vamos a buscar nuevos modelos y esquemas mentales capaces de configurar vías de transformación social, que aborden una nueva noción de “comunidad humana”? Pues, en realidad, la gran apuesta que tenemos que abordar es cómo hacer posibles las transformaciones necesarias y sobre todo cómo abordarlas.
    En este sentido ya se oyen preguntas cargadas de respuestas como:
    ¿Será ya la hora de ir apoyando el paso de unos organismos y herramientas internacionales a unas nuevas instituciones universales, globales, planetarias, que abarquen a toda la humanidad?
    ¿Habría que intentar tomar el poder dentro de este sistema de dominación como es el capitalismo, para acrecentar dentro de él y de todas las maneras como sea posible sus ya evidentes fisuras o rupturas para que se extiendan, se multipliquen y fluyan juntas?
    ¿Tendríamos que optar por el decrecimiento, que implica un sistema de valores muy diferente a los hoy dominantes?
    ¿Hay que hacer otra Europa o debemos salirnos de ella cuanto antes?
    ¿Habrá que depositar más esperanzas y apoyos a los movimientos alternativos como el 15-M?
    Desde luego y, como Vd. profesor viene haciendo con la dignidad como su principal arma, hay que continuar en la búsqueda, porque las grietas de “lo actual” ya existen, comenzamos a verlas, sentirlas, padecerlas y amenazan con inundarlo todo. Por eso estoy muy de acuerdo con todos los encuentros de rebelión democrática en los que se vayan marcando caminos desde los que se pueda romper la noche oscura en la que nos tienen inmersos.
    ¿Vamos a poder hacerlo? Tras superar múltiples convulsiones, espero que sí, pero me temo que va a ser muy duro; realmente difícil, de largo recorrido y con resultados “imprevisibles”.

  17. A raíz de los libros publicados con el profesor Vincent Navarro y de su web, tengo constancia de sus intervenciones y me parecen bastante llenas de racionalidad y pasión, pero es difícil que los ciudadanos se agrupen en torno a plataformas ciudadanas donde no existan lideres que puedan transmitir el sentimiento global al que aspiramos y que nos están arrebatando de la manera más impune, a cara descubierta y a plena luz del día. Hace falta que aparezcan esos intelectuales y gente de la farándula, que si aparecieron con la guerra de Irak, esos que tengan poder, no sólo de movilizar a las mazas sino de tener los minutos de gloria en los medios de comunicación que de otra forma no tendríamos, hace falta más gente como ustedes que transmitan de manera clara y comprensible el sentir ciudadano, y que de una vez por todas se mojen y salten al ruedo, comprometiéndose con el pueblo. Esos que ahora ni se escuchan, porque hasta pocas voces contrarias se escuchan, y hay que estar buscando por todos los medios de alguno que se le escape algo en contra de la caverna mediática. Por cierto, desde la barrera los toros se ven de distinta manera y lo digo porque su compañero literario Alberto Garzón pertenece a un partido que en el gobierno andaluz están aplicando los mismos injustos recortes, aunque vengan impuestos, que además no deja de ser una de las peores instituciones en pagar, “La Junta”. Aún así, estoy de acuerdo en gran parte de sus planteamientos.

  18. Tampoco creo que el 25 S sea la solución de nada, pese al soplo de aire fresco que aparenta encarnar. Será interesante ver quien lo intenta rentabilizar, para bien o para mal.
    Sigo pensando que lo que este País necesita es un cambio radical y que todo lo demás son parches para que en definitiva, nada cambie. En este momento tendriamos que haber exigido para YA. la obligatoriedad de la dación en pago para la cancelación de la totalidad de la deuda hipotecaria de las viviendas ¡y ni eso hemos sabido hacer! Es una verguenza que no se haya conseguido, más que en casos aislados, debido más a la buena voluntad de algunos Jueces que a un cambio urgente de legislación. (Propuesta, que como sabeis, fue presentada al Congreso por Izquierda Plural y rechazada mayoritariament, con los votos en contra del PP. y la abstención del PSOE.)
    Creo que se podría hacer un manifiesto, bien documentado, en la linea de las reivindicaciones del 25 S. para que lo firmásemos todos los que queremos que esto cambie. Realmente somos millones.
    Si lo dejamos en manos de políticos y sindicatos, no harán nada. Realmente solo quieren parches para seguir permaneciendo en el PODER

  19. Me ha hecho gracia que le hicieran callar. Yo en mi espacio personal que lo lea el interesado si le interesa mandaba en una entrada a callar a nuestro ministro Montoro. Por que francamente estoy harto de escuchar explicaciones sobre porqué estamos como estamos y lo que hicieron otros mal para ello y por otro lado le pedía su opinión sobre cómo sus medidas nos iban a sacar del atolladero. Sigo esperando una sola no en mi espacio que seguro que no ha leído por toda la internet.
    Estoy de acuerdo en todo lo que dice no es momento de liquidar nada, es momento de que nos unamos en un foro y decidamos de que nos vamos a desprender entre todos. Hacen mal en excluirse de la solución los encargados de ello pues ella no nos va a venir de fuera, tenemos que currárnosla desde dentro. Que nos acaricie el lomo el representante europeo de turno no sirve de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *