Si a pesar de todo mejoramos ¿cómo sería el mundo con más justicia e igualdad?

Escuchar

La organización Social Watch acaba de publicar un índice de necesidades fundamentales satisfechas en los diferentes países del mundo que mejora entre 1990 y 2011, pero señalando que no capta el impacto total de la crisis económica y financiera que comenzó en 2008 porque los indicadores sociales se recopilan y publican de manera más lenta que las cifras de la economía.

El índice se inspira en los trabajos del Premio Nobel de Economía Amartya Sen sobre capacidades básicas y se calcula a partir de tres indicadores relativos a la capacidad de tener una alimentación adecuada,  a la de reproducirse de forma saludable y segura y a la de ser una persona educada e informada: 1) la mortalidad de los niños menores de cinco años, 2) la salud reproductiva o materno-infantil, que se mide por el número de partos atendidos por personal especializado, y 3) la educación que se mide con una combinación de la matrícula en la enseñanza primaria, la proporción de niños que llegan a quinto grado y la tasa de alfabetización de adultos (más información sobre el modo de calcularlo aquí).

Entre esos años, 138 países han registrado mejoría mientras que 20 han permanecido estancados y 10 han empeorado. 47 países, casi todos ellos en Europa y América del Norte además de Argentina, Cuba y algunas monarquías petroleras del Golfo, alcanzan un índice aceptable del 98% de cobertura y 28 (del Africa subsahariana y Asia del Sur) se encuentran en situación crítica al no llegar al 70%. Chad (48 %) es el país con índice más bajo, seguido de Niger (57 %), Sierra Leona (58 %), Haití (67 %), Pakistan (68 %) y Bangladesh (70 %).

A pesar de esa mejora, el Informe de Social Watch insiste en que la lucha contra la pobreza va muy por detrás de los avances en otros terrenos. Según dice textualmente “El comercio mundial y el ingreso per cápita crecieron más rápidamente en la primera década del siglo XXI que en la década anterior, pero los avances contra la pobreza se enlentecieron. La brecha se amplió por la distribución desigual de los beneficios de la prosperidad.

Según el Informe, las exportaciones mundiales totales se multiplicaron casi cinco veces en veinte años, creciendo de un valor total de 781 mil millones de dólares estadounidenses en 1990 a 3,7 billones en 2010 y el habitante promedio del mundo más que duplicó sus ingresos, de 4.079 dólares estadounidenses en 1990 a 9.116 dólares por año en 2010, pero el promedio mundial del índice de indicadores sociales fundamentales que calcula Social Watch solo aumentó el 10% en veinte años, de 79,3 a 87,1.

Son datos para reflexionar: si a pesar de tanta desigualdad y del desorden económico mejoran las condiciones de vida de la mayoría de la población mundial ¿qué no podríamos conseguir si hubiese más justicia y los recursos se repartiesen con mayor equidad?

4 pensamientos en “Si a pesar de todo mejoramos ¿cómo sería el mundo con más justicia e igualdad?

  1. Y yo me pregunto: ¿esta vez el responsable no es el capitalismo o el libre mercado?.Usted, que se define como un anticapitalista, que centra todos los males de la economía en ese sistema económico, ¿por qué no reconoce expresamente y no tácitamente (“si a pesar de todo mejoramos…” ) que es ese sistema económico el que más prosperidad ha generado y genera a los habitantes de los países en donde se implanta aunque sea de forma timorata?

  2. Si a pesar de todo mejoramos ¿cómo sería el mundo con más justicia e igualdad?

    Supongo que Cuba puede ser un buen indicador e ello, un país de por si con pocos recursos y sometido a todo tipo de sabotajes y trabas a la economía por nosotros, resulta que se sitúa al nivel de países mucho más ricos que además basan su riqueza en el imperialismo económico sobre el resto del mundo.

    Sobre lo que dice Lucas de que el capitalismo es el sistema económico que más prosperidad ha generado y genera a los habitantes de los países en donde se implanta aunque sea de forma timorata, creo que la palabra timorata es la clave, solo la introducción en el capitalismo de regulaciones “de rostro humano” que equilibren la desigualdad de poder del resto de la población respecto al capital parece producir tal prosperidad.

  3. El caso es que ese es un cuento chino o peor, los
    promedios son muy hermosos pero sirven para ocultar
    la realidad y si se habla de los ingresos pues peor aun
    regida por la ley del embudo.

    Ese tipo de estadisticas se agradece mucho por lo que
    se benefician por ellas y el sistema ya que sirven para
    enmascarar la realidad.

    Precisamente la situacion social empeora porque eso
    que se describe estadisticamente puede ser cierto lo
    que no sirve es la interpretación.

    La civilizacion humana mejora y de forma continua e
    indetenible, pero no la sociedad humana que empeora
    de forma inconcebible para su nivel de desarrollo.

  4. Evidentemente, el índice está incompleto y no son esos los únicos indicadores que deberían integrarlo. En realidad “indica” mas “la lucha contra la pobreza va muy por detrás de los avances en otros terrenos”.

Deja un comentario