Sinvergonzonerías

Escuchar

 Después de dos o tres días de viaje y sin poder escribir en la web me levanto temprano y ojeo la prensa.
 Leo que la jerarquía católica venezolana está muy preocupada por la forma en que evoluciona la educación en Venezuela porque dice que peligra la libertad.
 Es natural que se preocupe porque, como todo el mundo sabe, allí donde ha estado la Iglesia Católica a lo largo de la historia ha predominado la pluralidad y la libertad de pensamiento. ¡Vaya cara dura!
 Luego me entero de que el ministro de economía español que había criticado las medidas sociales de su propio partido porque decía que costaban mucho dinero, renuncia a más de 2.000 millones de euros de ingresos bajando los impuestos. ¡Otro sinvergüenza!
 Y por fin, casi me caigo de espaldas cuando leo que el líder de la oposición del Partido Popular (que metió a España en una guerra) pide ahora al Zapatero (que sacó a los militares españoles de Irak) que reconozca que España está en guerra.
 Quizá a otros les dieran ganas de irse de nuevo a la cama. A mí me dan de tirarme al monte. Seguiré escribiendo que es lo único que puedo hacer. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *