13 pensamientos en “Sobre el Tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea

  1. La pequeña y mediana empresa no se defiende. Confía en los partidos de la derecha, los cuales representan los intereses de las trasnacionales, empresas que sobreviven mediante la quiebra de los pequeños empresarios y sus trabajadores, al quedarse con sus clientes. Esos tratados se realizan para arruinar el tejido empresarial local y privilegiar las empresas norteamericanas. Empresarios y trabajadores, hay que defenderse y no entregarse mansamente en manos del lobo: de los partidos de la derecha y de la izquierda que velan por los intereses de los grandes monopolios.

  2. Los partidos de la izquierda, benefician a los trabajadores de los grandes monopolios y los de la derecha también, a las grandes empresas y la banca. La pequeña y mediana empresa, junto con los autónomos son más del 60% de la actividad productiva pero no tiene representación en el Gobierno. Los del PP hace rato que les engañan porque privilegian el interés de los monopolios que es opuesto al de las pequeñas empresas. Los grandes quieren el negocio de los pequeños y los partidos de la derecha están para servirles el banquete fácilmente.

  3. Lo único que trasciende de sus palabras es, por una parte, el miedo a la Libertad y, por otra parte ,una desinformación bastante notoria de lo que habla.

    Profesor, ya en marzo 2012, La Eurocámara aprobó una serie de concesiones para atajar el conflicto comercial con EEUU y Canadá, derivado de la carne de vacuno hormonada, que se prolongaba desde hacía 20 años. El acuerdo ha permitido a la UE mantener el veto a la hora de importar este tipo de carne tratada con hormonas, a cambio de que EEUU y Canadá puedan exportar a la Unión más carne de vacuno de calidad.

    No sé, pero parece que en su casa no es usted quien hace la compra, si no se habría dado cuenta de que se puede adquirir en el mecado carne procedente de EEUU.

  4. ¿Miedo a la “Libertad”…? Jejejeje…

    “LIBERTAD SIN IGUALDAD ES EXPLOTACIÓN, E IGUALDAD SIN LIBERTAD ES OPRESIÓN”.

    Miguel Bakunin, revolucionario ruso de mediados del siglo XIX sintetizó con esta frase el sentido indisociable de los valores de libertad e igualdad.

    Actualmente más vigente que nunca, se refería con ella Bakunin al liberalismo, que limita la democracia al garantizar los derechos civiles y políticos INDIVIDUALES de quienes por su posición social pueden pagarlos, dejando a un lado a quienes, por no ser propietarios ni contar con títulos académicos que les permitan incorporarse a los espacios sociales de ejercicio de ciudadanía, deben conformarse con vender su mano de obra barata a la clase propietaria, ya que ni siquiera les es posible participar directamente en la toma de decisiones sobre la redistribución de la riqueza, la organización del trabajo, el salario y la seguridad social, temas reservados a los parlamentos, a la arbitrariedad de unos(as) representantes habituados(as) a confiscar la voluntad de sus electores(as). También criticaba Bakunin, evidentemente, las tendencias autoritarias en las corrientes socialistas, que más tarde se concretaron en dictaduras que, si bien colectivizaron la propiedad y universalizaron los derechos económicos, sociales y culturales, ahogaron la participación libre individual y colectiva, controlándola desde instancias partidistas, burocráticas y no democráticas.

    ¿Miedo a la “Libertad”…? Jejeje… Resulta rídiculo escuchar tales reproches de quien no sabe de tal concepto porque desconoce el alcance y la profundidad de las implicaciones y responsabilidades que conlleva.

    Saludos,

  5. Amigo, estamos deacuerdo con sus escritos desdede que existen y deacuerdo con las ideas que defiende usted desde que otros oensadores mnenos liquidos las pusieron en marcha , de modo que sin ser usted para las nuevas generaciones de espaloles que quieren vivir en este pais con dignidad, propiamente un autor de culto (no vemos enjundia para que lo sea), sí puede ser un autor de paso, desconocemos porque el señor Navarro cofirma con usted, aquí ya hablamos de alguién con pensamiento propio, original y con una trayectoria suficiente como para ser escuchado con profundidad que la tiene, su trabajo de divulgador es bueno Dr. Andaluz, y tiene que haber piezas de todos los tamaaos para que encaje el rompecabezas, pero se agradecería que alguna vez fuera usted más fresco, y por ejemplo nos narre los altos cargos que ocupó en la Universidad deonde ejerce su magisterio, y qué posición mantuvo ante Bolonia, posición pública, sería conveniente, recogida en textos, manifiestos, etc, pero en suss primers fases, cuando ustedes pensaban, quizás incluído usted que bolonia iba a venir bien para dar menos clases y más charlas
    demasiado metido en elajo para contarnos ahora que es usted el Dreyffus de España, me parece que queda muy lejjos de esa posición, sin dejar de alentar su trabajo como divulgador de obiedades, “don Obvio, como le llaman amistosamente los egresados lúcidos de otros continentes donde parece que se maneja más el verbo y menos la conjunción…

  6. El proyecto de tratado de libre comercio entre Estados Unidos y la UNE pone de manifiesto una vez más hasta qué nivel somos una colonia yanqui y contribuye a explicar el crecimiento de los euroescépticos en las pasadas elecciones al parlamento europeo (tanto de la izquierda como de la extrema derecha). Por si no fuera suficiente la relación clientelar con la economía de guerra norteamericana a través de la OTAN y de los presupuestos públicos de las naciones de la UE o el gobierno de las finanzas europeas por los golmand boys (quienes deberian estar entre rejas), ahora le ha llegado el turno a la economía real de carácter civil (a la mantequilla en el célebre binomio) y, por tanto, a la calidad de vida y bienestar de los europeos.

    Cualquiera que analice el modo cómo se pretende homologar y legitimar el negocio de grandes corporaciones, para quienes el lucro está por encima del derecho a la salud, a la vida, a un medio ambiente adecuado o al trabajo, tiene que llegar a la conclusión de que estamos en manos de verdaderos criminales, y no me refiero sólo a quienes dirigen aquellas sino también a quienes toman las decisiones en las instituciones políticas, lo que contribuye a explicar la grave desafección política. En el caso concreto de los grandes fabricantes de transgénicos (que son al mismo tiempo grandes fabricantes de toda clase de biocidas y de fármacos, muchos de estos con graves efectos secundarios) no les pareció suficiente a las autoridades norteamericanas con establecer la norma de que quien contamina cobra (los productores perjudicados por la contaminación e hibridación de semillas transgénicas no sólo no pueden reclamar una indemnización sino que están obligados a indemnizar a los fabricantes de transgénicos si deciden reutilizar sus semillas contaminadas), otorgar un voto de confianza a aquellas sobre la seguridad y buenas intenciones (cualquiera que conozca el historial de empresas como Monsanto comprenderá que dejar en manos de estas empresas la seguridad alimentaria y salud de los ciudadanos es un crimen de lesa humanidad) y contribuir a sembrar la confusión entre los consumidores al ser poco exigentes en el etiquetado. Como estos productos son profundamente impopulares en la UE y sus gobernantes son conscientes del coste electoral que tendría la legalización de la producción y el consumo, prefieren que la entrada sea el resultado de un tratado supranacional (de modo parecido a lo que está ocurriendo con los tratados de la OMC), una especie de efecto colateral inevitable en un mundo globalizado, cuando está más que demostrado que sería otro ejemplo de servilismo de los grandes partidos tradionales a los intereses de la potencia hegemónica. Y deberíamos preguntarnos si esto no sería más que la punta del iceberg de ese otro gran negocio mundial (sobre todo en Estados Unidos, donde factura el 18% del PIB), el negocio de la enfermedad, que, con el cuento del libre comercio y la competencia desleal, daría el gran asalto a los modelos sanitarios públicos y a las políticas sanitarias inspiradas en la salud pública y la prevención frente a la medicina reparadora (aunque, en honor a la verdad, este civilizada forma de proteger la salud ha sido practicamente sacrificada por los partidos tradicionales en Europa y deberá ser partidos como Podemos y sus homólogos en la UE los que hagan una nueva interpretación del derecho a la salud, que poco tiene que ver con el derecho a la enfermedad hoy establecido y que está proporcionandos grandes beneficios a grandes negocios privados, como el farmacéutico). Pasar de los actuales modelos públicos (con sus deficiencias al estar basados en la medicina reparadora) al modelo de medicina privada imperante en Estados Unidos (que sería lo que no tardarían en reclamar las grandes corporaciones del sector yanquis y europeas bajo el modelo de libre comercio) tendría las gravisimas consecuencias que hoy sufren los norteamericanos (alta morbimortalidad, riesgo de exclusión, los servicios sanitarios más caros del mundo, un 60% de probabilidad de que, si se arruinan, sea por problemas sanitarios etc..) y que está convirtiendo a la primera potencia mundial en una nación en vías de subdesarrollo.

    En el fondo, debemos analizar la propuesta como un paso necesario más de los poderosos en su obsesiva espiral de acumulación exponencial de riqueza por cuenta de los derechos de los ciudadanos en una región relativamente privilegiada del imperio, a la que dicen representar y amar, en la misma línea que la estafa financiera y el despilfarro de la economía de guerra. ¿Qué será lo próximo? ¿A qué distancia estaremos de un nuevo conflicto bélico de grandes dimensiones? ¿Incluirá Gallardón la ludopatía en su reforma del código penal para que estos enfermos mentales, los más peligrosos con diferencia y los únicos sobre los que habría que adoptar medidas, sean privados de libertad?

  7. Las empresas extranjeras ofrecen productos de buena calidad y bajo costo para atraerse a los consumidores a su causa. Normalmente lo hacen a pérdida o con subsidios del Gobierno conquistador. Una vez se destruye el tejido productivo local, por muy baratos que sean los productos ofertados por las corporaciones globales, los desempleados locales que han perdido su trabajo no podrán adquirirlos. Las empresas locales deben blindar su producción frente a las corporaciones para salvaguardar los puestos de trabajo, pero votando a los partidos de las corporaciones, están votando en contra de sus trabajos.

  8. Una vez se destruye a la competencia local, los precios pueden subir para resarcir así las pérdidas en que se ha incurrido para obtener un mercado nuevo. Mantener en el poder a los partidos que representan los intereses de las corporaciones se realiza para garantizar la supremacía de las mismas, y el engaño continuo no se hace esperar, prometiendo lo que no se puede cumplir. Por ello las votaciones pseudo democráticas no alteran las fuerzas de poder.

  9. Aunque sea una obviedad, creo que es oportuno aclarar que Joakin se ha descalificado a sí mismo al pretender descalificar a Juan tras su magistral y valiente denuncia del tratado de libre comercio entre Estados Unidos y su traspatio europeo. Se podrá estar en desacuerdo con él en algunas cosas, pero no se puede poner en duda su honestidad, altruismo, brillantez y compromiso. Me incluyo entre los desaprueban la publicación de comentarios que no aportan nada al debate ideológico y que se recrean en el insulto fácil y carente de fundamento. El que Juan los apruebe, incluso cuando se dirigen contra su persona, demuestra hasta qué punto se respeta la libertad de opinión en este blog. Para mí sigue siendo uno de los imprescindibles en el ámbito de la izquierda, por más convencido que esté en que nuestra especie no tendrá futuro a largo plazo bajo coordenadas de crecimiento económico y demográfico, siendo especialmente útiles sus propuestas (y las de Vicenç Navarro) para la necesaria redistribución de la riqueza, la defensa de lo público y la salvaguarda de los derechos humanos, sin perder nunca de vista los límites del crecimiento.

  10. Reunir en un solo partido la defensa de las corporaciones y la de la pequeña y mediana empresa, es un engaño para los pequeños. El grande se los engullirá y los pequeños no tendrán defensa. No pueden tener un mismo partido. Ya se sabe de esa alianza quién saldrá perjudicado. Los pequeños deben crear su gran partido, porque efectivamente juntos son más grandes que las corporaciones, debido a que dominan una mayor extensión del tejido productivo.

  11. Buenas a todos.
    Como de costumbre: Gracias por darnos información a quines tenemos los ojos abiertos. Gracias por permitir que cínicos y estúpidos te dirijan ataques personales, simplemente por no estar de acuerdo con tu exposición o por no saber qué decir. No se insistirá suficientemente en la bajada de pantalones que supone para Europa el famoso tratado. La cosa va a llegar a tal punto, que cuando la legislación futura de un gobierno, perjudique los intereses de esas corporaciones, AUNQUE TAL LEGISLACIÓN SEA EN DEFENSA PROPIA Y DE LOS CIUDADANOS DE ESE PAÍS, los estados tendrá que indemnizar la esos piratas.
    Por lo demás: que las pequeñas empresas y empresarios, en buena medida base social del PP serán de los más perjudicados en esta “vuelta de tuerca”..¡¡sin duda!! pero como decía mi abuela: “el que es tonto ni juega ni camina”.
    Al fin y al cabo, el gobierno del PP no es que lo esté haciendo bien, ¡¡¡lo está haciendo de lujo!!!…SI TENEMOS EN CUENTA (LÓGICAMENTE) PARA QUIÉN GOBIERNA. Cada uno de sus objetivos se cumple a rajatabla: Desprotección legal para los trabajadores, desmantelamiento de los servicios y de las empresas públicas (Allá van AENA y RENFE) pasta a mansalva para los banqueros leyes represoras para el proteste. ¿quién dice que no le están saliendo las cosas de lujo? Envuelto en la bandera, vende la patria al mejor postor…¡y los idiotas aplaudiendo!. El gobierno pepero sabe DE VERDAD “quienes son los suyos” y para ellos legisla. ¡ah! y cuando pierdan las elecciones…”al puesto que tengo allí” ¡¡EL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN!! de alguna empresa privatizada…o de alguna empresa americana que por mor de este nuevo “tratado de libertad y alegría sin fin” que nos van a hacer tragar se sienta agradecida a tan buenos colaboradores. ¿Acaso nadie ha caído en la cuenta, de que cuanto más inútiles resultan nuestros gobernantes manejando la cosa pública, más se revaloriza su prestigio en la empresa privada? ¿¿por qué sará??

  12. Permita me una pregunta. Las normas que regulan el ejercicio de la abogacía (la que me interesa), medicina etc en virtud de homologación permitiría el ejercicio allí.
    O libre comercio y homologación para todo y todos o nada.
    ¿cual es su opinión?

Deja un comentario