Petroleros y bolivianos

Escuchar

 Lee Raymond fue presidente y director ejecutivo de Exxon Mobil, la empresa petrolera más grande del mundo, de 1993 a noviembre de 2005. Durante ese tiempo ganó 144.000 dólares diarios (he escrito bien: ¡diarios!). Ese sueldazo es, dólar más o dólar menos,  lo que gana al año una familia norteamericana de clase media-alta y OCHENTA MIL VECES MÁS que lo que recibía un boliviano que percibiera el salario mínimo antes de llegar Evo Morales, o CINCUENTA Y CINCO MIL VECES MÁS, si cobrase el nuevo salario mínimo (que casi se dobló hasta quedar en poco más de 80 dólares mensuales). 

 

 Con esas diferencias, ¿podemos extrañarnos de que los bolivianos quieran disfrutar algo más de los recursos que son suyos? Es más, ¿tenemos derecho a oponernos a ello?   

 

 En este documento de 2003 titulado Bolivia es un paraiso para las petroleras se pueden leer datos realmente esclarecedores de lo que pasa con el petróleo boliviano y que no van a proporionar, sin embargo,  los grandes diarios que ahora tanto critican a Evo Morales. Por ejemplo: 

 

 – «Un  estudio oficial, presentado hoy en La Paz, estableció que las transnacionales  Repsol, YPF y Amoco, que han tomado el control de la ex empresa estatal boliviana  YPFB, presentan los costos unitarios de producción y de exploración  de hidrocarburos más bajos entre 200 empresas analizadas a nivel mundial.  
 
 

 

  El  costo promedio para la producción de un barril equivalente de petróleo  es de 5,6 dólares a nivel mundial, pero en Bolivia ese costo se reduce  en el caso de Repsol / YPF a tan sólo 1 dólar y en el de Amoco  a 0,97 dólares. En el ámbito internacional, únicamente  la petrolera Niko Resources tiene un costo de producción más  bajo (0,87), según consigna la publicación internacional «Global  Upstream Performance Review 2003». 

 

 – «No es casual que el informe oficial presentado hoy establezca que las transnacionales  que operan en el país tengan también los costos más bajos  en la búsqueda y desarrollo de un barril equivalente de petróleo,  que es de 8,58 dólares a nivel mundial y de 5,66 dólares el  promedio latinoamericano. Este costo en el caso de Repsol / YPF es de apenas  0,40 dólares por barril equivalente de petróleo, que es 20 veces  más bajo que el promedio internacional y 14 veces más bajo que  el latinoamericano». 

 

 – «Según  los informes gubernamentales, las petroleras extranjeras que explotan los  recursos naturales no renovables de Bolivia pagan muy pocos impuestos. Así,  en el último quinquenio (1998-2002) Repsol / YPF pagó apenas  4,3 millones de dólares como promedio anual, mientras que Amoco pagó  5,2 millones de dólares»
 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.