Aplastar a Grecia para acabar con toda disidencia

Escuchar

Publicado en Público.es el 27 de junio de 2015

Después de contemplar lo que viene ocurriendo entre Grecia y la Troika en los últimos años, y especialmente desde que gobierna Syriza, hay que ser muy ingenuo para pensar que el desacuerdo actual es una fase de un debate económico honesto, es decir, de una negociación sobre la conveniencia de tomar unas medidas u otras para mejorar la situación de la economía griega y de la europea en general. Y, por supuesto, para creer, como nos dicen, que lo que se plantea es que un país, en este caso Grecia, haga efectivos sus compromisos y pague sus deudas. Si esa fuese la cuestión, Alemania (que es la potencia europea que más deudas ha dejado de pagar en el último siglo y a quien más se le han perdonado) comenzaría a saldar las muy cuantiosas que tiene con Grecia desde la última guerra mundial, por ejemplo.

Los hechos son elocuentes:

– La quiebra de Grecia vino producida por la aplicación de políticas neoliberales en los últimos decenios y por la complicidad de las autoridades europeas y de los grandes bancos internacionales con sus gobiernos corruptos y con las élites que se beneficiaron del expolio de lo público y de una fiscalidad poco progresiva. Sin embargo, estas mismas autoridades y estos bancos se empeñan en resolver el daño de esas políticas reforzando su aplicación. Un contrasentido que solo puede tener los efectos desastrosos que ha tenido hasta que llegó al gobierno Syriza y que son bien conocidos.

– Es una barbaridad que se preste dinero a alguien que está quebrado. Sin embargo, cuando Grecia estaba quebrada como consecuencia de lo que acabo de señalar, la Troika le obligó a solicitar préstamos que se sabía que, lógicamente, no iba a poder pagar. Otro contrasentido que solo puede explicarse porque dar crédito es el negocio de la banca internacional y porque esa era la manera de salvar a los bancos europeos que irresponsablemente habían financiado las políticas corruptas de los anteriores gobiernos griegos en connivencia con la banca internacional que auditaba y respaldaba el engaño.

– Cuando se reconoció la quiebra de Grecia el problema podría haber tenido una solución relativamente poco costosa y apenas incruenta socialmente. Su deuda era, por ejemplo, unas tres veces menor al dinero que los gobiernos francés y alemán dieron generosamente para salvar a sus bancos. Sin embargo, como he dicho, se aprovechó la situación para obligarla a suscribir nuevos préstamos con tipos de interés cada vez más altos gracias a la manipulación de los mercados por los propios prestamistas.

– Las políticas de austeridad (de falsa austeridad, como señalaré enseguida) han fracasado completamente. No han permitido alcanzar ni uno solo de los objetivos que la Troika decía que iban a cumplir. Han provocado una caída de casi el 30% en la actividad económica y en los ingresos, y la deuda (que se supone que era lo que iban a resolver) ha aumentado considerablemente. Ninguna, exactamente ninguna de las previsiones de la Troika al imponer estas políticas se ha cumplido.

– También son evidentes las pruebas de que esas políticas no han buscado la austeridad y soportar menos gastos sustanciales, como decían:

Se podría haber financiado a Grecia sin intereses (o con intereses irrelevantes), tal y como se viene haciendo con la banca privada para salvarla de su irresponsabilidad. Actualmente, Grecia paga alrededor del 12% de su deuda pública en intereses frente al 0,56% de Alemania y eso no se debe, como también se quiere hacer creer, a la mala situación económica griega, sino a que se renunció a que el banco central financie a los gobiernos para que hagan negocio con ello los bancos comerciales creando dinero de la nada (han llegado a cobrar a Grecia un 35% de interés por un dinero que obtenían prácticamente sin coste alguno).

Se podrían haber paralizado los gastos militares griegos pero no se ha hecho porque son una fuente de ingresos para Alemania y Francia.

Ningún acreedor en su sano juicio impone a su deudor una estrategia que le impida generar más ingresos sino que procura que los genere en la mayor cuantía posible para que así pueda ir pagándole la deuda. La Troika, sin embargo, se empeña día tras día en imponer políticas que destruyen la capacidad de crear ingresos en la economía griega (las medidas recesivas que ha vuelto a imponer para llegar a acuerdos y que el gobierno griego ha rechazado con toda razón y sensatez). Como diré enseguida, no se busca en realidad que Grecia genere ingresos y pague (como quiere el gobierno de Syriza), sino que se someta y que se traspasen cada vez más recursos y poder al sector privado ya de por sí más poderoso, lo que en lugar de salvar a la economía griega la empeorará aún más, como antaño cuando se hizo exactamente eso.

– No se puede aportar evidencia empírica y científica alguna para probar que las políticas de privatizaciones, de recortes y de destrucción de instituciones que impone la Troika sean eficaces para generar eficiencia, más ingresos y mejor condición económica. En ningún país en donde se han aplicado las medidas de austeridad que propone la Troika se han conseguido los efectos que dicen que van a conseguir para tratar de convencer a la población. Así lo demuestra claramente el libro de Mark Blyth Austeridad. Historia de una idea peligrosa.

– Las políticas impuestas por la Troika solo se han dirigido a facilitar que los grupos económicos y la población de mayor renta se apropien de cada vez más ingreso y patrimonio. Un reciente informe (Greece: solidarity and adjustment in times of crisis) lo deja bien claro: los ingresos salariales han caído un 27% entre 2009 y 2014, los impuestos han subido en un 337% para los grupos de menor ingreso y menos del 10% para los más elevados, y el 10% de la población más pobre ha perdido el 82% de sus ingreso desde 2008. Otros muchos estudios han mostrado que las políticas de la Troika han hecho que Grecia sea el país europeo en donde más han aumentado el riesgo de pobreza y la exclusión social y que el traspaso patrimonial desde los más pobres y desde el Estado a los más ricos ha sido ingente.

– Como han dicho reiteradamente, las autoridades griegas no se oponen a pagar las deudas sino a que se cierren las fuentes de ingresos que permiten pagarlas y mantener condiciones de vida digna de su población. Y tampoco se han negado, ni siquiera, a realizar reformas en la línea impuesta por sus acreedores, a pesar de estar en contra de sus deseos y compromisos electorales.

– La única mejora que se ha producido en la economía griega fue tras la reestructuración de la deuda, que es lo que principalmente reclama el gobierno griego. Y diversos informes han mostrado que hay otras vías distintas para generar ingresos que permitan que Grecia salga adelante, a diferencia de lo que viene ocurriendo con las que ha impuesto hasta ahora la Troika (ver mi artículo Grecia y Syriza frente a una Europa en evidencia).

Es indiscutible que la Troika no ha logrado mejorar la economía griega con sus medidas y ni siquiera que los acreedores tengan más oportunidades de cobrar (en realidad, éstos han prestado con tantos intereses que tienen casi seguridad total de cobrar el principal por muy mal que se pongan las cosas).

¿Por qué, entonces, las autoridades europeas se empeñan en cerrar cualquier salida al gobierno griego?

La razón es sencilla: no se trata de huevo sino del fuero. Es decir, lo que persigue la Troika, con la señora Merkel a la cabeza rememorando lo que los aliados hicieron en el siglo pasado a su país, es mantener la primacía de sus políticas y de los intereses que defienden. Lo que buscan es evitar cualquier disidencia porque no pueden permitir que se manifieste ningún tipo de hendidura, por pequeña que sea, por donde entre una nueva manera de poner en marcha el proyecto europeo o de salvar a los pueblos.

Por eso, la única manera de luchar contra la dictadura de la Troika y de las autoridades europeas es con democracia (a la que temen como al diablo) y poner en frente de sus designios la voz nítida e indiscutible de los pueblos. El gobierno griego ha hecho bien convocando el referendum. Ahora, las autoridades europeas deben retratarse: o están con los pueblos o contra ellos.

18 pensamientos en “Aplastar a Grecia para acabar con toda disidencia

  1. ¿Una inconsisitencia en el mensaje del profesor?:

    De hecho, la diferencia numérica entre el ajuste asumido por Grecia (8.000 millones) y el pretendido por el resto (11.000) apenas alcanzaba los 3.000 millones. En algún capítulo reputado como esencial (la recaudación del IVA) apenas superaba los 100 millones; y se dio la paradoja de que los acreedores exigían más recorte en el gasto militar (400 millones) que el que la coalición griega de izquierda radical y derecha ultranacionalista pretendía: cuando los principales perjudicados de ese menor gasto habrían sido los propios acreedores.

    http://elpais.com/elpais/2015/06/27/opinion/1435430479_432482.html

  2. Grecia tiene el primer gobierno q planta cara, y además es la cuna de la democracia ¿se te ocurre mejor mensaje q acabar con ella?

  3. ¿Pero de quien es la culpa del desmadre griego?. El fraude fiscal en este país es apoteósico.
    ¿No tendrian que empezar por poner en orden su casa?
    Leo en la prensa:

    “Los armadores son los más señalados. Los impagos fiscales en este sector han alcanzado los 140.000 millones de euros en los últimos 15 años, según una investigación del semanario alemán Der Spiegel. El artículo denuncia que, debido a 58 regulaciones especiales en Grecia, unas 800 familias relacionadas con el negocio naviero están exentas de pagar impuesto alguno. En ningún otro país existe tal proteccionismo, según la publicación alemana.”

  4. Estoy de acuerdo con Pablo. La exposición del profesor es impecable. Pero parece olvidar que los griegos tienen muchas cuestiones importantes, sin resolver, dentro de su propia casa. Con todos mis respetos y cariño hacia los griegos y la consternación por el trato que reciben, de los poderes económicos, que a todos nos está controlando.

  5. Están asfixiando al pueblo Griego pero la cuestión va más allá de la economía es puramente moral. Quien le va a poner el cascabel al gato??, van a haber países que se solidaricen para ayudar e ir en contra de quien pone las reglas?? Los que tienen todo el poder y los medios ya están vendiendo que quien no acata las reglas llega al mismo infortunio, son las claras campañas del miedo para que los pueblos sigan sumisos a su esclavitud.

  6. El gobierno griego ha destapado el monstruo que es la troika.El beneficio económico a cualquier coste social.La oligarquía económica que quiere imponer a la soberanía popular.
    Gracia al gobierno heleno por descubrirnos quien quiere ponernos cadenas.

  7. Al final sacaran a Grecia del mal paso,no tienen otra solucion.Veremos que los orgullosos dirigentes europeos no son mas quetiteres de un poder superior y esa solucion puede incluir hastala salida del euro por ser insostenible.

    En realidad parece ser que ya la Union Europea deja de tener sentido, las cosas
    no van por el camino que se pensaba que irian al comienzo del siglo pues todo el
    sistema occidental se ha debilitado enormemente y ya las proyecciones no pueden
    ser tan grandiosas como pintaban para dominar el mundo.

    Desde luego pueden pensar en seguir matando pueblos, pero los que en realidad
    traen el peligro habria que enfrentarlos con bombas atomicas.

    Y eso es otro cantar, no es lo mismo asesinar arabes o africanos desarmados que
    una guerra atomica que seria forzosamente global.

  8. Sobre la situación de Grecia, existen dos visiones antagónicas. Esto es así porque el debate tiene una base política igual o mas grande que una base técnica. Los economistas conservadores, culpan de todo a Grecia, y le auguran la hecatombe poniendo ejemplos de la fase mas aguda en paises que pasaron por problemas de deuda (Argentina es el ejemplo típico, se les olvida hablar de Brasil y otros a los que les ha ido bien gracias a sanearse con un default). Los progresistas, saben que si Grecia sale del Euro habrá un situacion durísima a corto plazo, pero mejorará muchisimo antes que si se queda bajo las condiciones que se le imponen. Además atribuyen mucha de la responsabilidad a las instituciones de la troika. Por ejemplo, véase Krugman (http://www.nytimes.com/2015/06/29/opinion/paul-krugman-greece-over-the-brink.html?_r=0), o Stiglitz (http://www.theguardian.com/business/2015/jun/29/joseph-stiglitz-how-i-would-vote-in-the-greek-referendum). Especialmente interesante es la misiva de Amirta Sen, (http://www.newstatesman.com/politics/2015/06/amartya-sen-economic-consequences-austerity) rescatando una analogía sobre el horror de Keynes ante las reparaciones exigidas a Alemania tras la primera guerra mundial. No son ignorantes de la macroeconomía, o radicales exaltados. Saben de lo que hablan, y las cosas no son blanco o negro como los economistas mas conservadores tratan de hacer creer. No es que yo esté tomando lado por unos u otros, pero un debate honesto debe mostrar todos los lados que existen para abordar la cuestión. Para los Griegos hay desgracias en cualquier opcion, y la eleccion debe ser suya.

  9. Claro que los griegos tienen cosas que arreglar. Igual que nosotros, pero en el programa del actual gobierno griego hay muchos cambios propuestos en ese sentido. Al igual que hay que hacer en España con la corrupción, las eléctricas, y un largo etec.
    Pero la cuestión es que los bancos europeos han financiado estos desmanes y ahora quieren que los paguemos las clases de abajo. ¿Por qué quieren que se suba el IVA y no aceptan impuestos progresivos? ¿Por que quieren que se privatice todo? ¿Por qué no aceptan otras fórmulas menos injustas? ¿Los que hemos ido a trabajar todos los días hemos vivido por encima de alguna posibilidad? ¿Es necesario que la gente sufra tanto? ¿Por que ese interés en desregularizar el mercado laboral? El tema no es tanto económico como político creo yo, lo que quieren es cambiar el modelo social.

  10. Todos los argentinos, de cualquier signo, sabemos por lo que están pasando los griegos. Me da escalofríos recordar. Aun así deben saber que después del default, o como le llamen a lo que venga, hay vida.

  11. Se quieren cargar a todo el que se mueva,ya lo dijo un sociolisto, el que se mueva no sale, esto es un golpe de estado social. Las guerras en occidente están fuera de lugar, ya que algunos catarían, debemos seguir esta senda y acabar con toda la corruptela de Occidente, quiero recordar a raíz de los armadores, en España. la iglesia, las grandes fortunas, las sicab, y políticos no pagan, faltan algunos, pero por la ley mordaza mejor me cayo. y como ejemplo que nadie habla ISLANDIA

  12. A Grecia le pasó lo mismo que a España Portugal y otros: Nos metieron en La Unión Europea con nocturnidad y alevosía; en unas condiciones leoninas y prentenden hacer de nuestros países su “servicio doméstico”. No es casualidad que, tanto Julio Anguita como el difunto Fraga, ideológicamente tan dispares, pero unidos por su amor a España Y AL PUEBLO ESPAÑOL, avisaran de la que se avecinaba si entrábamos en el Club en las condiciones que ya sabemos. Nadie les hizo el menor caso, si acaso apra burlarse de ellos y ahora, tampoco nadie se acuerda de ellos, sencillamente porque más de uno tendría que meter su cabeza en un saco, para no ser reconocido y apaleado por el pueblo, harto de sufrir penurias por culpa de estos sinverguenzas.

  13. @José Manuel,
    Eso es tanto como decir que los males de la España actual vienen del diseño de la transición y que todos los que participaron en su arquitectura tendrían que ser pasados por la quilla.

    ¿Pregúntate por qué otros países que entraron en el Euro no están en las mismas condiciones que España pese a venir de una situación equivalente y por qué otros países con condiciones diferentes a las españolas están en la misma situación o pero que España en términos financieros y parámetros socioeconómicos.

    Me parece que tu aportación es sesgada y de alguien con poca capacidad analítica. Me aventuraría de decir que una persona dogmática que se mueve por impulsos ideológicos.

  14. A Jesús, primer comentario; “la gente de la calle no se chupa el dedo”. Disculpen todos lo gráfico de la afirmación, el exabrupto de lo irreflexivo que pueda entenderse este comentario. Pero el caso es que ya estoy, individualmente, personalmente y subjetivamente… harto de la prensa intoxicadora, mentirosa y claramente decidida a intervenir en el proceso y los procesos electorales que un pueblo adulto tiene que ejercitar desde la libertad de opinión, de pataleo, de ejercicio de un derecho fundamental como es la participación en la vida pública.
    ¿Quiere alguien que se refiera en este comentario quién es dueño accionarial de los periódicos de mayor difusión en nuestro país?
    ¿Quiere alguien decirme dónde está la libertad periodística de redactores e incluso investigadores periodísticos, cuyos informes y reportajes acaban en cajones de redacción cerrados a cal y canto.
    Despertemos todos de la inocencia; algunos, tristemente, hemos perdido la virginidad intelectual un poco tarde… otros, como la mayoría de nuestros jóvenes ilustrados, han nacido en libertad y están dispuestos y preparados para ejercer sus derechos ya mismo.
    Jesús, inocentemente creemos los bien pensados, nos remite a EL PAÍS como referente cultural de occidente y sus grandes argumentos con cita de datos “claramente tramposos” (que, harto, no quiero perder el tiempo en matizarlos) son los que se anuncian en titulares: “Abortar la negociación” / “Alexis Tsipras es el primer responsable del fiasco del pacto en el rescate griego” / “Grecia se precipita hacia el abismo de salir del euro tras el referéndum”.
    1 ¿Aún queda alguien que opina que la Troika ha sido leal en la supuesta negociación con el nuevo gobierno griego?
    2 ¿Alexis Tsipras es el nuevo demonio al que todos debamos ahuyentar?
    3 ¿Alguien piensa que los abismos de Grecia se abrieron bajo los pies de la ciudadanía mucho antes de llegar el legitimo gobierno griego actual al poder?
    Perdonen a este humilde cascarrabias, pero recuerden que el problema griego no es ningún problema económico (si los usureros se abalanzasen como buitres sobre nuestras familias quién no reaccionaría), se trata de un problema político y LA GENTE DE A PIÉ LO SABE, por muchas mentiras que se escriban en los periódicos.
    El anuncio de la consulta desata las críticas de la oposición griega

Deja un comentario