¿Dónde están ahora los defensores de la familia?

Escuchar

Publicado en publico.es el 10 de abril de 1012

Mientras ha estado gobernando el PSOE la jerarquía de la Iglesia Católica ha organizado actos en defensa de la familia a los que se sumaban complacidos los dirigentes del Partido Popular. Unos y otros afirmaban que era necesario porque la secular institución estaba en peligro por los ataques que recibía del gobierno socialista.

Se trataba de una reacción cuanto menos curiosa porque lo cierto es que cuando gobiernan  las derechas que tanto defienden a la familia, como ha sucedido en el franquismo y luego con los gobiernos del PP y de algunos nacionalismos, lo que hacen no es precisamente mejorar las condiciones de vida de las familias. Una paradoja singular.

Las acciones que lleva a cabo el PP cuando está en la oposición, llenándose la boca de valores familiares, y cuando gobierna son buena prueba de esa contradicción. Como también lo es la actitud de los obispos de derechas ante la familia cuando gobiernan unos u otros.

En la anterior etapa de gobierno del PP, liderada por Aznar, los ingresos de la inmensa mayoría de las familias, los de rentas más reducidas, bajaron; aumentó su endeudamiento; el precio de la vivienda en donde viven se disparó; e incluso los puestos de trabajo que consideraban como la muestra del milagro español fueron en su mayor parte muy precarios y de bajo salario, lo que hacía aumentar el stress que sufren los distintos miembros de las familias trabajadoras y especialmente las mujeres. Y el gasto social destinado a cubrir las necesidades de las familias en educación, salud, cuidados a personas dependiente, pensiones, etc. bajó en relación al PIB hasta los niveles que había a la muerte de Franco, lo que hizo que la diferencia con Europa aumentara en 8,6 puntos de 1996 a 2004.

La consecuencia de ello fue que en la etapa de gobierno de Aznar aumentó la desigualdad y la pobreza, sobre todo, la de las personas mayores y la infantil.

En definitiva, cuando ha gobernado la derecha se ha hablado mucho de familia pero, al final, los datos muestran que no se dedican muchos recursos, o todos los necesarios, para ayudarlas de verdad y mejorar su condición y el bienestar de sus componentes. Las familias que en la época de Aznar vivían de los beneficios empresariales sí salieron bien paradas puesto que éstos aumentaron en un 73% en ese periodo, pero las que dependían de los salarios, la inmensa mayoría, no tanto, puesto que solo subieron un 3,7%.

Y ahora con Mariano Rajoy, después de tanto discurso y manifestaciones a favor de las familias españolas, resulta que parece que vamos a seguir por el mismo camino.

Los recortes sociales que se han llevado a cabo en solo 100 días, los que contemplan los Presupuestos y los que se anuncian ya casi sin disimulo para el futuro, pueden ser dramáticos para las familias españolas.

El gobierno se dispone a recortar el derecho universal a la salud, aún más de lo que ya han hecho las derechas de Cataluña y Valencia, ha reducido o incluso eliminado recursos destinados a servicios familiares básicos como los de atención a la dependencia, ha eliminado el fomento a la emancipación (que al fin y al cabo es lo que permite crear nuevas familias) mediante las ayudas al alquiler a jóvenes. Los Presupuestos contemplan recortar la partida destinada a la gratuidad o reducción del precio de la matrícula universitaria para familias numerosas de tres hijos y ha eliminado los programas de escolarización de los niños y niñas de 0 a 3 años, mientras contemplan una reducción del 42,6% en los fondos destinados a familia e infancia, del 38,6% en los que atienden a personas mayores, o del 21,3% en los destinados a prevenir la violencia machista.

¿No es eso un ataque en toda regla a la institución familiar española?

Me gustaría saber dónde están ahora los obispos y los fervientes defensores de la institución familiar que antes salían tan belicosos en las manifestaciones. ¿Por qué no condenan ahora su pérdida de bienestar y el sufrimiento de las que están padeciendo los recortes de derechos?

Si lo que quisieran de verdad fuese defenderla, estarían de nuevo en las calles clamando contra estos recortes. Si no lo hacen, no me queda más remedio que pensar que todo era un ardid, una excusa para atacar demagógicamente a otro gobierno que no les gustaba, que en realidad se trataba de una farsa simplemente montada para recuperar el poder y los privilegios, que es lo único que parece interesarle.

10 pensamientos en “¿Dónde están ahora los defensores de la familia?

  1. Algo parecido le comentaba en el Face a Ignacio Escolar ¿Porqué está empeñado la derecha en destruir valores que se supone defienden como la familia y la Sanidad.Si tenemos una de las mejores sanidades del mundo y mas rentable,para qué destruirla,para alimentar a la seguridad privada,es tan brutal como para rebelarse en la calle de forma muy agresiva,no?

  2. Juan, échele un vistacillo al nuevo video de Aleix Saló, ” Simiocracia”, ya está colgado en youtube. Saludos cordiales.

  3. Me parece un poco ridículo el artículo metiendo a Franco y la Iglesia,soy socialista de corazón y hace tiempo que no los voto por que me parecen una panda de sinvergüenzas y tengo que reconocer en alusión a la época de Franco que los rojos hicieron cosas peores pero no somos capaces de reconocerlas y hay que reconocer a los fervientes críticos de la Iglesia que estos han destinado muchos euros a fines caritativos,han ayudado a muchos necesitados y lo siguen haciendo,aunque haya 4 sinvergüenzas como en TODOS lados,en referencia a la época de Aznar que por cierto no lo vote he de reconocer que en términos generales había mas gente trabajando y la gente pobre vivía mejor que con los gobiernos socialistas porque por lo menos tenían algo que meterse a la boca, y no hay que decir que los RECORTES que tanto nos quejamos se hacen por el AGUJERO que nos han dejado los gobiernos socialistas que tienen por bandera gastar con facilidad el dinero de todos y no el suyo propio.Ha ellos hay que achacarle los recortes ya que las cuentas hay que cuadrarlas y no seguir alimentando la TREMENDA DEUDA.

  4. Parece mentira, querido Juan, que no hayas captado el verdadero sentido que para esta gente tiene el concepto de “familia”.
    No es preciso leer “El origen de la familia, la propiedad y el Estado“, de Federico Engels, para comprender que cuando la derecha se refiere a la “familia” quiere decir “nuestra familia”…la “cosa nostra”.

  5. Estoy totalmente de acuerdo: lo único que buscan es mantener su poder y privilegios, y chillan cuando éstos se ven rozados, que no cuestionados. Parece que el problema para ellos de las familias es el tipo de relación sexual que mantienen los padres y madres, la homosexualidad de los progenitores, el aborto de las hijas, el laicismo y la aceptación de la diversidad; las condiciones económicas y vitalescde unavfamilia no son importantes, ya que de todas formas ¡dios proveerá!

  6. Efectivamente creo que todas esas manifestaciones eran una farsa para derrocar a un gobierno y demostrar la fuerza de ls institucion eclesiastica.
    No se muy bien porque se manifestaban ya que la familia tradicional en España es
    respetada y esta perfectamente imbricada en la sociedad, lo que no tiene nada que ver con que aparezcan nuevas formas de familia bajo los mismos supuestos.
    Si no quieren matrimonios homosexuales es porque ellos, es decir los tradicionales no los respetan . Si no quieren el aborto es porque no respetan el derecho a la libertad de las mujeres para decidir acerca de ello.
    No respeto ni comparto las opiniones de estos grupos sociales y no lo hago porque no me respetan a mi y no solo eso sino que pretenden cambiar leyes para imponernos a todos y todas una forma pacata, retrograda y anacronica de funcionar socialmente.
    No se puede perder el tiempo, cuando comienza una nueva legislatura, en derogar leyes que estaban ya consolidadas en nuestro estado de derecho, como ha ocurrido con la ley del aborto. Se empiezan a cuestionar de nuevo derechos conseguidos para las mujeres y eso me preocupa especialmente, porque el analisis que se deriva de ello, me da escalofrios solo pensarlo, es fascismo y division social.

  7. Doy fe de que en donde trabajo se han creado puestos para personal eventual contratados como asesores sin ninguna necesidad, duplicando los puestos de jefes de servicio, para retribuir con una gran generosidad a personal afin al partido popular, con servicios prestados a anteriores máximas figuras del Partido Popular. Mientras que a los amiguetes de los del partido los regalan un jugoso sueldazo con sucuelntos complementos en muy buenos puestos, a los demás funcionarios nos reducen el ya reducido sueldo.

  8. Respeto a los socialistas y el bienestar que propulgan para los ciudadanos,pero mi pregunta es:¿Realmente existe bienestar social con ellos en el poder?,hay una cosa que es innegable analizando los datos económicos de los socialistas al poder.Es muy fácil vender bienestar y criticar a la derecha,pero lo primero es lo primero:Las LENTEJAS y gracias a ellos hay muchas familias por su mala gestión no la tienen.No pensais que es más importante que las personas tengan cubiertas sus necesidades básicas que criticar a la iglesia,Franco,recortes.El dinero público es de todos y es limitado,pero los socialistas no piensan lo mismo,si fuera su empresa familiar y le tocara su propio bolsillo seguro que no tendrían la política de endeudamiento excesiva ,derroche,corrupción y mala gestión que siempre han tenido.Los datos de sus gobiernos caen por su propio peso.

  9. Y pensar lo que la filosofía cristiana predica en origen, y la tergiversación que se hace de ella.
    Cómo personas que dicen profesar la fé cristiana, pueden odiar tanto al prójimo.
    Cómo pueden ser tan desafectos al dolor ajeno?
    Cuando escucho ese discurso de derechas ladrando a los diferentes, me doy cuenta del miedo que nos tienen, pero el miedo lleva a cometer auténticas atrocidades.
    Me temo, que estos nuevos cristianos darán de comer a los leones, con nuestras carnes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *