La jerarquía de la Iglesia católica no hace lo que le exige a los demás

Escuchar

No soy experto, ni mucho menos, en doctrina de la Iglesia pero no es difícil conseguir testimonio de las declaraciones de muchos papas, autoridades eclesiásticas y teólogos católicos defendiendo la obligación de pagar impuestos.

He encontrado algunas como las siguientes:

– Pío XII: “No existe duda alguna sobre el deber de cada ciudadano de soportar una parte de los gastos públicos Pío XII, Alocución a los Congresistas de la Asociación Internacional de Derecho financiero y fiscal (2 de octubre de 1856)

– Juan XXIII: “Todos los hombre y todas las entidades intermedias tienen obligación de aportar su contribución específica a la prosecución del bien común. Esto comporta el que persigan sus propios intereses en armonía con las exigencias de aquél y contribuyan al mismo objeto con las prestaciones -en bienes y servicios- que las legítimas autoridades establecen”. Juan XXIII, Pacem in terris.

-Concilio Vaticano II: “Entre estos últimos (deberes cívicos) es necesario mencionar el deber de aportar a la vida pública el concurso material y personal requerido por el bien común”. GS, 75.

-Juan Pablo II: ‘Los ciudadanos, que deben ser defendidos en sus derechos, deben ser al mismo tiempo educados para participar justamente en las cargas públicas, bajo forma de tasas o impuestos, porque es también una forma de justicia, cuando se obtienen beneficios de los servicios públicos y de las múltiples condiciones de una vida apacible en común…”. Juan Pablo II, Discurso a la Confederazione Fiscale Europea (7 de noviembre de 1980), L’Osservatore Romano, 12 de abril de 1981, p. 18.

-Catecismo de la Iglesia Católica: ‘La sumisión a la autoridad y la corresponsabilidad en el bien común exigen moralmente el pago de los impuestos…”. Catecismo de la Iglesia Católica, nº 2240.

A la vista de estas declaraciones no puedo entender que la jerarquía de la iglesia católica se niegue a pagar los impuestos que le corresponden. Sobre todo, cuando al mismo tiempo reclama y obtiene ayudas y privilegios con recursos que aportan todos los ciudadanos (sean o no católicos), en cantidades que yo creo que son más elevadas que las que pueda recibir en cualquier otro país del mundo.

Hay que predicar con el ejemplo.

Los datos aquí: La Iglesia recibe casi la misma cantidad que el tijeretazo en Educación y Sanidad

8 pensamientos en “La jerarquía de la Iglesia católica no hace lo que le exige a los demás

  1. “Por sus hechos los conocereís”. Lo dijo Jesucristo, en un momento de cabreo, creo, hasta las narices de tanto golfo, y, posiblemente, de tantos delincuentes encubiertos, como los de ahora, con sus trajes de mil euros y suaves maneras, como Espinosa de los Monteros en el debate del martes pasado en el Km.0 de Telemadrid, en el que fue tachado de esclavista.
    La Iglesia, desde su creación, no ha parado de mentir. Promete el cielo a los mansos y buenos, en tanto que no para de acrecentar su poder terrenal, se incrusta en todos los estratos cercanos al poder político y no para de escriturar a su nombre propiedades olvidadas que no son suyas por las que, además, no paga impuestos. ¿Por qué nos sorprende ésto, si es muy antiguo?. Todas las proclamas y declaraciones expuestas en el comentario son simple papél mojado porque los hechos lo desmienten.
    Para establecer una correlación entre lo que la Iglesia dice y hace, no hay mas que observar la aplicación pastoral del voto de pobreza y el voto de castidad

    Un saludo,

  2. Éso es aplicable a otros países. El concilio vaticano II, no fue del gusto de la clerigalla española y, según parece, del actual papa.
    En España, si los españoles tuvieran que financiar su particular superstición, sin aportaciones o privilegios estatales, serían todos ateos.
    Lo que es triste es que obvien lo “Al Cesar lo…” y “Por sus obras los…” lanzadas por el supuesto (no existe documento que verifique su existencia) creador del cristianismo. Los evangelios son la única base.Hoy algunos exegetas de éstos dicen que la filosofía que de ellos emana es platónica.
    Por cierto. En ellos se da una definición, también dada por Cristo, de fariseo o hipócrita, que les va como anillo al dedo a nuestra clerigalla y siervos.

  3. Como creyente cristiano protestante argentino apoyo calurosamente sus apreciaciones. Lamentablemente, en nuestro país, sucede lo mismo. Sería una gran bendición para la Iglesia Católica Apostólica Romana la separación Estado-Iglesia: de esa manera su voz profética podría ser escuchada más claramente. Aclaro que no soy anticlerical ni anticatólico. Por el contrario, participo con mi comunidad de fe en muchos foros ecuménicos que son de gran riqueza. Saludos.

  4. Que pagen como todo el mundo,se acabaron los tiempos del todo gratis menudos negociasos tienen.

  5. He entrado en este blog porque un amigo me ha enviado el Bankia por bulerias: sencillamente maravilloso. Después he buceado un poco más y me encuentro con esta “impertinencia” y no puedo menos de decir algo por mi condición de sacerdote católico. Me parece muy poco científico lo que usted ha escrito. Nada acorde con su condición de profesor -investigador- universitario, o sea, alguien que busca la verdad. Igual que sin ser experto en la doctrina de la Iglesia es capaz de buscar unos textos que avalen su apriorismo, la honradez intelectual mínima debería llevarle a enterarse en qué consiste la exección del IBI, a quiénes afecta y porqué. También es muy fácil enterarse de la aportación de la Iglesia a la sociedad y lo que ahorra la Iglesia al Estado. Sinceramente, es mucho más que lo que supone ese supuesto privilegio (que no es tal pues se acoge a derecho). Es fácil hacer demagogia sobre la riqueza de la iglesia, sobre sus defectos, etc. Llevamos 20 siglos de lugares comunes y aunque estemos acostumbrados, seguimos también obligados a proclamar la verdad, la que guste y la que no. Pero no a utilizar medias verdades o mentiras que por mucho que se repitan siguen siendo falsas. Por lo demás he de decirle que me parece interesante su blog y que seguiré entrando en él. Un saludo

  6. Libérrimo: Pedir que todo dios pague impuestos solo es eso. NADIE debiera estar excluido y veo que hay demasiada gente que se escabulle. Por lo demás, si haces (o no) obra social, es para quedar en paz con tu conciencia, no para hacerle las cuentas del Gran Capitán al primero que te recuerda que te estás escabullendo. Pedir que la Iglesia pague NO ES anticlerical ni anticatólico ni anticristiano, es solo pedir QUE PAGUE. Así que deje de confundir el culo con las témporas (por más que ninguno de los dos tengan pelo) ¿Vale?

  7. ¿Por qué habéis quitado el comentario de Libérrimo? Vale que su tono es un poco petulante; pero gracias a su comentario, nos enteramos de que es España se escabullen “cienes y cienes” de pagar impuestos, en este caso el IBI. Que la Iglesia Católica (PRECISAMENTE POR METERSE A MORALISTA Y ESTAR TODO EL SANTO DÍA MACHACANDO “CON LO-QUE-HAY-QUE-HACER-Y-LO-QUE-NO”) sea el blanco más fácil no quiere decir que no aprovechemos para dar un “repasito” al resto de entidades y ciudadanos que con una excusa u otra, se nos están marchando crudos.

  8. No entiendo lo que pretendéis con este ataque permanente a la Iglesia, realmente creéis que la sociedad sería mejor si erradicamos la Iglesia.
    Esto es lo que pasa con el dinero que recibe la iglesia, en su mayoría aportado libremente por los ciudadanos (incluido el que le damos al poner la X en la declaración de la Renta). Por eso animo a todos los lectores de este blog a poner la X. Ahí van algunos datos para la reflexión

    · 5.141 centros de enseñanza; 990.774 alumnos. (Ahorran al Estado 3 millones de euros por centro al año).
    · 107 hospitales. (Ahorran al Estado 50 millones de euros por hospital al año).
    · 1.004 centros diversos, entre ambulatorios, dispensarios, asilos, centros de minusválidos, de transeúntes y de enfermos terminales de SIDA; un total de 51.312 camas. (Ahorran al Estado 4 millones de euros por centro al año).
    · Gasto de Cáritas al año: 155 millones de euros (salidos del bolsillo de los cristianos españoles).
    · Gasto de Manos Unidas contra el Hambre: 43 millones de euros (del mismo bolsillo).
    · Gasto de las Obras Misionales (Domund). Ayuda al Tercer Mundo: 21 millones de euros. (¿Imaginan de dónde sale?).
    · 365 Centros de reeducación para marginados sociales: ex-prostitutas, ex-presidiarios y ex-toxicómanos; 53.140 personas. (Ahorran al Estado, medio millón de euros por centro).
    · 937 orfanatos; 10.835 niños abandonados. (Ahorran al Estado 100.000 euros por centro).
    · El 80 % del gasto de conservación y mantenimiento del Patrimonio histórico-artístico. (Se ha calculado un ahorro aproximado al Estado de entre 32.000 y 36.000 millones de euros al año).
    A todo esto tenemos que sumar que casi la totalidad de personas que trabajan o colaboran con Manos Unidas, Cáritas, etc. son voluntarios ‘sin sueldo’ (aunque a algunos les extrañe es cierto, hay personas que trabajan por los demás sin pedir nada a cambio, solo por el compromiso con su fe), realizando su labor para ayudar a los demás ¿En cuánto podríamos cuantificar su trabajo?
    Esta es la razón por la cual el Estado sigue dando algunas ayudas a la Iglesia Católica , porque le sale muy, pero que muy barato.
    Lo asombroso es que nadie (o muy pocos) saben de este ahorro esencial para que la economí­a española “vaya mejor …”
    Como contrapartida … hablando de otras instituciones socio-políticas…
    ¿Cuántos comedores para indigentes ha abierto CC.OO.? ¿Cuántos hospitales para enfermos terminales y de SIDA mantiene abiertos UGT?
    ¿A dónde puede ir un necesitado a pedir un bocadillo?, ¿a la sede del PP? o ¿a la del PSOE? o ¿a la de IU? … Pues todos estos viven de nuestros presupuestos…
    Es probable que los católicos y la jerarquía cometan ciertos errores. De hecho comenzamos nuestras celebraciones reconociéndonos pecadores, pero ¿por qué este ataque?, con esa virulencia, negando lo evidente, falseando datos, que es realmente lo que se pretende, que alguien me lo explique….

Deja un comentario