7 pensamientos en “La lucha contra el paro

  1. Señor Torres. Le leo con insistencia. Me parece muy interesante lo que explica sobre la deuda privada en el mundo y, al hilo del trilerazo chipriota (en idioma montorés le llaman “quita” o alguna cosa por el estilo) su explicación de lo que para mí es sin duda el primero corralito en la historia de Europa, con la perspectiva de que pueden venir más, empezando por el nuestro. Su línea de análisis es lúcida y enormemente crítica, pero ni siquiera sus escritos alcanzan el tono apocalíptico de los de Ramón Muñoz, quien está aterrorizando a mucha gente con “España, destino Tercer Mundo”, y algunas cosas anteriormente publicadas. Cuando le leo a usted veo intención de fundamentar la indignación y rentabilizarla para exhortar a la gente a la acción, cuando leo a Muñoz me quedo paralizado de terror sin más, como si lo único que me restara e ir a sacar mis ahorros del banco antes de que vengan de Europa a robármelo. Muñoz afirma que estamos todos engañados, que nos creemos que vamos a salir de la recesión, vivimos en Matrix, ignorantes de que el tsunami que va a acabar con lo que resta del Estado del Bienestar y con la clase media, dando lugar a una sociedad polarizada como las de Hispanoamérica aún no ha pasado. Me gustaría saber si conoce a este autor y si comparte mi impresión de que la falta de lucidez -de la que Muñoz dice querer sacarnos- no es en su caso una llamada a la desesperanza sin más.

  2. Don Emilio, creo que el fallo es de él yo tampoco leo nada. Un abrazo.

  3. Liberracho..¡vaya cosas que lees! La secta de los austriacos-chicagoboys-Harvard. Esos son como la iglesia del siglo XIII (que es casi como decir la de ahora). Ese tipo de individuos son la anti-democracia. Saben mejor que nadie, que sus teorías solamente pueden llevarse a la práctica en un contexto donde (Hayek dixit) “el político no dependa de los votos” o donde (Friedman dixit) previamente se haya establecido un “sock social” . ¿a qué suena eso? Si os dáis cuenta, en esto estamos: en medio de una conmición social donde los políticos se pasan los votos por debajo de los cojones. ¿hay quién de más?. Los de la “madriguera liberal” aún creen que pueden seguir confundiendo a la gente con sus gilipolleces. ¡ya nadie les cree! sabemos su truco. Nos hemos hecho “ateos al liberalismo”..
    Un saludo a todos.

Deja un comentario