La profecía de Mariano

Escuchar

Publicado en Público.es el 17 de enero de 2014

El engañabobos anterior fue el de los brotes verdes. Ahora, Mariano Rajoy utiliza un tono mucho más poético y habla de “un mañana colmado de días azules y soleados”.

Puede ser que la jugada le salga bien a muy corto plazo pero me parece inevitable que deje de ser efectiva y se vuelva contra todos más pronto que tarde.

Lo que está haciendo el gobierno de la mano de los grandes grupos económicos y del sector bancario más fuerte (preocupados por los efectos que podría tener una catástrofe electoral de los dos partidos mayoritarios en las próximas elecciones europeas) es lanzar a los cuatro vientos una profecía con el fin de que se autocumpla en alguna medida y lo más rápidamente posible. Un viejo truco.

Al afirmar a bombo y platillo que todo está cambiando, que salimos de la crisis, que las empresas mejoran y que volverá a crearse empleo tratan de generar convicción y suficiente confianza como para que el dinero vuelva a circular, para que aumente el consumo privado, aflore algo de crédito y se produzca inversión adicional a la que se viene dando en alguna zona vinculada a la compra de activos inmobiliarios por parte de capitales y fondos de inversión extranjeros.

Desde que comenzó la operación se ha podido observar, incluso a simple vista, que ha tenido éxito y que ha traído consigo cierta recuperación de la actividad, aunque no es posible todavía confirmarla estadísticamente, ni globalmente ni a través de indicadores concretos sobre ventas o empleo.

Sin embargo, aunque así se produzca una cierta reactivación de la actividad es muy improbable por no decir que imposible que esta mejoría (si es que realmente se está produciendo y no es más que un simple espejismo) se consolide a medio plazo y suponga una recuperación efectiva de la economía española, por varias razones principales.

En primer lugar, porque, lejos de lo que falsamente dice Rajoy, su gobierno no solo no ha conseguido ningún tipo de consolidación fiscal sino que la deuda ha aumentado bajo su mandato hasta batir récords históricos. Y va a seguir aumentando por muchos que sean los recortes que siga realizando su gobierno puesto que lo que alimenta la deuda son los intereses y la caída en la actividad que producen esos mismos recortes. Se mire por dónde se mire, el volumen que ha alcanzado nuestro endeudamiento público y privado es materialmente impagable, de modo que no se va a poder evitar un colapso antes o después, que obligue a algún tipo de reestructuración, lo que estará vinculado a una perturbación bastante considerable en todos los sentidos.

En segundo lugar, porque es falso que se haya resuelto el problema bancario. La inmensa mayoría de nuestras entidades, y no solo antiguas cajas de ahorros, se situarían en una situación de clara insolvencia a poco que sus balances se valorasen sin la generosidad con que se trata de ocultar miles de millones en activos depreciados o créditos incobrables y, por tanto, no se va a producir a corto ni a medio plazo las necesaria recuperación del crédito.

Además, la ausencia de las reformas financieras a nivel internacional va a provocar pronto nuevas oleadas de crisis bancarias y estallidos de burbujas asociadas a un continuado y explosivo aumento de la deuda en todo el mundo y España no podrá salir ilesa de ello.

En tercer lugar, porque el gobierno no ha puesto en marcha ningún tipo de medida que pueda proporcionar nuevos motores para “tirar” de la economía española y es una ingenuidad grandísima pensar que la construcción podrá hacerlo de nuevo o que la economía se reactivará suficientemente sola, sin locomotoras.

En cuarto lugar, porque es falso que se esté recuperando el empleo, dado que lo que ocurre en el mercado de trabajo es una creciente pérdida de puestos de trabajo y la disminución de la población activa, bien por salida de inmigrantes o por desánimo ante la falta de expectativas. Y la consolidación de un modelo de empleo aún más precario y con salarios más reducidos, lejos de ser la fórmula para salir de la crisis se va a convertir en la fuente de una actividad global cada vez más deprimida.

En quinto lugar, porque, como están poniendo de relieve diversos informes, confiar en la demanda externa para tirar de la economía, como insiste el gobierno, es muy arriesgado como estrategia a medio plazo porque todos los datos advierten de una caída notable del comercio a escala internacional. Una caída que será aún más notable en Europa como resultado de las políticas de austeridad que aquí se vienen realizando.

Finalmente, porque la devaluación salarial, el incremento impresionante de la desigualdad y la agresión continua a los derechos sociales va a producir, por muy contundente que sea su criminalización, respuestas sociales que van a provocar un deterioro continuado del clima social en el que va a ser muy difícil que se consolide una recuperación efectiva y prolongada de la economía.

En fin, puede ser que la insistencia en difundir la profecía haga cambiar la actitud de la población y que la confianza así adquirida, la inicial pérdida del miedo que en estos años ha atenazado a la población, permita dar una imagen de mejora económica, o incluso producir una mejoría efectiva. Pero esta será sin lugar a dudas leve y de corto alcance porque no se dispone de ni uno solo de los elementos que pueden sostenerla con cierta consistencia.

No es casualidad que el gobierno español y las instituciones que ahora tratan de convencernos de que salimos del túnel y de que vienen días azules y soleados sean precisamente las que más se han equivocado en los últimos años haciendo predicciones. Ahora van a volver a equivocarse de nuevo y se demostrará lamentablemente que sus predicciones una vez más son erradas. Algo lógico que ocurra cuando solo se establecen para facilitar la puesta en marcha de las reformas que interesan a los grandes grupos de poder económico y financiero como si fuesen los remedios efectivos contra la crisis.

Por mucho que se empeñe don Mariano y los suyos, del hoyo no se sale tirándose de los pelos. Los que están saliendo de la crisis con las políticas que aplica el gobierno de Rajoy son los de siempre que se empeñan en que otra vez comulguemos con ruedas de molino.

Para salir de la situación en la que se encuentra la economía española hacen falta otro tipo de estrategias que pasan, antes que nada, por aumentar la capacidad de gasto y la demanda efectiva y por recuperar la financiación, poniendo al mismo tiempo en marcha nuevas formas de actividad y motores endógenos para crear riqueza y empleo. Lo que podría conseguir con una reestructuración de la deuda, con nacionalizaciones bancarias, reformas fiscales y con políticas que regeneren la actividad industrial a partir de nuestro mercado interno. Y todo ello con el euro, si colabora, o sin él, o con una moneda complementaria como paso intermedio.

11 pensamientos en “La profecía de Mariano

  1. Patricio. Este fraude llamado Rajoy nos está diciendo que vienen “los brotes verdes”.
    ¡Parece Zapatero! , bueno un poco más mentiroso ya que el nefasto Zapatero se lo creía.
    ¡Madre mía que cantamañanas de gobernantes tenemos!.
    Y es que nos toman por imbéciles y así nos va.

  2. Totalmente de acuerdo Juan pero, poniéndonos en clave de profeta nosotros también, ¿cuándo coño se les va a ir todo este tinglado al carajo? ¿Cuándo les será imposible seguir mintiendo? Porque, al paso que vamos, para cuando ya no puedan o no necesiten mentir ni mangonear, no va a haber público que les sufra.

  3. Perfectamente de acuerdo en todo lo que dices. Respecto a Mariano Rajoy Brey, se jugara las pelotas (con perdón) en lo que dice, y veríamos entonces dónde quedaba tanta propaganda. Y Montoro, lo mismo.

    La película, explicada fácil, es la siguiente: se trata de exprimir al Sur para pagar a los acreedores del Norte, mayormente bancos, que son quienes financiaron el pelotazo del ladrillo y el cemento en los últimos 15 años. ¿Cómo funciona esa exprimidora? Muy fácil. Así:

    1) El Banco Central Europeo presta a Botín dinero gratis al casi 0%, con el cual Botín y otros inversores compran deuda del Estado (el cual Estado inevitablemente se ve obligado a endeudarse después de una reforma laboral -impuesta por la Troika- que ha hundido económicamente al país, que para eso ha servido la reforma laboral) a un interés del 4%, del 5% o del x% que sea, pero es una burrada: sólo este año 2014 habremos de pagar en números redondos 40.000 millones de euros a Botín y demás inversores en concepto de intereses de la deuda. Es la segunda partida más grande en los Presupuestos del Estado, después de las pensiones (si me equivoco, corregirme). Para pagar a Botín y otros inversores esos 40.000 millones, Mariano Rajoy Brey nos exprime como un limón: y ésa es su única política económica, y lo demás, cuentos chinos. Y a la vista están los resultados de esta masacre, en sólo 2 años. No es de extrañar que Merkel y Obama le den palmaditas en la espalda.

    2) Con los 40.000 millones/año de beneficio, el Sr. Botín reparte a los accionistas… Y, SOBRE TODO, liquida deuda con los acreedores del Norte, que de eso se trata. Porque toda esa película es pagar pagar deuda. Ya es mucha la deuda que los bancos españoles han ido pagando, pero mucha más la que falta por pagar (¿dónde están esas cifras? Creo haberlas leído en alguna parte, pero en la prensa no suelen hablar de ello). Y mientras esto sea así, que nadie espere un euro de crédito, como es obvio.

    Y así funciona la exprimidora, que es a la vez una auténtica máquina de destrucción masiva.

    En resumen, el problema es que los acreedores del Norte quieren cobrar una deuda que no hay manera de pagar. Y, además, quieren cobrarla YA. Y en eso están, y no parece que eso vaya a cambiar, porque son los acreedores del Norte quienes mandan y quienes dictan la política a seguir, y la política para los del Sur es ésa: pagar. Ahora bien, si no cambia esa película, Somalia va a ser un paraíso en comparación con el Sur de Europa.

    Y colorín colorado… Si me he equivocado en algo, por favor corregirme.

    P.D. El FMI y otros hablan de “errores”. Que si se les ha ido la mano con Grecia y tal, etc. Pues bien: de “errores”, nada. Todo ha sido y es tal como se pretende que sea. Aquí no hay nadie tonto, ni economistas que se “equivoquen”, etc., sino intereses bien claros, y responsables de un genocidio económico que algún día habrá que aclarar.

  4. Por supuesto que se trata de una estrategia debidamente planificada por el poder político y apoyada por el poder económico y financiero que se siente muy a gusto con la derecha gobernante. Pero el ciudadano de a pie no se le puede engañar. La realidad es la que es y la pregunta que se tiene que hacer es la siguiente: ¿vives mejor ahora que hace 2 años? la respuesta es contundente: NO, peor y bastante peor sobre todo si eres un trabajador por cuenta ajena, funcionario, pensionista o parado. Pues esa es la pregunta que todo elector debe hacerse antes de ir a votar y actuar en consecuencia. El resto son “milongas”. Que la bolsa suba, la prima de riesgo baje y la cuenta de resultados de las grandes empresas mejore notablemente no significa que todos vivamos o vayamos a vivir mejor. Con la reforma laboral se han encargado de que las mejoras se trasladen o beneficien únicamente a los mismos en detrimento de los demás. Así de claro.

  5. Bueno, ¡qué poético!.
    Todo cuadra: PP y PSOE hermanos complementarios. ¡se necesitan días soleados y hermoso cielo azul…para que crezcan los brotes verdes de Zapatero!

    En cuanto a las profecías autocumplidas, algo hay de verdad en ellas: la gente empieza a creer que “hay mejora” y la gente se siente mejor. Naturalmente, no se cura una enfermedad real con un placebo, pero ¡hay elecciones a la vuelta de la esquina! los que mandan no quieren perder a sus marionetas, así que es muy posible que veamos “mejoras” en la vida política y social (me barrunto que lo del Gamonal va por ahí) de forma que los votantes sigan en estado hipnótico y voten mansamente como de costumbre. Si los votantes “cortan los hilos” a los títeres actuales, al poder le va a costar un tiempo atar hilos a los nuevos políticos para -de nuevo- convertirlos en sus nuevos títeres, así que ¡efectivamente! aflojarán el dogal un poco, lo justo para que la gente respire un poco y en cuanto se pierda la urna de vista…¡zas! lo que queda de “programa”. Gamonal II incluido. ¿qué os creíais?.
    Un saludo.

  6. Y que mas puede decir, o dice lo que le dicen
    que diga o buscan otro y lo ponen en su lugar.

    Asi estan las cosas y para asegurarse de que
    no pase nada ya utilizaron en Catalunnia los
    cannones de sonido y pronto lo haran con los
    de micro-ondas.

    Asi estan las cosas.

  7. Estoy de acuerdo contigo en todo el análisis, de esta no salimos de la forma que esto neoliberales de pacotilla, ya que son liberales para los demás (Privatizaciones, recorte de lo público,…), pero para ellos si quieren seguir chupando de lo público.
    Lo que no estoy de acuerdo, es la falacia de tu tercer párrafo que han seguido algunos de los que me han precedido en los comentarios, la de igualar al PP con los socialistas, cuando son completamente opuesto, no tenemos nada que ver con ellos. Ahora esta protestando porque el PP nos quita derechos que se consiguieron con gobiernos socialistas. Que tuvieron errores, por supuesto pero eso a ser iguales va un abismo.

  8. Hola,
    solo un dato que puedo interpretar de forma errónea, dese así por favor que alguien lo aclare:

    En la web de estadísticas oficial euroestat,
    (personalmente me parece muy interesante la info que aporta en especial por ser totalmente descargable en bruto y diferentes formatos para su tratamiento, sobre su fiabilidad evidentemente no opino y la la doy por válida en especial porque es la que emplearán para tomar decisiones ;-) )
    está el enlace a las previsiones para Europa 2020:
    http://epp.eurostat.ec.europa.eu/portal/page/portal/europe_2020_indicators/headline_indicators

    de las que me llama poderosamente la atención (puedo haberlo mirado mal!!!)

    1.- Los objetivos marcados a 7 años vista son paupérrimos.
    3.- La previsión, a la que conceden ellos mismos su marca de fiabilidad, parte del análisis de los datos económicos en el rango [2005 – 2013] y obvia según me ha parecido, reitero, cualquier estimación intermedia…

    no sé si es curioso, irrelevante o la nueva moda en las escuelas de negocios… realizar modelos a largo saltándote lo que te brota ;-)

    Un abrazo a todos!

  9. Creo que los males que nos están hundiendo tienen su origen en cuatro lacras de la sociedad: Egoísmo, Avaricia, Hipocresía y Ceguera.
    En efecto.
    Egoísmo, en tanto que prevalece el culto al individualismo y el interés privado frente a la defensa de lo colectivo y el interés general. Por eso se recorta y se debilita al Estado en “auxilio” de intereses privados… y no hacemos nada.
    Avaricia, en tanto que cada vez los ricos y las grandes multinacionales (que son lo mismo) son más ricos y más grandes en un proceso aberrante y sin fin. Consentimos la estafa de La Banca, el parasitismo de la especulación y la bolsa, el robo al erario mediante fraude y paraísos fiscales… y no hacemos nada.
    Hipocresía, en tanto que miramos para otro lado mientras consumimos compulsivamente productos a sabiendas de que en algún lugar lejano los habrán fabricado unas manos hambrientas en unas condiciones para nosotros inimaginables… y no hacemos nada.
    Y ceguera en tanto que no somos capaces de elegir a los dirigentes necesarios para parar esta debacle y crear un nuevo sistema que funcione sin estas aberraciones, atontados como estamos tragando televisión basura y otros circos. Ceguera para creer en un sistema que para funcionar debe crecer permanentemente y para crecer endeudarse, cuando ni crecimiento ni endeudamiento pueden ser eternos… y no hacemos nada.
    ¿Dónde está Rajoy? Entre la hipocresía y la ceguera, marioneta del egoísmo y la avaricia, o sea, del capitalismo y del neoliberalismo.

  10. Hola Profesor.
    He encontrado su pàgina web por medio del blog de Alberto Montero, a quien tuve el placer de conocer el año pasado durante una convenciòn en Italia.

    “Y todo ello con el euro, si colabora, o sin él, o con una moneda complementaria como paso intermedio”.
    Euro (o mejor dicho: Alemania, con lo vìnculos de fiscal compact, two packs y otras democraticas imposiciones) no va a colaborar.
    Mejor sin él.

    Si no tiene inconvenientes voy a traducir este post para publicarlo en mi blog italiano (citando la fuente, claro està).
    Aquì en Italia los euroTeistas hablan mucho de la recuperaciòn econòmica de España como prueba que la austeridad troikista es la mejor receta para que los paises cochinos salgamos de apuro.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *