Las mentiras y burradas económicas de Pablo Casado son incompatibles con la democracia

Escuchar

En un artículo anterior mencioné algunas de las mentiras recientes del secretario general del Partido Popular y, en concreto, las que tenían que ver con su propuesta de bajar o eliminar impuestos (aquí). Y otros economistas han hecho más o menos lo mismo.

Pero no sirve de nada. Casado es un mentiroso compulsivo, alguien a quien no le importa inventarse datos para tratar de descalificar a sus adversarios, a veces, llegando a decir auténticas burradas, como la que voy a comentar enseguida.

Hace unos días, hizo en Vitoria una serie de afirmaciones (tal y como puede verse en un video pinchando aquí) que son completamente falsas, sin relación alguna con la realidad.

– Dijo Casado: “La inversión ha caído un tercio en España, 13.000 millones menos de inversión internacional”. Y Casado miente:

Esos 13.000 millones son la diferencia entre el segundo y el tercer trimestre de este año pero esa cifra se debe a que en el segundo trimestre de 2018 se registró una entrada extraordinaria de inversión extranjera de más de 20.000 millones de euros, pues una sola empresa recibió más de 14.000 millones ella sola.

La verdad de la inversión extranjera es otra. Según los datos del Banco de España, su nivel ahora es el más alto desde 2008: la inversión extranjera directa aumentó desde los 6.700 millones registrados en 2017 hasta los 38.20 millones en 2018. La inversión extranjera de cartera ha caído desde los 60.400 millones hasta los 36.800 millones en ese periodo pero este tipo de inversión es la puramente financiera y más volátil. Datos del Banco de España aquí.

– Dijo Casado: “El índice de producción industrial se ha desplomado un 10 por ciento”. Y Casado miente:

En enero de 2019 (último mes del que hay datos) el índice de producción industrial había aumentado un 2,4 puntos porcentuales respecto al año anterior.El índice general era del 105,313 en enero de 2018 y en enero de 2019 el 107,166. Los datos del Instituto Nacional de Estadística aquí y aquí.

– Dijo Casado: “El consumo de los hogares se ha desplomado un 37 por ciento”. Y Casado miente y además dice una auténtica burrada:

El consumo de los hogares en el cuarto trimestre de 2017 fue de 170.097 millones, y en el último trimestre de 2018 (últimos datos de la Contabilidad Nacional) 176.590 millones. Datos del Instituto Nacional de Estadística aquí.

Lo que ha dicho Casado sobre la caída del consumo de los hogares no es sólo una mentira sino una auténtica burrada porque tendría que darse una guerra o algo peor para que se diera una caída de esa magnitud.

– Dijo Casado: “El sector de la construcción ha caído un 25 por ciento”. Y Casado miente:

El valor añadido bruto de este sector en el último trimestre de 2017 fue de 16.804 millones, en el segundo trimestre de 2018 de 17.604 millones y en el último de 2018 (últimos datos disponibles) de 18.390 millones. Datos del Instituto Nacional de Estadística aquí.

– Dijo Casado: “El consumo de bienes de equipo cayó un 2 por ciento”. Y Casado miente:

Sin saber a qué concepto se refiere exactamente no se puede verificar lo que dice, pero ese porcentaje del 2% sólo podría referirse (por aproximación) a la variación en la inversión en bienes intermedios (no exactamente bienes de equipo en su totalidad). La inversión en la totalidad de bienes de equipo ha caído un 1,7% en el último trimestre de 2018 pero ha aumentado un 4,8% en todo el año. Datos del Instituto Nacional de Estadística aquí o aquí.

– Dijo Casado: “Cuando llegaba al gobierno el Partido Socialista se creaban en España 7900 empleos diarios y ahora se destruyen en España 6.800 empleos al día”. Y miente Casado porque manipula las cifras:

Como ha demostrado Daniel Fuentes (aquí) esos datos de Casado resultan de comparar los empleos que se crearon en un mes (mayo) que siempre es de mayor creación de empleo con la de otro mes (enero) que siempre es muy malo y tiene un día más.

Si se acude a la Encuesta de Población Activa se comprueba que en el IV trimestre de 2017 había 18,998 millones de personas ocupadas, en el segundo trimestre de 2018 19,344 millones y en el último de 2018 19,546 millones, es decir, 548.000 empleos más que hace un año (Datos del Instituto Nacional de Estadística aquí).

– Dijo Casado refiriéndose a sus propias declaraciones: “Aquí no hay trampa ni cartón”.

Y Casado miente hasta en la retórica: Sí que hay trampa en sus palabras, en sus datos y en sus afirmaciones.

Pablo Casado es un mentiroso y un tramposo que se inventa las cifras para engañar a los españoles.

Me pregunto si una sociedad democrática y avanzada puede serlo realmente si permite que sus líderes actúen así. No estoy hablando de la opinión de Casado, que puede ser cualquiera y cuya expresión debe estar siempre garantizada, sea cual sea. No. Estoy hablando de mentiras, de un hecho objetivo consistente en dar como cierto lo que es manifiestamente falso con el evidente propósito de tergiversar así la conciencia y la opinión de millones de personas.

Yo creo que la democracia debe basarse en la deliberación y que ésta requiere la confianza, la información transparente y no manipulada para que no se altere la percepción real de las cosas, y la rendición de cuentas. Por eso creo que la mentira como sistema que practica Casado es incompatible con la democracia, que atenta contra ella y que habría que garantizar que la población conozca la falsedad que hay detrás de sus palabras. Pero no sólo en el momento electoral, cuando se supone que la ciudadanía «sanciona» o premia con su voto a los políticos, porque lo que precisamente persigue la mentira como estrategia es que a ese momento se llegue con un sesgo brutal del conocimiento que condicione el voto a favor de quien miente. Una sociedad avanzada como la nuestra en la que la información se transmite de modo tan decisivo y es tan determinante de todas las decisiones necesita garantizar el derecho a disponer de información veraz. Los juristas nos podrán decir cómo, pero me parece que la cuestión es ineludible y cada día más inaplazable.

12 comentarios en “Las mentiras y burradas económicas de Pablo Casado son incompatibles con la democracia

  1. Puedo concordar con todo lo dicho pero me da que pensar la conclusión final porque, establecer «filtros de verdad» podría fácilmente acabar siendo la creación de una herramienta más en manos del poder para establecer aun más la verdad.

    Saludos

  2. Pero es que el peatón corriente no leerá éste u otro tipo de reflexiones. Esa es la desgracia. Votarán su partido, porque lo es, y haga lo que haga. Votarán a los ultraliberales (que no extrema derecha) porque así tendré toros (aunque me muera sin tratamiento contra el cáncer porque lo han privatizado). Y razonamientos similares. Por mucho que duela España tiene lo que se merece. Si se leyera más, se viera menos televisión y «uasap», o se tuviera una mínima y general formación sociopolítica, supongo que nos iría de otra manera.

  3. La credibilidad de una persona no depende de que …»diga siempre la verdad y solo la verdad»…, depende de …»diga siempre «toda» la verdad y solo «toda» la verdad».

    Por ejemplo, en el caso del señor Torres Lopez tendría que denunciar no solo cuando mienten los del PP sino también tendría denunciar cuando mienten los del PSOE. ¿Alguien recuerda algún articulo del señor Torres Lopez en que llame mentiroso a Pedro Sanchez? Nadie.

    Entonces es fácil concluir que solo puede darse una de dos posibilidades:

    1) El señor Torres ignora que Pedro Sanchez también miente
    2) El señor Torres no tiene credibilidad.

    Siento tener que decir esto.

    No estoy en contra, y entiendo, que cada cual arrime el ascua a su sardina pero hay que tener cuidado cuando se moraliza y se hacen afirmaciones como esta:

    …»Yo creo que la democracia debe basarse en la deliberación y que ésta requiere la confianza, la información transparente y no manipulada para que no se altere la percepción real de las cosas, y la rendición de cuentas.»

    …cuando una persona es cercana a señor Griñan y cercana de los círculos de poder del PSOE.

  4. El señor Pedro Roja ataca sin saber. Empezaré por el final. Sólo he hablado una vez en mi vida con el señor Griñán, en un funeral. He intercambiado no más de diez o quince mensajes con él. ¿Eso es tener cercanía? Cercanía no tengo. Otra cosa es que tenga la convicción de que es una persona honrada. Hasta en un diario tan poco sospechoso como La Razón lo reconocían así. Sobre mi cercanía a los círculos de poder del PSOE creo que se cae por su propio peso. Basta saber a qué me dedico para comprobarlo.

    No he acusado de Pedro Sánchez de mentir porque no soy consciente de que haya mentido como lo ha hecho Casado. Si el señor que escribe este comentario me indica cuáles son esas mentiras me comprometo a denunciarlas aquí.

    De momento lo que digo es lo que he dicho, que Casado miente a los españoles

  5. Yo no quiero un país en el que un rey sea el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia.

    Yo no quiero un país en donde una persona, un rey, sea inviolable y esté por encima de la ley sin ninguna justificación razonable.

    Yo no quiero un país en donde un rey sea el Jefe del Ejercito y tenga el mandato Constitucional de intervenir en caso de amenaza a la unidad territorial de España.

    Yo no quiero un país en donde 10 personas, casi todas ellas representantes políticos, son privadas de su libertad acusadas de un delito imaginario sin las mínimas garantías legales, como por ejemplo, la presunción de inocencia.

    Yo no quiero un país en el que un Presidente electo de una Comunidad Autónoma tenga que exiliarse porque un Tribunal lo va a meter en prisión acusado de un delito imaginario sin ninguna garantía legal.

    Yo no quiero un país en el que un Presidente electo de una Comunidad Autónoma sea reclamado a las autoridades alemanas por un delito imaginario con la única intención de privarlo de su libertad.

    Yo no quiero un país en donde unos titiriteros permanezca días en prisión acusados de injurias a la corona.

    Yo no quiero un país en donde una Iniciativa Legislativa Popular presentada por CCOO y UGT, para ligar las pensiones al IPC en la Constitución, lleve más de dos años sin discutirse porque estaban ausentes unos congresistas del PSOE. El mismo partido cuyo presidente Pedro Sánchez promete blindar las pensiones en la Constitución, aunque nadie sepa qué significa “blindar” las pensiones.

    Pedro Sánchez miente porque dice que este es el país que yo quiero, y yo no quiero este país.

    Este es el país que quiere Abascal, Felipe VI, Pedro Sanchez y otros pero no es el país que yo quiero.

    Hasta donde yo sé, también es el país que usted, López Torres, quiere.

    Si mis sospechas son ciertas entonces lleva razón y hasta donde usted sabe, Pedro Sánchez no miente.

    Pero, si estoy equivocado y este tampoco es el país que usted quiere… entonces Pedro Sánchez miente y usted lo sabe.

  6. Casado miente y miente una y otra vez porque ve que va a durar poco en su puesto por su ineptitud. No digamos ya lo que sería capaz de hacer este señor si llega a la presidencia del gobierno.

  7. Usted habla de sospechas. Yo le pido que ponga hechos por delante y los denunciaré. He escrito miles de páginas más de 20 libros (perdí la cuenta). Si quiere saber qué país quiero, léame pero no invente mi pensamiento.Y mis apellidos son Torres López, no al revés, como usted los pone.

  8. Entiendo que es usted incapaz de proporcionar hechos. Diga claramente qué mentiras tengo que denunciar y las denuncio. Si no lo hace… ponga usted mismo el final

  9. Buenas tardes. Como de costumbre: cuando usted hace una afirmación adjunta una prueba («aquí»).
    Desgraciadamente, el común, JAMÁS votará reflexionando sobre estas cuestiones, siendo consciente de que le mienten. ¿usted sabe el esfuerzo que hay que hacer, para leer un mensaje con el que no se está de acuerdo, contrastarlo, y -de ser cierto- admitirlo y cambiar de opinión?…POQUÍSIMOS harán ese esfuerzo y votarán guiados por ese trabajo. Es más cómodo tragarse el mensaje que mejor se ajusta al propio pensamiento, ¿Qué más da, si es falso o cierto?…ES LO QUE QUIERO OÍR, y ya vale «game over» ¿comprende?
    Creo -por otra parte- que EL ESFUERZO DEBERÍAN HACERLO LOS OTROS PARTIDOS. ¿Cómo?…cuando vayan a un mitin, en lugar de decir vaguedades y tonterías, dedicar dos minutos a trasladar esto mismo que usted ha escrito, invitando al público asistente a tomarse la molestia de leer, de informarse…no confío mucho en ello. Por eso, estamos como estamos…

  10. Me gustan los argumentistas que aportan pruebas irrefutables, por su origen, de sus afirmaciones (casi nadie lo hace, de los políticos ninguno).
    Pedro Rojas: ya sabemos lo que usted no quiere. Por favor, no nos machaque más con algo que no interesa. No quiero gastar mi tiempo en leer polémicas baratas.

  11. No comprendo que aún sigan existiendo el PP y el PSOE, menos aún que surja VOX. Es difícil comprender un país con regiones de mentalidad tan dispares y ciudades de una misma región, que se detesten entre ellas, ej. esa animosidad recíproca de Sevilla y Málaga. Esto lo pude constatar en uno de mis viajes a España, lo encontré deplorable. Si no hay unión en el país, qué posibilidad tiene de poder evolucionar en Armonía? La tv me espantó, cuánta basura, cuánto cotilleo, cuántos telediarios con información falsa, manipulada. Mientras no existan periodistas y medios alternativos, los ciudadanos que necesiten información creíble irán buscándola en Internet, teniendo la posibilidad de elegir lo que consideren más lógico y no lo que esos medios quieran imponerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.