Otra farsa: la reforma local

Escuchar

En mi artículo de hoy en El País otra farsa más del gobierno de Rajoy: con la excusa de que los ayuntamientos gastan mucho, abren la puerta a la privatización de los servicios públicos municipales y se cargan un espacio básico de convivencia, identidad y participación democrática. Puede leerse aquí.

5 pensamientos en “Otra farsa: la reforma local

  1. Sin olvidar los excesos, y corrupciones vistas, y las no vistas en los ayuntamientos, no son en si razón para alejar la democracia más cercana a los propios ciudadanos.

  2. Hola,
    vivi, desd dentro, la reforma en Alemania, Baja Sajonia, en los años setenta. Desde entonces se logro estabilizar la funcionalidad de los ayuntamientos, entre otros organismos. Siempre me ha impresionado que nadie en mi etorno estubiera conforme con la eficacia de los ayuntamientos, sin embargo si lo estan con la existencia de una simple gestoria en el manejo de sus gestiones. Como es posible que organismos con el mismo problema, “expedientes”, tubieran tan distinto grado de efectividad ? Algo pasa, en un ente no hay soluciones, y en el otro si. Se pueden
    eliminar las causas de la mala gestion y poner otras que produzcan un efecto positivo?
    EB

  3. Conviene recordar que este proyecto de jibarización de la administración local se está produciendo en un sistema político que malogró las expectativas de democratización de la gestión pública a través de uno de sus grandes instrumentos: la descentralización máxima. Como no estaba en el ánimo de los grandes partidos apostar por la autogestión, se optó por la creación de esas cajas de resonancia del poder central que son las autonomías, con los mismos partidos y políticas en el poder salvo en las regiones con una mayor tradición soberanista, aunque tampoco podría afirmarse que las políticas aquí han sido diferentes.

    Que las administraciones locales representen el 8% del gasto público total y sus competencias no pasen de simples cuestiones administrativas en una UE donde hay naciones (como Dinamarca) en que los municipios gestionan más del 50% del gasto público total y disfrutan de amplias competencias, como en sanidad y educación, es verdaderamente humillante y una clara demostración de la baja calidad del sistema político que tenemos. ¿Cómo pretendemos aspirar a tener una educación y sanidad de calidad si las decisiones importantes las adoptan, y las adoptarán todavía más en el futuro, personas que representan los intereses de los mercados privados en lugar de los propios usuarios y beneficiarios? Si las decisiones las dejamos en manos de los Boi Ruiz de la administración local y autonómica, el resultado va a ser un triunfo cada día más aplastante de los mercados a costa de los derechos humanos fundamentales.

  4. Quisiera rectificar el último párrafo de mi anterior comentario sustituyendo la expresión “Boi Ruiz de la administración local y autonómica” por Boi Ruiz de la administración central y autonómica, que es lo que pretendía escribir. Saludos.

  5. He visto el vídeo de tu clase magistral a los alumnos del Instituto Miguel Servet y si no lo he entendido mal, los fondos de inversión han resultado una estafa piramidal por cuanto con los ingresos de las cuotas de los créditos cedidos a familias y empresarios pagaban los intereses de dicho fondo y como en la estafa piramidal, mientras fluye el dinero de entrada no hay problema, pero en cuanto decae o cesa, el invento se viene abajo.
    La otra cosa que quería comentarte es que si el estado español se hubiese financiado para pagar la deuda de la banca a través del BCE dices que en la actualidad la deuda sería del 14% del PIB y no del 85%, luedo la diferencia entre el 14 y el 85% ¿se puede considerar deuda ilegal?
    ¿Y que pasaría, dado que el dinero real, o se, en billetes y monedas solo es el 5% del total, si todos retirásemos nuestros ahorros de los bancos, podría ser una medida de presión eficaz?
    Si tuvieras a bien contestar, persolmente te lo agradecería mucho y pienso que sería esclarecedor para todos aquellos te seguimos a través de esta página.
    Atentamente
    Miguel

Deja un comentario