62 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial

Escuchar

Transcribo a continuación el documento que Oxfam acaba de publicar sobre la desigualdad en el mundo. Es sencillamente impresionante. Creo que se debe leer, reflexionar sobre lo que se dice ahí y difundirlo al máximo. El texto es el siguiente, el documento completo se pude obtener para difusión pinchando aquí y al final hay otros enlaces para obtener resúmenes y gráficos..

18 de enero de 2016

Oxfam denuncia que ya sólo 62 personas poseen la misma riqueza que la mitad de la población mundial

  • En España, el 1% más rico de la población concentra más riqueza que 35 millones de personas. La inversión española hacia paraísos fiscales creció un 2000% en 2015.
  • Oxfam insta a los líderes mundiales reunidos en el Foro Económico Mundial en Davos, al nuevo Parlamento y al futuro Gobierno español a que pongan fin a la era de los paraísos fiscales

El aumento descontrolado de la desigualdad ha creado un mundo en el que tan sólo 62 personas poseen tanta riqueza como 3.600 millones de personas, la mitad de la población mundial, según advierte Oxfam (Oxfam Intermón en España) en su informe Una economía al servicio del 1%, publicado hoy a nivel internacional. Según Oxfam, hace cinco años esta cifra ascendía a 388 personas. Sigue leyendo

¡Aparten los malditos libros de la Facultad de Económicas de Sevilla!

Escuchar

Los profesores universitarios podemos solicitar voluntariamente cada seis años que una agencia estatal evalúe nuestra actividad investigadora para conseguir unos complementos retributivos conocidos como «sexenios». Inicialmente, esa evaluación se estableció para valorar la productividad de los investigadores pero poco a poco se ha ido dirigiendo a reconocer su supuesta excelencia en función de dónde y cómo publiquen sus trabajos de investigación. Se supone que solo los que se publiquen en determinadas revistas son los que deben gozar de reconocimiento y los que permiten que los investigadores reciban esos sexenios que luego se exigen, por ejemplo, para formar parte de tribunales o incluso para ocupar algunos tipos de cargos académicos.

Uno de los criterios establecidos en el área de economía a la hora de evaluar la actividad investigadora es que la publicación de libros o la divulgación de los resultados de la investigación no tienen apenas valor alguno. Los investigadores que nos dedicamos a escribirlos perdemos el tiempo, al menos desde el punto de vista de la posible obtención de estos sexenios que para muchos representan algo así como la prueba del algodón que distingue a los buenos investigadores de los malos, o incluso a los académicos que investigan de los que no.

Pero en estas líneas no voy a referirme a los problemas y perversiones que está provocando este tipo de evaluación (me referí a ellos en mi artículo Austeridad y control del conocimiento que puede leerse aquí). Tan solo quiero dejar un rápido testimonio del desprecio que cada vez más responsables de instituciones académicas muestran sentir  hacia el libro, posiblemente el instrumento más eficaz que ha creado la humanidad para adquirir y transmitir el conocimiento. Sigue leyendo

Un Plan B para Europa

Escuchar

Hace unos días firmé el siguiente Llamamiento para construir un espacio de convergencia europeo contra la austeridad y para la construcción de una verdadera democracia. Aconsejo leerlo y difundirlo.

En julio de 2015 asistimos a un Golpe de Estado financiero ejecutado desde la Unión Europea y sus Instituciones contra el Gobierno griego condenando a la población griega a seguir sufriendo las políticas de austeridad que ya habían rechazado en dos ocasiones a través de las urnas. Este golpe ha intensificado el debate sobre el poder de las instituciones de la Unión Europea, su incompatibilidad con la democracia y su papel como garante de los derechos básicos exigidos por los europeos.

Sabemos que existen alternativas a la austeridad. Iniciativas como “Por un Plan B en Europa”, “Austerexit” o DiEM25 (Democracy in Europe Movement 2025) denuncian el chantaje del tercer memorando de entendimiento impuesto a Grecia, el fracaso económico que supondrá y el carácter antidemocrático de la UE. Reconocido por el mismo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien declaró: “No puede haber decisiones democráticas contra los tratados europeos”.

También somos testigos de la respuesta insolidaria (en ocasiones hasta xenófoba), de las Instituciones Europeas y de los Estados Miembros ante la llegada de refugiados procedentes de Oriente Medio y África, y ante el drama humano que ello conlleva. Remarcando la hipocresía del discurso de la UE respecto a los DDHH, que de forma indirecta, a través de la venta de armas o con políticas comerciales, es un actor clave en los conflictos que han provocado las recientes crisis humanitarias.

El régimen de crisis de la UE, iniciado hace ocho años y basado en la austeridad, privatiza los bienes comunes y destruye los derechos sociales y laborales en lugar de hacer frente a las causas iniciales de la crisis; la desregulación del sistema financiero y la captura corporativa de las instituciones de la UE a través de los grandes lobbies y las puertas giratorias. La UE promueve soluciones falsas negociando, con gran opacidad y sin apenas control democrático, tratados de comercio e inversión como el TTIP, el CETA o el TiSA, que eliminan lo que consideran barreras al comercio: los derechos y normas que protegen a la ciudadanía, a los trabajadores o al medio ambiente. Es el golpe definitivo a nuestras democracias y al Estado de Derecho, especialmente a través de los mecanismos de protección al inversor.

La actual UE está gobernada de facto por una tecnocracia al servicio de los intereses de una pequeña, pero poderosa, minoría de poderes económicos y financieros. Todo ello ha provocado el resurgimiento del discurso de la extrema derecha y de posiciones xenófobas y nacionalistas en muchos países de Europa. Los demócratas tenemos la responsabilidad de reaccionar ante esta amenaza e impedir que los fascismos capitalicen el dolor y el descontento de la ciudadanía, la cual a pesar de todo ha demostrado solidaridad ante la tragedia humanitaria que sufren cientos de miles de personas refugiadas.

La sociedad ya se ha puesto a trabajar por un cambio radical en las políticas de la UE. Movilizaciones sociales, como Blockupy, la campaña NO al TTIP, el Alter Summit, la huelga general europea en 2012, las Euromarchas, o el ingente trabajo realizado por numerosas plataformas ciudadanas y ONG’s, suponen un valioso capital humano, intelectual e ideológico por la defensa de los Derechos Humanos, el respeto a la Tierra y a la dignidad de las personas por encima de intereses políticos y económicos. Creemos, sin embargo, que es necesaria una mayor coordinación y cooperación práctica para la movilización a nivel europeo.

Hay muchas propuestas en marcha para acabar con la austeridad: una política fiscal justa y el cierre de paraísos fiscales, sistemas de intercambio complementarios, la remunicipalización de los servicios públicos, el reparto igualitario de todos los trabajos incluidos los cuidados en condiciones de dignidad, la apuesta por un modelo de producción basado en las energías renovables, y reformar o abolir el pacto fiscal europeo – formalmente Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria.

El ejemplo de Grecia nos ha mostrado que para hacer frente a la actual coyuntura debemos aunar esfuerzos desde todos los Estados Miembros y desde todas las esferas: política, intelectual y de la sociedad civil. Nuestra visión es solidaria e internacionalista.

Por estos motivos, queremos generar un espacio de confluencia en el que todas las personas, movimientos y organizaciones que nos oponemos a al modelo actual de Unión Europea y consensuar una agenda común de objetivos, proyectos y acciones, con el fin último de romper con el régimen de austeridad de la UE y democratizar radicalmente las Instituciones Europeas, poniéndolas al servicio de la ciudadanía.

Para ello proponemos convocar una conferencia europea los días 19, 20 y 21 de febrero en Madrid, y llamamos públicamente a participar en los debates, grupos de trabajo y exposiciones que allí se organizarán.

Sigue leyendo

Presentación en Sevilla de «El capitalismo en crisis. Del crac de 1929 a la actualidad»

Escuchar

El miércoles 13 a las 19,30 el catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Pablo de Olavide Manuel González de Molina presentará mi último libro El capitalismo en crisis. Del crac de 1929 a la actualidad en Sevilla y con tal motivo mantendremos un debate entre nosotros y con el público asistente que desee intervenir.

El acto será en la Casa de la Provincia de la Diputación de Sevilla (Plaza del Triunfo nº 1), que nos ha cedido generosamente el espacio, y la entrada es libre hasta completar el aforo.

Os esperamos

anaya presentación

Mi análisis de las elecciones: Gana el IBEX pero las cosas ya no son como antes

Escuchar

Publicado en Público.es el 22 de diciembre de 2015

Las elecciones han abierto un panorama político novedoso y complejo que no será fácil gobernar para los partidos y las fuerza sociales que hasta ahora han marcado el ritmo de la política en España.

  1. Ni el PP ni el PSOE pueden formar gobierno por sí mismos o con sus aliados “naturales” de otras ocasiones (los nacionalistas de derechas). Y tampoco con Ciudadanos porque no suman los diputados suficientes.
  2. Aritméticamente podría existir la posibilidad de una alianza de varios partidos como alternativa al PP y a Ciudadanos, al estilo de la que se formó en Portugal. Pero esa posibilidad no parece que pueda plantearse de entrada porque se enfrenta a un escollo de gran envergadura: la falta de sintonía en aspectos fundamentales como la política económica a seguir, la cuestión territorial y el alcance de las reformas de regeneración institucional a llevar a cabo.
  3. Sigue leyendo

Mientras se insultan, España se la juega en 2016

Escuchar

No tengo la menor duda de que tanto Mariano Rajoy como Pedro Sánchez quieren, cada uno a su manera, lo mejor para España. Pero me parece que el debate que mantuvieron hace unos días en televisión indica que si el futuro de este país sigue en sus manos nos esperan días negros en el futuro. A base de insultos y solo tratando de demostrar que el otro roba más que el uno no se puede llegar muy lejos, dados los problemas que tenemos y los que van a venir.

Hemos vivido desde 2007 la perturbación económica y financiera más grande de los últimos 90 años pero el inmenso poder que tienen quienes la provocaron (los grandes bancos, principalmente) ha permitido que sus consecuencias se descarguen sobre las espaldas de otros y que sus causantes hayan terminado con mucho más poder y con más dinero en el bolsillo que antes de la crisis. Sigue leyendo

Nuevo libro: El capitalismo en crisis: del crac de 1929 a la actualidad

Escuchar

La editorial Anaya acaba de publicarme un nuevo libro, en esta ocasión dedicado a explicar la naturaleza y efectos de las grandes crisis que se han venido produciendo a lo largo de la historia con especial referencia a la de 1929 y posteriores. Es un libro concebido para que cualquier persona, sea cual sea su formación, y en especial las más jóvenes, puedan entender por qué ocurren las cosas que pasan en el mundo de la economía. Espero que sea de utilidad.

El libro ya está en librerías y puede encontrarse más información sobre él pinchando aquí.

crisis-anaya

Increíbles periodistas: el caso de Isabel Morillo y su fobia hacia Podemos

Escuchar

Hace ahora casi justamente un año, poco después de que se presentara el documento que realicé con Vicent Navarro para Podemos, la periodista Isabel Morillo se sumó al coro de periodistas y medios que nos atacaron sin piedad con un artículo repleto de falsedades publicado en El Confidencial. Lógicamente, contesté enseguida demostrando que la inmensa mayoría de las cosas que decía en ese texto eran falsas y que claramente solo perseguían atacar a Podemos utilizándome a mí. Mi respuesta se encuentra en el enlace siguiente:

La periodista Isabel Morillo (@2imori) reinventa la historia para meterse con Podemos a mi costa

A pesar de todo, como procuro hacer siempre que tengo un conflicto con alguna persona al poco tiempo llamé a la periodista diciéndole que por mi parte estaba dispuesto a olvidar el asunto. Quedamos en una cafetería sevillana, le volví a demostrar cuán equivocada estaba y concluimos el encuentro con bastante cordialidad. O al menos eso creí yo,

Mi sorpresa ha sido mayúscula cuando he leído hoy sendos comentarios que ha hecho en su cuenta de Twitter y que transcribo a continuación:

im-1 IM-2

Lamento que el tema vuelva a salir pero yo no estoy dispuesto a asumir semejante reproche. Fui yo el ofendido por las mentiras de la información que dio Isabel Morillo como quedó perfectamente demostrado y sería ella quien debería haberse disculpado o retirado su texto.

La función social del periodismo es crucial y es una pena que en lugar de servir a la información y a las audiencias sean empleados y siervos de las fuerzas políticas o de los poderes económicos y financieros.

Por cierto, Isabel Morillo debe ser a estas alturas la única periodista de España que no se ha enterado todavía de que yo no he estado afiliado a Podemos ni lo estoy, ni a ningún otro partido. Soy independiente, aunque creo que esta es una expresión de significado incomprensible para Morillo.

El capitalismo (28)

Escuchar

167.800 altos directivos de Wall Street se repartieron en 2014 28.500 millones de dólares en bonos extra añadidos a sus sueldos (un 3% más que en 2013 a pesar de que los beneficios bajaron el 4,5%).

Esa cantidad es el doble del total de ingresos que recibieron 1.007.000 personas que trabajan en Estados a jornada completa ganando el salario mínimo de 7,25 dólares la hora y sería suficiente para que 2,9 millones de trabajadores de la restauración, 1,5 millones del sector sanitario y 2,2 millones del la comida rápida pasaran a ganar el salario mínimo de 15 dólares la hora que se viene reclamando en aquel país.