«Mamones» y «golpistas»

Escuchar

«Mamones» y «golpistas», eso es lo que somos quienes estamos indignados por la injusticia y el trato de favor que los gobiernos dan a los bancos que han provocado la crisis y nos sentimos parte del 15M. Lo dicen el alcalde de Santiago (aquí) y Esperanza Aguirre (aquí). Ya lo saben ustedes. Eso es lo que piensan los liberales de nosotros.

I Jornada de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción Social

Escuchar

El próximo sábado día 1 se desarrolla en Madrid la I Jornada de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción Social. Allí trataremos de reflexionar sobre la situación y proponer medidas que nos permitan salir de ella. Están invitadas todas las personas interesadas y con ganas de dar ideas. Se celebrarán en el Instituto Lope de Vega, Calle San Bernardo 70 (Metros Noviciado y San Bernardo) de Madrid y hay más información aquí.

 

 

¿Cómo salimos de esta crisis? Debate en la cadena SER

Escuchar

La cadena SER ha organizado un debate sobre ¿cómo salir de esta crisis? en el que participaremos Alejandro Inurrieta, Elena Pisonero, Felipe González, Iñaki Gabilondo, José Carlos Díez, Pedro Tomás Delgado, Santiago Carbó. Se celebrará mañana jueves a partir de las 19 horas y se podrá seguir en directo en la web de Ecuentros POR pinchando aquí. También hay información y foros en Facebook aquí.
Tiene pinta de ser interesante.

Los mercados

Escuchar

Ya saben mis lectores lo de moda que está hablar de «los mercados» como si estos fueran algo abstracto sin nadie concreto detrás. Es la manera de evitar referirse a las personas de carne y hueso que en realidad mueven los hilos del poder y de la economía mundial. Un trabajo reciente de Stefano Battiston, del laboratorio de física estadística de la Escuela normal superior de Zurich, James B. Glattfelder, especialista en Redes Complejas, y de la economista Stefania Vitali (The network of global corporate control) ha mostrado quiénes son realmente «los mercados», le han puesto nombres y apellidos a quienes controlan la economía mundial. Han estudiado 43.000 empresas multinacionales y han demostrado que 737 “entidades” (bancos, compañías de seguros o grandes grupos industriales) controlan el 80% de su valor coinjunto y que, mediante una compleja red de participaciones, 147 poseen el 40% del valor económico y financiero de todas las multinacionales del mundo entero. Y de este grupo de 147 multinacionales, los 50 más grandes forman una “super entidad”. En ella están principalmente los bancos: Barclay, JP Morgan, Merrill Lynch, Goldman Sachs, Morgan Stanley… y otros grupos de aseguradoras y bancarios franceses como Axa, Natixis, Société générale, el grupo Banque populaire-Caisse d’épargne o BNP-Paribas. El trabajo de investigación completo en inglés puede descargarse aquí). Hace unos días también se informaba que cuatro grandes bancos estadounidenses (JP Morgan, Citibank, Bank of America y Goldman Sachs) controlan el 94,4% de los derivados financieros, lo que equivale prácticamente a decir que en sus manos está el sistema financiero internacional. Esos son los mercados.

Nuevo curso

Escuchar

Quedan diez minutos para que empiece las clases de un nuevo curso. Una vez más, por muchos que sean los años que llevo dando clase, siento una especie de miedo escénico, un ligero pellizco en el estómago segundos antes de entrar en el aula. Siento respeto.

 

Una vez más veré las caras de gente joven expectante y un año más me enfrentaré a la tarea que me fascina de hacerme cómplice de mis alumnos y alumnas para enseñarles economía y también a ser mejores personas y buenos ciudadanos. Trataré de hacerlo con humildad y con cariño, tratando de pasármelo bien y de que ellos también rían y disfruten con las clases y estudiando. Y una vez más comprobaré, si todo sale como debe salir y como va a salir a lo largo del curso, que no es verdad que los jóvenes sean pasotas, que no les interese nada y que les dé todo igual. Al revés, como otros años serán ellos los que me transmitan a mí más ilusión y esperanza cuando los mire a los ojos y comrpuebe que van sabiendo más cada día que pase. El problema no está en los jóvenes sino en el mundo que le hemos dejado los mayores.

 

Dedicaré mi clase de hoy a explicarle qué haremos durante el curso y a introducirlos brevemente en el mundo de la economía. La terminaré, como otros años, con esta frase de A. G. Pigou:

 

«Yo agregaría una palabra para algún estudiante que esté iniciando el estudio de la economía y pudiera estar desalentado por la severidad del esfuerzo que el estudio… parece exigirle. Los complicados análisis que los economistas intentan llevar a cabo no son meramente una gimnasia, son instrumentos para el mejoramiento de la vida humana. La miseria y la asquerosidad que nos rodea, el lujo insultante de algunas familias ricas, la terrible incertidumbre que ensombrece a muchas familias pobres… éstos son males demasiado evidentes para ignorarlos.
Es posible que mediante el conocimiento que busca nuestra ciencia ellos puedan ser moderados. ¡De las tinieblas sale la luz! Su búsqueda es la tarea, encontrarla es el precio que la “lúgubre ciencia” de la Economía ofrece a aquellos que se enfrentan a su disciplina.»

INTRODUCCIÓN A LA ECONOMÍA, ya en librerías

Escuchar

Mi nuevo libro Introducción a la Economía ya está en librerías editado por Pirámide. Es una versión reducida de Economía Política, cuya tercera edición en esta editorial sigue también a la venta. Introducción a la Economía es un manual concebido para los estudiantes universitarios pero posiblemente sea útil también a cualquier persona que quiera saber cómo funciona la economía. O, al menos, eso es lo que yo espero. Su contenido y la información comercial pueden verse aquí.
 

introeco_1

 

16 billones de regalo a los bancos y empresas que provocaron la crisis y que más empleo destruyen

Escuchar

Algunos lectores me han pedido más información porque no habían oído hablar nada sobre los 16 billones de dólares que indiqué en mi anterior texto que la Reserva Federal dio a la banca internacional en secreto.

 

Es natural que no sepan de ello porque prácticamente ningún medio de comunicación europeo dijo nada de ello, a pesar de tratarse de una cantidad sencillamente descomunal.

 

A mediados de julio pasado se conocieron los resultados de una auditoria que la Government Accountability Office de Estados realizó en la Reserva Federal (FED), el banco central de los Estados Unidos (El informe completo puede verse aquí).

 

Esta auditoría fue la que reveló que entre el 1 de Diciembre de 2007 y el 21 de Julio de 2010, la FED concedió préstamos secretos a grandes empresas y entidades financieras por valor de 16 billones de dólares, 3 de ellos destinados a empresas y bancos de Europa y Asia y el resto para estadounidenses.

 

Dichos préstamos fueron concedidos a un interés del 0,25%, es decir, que fueron prácticamente regalados en el mismo momento en que esos mismos bancos prestaban dinero a países como Grecia al 7%.

 

Las empresas y bancos que recibieron ese regalo fueron los más poderosos y conocidos del mundo, entre ellos los que habían llevado a cabo las conductas criminales que provocaron la crisis de las hipotecas basura: Goldman Sachs, Citibank, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Merrill Lynch, Bank of America, Bear Stearns, Pacific Management Investment Co. (PIMCO), Royal Bank of Canada, Toronto-Dominion Bank, Scotiabank, Barclays Capital, Bank of Scotland, Deutsche Bank, Credit Suisse, BNP Paribas, Societe Generale, UBS, Dexia, Bayerische Landesbank, Dresdner Bank, Commerzbank… y también los españoles Santander y BBVA (31.400 millones de dólares: http://www.federalreserve.gov/newsevents/files/taf.xls). Entre las empresas afortunadas se encuentran General Electric, Caterpillar, Harley-Davidson, Verizon, McDonald’s, BMW o Toyota.

 

Lo terrible de todo ello es que, como he analizado en otros artículos y adelanté en mi libro La crisis de las hipotecas basura. ¿Por qué se cayó todo y no se ha hundido nada?, esta cantidad multimillonaria permitió tapar los agujeros iniciales de la banca quebrada y darle recursos gratis para que hicieran un gran negocio comprando la deuda de los estados pero han sido insuficientes para evitar la insolvencia generalizada en la que realmente se encuentra la banca internacional.

 

De hecho, esos bancos europeos y estadounidenses que han recibido semejante regalo han despedido o van a terminar de despedir en breve a un millón de empleados. Para eso sirven las ayudas de los bancos centrales.

 

Las autoridades y los bancos centrales en particular se han dedicado a  engañar a los ciudadanos disimulando mediante normas y artilugios contables la dimensión real de las pérdidas patrimoniales que sufrió la banca como consecuencia de su propio comportamiento irresponsable y criminal. Le dieron billones de dólares gratis mientras se lo negaba a los demás, a las empresas que crean empleo y riqueza y a los consumidores, les permitieron que siguieran especulando y creando burbujas y les proporcionaron alas para que hicieran un inmenso negocio a costa de los pueblos.

 

Ahora su situación vuelve a ser indisimulable. La banca internacional, y particularmente la europea, vuelve a manifestar la insolvencia que le ha producido el dedicarse a especular y obtener beneficios rápidos y fáciles en lugar de a financiar a la actividad productiva. Y ahí están de nuevo los bancos centrales dispuesto a sacarse otra vez de la manga cientos de miles de millones de dólares y euros para darle a los ladrones más infames e insensible que ha conocido la historia de la humanidad los recursos que le niegan a los gobiernos o a las empresas para que éstos aseguren el empleo y la creación de riqueza.

 

Si los directores de las sucursales bancarias y los directivos bancarios hablaran, o dijeran en público lo que reconocen en privado, la sociedad sabría los engaños, los chantajes, los robos y la irresponsabilidad con que están actuando los bancos que perciben estos regales billonarios con tal de no dar ni un euro a las empresas y poder así dedicar todos sus recursos a seguir especulando en las ruletas financieras. Por cierto, con el silencio de la cúpula empresarial que admite sin más que los empresarios sean constantemente chantajeados y llevados a la ruína por esas prácticas bancarias que solo algunos se atreven a denunciar (Los bancos y el “chantaje financiero”).

 

Mientras no se acabe con todo esto, mientras no se haga mesa limpia en el sistema financiero internacional, mientras no se abra una investigación seria sobre el comportamiento de los banqueros y se les enjuicie para poner en claro sus irresponsabilidades y engaños, mientras los estados no aseguren la financiación de la economía mediante un nuevo tipo de bancas públicas bien controladas socialmente no será posible salir de la situación en la que estamos. Y si no se actúa con urgencia volveremos a vivir muy pronto tiempos muy difíciles,

Salvan a los bancos para hundir a los pueblos

Escuchar

Cuando la banca provocó un desastre global los bancos centrales y las autoridades de todo el mundo se volcaron en su ayuda y no hubo problemas para proporcionarles casi gratuitamente billones de dólares para salvarlos. Además de las inyecciones de liquidez oficiales, se ha sabido que la Reserva Federal proporcionó en secreto 16 billones de dólares a grandes bancos de todo el mundo.
Cuando la crisis provocada por los bancos hizo un roto en las finanzas de los estados, las autoridades europeas y el Banco central Europeo los obligaron a financiarse en los mercados al interés que imponían los especuladores y la banca. En lugar de dedicar el dinero que recibían del Banco Central Europeo al 1% para financiar a empresas y consumidores, prestaron a los gobiernos a tipos mucho más altos, echando sobre las espaldas de sus pueblos una losa que terminó siendo insufrible. Solo España tiene previsto pagar, como poco, 27.000 millones de euros en 2011, si es que la factura no sube en los meses próximos.

 

Así hundieron a países como Irlanda, Portugal o Grecia y ahora, cuando esa deuda estatal se hace tan pesada que es posible que algunos bancos no puedan cobrarla porque ya están en peligro Italia o España, los banqueros reclaman de nuevo ayuda. Y allí están otra vez sus todopoderosos salvadores: el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de EE UU, el Banco de Inglaterra, el Banco de Suiza y el Banco de Japón acaban de anunciar que volverán a dar a la banca europea todo el dinero que necesite. ^Para que siga extorsionando a los gobiernos y arruinando a los pueblos

 

Una muestra más de la infame y criminal discriminación de los poderosos que mueven los hilos del mundo a su antojo para favorecer siempre a los mismos.

 

Lo seguirán haciendo mientras las gentes de todo el planeta no salgan de una vez a las calles para poner fin a estas injusticias increíbles.