Que un partido consulte a las bases no es más democrático si simplifica lo que es complejo y pone en blanco y negro lo que está lleno de matices

Escuchar

Yo soy partidario de que las decisiones que afectan a mucha gente se tomen con la mayor participación posible, con amplios debates, con deliberaciones profundas en las que se disponga de información abundante, contrastada y sistemática.

Defiendo y he defendido siempre que se hagan consultas a la gente cuantas veces haga falta. Pero combato la idea de que una decisión tomada como resultado de una consulta realizada de cualquier forma, en cualquier momento o sobre cualquier tipo de asunto sea por sí misma más democrática que la decisión adoptada a través de un mecanismo representativo. A mi juicio, la democracia no se amplía ni se fortalece sino que más bien se prostituye si la consulta simplifica los términos del debate, si hace que desaparezcan los matices o, si ante los problemas complejos planteados, sólo ofrece alternativas bipolares y de brocha gorda. Y eso es lo que creo que ocurre con la que está proponiendo la dirección de Podemos a sus afiliados en relación con la formación del próximo gobierno de Pedro Sánchez.

Vaya también por delante que en el debate que se está planteando entre el PSOE y Unidas Podemos no me siento cómodo con ninguna de las dos posturas que se defienden. Por un lado, creo que el PSOE no está expresando las razones auténticas por las que no desea que haya dirigentes de Unidas Podemos en su gobierno. Intuyo que más bien busca evitar una compañía indeseada por los grandes poderes e impopular por el desgaste de Podemos, y también poder desembarazarse lo más cómodamente posible de sus promesas electorales en un momento dado, si tuviera que asumir compromisos “de Estado” o ante Europa. Pero, por otro lado, me parece que Podemos se está equivocando al no ser consciente de la aversión que ha provocado en la sociedad el sectarismo e incoherencia de algunos de sus dirigentes, de lo justificado que puede estar que el PSOE desconfíe de una organización política que ha mostrado tantas veces su inmadurez e irresponsabilidad, de lo mal que se percibe que haya antepuesto “los sillones” a los programas y, lo que para mí es más importante, del coste político tan grande que tendría ligar su futuro a un partido con quien no para de señalar a cada instante que tiene diferencias de todo tipo .

La última prueba de la tremenda inmadurez política y de la irresponsabilidad de los actuales dirigentes de Podemos es la consulta que han planteado a sus bases.

Cualquier persona que haya tenido una mínima experiencia manejando asuntos colectivos a lo largo de su vida (en el trabajo, en la comunidad de vecinos, en el barrio, en asociaciones… en cualquier sitio) sabe que a los acuerdos se llega siempre a través de negociaciones, de tiras y aflojas, de concesiones mutuas, de tensiones y rifirrafes que en algunos momentos parecen irresolubles pero que de pronto se superan. Se sabe que todo eso se lleva a cabo con lenguajes sutiles, con guiños, con matices, con miradas, con mediadores. Y es evidente que nada de eso cabe en el planteamiento bipolar que se hace en la consulta propuesta a los afiliados de Podemos.

Dado su planteamiento, lo único que se puede conseguir con ella es un escudo protector como el que Pablo Iglesias e Irene Montero lograron con la consulta que supuestamente “legitimó” la compra de su chalé. Porque la que propone ahora la dirección de Podemos ni siquiera puede servir para avalar las posiciones alternativas extremas que ofrece pues, a poco que se hable, resultará con toda seguridad inevitable que aparezcan otras más matizadas que es imposible que encajen en un planteamiento de blanco y negro tan maniqueo y simplista.

Reducir las alternativas existentes a las que plantea la consulta es, como bien ha dicho Teresa Rodríguez, un insulto a la inteligencia, porque hay más opciones y mejor planteadas. Hay que abordar los problemas que plantea poner en marcha un gobierno como lo que son, problemas complejos, con matices, susceptibles de abordarse desde perspectivas diferentes y problemas, en fin, que no son estáticos como da a entender la consulta de Podemos, sino que van cambiando a lo largo de la negociación.

Podemos ha aportado muchas cosas positivas a la política en España pero sus dirigentes cometen una gran irresponsabilidad en esta ocasión. No pueden escurrir el bulto ni parapetarse en las bases para sacar adelante el apriorismo que defienden.

8 comentarios en “Que un partido consulte a las bases no es más democrático si simplifica lo que es complejo y pone en blanco y negro lo que está lleno de matices

  1. Hola:
    Estoy inscrito en Podemos y no voy a votar. Cuando leí las preguntas me extrañaron tanto que las tuve que leer dos veces: el estilo manipulador era tan obvio, e incluso tan burdo, que más que otra cosa me volví a preguntar, simplemente, por qué. ¿Por qué Iglesias lleva cometiendo errores de bulto desde su famosa comparecencia relatando la composición del Consejo de Ministros que debía formar Sánchez? Es imposible que, sabiendo que no sólo esta muy quemado, sino que su partido cae en picado, persista y persista en en los errores. Tiene que haber un porqué. Las últimas ya las conocemos, impedir «de facto» con su no apoyo a Carmena que ésta siguiera gobernando Madrid o insistir en los cargos por delante de los programas en su ¿negociación? con Sánchez. Parece que todas las decisiones que ha ido tomando últimamente fueran dirigidas a inmolarse, cuando muchos de los votantes que le van quedando se echan las manos a la cabeza sin entender nada, por lo obvio y elemental de sus errores. ¿Por qué actúa así Iglesias?

  2. Pienso que no es un error, ya que las dos posiciones de la consulta son claras o Coalición proporcional o Gobierno del PSOE en solitario. Con esta consulta les puede aclarar que quieren los inscritos. Negociar, claro y sabiendo que queremos los inscritos más claro todavía.
    Salu2

  3. En mi opinión el problema viene dado, por su conversión de un partido que pretendía ser horizontal, que hablaba del emponderamiento político, y de su capacidad para confluir, solo humo.
    Sí,el SOE, con sus políticas económicas liberales, se siente muy incomodo con Podemos. Pero Podemos, conformado en un partido de clanes, fagocitado por la izquierda rancia y populista, no ha sabido o no ha querido ser esa alternativa que se pedía desde el 15M.
    Pertenecí a Podemos desde sus inicios, y con el paso del tiempo pude ver, como esa red de circulos y esos instrumentos creados, consejo ciudadano, etc, no servía para nada, al final las ordenes llegaban desde arriba, de muy arriba.
    He presenciado como amigos y compañeros, han sido forzados a ir en confluencia con IU, en las elecciones locales, sin tener en cuenta la opinión del circulo, ni tampoco las de los compañeros de IU. El resultado se puede observar en CLM.
    No avanzamos, seguimos sin darnos cuenta, que los tiempos cambian, que la sociedad se transforma. Que lo que se pedía en el 15M, no era más de lo mismo, era un cambio en políticas (económicas), y sobretodo en la manera de hacerlas, en conectar con la ciudadania, y marcar una senda más ecuánime, más moderada y más solidaria.
    En estas circunstancias, seguiremos aguantando la suela de los mismos, en el cuello de los mismos. Acabarán con el estado de bienestar, y con las ilusiones de las personas a tener una vida digna.

    Sr Sanchez y Sres Iglesias Montero: «No solo hay que serlo, sino parecerlo»

    Feliz verano, maestro.

  4. Creo que fue Abraham Lincoln quien definió la democracia como…

    …el gobierno del pueblo para el pueblo y por el pueblo…

    Desde luego eso nada tiene que ver con una consulta, ya sea la de la OTAN, o la que hizo el PSOE a sus bases cuando intento un gobierno con ciudadanos …(si Jimenez no me corrige).

    https://www.psoe.es/consulta-acuerdo-de-gobierno/

    https://www.psoe.es/consulta-acuerdo-de-gobierno/resultados-de-la-consulta-a-la-militancia/

    Lo que no he conseguido encontrar es la pregunta. A ver si Jimenez la encuentra.

  5. Tener una noción de la negociación política como algo que «se lleva a cabo con lenguajes sutiles, con guiños, con matices, con miradas, con mediadores» implica que sea algo que se decide en pequeños grupos de «notables» en relaciones cara a cara. Por mucho que este proceso se de entre representantes electos no me parece que sea algo deseable.

  6. Es una pregunta que no sé dónde introducir y que creo muy importante. Leo esto en Nueva Tribuna como dato fiable (creo que del INE) y más o menos repetido:

    «en 2008 el 20% más rico tenía unos ingresos que suponían 5,6 veces los del 20% más pobre, pero en 2017 ya suponían 6,6 veces más.»

    ¿Significa esto que si un pobre tiene 1 € un rico tiene 6,6 €?

    No logro encontrar una estructura de clases donde se aclare la distribución de rentas (o propiedades, ignoro el sistema de cuantificación /es).

    Creo recordar una, perdida, en la que el 1% más rico poseía el 25% de la riqueza, el 10% siguiente otro tanto, es decir, el 11% poseía el 50% aproximadamente. Luego había una franja intermedia cuyos datos no recuerdo, y finalmente el 50% restante, que poseía el 1%.

    Si he entendido bien, eso no se parece en nada a lo del INE.

    (La zona intermedia que no recuerdo se podría rellenar con una simple operación aritmética que daría como resultado que el 39% posee el 49%, pero no me suenan esos datos en cuanto recuerdo que los porcentajes de esta franja eran similares a los de 50% en el sentido de que más población poseía menos propiedad, al revés que los dos primeros en los que menos población poseía más proporción; yo deducía de todos esto que era la clase media la que fallaba en consecuencia o coherencia con su proporción de propiedad).

    ¿Podría Vd. aclararnos estos datos y los del INE (1y 6,6)?

    Gracias y saludos.

  7. Brevemente: al margen de que Podemos no es un partido con los concepto de clase muy arraigados (creo que esa izquierda por el momento ha desaparecido del llamado Occidente) hay una realidad que no se quiere ver: que la izquierda no representa más del 14% del electorado,(no sé qué habrá en la abstención). Para ganar batallas hay que tener tropas. Y eso sólo se puede obtener con medios de propaganda propios. Digo medios de propaganda porque así considero a los periódicos, televisiones y radios que nos atruenan diariamente. Hasta en las películas: vaya perra que han agarrado las teleseries de crímenes con sus héroes de Irak y sus malísimos rusos (o servios o sirios). Un pesoe que tolera las extravagancias del militante Felipe González no puede considerarse progresista. Hay más candidatos y cosas, pero dejémoslo ahí. Gracias y saludos.

  8. Esto es lo que he encontrado más sintético, claro y actualizado, que creo que no tiene nada que ver con lo de 1 a 6,6. Pero es mundial, y lo que yo intentaba recordar más arriba es de eeuu, europa.

    «En 2013, el 0,7 % de la población mundial acaparaba el 41 % de la riqueza mundial mientras que el 68,7 % de la población tenía une riqueza conjunta de apenas el 3 % del total mundial.»

    El multimillonario Cartier está preocupado por esta deriva, ante el temor de que explosione. A Sánchez no parece preocuparle. No sé si es real lo leído hace tiempo: que Sánchez es seguidor en economía de Larry Summer.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.