¿Servirá de algo el “banco” malo?

Escuchar

Hoy publico mi primer artículo en Zona Crítica, un blog sobre la crisis política, económica y ética de España y la eurozona y un pequeño avance del nuevo medio de comunicación que arranca en septiembre, eldiario.es, con una idea muy clara: desde que existe Internet, solo pierden su voz aquellos que se resignan a estar callados.

En el artículo analizo lo que puede dar de sí el banco malo que tiene previsto crear el gobierno de Mariano Rajoy. Puede leerse en Zona Crítica, pinchando aquí, o aquí en Ganas de escribir.

2 pensamientos en “¿Servirá de algo el “banco” malo?

  1. Gracias por tan riguroso análisis y por huir del sensacionalismo dejando abierta la puerta a que el experimento pueda no salir demasiado mal. Yo soy bastante más pesimista y creo que al final lo pagaremos los contribuyentes si o si. Apuntaría una alternativa apenas insinuada y muy peligrosa:
    Si no me equivoco, el banco malo se nutrirá de los activos tóxicos de aquellos bancos que están en peor situación y deban ser rescatados. Independientemente de que como se valoren esos activos, son de difícil salida y se deben poner a la venta. El exceso de oferta que provocará esto en el mercado inmobiliario dificultará la realización de activos similares de aquellos bancos en mejor situación pero que no tienen que ser rescatados, lo que puede provocar un efecto dominó que ponga, más si cabe, en peligro a todo el sistema bancario. Si esto sucede, los cien mil millones del rescate bancario será como poner una tirita en la brecha del Prestige.
    ¿Es o no posible este escenario?

  2. El banco malo sirve para que la deuda privada la pague el pueblo. Además dentro de 9 o 10 años, los bancos tendran casi el control de las viviendas en España, tanto de alquiler como en ventas que seran las menos. Españolitos preparados para limpiar las sandalitas de los guiris, y vivir en casitas prefabicadas. Las multinacionales disfrutaran echando de comer al pueblo, lo del estnque de patos quedara lejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *