Venezuela antes y después: los datos

Escuchar

Como hay tanta polémica sobre lo bien o lo mal que se hacen las cosas en Venezuela, creo que podría ser útil conocer los hechos en lugar de dejarse llevar por el fanatismo. Para ello, pongo a disposición de los lectores un documento que contiene las gráficas y datos que proporcioné en una conferencia sobre la política social en aquel país que impartí en mi Universidad hace unos meses. No hay comentarios porque creo que los datos se entienden y valoran por sí solos. Que cada cuya saque sus conclusiones. En cualquier caso, deseo mucha suerte a ese país hermano y que supere cuanto antes la división fratricida que la asola.

17 pensamientos en “Venezuela antes y después: los datos

  1. Y si dejaran sola a Venezuela seria mucho mejor.

    Pero el hecho es que segun el FactBoob de la CIA
    de 2012 ese pais tiene 297,6 billones de Barriles
    de Petroleo como reservas probadas.

    Y eso lo complica todo y se declara la guerra a
    Venezuela, mediatica y ahora vemos en caliente.

  2. Querido Juan,

    Tu brillante conferencia la haré llegar a la Prensa Chilena y Latinoamericana, en estas horas difíciles por las que pasa el querido pueblo hermano de Venezuela al que tanto queremos los chilenos por múltiples razones. Nuestra Querida Universidad de Chile, Su Primer Rector, como sabes fue D. Andrés Bello, que por su aporte también es chileno. Venezuela, en las horas más difíciles del Golpe de Pinochet acogió a miles de chilenos. Y de Venezuela vino D. Francisco de Miranda, inspirador y Maestro de la Independencia de América, muerto pobre y preso en aquel fuerte de Cádiz. Un fuerte abrazo y gracias por seguir escribiendo. Con mis mejores deseos. Jorge

  3. Felicidades por semejante información. Un ultraderechista dijo delante de mi, que los abusos, los excesos de los gobiernos anteriores a Chaves fueron tan devastadores, que era lógico que saliera de ello un gobierno como ellos llaman populista….Seguramente hacen muchas cosas mal, pero lo que si podemos todos asegurar es que peor que lo hicieron los anteriores jamás se podrá realizar, pues han dejado en la pobreza un país que es todo él, una riqueza natural

  4. Fallos e historias hay en todos sitios pero datos como estos no. Muy grafico. Muy bueno

  5. No pongo en duda los logros, pero me niego a tomar como modelo de progreso un país donde falta casi de todo. No creo que haga ningún bien al socialismo apoyar modelos de este tipo aunque se hayan conseguido algunas mejoras. Siempre pensé que el socialismo es algo más que repartir miseria….

    El socialismo de “sangre caliente” no trae nada bueno. Busquemos modelos para inspirarnos en el Norte de Europa…que “haberlos…hay los”

  6. Por hacer de abogado del diablo Juan ¿no piensas que te criticarán por “tirar” de fuentes oficiales? Los datos desde luego son impresionantes por lo general.

  7. Zugaitz, para que no he engañen fácilmente con propaganda, en Chile la derecha decía exactamente lo que tú dices, que no había de nada, que las colas demostraban la incapacidad económica del gobierno. Lo que quedó en evidencia cuando las mercancías aparecieron mágicamente al ocurrir el golpe militar, fue la capacidad de los confabulados de manipular, con la ayuda monetaria de la CIA, hasta el almacenamiento y con ello la percepción que la gente recibía del estado de la economía. Esa acción aportaba credibilidad a lo que los diarios de la derecha publicaban profusamente. Son técnicas básicas de desestabilización. No creas todo lo que lees. De ahí el valor de los datos que Juan aporta.

  8. Transcribo párrafo de un artículo de opinión de Atilio Borón:
    “…los antichavistas peregrinaron a Washington para redefinir su estrategia en función de las necesidades geopolíticas del imperio y recibir órdenes, dineros y ayudas de todo tipo para sostener su proyecto desestabilizador. Derrotados en las urnas ahora la prioridad inmediata era, como lo exigiera Richard Nixon para el Chile de Salvador Allende en 1970, “hacer chirriar la economía”. De ahí los sabotajes, las campañas de desabastecimientos programados y el desenfreno de la especulación cambiaria (según recomienda en su manual de operaciones el experto de la CIA Eugene Sharp); los ataques en la prensa en donde las mentiras y el terrorismo mediático no conocen límite o escrúpulo moral alguno y, luego, como remate, “calentar la calle” buscando crear una situación similar a la de la ciudad de Bengasi en Libia, capaz de desbaratar por completo la economía y desatar una gravísima crisis de gobernabilidad que tornase inevitable la intervención de alguna potencia amiga, que ya sabemos quién es, para que acudiese en auxilio de los venezolanos para restaurar el orden quebrantado.
    Una tras otra todas estas iniciativas terminaron en el fracaso, pero no por ello la derecha abandonará sus propósitos sediciosos.”
    Ver artículo completo y otros relacionados en http://www.atilioboron.com.ar
    Sobre mentiras mediáticas:
    http://albaciudad.org/wp/index.php/2014/02/la-primavera-photoshop-medios-y-tuiteros-opositores-utilizan-decenas-de-imagenes-de-represion-policial-en-otros-paises-para-alegar-que-ocurren-en-venezuela/

  9. Mark Twain: “Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas”.

    Usted nos trae unos datos, unas estadísticas,elaboradas por el propio gobierno chavista.Pero hay un dato que nos escamotea y que refleja bien a las claras la ruina de ese sistema: la devaluación monetaria.

    Una de las máximas del socialismo propuesto por Marx es la liberación del proletario de la opresión del capitalista. Esa liberación significa que, entre otras cosas, el trabajador reciba lo que se merece por su trabajo, significa que el trabajo recupere su valor y haga desaparecer la plusvalía. En ese sentido, un sistema socialista debería siempre tener como norte elevar la calidad de vida de los trabajadores otorgándole mayor valor a su trabajo.

    Si es así, un sistema socialista jamás debería subvalorar el trabajo, es decir, un sistema socialista no se puede permitir DEVALUAR el trabajo. Porque entonces entra en contradicción con la esencia del socialismo.

    Así las cosas, la devaluación de la moneda significa en la realidad la devaluación del valor-trabajo. Cuando el bolívar se devalúa de 6,30 a 11,30, es decir, una devaluación del casi 100%. Eso significa que el valor- trabajo del ciudadano se reduce a la mitad. De manera que si su jornada de trabajo vale 100, con la devaluación pasa a valer 50.

  10. Admirado Juan, me pregunto yo ¿y por qué será que cuando gobierna la derecha ultraliberal imponiendo su proyecto de sociedades injustas, insolidarias y desiguales nunca se establecen estas”luchas fratricidas” de las que hablas?
    Un abrazo

  11. Ocurría en tiempos felizmente pasados que la gente no viajaba y que su única fuente de información era la propaganda.Propaganda que era utilizada por la izquierda para convencernos de las bondades de los regímenes políticos de su cuerda.Nos abrumaban con datos elaborados por el apparatchik, por la burocracia, del Partido.No teníamos más fuentes de información.Creíamos a pies juntillas todo, absolutamente todo, lo que elaboraba el Aparato.Utilizábamos esos datos en nuestras disputas políticas y sociales con nuestros adversarios, para convencerles de la panacea en la que vivía la población del otro lado del telón de acero.Nos covertíamos sin querer y con toda la buena fe en propagandistas del Régimen.¿Y qué ocurrió?, que muchos de los que participamos de esa labor de propaganda ciega, empezamos a viajar a ese “paraíso” y a ver las cosas con nuestros propios ojos alejados de manuales interesados.La experiencia fue, como no podía haber sido de otra forma, demoledora:nada de lo que nos habían dicho era verdad.Volvíamos desencantados,volvíamos con la sensación de haber sido engañados durante años, pero con ganas de combatir esa Gran Mentira.

  12. Los indicadores sociales son incontestables, por eso los detractores (muchos de ellos, no saben como se llaman los presidentes de Perú, Paraguay, México o Colombia, pero, sin saber cómo, están perfectamente “informados” de lo mal que están en Venezuela, además de lo que hace o deja de hacer Belén Esteban, claro) basan sus ataques al gobierno en lo que les cuentan sus “fuentes”: que es una dictadura (en las dictaduras, como todo el mundo sabe, los opositores no solo campan a sus anchas si no que gobiernan ayuntamientos y estados); que no hay libertad de expresión (no hay más que ver las portadas del Universal o el Nacional para certificarlo) y que hay mucha violencia callejera, por culpa del gobierno claro, como si en México, Colombia, Paraguay o Brasil, o en la misma Venezuela pre Chávez, la violencia y la delincuencia callejera no existieran.

    Pero los manipulados somos los que defendemos que se juzgue el proceso bolivariano desde el examen racional de los hechos, no los que su fuente de información son los telediarios o el ABC.

    Es que ya se sabe que, a diferencia del País o La Razón, las estadísticas son muy mentirosas.

    Gracias Lucas, me has abierto los ojos.

  13. Disculpe, yo soy venezolana, y no se dejen llevar por todo lo que dicen las redes sociales, la televisión por cable, los periódicos y las páginas como estas… 1ro porque todas las anteriores pueden ser manipuladas. Soy una estudiante, y pienso que nuestro país estaría mucho mejor sin los dirigentes de la oposición(y a sus seguidores) a quienes no les interesa hacerle daño a nuestros ciudadanos, somos un país como cualquier otro que está pasando por un proceso de reconstrucción, y valoración por nuestra tierra, en mi país hay muchas libertades, pero solo nosotros tenemos derecho de resolver nuestras diferencias, sin manipular falsamente o diciendo medias verdades ante los medios de comunicación…
    Las estadísticas pueden decir lo que quieran pero lo que vive nuestro pueblo y las oportunidades que hasta ahora tenemos no las tuvieron nuestros padres y abuelos, estamos en un proceso de transición para mejor, no manipule la verdad.

  14. Yo vivo en Venezuela, No pongo en duda los logros, pero no los veo por ninguna parte este progreso pregonado acá, es el de un país donde falta de todo, desde el gas distribuido únicamente por el Estado, hasta el cemento y las cabillas hechas por estos mismos señores, la inseguridad nos esta matando y la impunidad es alarmante, soy policía con 21 años de servicio y el temor de salir a trabajar es cada día mayor, nos están matando para robarnos nuestras armas de reglamento y pareciera que a nadie le importara, pensión o jubilación para nosotros, brilla por su ausencia. No creo que haga ningún bien a mi país un socialismo que apoya delincuentes y enriquece a sus líderes, que pregonan que ser rico es malo, es posible que se hayan conseguido algunas mejoras. Pero a un costo muy alto. No creo que esto sea socialismo.
    Lo que vivimos acá es el sometimiento de la conciencia a la voluntad , aplicando un nacionalismo forzudamente con tendencias a considerarse víctimas y con grandes características revanchistas que nos han llevado a la violencia de las masas adoctrinadas o de los cuerpos de seguridad contra los que el Estado define como enemigos.

  15. Nunca he estado en Venezuela, pero en 2012 visité Nicaragua, país al que me unen profundos Lazos. Una de las cosas que constaté allí es hasta que punto el gobierno bolivariano había mejorado la calidad de vida de buena parte de la población Nicaragüense; construcción de viviendas en el Marco de programas bilaterales, combustible más barato (con lo que había bajado el precio del transporte y los alimentos) y apoyo institucional; universidades, fundaciones. Mucho más, en definitiva, que décadas de cooperación institucional desde EEUU y la UE. En la actualidad hay un “reparto” (barrio) en Managua que se llama Hugo Chávez y el difunto presidente tiene calles y estatuas en un buen par de ciudades. Entonces entendí que 11 países decretaran luto oficial tras su muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Demuestra que eres una persona... *