Venezuela bolivariana

Escuchar

Sobre el proceso que se está desarrollando en Venezuela en los últimos años se pueden tener diferentes opiniones. Es natural.

Es natural que quienes más se benefician de él alaben lo que critican los que han perdido viejos privilegios. Y es normal también que haya muchas personas que pongan sobre la mesa, con todo su derecho, las muchas cosas que allí funcionen mal (aunque a veces parezca que Venezuela es el único país del mundo en donde hay cosas que funcionan mal).

Pero, con independencia de los juicios basados en las preferencias o intereses de cada uno, me parece que, ahora que van a tener nuevas elecciones, no está de más tener en cuenta los hechos, sobre todo, porque es muy habitual que se dejen de lado para descalificar por las buenas todo lo que se está haciendo allí. Por eso traigo a colación algunos que creo son significativos y que quizá  sirvan para explicar lo que muchos no entienden: el gran apoyo popular que tiene el gobierno de Hugo Chávez. Ahí van algunos:

En 2003, siete de cada diez venezolanos no tenían cédula de identidad (el dni español) y el 90 por ciento de esas personas pertenecían a las clases más desposeídas. Hoy en día el documento se obtiene de manera gratuita, rápida y confiable para todos.

Durante el periodo 1999-2010, la inversión social acumulada se sitúa en 330 mil millones de dólares (20% del PIB), mientras que, en la década de 1988-1998, sólo alcanzó el 8% del PIB.

Según el Banco Mundial, la pobreza disminuyó del 70% en 1996 al 23,9 en 2009 y la pobreza extrema se redujo de un 40% a un 5,9%. Desde 2001 más de tres millones de venezolanos salieron de la categoría de pobres y otros dos de la pobreza extrema. En su informe de Enero de 2012, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPALC, un organismo de la ONU) establece que Venezuela es el país suramericano que – junto con el Ecuador-, entre 1996 y 2010, ha logrado la mayor reducción de la tasa de pobreza

El índice de Gini, para medir la desigualdad, se redujo en un punto, situándose en 0,4068, el más bajo de toda América Latina.

La tasa de desempleo no supera el 6,2% y el salario mínimo pasó de 185 dólares en 1998 a 462 dólares en 2010.

En 1998 los beneficiarios del sistema de pensiones eran 387.000 personas, hoy suman 1.916.618 personas, con una pensión homologada al salario mínimo, inexistente hasta la revolución.

La tasa de mortalidad infantil ha sido dividida por dos.

El analfabetismo ha sido erradicado.

El número de docentes se ha multiplicado por cinco (de 65 000 a 350 000)

En 2011, la banca pública aumentó en un 50% sus fondos de préstamos, pasando de 40.200 millones de bolívares a 60.346 millones.

En 2011 se realizaron 113 obras de nueva construcción, cuatro hospitales, nueve maternidades y se incrementó en un 21,1% el número de camas.

La Misión Milagro, programa conjunto cubano-venezolano, cuyo lema “una visión solidaria del mundo”, desde 2004, opera a población de bajos recursos en patologías oculares de córnea, cataratas, glaucomas, oftalmología pediátrica y oncológica y ha devuelto la visión a un total acumulado de 1.413.708 personas de casi todos los países latinoamericanos.

Venezuela tiene hoy una deuda externa saneada y sus reservas mundiales acumuladas se han duplicado en diez años, siendo de 30.000 millones de dólares aproximadamente.

En contra de lo que se dice, la inmensa mayoría de los medios de comunicación están en manos de adversarios del gobierno. De 111 estaciones televisivas, 61 son privadas, 13 públicas y 37 comunitarias con alcance limitado. En las emisoras de radio AM, el 87% pertenecen al sector privado, el 3% a comunitarias y el 10% son públicas. Y en FM el 57% son privadas, el 31% comunitarias y la minoría es pública. Y en la prensa escrita un 80% está en manos de la oposición, siendo los dos diarios más influyentes – El Universaly El Nacional –, adversos al gobierno.

El instituto norteamericano de sondeos Gallup ubica al país de Hugo Chavez como la sexta nación «más feiz del mundo».

El ex presidente de Estados Unidos J. Carter ha afirmado “de las 92 elecciones que hemos monitoreado, yo diría que el proceso electoral en Venezuela es el mejor del mundo”.

 

14 pensamientos en “Venezuela bolivariana

  1. Capriles Radonski, el mismo que no hace mucho llamaba guarros a los europeos, que apoyó el golpe de Estado de 2002 y asaltó la embajada cubana , pertenece a la Internacional Demócrata de Centro, de tendencia neocristiana personalista ( una adaptación del cristianismo al neoliberalismo) a la que también está adscrito el Partido Popular Europeo, que a su vez, através del control de las instituciones de la UE están implantando todo el programa de recortes y desmantelamiento del Estado del Bienestar que estamos sufriendo.

    Habría que añadir a los logros de la revolución bolivariana, el precio de la gasolina ( escandalosamente barato) así como las decenas de misiones sociales que se llevan a cabo y los mercados populares.

    Respecto a las cifras de criminalidad, señalar que el Estado con mayor tasa de homicidios es el de Miranda, cuyo gobernador es el mismo Capriles Radonski, ( y que tiene asumidas las competencias policiales “Polimiranda” en virtud de la Constitución)

    Además la mayor parte de la tasa de homicidios se concentra en un 80% en apenas 9 Estados gobernados mayoritariamente por la oposición y en 4 Estados cerca del 50% como Miranda y Carabobo.

    Pero es que antes de Chávez las tasas de homicidios ya estaban en niveles de epidemia según los baremos de la OMS, y por lo tanto de un control muy complicado.

    Tampoco se pueden hacer comparaciones alegremente con otros países que tienen una calidad de datos media o baja mientras Venezuela tiene una calidd de datos alta, ya que no entregan toda la documentación, como se puede comprobar en los informes y gráficos de la OMS. Y también no deja de sorprender la escasa difusión de las tasas de homicidios en países como Honduras que es la más elevada del mundo, o El Salvador a no ser que se contemplen variables políticas.

    Tampoco se puede decir que Venezuela no esté poniendo medidas para acabar con esta lacra, como la retirada de armas de fuego o la creación de una policía nacional inexistente hasta hace poco tiempo.

    En definitiva ni en cuestión de criminalidad puede dar ejemplo la retrógrada oposición que encabeza Capriles Radonski.

    Un abrazo Juan.

  2. Solamente añadir, que Chavéz y su gobierno marcaron el camino para la recuperación de sus recursos energéticos, al resto de países sudamericanos, naturalmente esto no ha gustado a los multimillonarios, propietarios de las multinacionales que llevan explotándolos durante años.
    Otro apunte, referente al tratamiento soporte y recursos dedicados a la enseñanza de la música en Venezuela, lo convierte sin duda, en el país mas avanzado de toda América en el ámbito musical, podríamos ampliar bastante mas los logros de este presidente.
    Por sus actos es un referente para muchos países, por su versación tiene una imagen deformada. Pero en política, deben contar mas los hechos que las palabras, sino que nos pregunten a los españoles………..-

  3. Hay una flagrante omisión espero no intencionada al número de asesinatos que ocurren en Venezuela. Cuando Chávez llegó al poder en 1998 hubo unos 4500 asesinatos en el país. El año pasado hubo 19 mil asesinatos. Es decir, se ha quintuplicado esta cifra.

    Si es verdad que ha logrado reducir la pobreza y la economía ¿cómo es que Venezuela tiene números de país en guerra? 52 asesinatos diarios en un país de 29 millones de habitantes. ¿De esto no se habla porque no conviene? el hampa está desatada y el gobierno no ha hecho nada más que permitir que vaya en aumento en detrimento de la sociedad venezolana.

  4. Repito que los estados de Miranda y Carabobo entre otros gobernados por la oposición y que tienen las competencias policiales tienen las tasas de homicidios más altas de Venezuela, y hasta hace muy poco no existía una policía nacional. Antes de Chávez las tasas de homicidio ya estaban en niveles de epidemia según la OMS. Y el aumento en números absolutos que es de unos 14 mil, no 19 mil, se debe no sólo al aumento proporcional sino también al aumento demográfico.

  5. Pocos pero poderosos e influyentes enemigos tiene Chávez, como los tiene Castro o los tuvo el Che o todos aquellos que, a lo largo de la historia, han luchado por la justicia social y la liberación de las clases oprimidas que forzosamente ha de suponer oponerse al privilegio y abuso de las clases dominantes pero minoritarias y que sólo es posible mediante la explotación de los que han de ganarse la subsistencia por medio del trabajo.
    Nacionalizar la suculenta industria del petróleo y hacer que sus beneficios redunden en el pueblo venezolano en lugar de en el ramillete de las familias habituales de la burguesía local y en el imperio norteamericano, es un gravísimo pecado que no le pueden perdonar.
    Pero por más empeño que pongan en derrotarle, con todos sus medios de propaganda, financiación económica, campañas de descrédito, boicots o incluso golpes de estado, el pueblo venezolano no se dejará engañar por aquellos que siempre le tuvieron explotado y empobrecido.
    No podrán con él.

  6. Conocí a finales de los ochenta principios de los noventa a gente que se vino de Venezuela, porque la criminalidad, especialmente en Caracas, se les había hecho intolerable. Mi casera de entonces también se vino, y me comentaba que el que no tenía un arma de fuego dormía con un cuchillo bajo la almohada, y que salir a la calle era arriesgarse a morir en algún fuego cruzado.
    Y una amiga inglesa, casada con un venezolano me comentaba que fue en Valencia que sus hijos descubrieron lo que era la calle, pues allá bajaban de casa al sótano, iban en coche a todas partes, y entraban en las casas, colegios, supermercados, etc. por el sótano, en coche. Todo eso antes de que Chávez alcanzara la presidencia.

  7. Kenia, uno de mis tíos fue marinero mercante, se recorrió medio mundo, estuvo varias veces en Venezuela en los años 60 y 70 y no me olvidaré nunca lo que decía: ” allá la vida no vale nada, te pegan un tiro en cualquier momento”

  8. Insisto, como se lo he expresado a muchos… Hay que vivir allá para tener una opinión clara de la situación que se vive en Venezuela. Soy venezolana y tengo 3 años fuera de mi país porque al igual que muchos temí por la vida de mi familia y mas cuando a mi marido dentro de su oficina le colocaron un arma en la cabeza.
    La inseguridad de ahora no es nada parecida a la de antes, ni se le acerca.
    Soy de la oposición porque no quiero un presidente que incita a la violencia con su dialogo y expresión. Por que no se si reconocerán el lema “patria, socialismo o MUERTE” pues la ultima palabra la aplican muy bien allá!
    Si bien Chávez ha logrado crear diversas misiones para cubrir las distintas necesidades del pueblo, algo que aplaudo porque ningún otro presidente lo ha ejecutado. Me gustaría que visitaran mi país para que observen las verdaderas condiciones de esas misiones, de los “hospitales” a los que tienes que llevar las gasas, el agua oxigenada, el suero, etc, etc, etc porque si no, no pueden atenderte. También deberían visitar todas las viviendas que ha entregado el gobierno y que no han durado ni un año en pie, los miles de kilos de comida que se han dañado en los contenedores mientras en los supermercados se tiene que pelear uno por un litro de leche o un kilo de azúcar. Sin olvidar mencionar que cada empresa expropiada ha sido destruida de una u otra forma.
    Y lo que menos entiendo como opositora y que me gustaría que un afecto al gobierno me explicara, es como es posible que ministros y hasta la familia del presidente sean los mas adinerados? como son dueños de centros comerciales dentro y fuera del país? esto solo por citar un ejemplo!
    Lo mas que lamento es que todas las iniciativas que ha tenido el gobierno de Chávez, son iniciativas que podrían asegurar un mejor futuro para Venezuela, solo que no se han sabido administrar y no se ha educado a la población para valorarlas y mantenerlas, solo impera el oportunismo y la desidia.
    Solo espero de todo corazón que mi país encuentre un futuro mejor!

  9. Buenas tardes, me han recomendado que leyera tu articulo, pero quien lo hizo esta tan creido de los datos que das al igual tu, nose de donde lo has sacado, pero a lo primero te contesto en Vzla toda la vida la cedula se ha sacado gratuitamente y es nuestra obligacion sacarla desde que tenemos 9 años y no como aquí en España, la Educacion ha sido Publica y obligatoria y eso lo declaro Antonio Guzman Blanco el 27 de junio de 1870, yo no soy tan mayor, pero en un país hay de todo quien quiere y puede pagar por el estudio lo hace, los gobiernos anteriores tb tenian programas de alfabetización, no es que Chavez fue pionero, y se de casos de personas que se han inscrito en las misión Robinson haciendose pasar por analfabetas porque les daban una beca o los papeles porque eran de otras nacionalidades y como nuestro país no averiguan si estudiaste o no? porque todos los documentos son manuales, o hasta hace muy poco lo han sido! pues no pierden el tiempo en comprobar.
    Quien te ha dicho que tenemos una deuda saneada? el único presidente que ha pagado en toda nuestra historia la Deuda externa fue Juan Vicente Gómez, y hace ya mucho tiempo de eso, y te han contado que las empresas se han ido y seguin yendo del pais, que el gobierno tiene un monopolio con los viveres, que teenmos que comprar solo sus marcas no porque sean mas barata sino porque son las unicas, que tenemos que hacer compra para que nos vendan un litro de leche, xq dos no se puede, que todo el dia la gente se esta pasando whatsaap, en tal establecimiento llego el pollo! en este otro hay azúcar! pero debes gastarte mínimo 5000, en cuanto al salario mínimo habla en Bs, fuertes no en dólares porque nuestros dólares son ficticios 1800 o poco mas Bs. fuertes. al cambio oficial puede ser que se aproxime pero al cambio real del mercado negro y del extranjero son unos 180 euros, esas son cifras, que te maten para quitarte un par de zapatos o que te maten porque cuando te asaltaron no llevabas dinero encima ni nada de valor! eso es Vzla pero eso lo sabemos los venezolanos y los extranjeros que viven día a día allí! yo por Ejm. no puedo hablar de la guerra civil de España, por muchas cifras que me lea, no la he vivido, ni siquiera de lo que paso en los gobiernos de Aznar porque tampoco lo se!.
    la verdad es que tu articulo no me ha servido de nada, pero te explico que pasa en mi Pais, hay mucha gente comiendo del bote y saben que si gana otro se acaba la papita!

  10. De verdad me da lástima leer las razones que dan los que aquí escriben en contra de los avances del Gobierno Bolivariano en dirección a la emancipación del hombre. No se puede decir que antes de Chávez había alfabetización si es la ONU la que dice que ahora fué erradicada. No se puede preguntar a Juan Torres de donde ha sacado los datos cuando en su articulo dice bien clarita cuales son las fuentes, lo que indica que quien escribe no se molestó siquiera en leerlo. Es verdad que en Venezuela hay mucha violencia en la calle y es un problema gravisimo que tiene que resolver el gobierno, pero ¿por qué sólo se habla de ese problema en Venezuela? ¿acaso ese problema no lo hay en toda america (menos en Canadá). A mi no me engañan quienes acusan e insultan a Chávez y les pido que digan claramente que sus razones son ideológicas, lo entiendo, son personas a los que no les gusta el socialismo y yo digo ¡¡que le vamos a hacer!! es el único sistema que puede convertir a este mundo en un lugar mejor para vivir el ser humano. No se puede consentir que un ser sea explotado por otro o que no tengan los mismos derechos sólo por razones económicas. El ser humano tiene que ser lo primero.

  11. Es curioso como estas personas opositoras el Chávez pretenden desautorizar cualquier opinión a favor del presidente, aduciendo que provienen de gente que al no ser de Venezuela no conocen su situación verazmente, al contrario que ellos que al ser nativos, aunque viven fuera, sí la conocen.
    Podrían explicarme entonces, ¿porqué Chávez es mayoritariamente votado por la población desde hace muchos años a pesar de luchar contra la mayor parte de los medios de comunicación (en manos de la vieja burguesia que explotaba al pueblo y ahora despojada de sus privilegios por el gobierno) y el poder y financiación del imperio USA?

  12. Pedro de Visma, los que aquí escriben contra Chávez son del estilo de El País, faro de la democrocia española y por ello martillo sistemático de la actual Venezuela. Cebrian, ex franquista, neodemócroto, transicionista, ex-vividor-tan-bien, nos da ejemplo de la mentalidad de estos justos demócrotos.

    Decía Público, creo que anteayer: “A la reunión ha acudido la plana mayor del grupo Prisa con Juan Luis Cebrián, presidente de El País, acompañado de Fernando Abril-Martorell, consejero delegado del grupo y José Luis Sainz, presidente ejecutivo del área de prensa de Prisa. Allí, Cebrián ha señalado a los trabajadores que el proceso es “ineludible” porque “NO PODEMOS SEGUIR VIVIENDO TAN BIEN”.

    Por supuesto que no, sobre todo si cobran como Cebrían: Juan Luis Cebrián “… percibió 13 millones de euros en 2011…” (transcrito de Público).

    Fernando Abril-Martorell, otro demócroto de la democrocia orgánica.

    ¿Quién es Cebrian, este pontífice de la austeridad: “Con 19 años entró a trabajar como redactor jefe en Pueblo, el diario vespertino del Movimiento. Tras ocupar el cargo de subdirector en Pueblo, pasó a Informaciones. También participó en la fundación de la revista Cuadernos para el diálogo en 1963. En 1974 fue nombrado jefe de los servicios informativos de RTVE por el último gobierno de la dictadura franquista”.

    Si a estos críticos les preguntas por Colombia, Honduras (la de ahora), Guatemala, la de más de 200 mil asesinatos de campesinos, ¡¡¡EEUU!!! … te dirán que son perfectos ejemplos de la justicia y bondades de la democrocia occidental, como dicen cada dos por tres en La 1.

    ¿Delincuencia en Venezuela? por supuesto, y lo que haga falta, como intentos de golpe empresariales, de golpes petroleros, de golpes mediáticos, de golpes militares, que también. ¿Qué cuesta regar de dólares Venezuela a cambio de que se delinca más. Para los delincuentes es una forma más segura de delito, confiados en una amnistía “fiscal” a la española si todo cambia.

    Se derriban gobiernos como los de Afganistán, Irak, Libia… se apoyan regímenes como los de Qatar o Arabia Saudita… se organizaron guerras como las de Vietnam, Camboya, Laos, Corea… se organizan golpes como los de Argentina, Chile, indonesia, Brasil, Grecia (hablo de los 60 y 70)… se sotienen dictaduras como las de España, Portugal, Israel, (síiiiii) … se organizan asesinatos como los de Tomas Sankara, Lumumba, Cabral, etc. qué importa introducir un poco más de desorden en un país. Después de todo, si el capitalismo es que el 2% posea el 60% de la riqueza mundial y que mueran 60 mil personas al día, y ante eso nadie se rasga las vestiduras, ya nada es imposible.

  13. Artículo que confirma el de Juan:

    Éxitos y logros del chavismo

    Por MARCOS ROITMAN, profesor titular de Ciencia Política en la Universidad Complutense de Madrid

    El triunfo de Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de 1998 no dejó a nadie indiferente. Su irrupción en la política venezolana, a ojos de la sociedad internacional y buena parte de la clase política criolla, respondía a la imagen de un “militar golpista”. La derecha lo catalogó como un off-sider, personaje caricaturesco que no merecía atención. Su victoria, para los dos grandes partidos que controlaban la vida política del país, COPEI (cristiano-demócrata) y Acción Democrática (social-demócrata), fue una sorpresa. Y para la izquierda tradicional, era un batiburrillo liderado por un exteniente coronel. Su acceso democrático al poder ejecutivo destapó el frasco de las esencias de quienes vieron amenazado el orden de la IV República. Tildado de “populista”, más adelante “caudillo” y “dictador”, la oposición ha tratado, incluidos el magnicidio y la técnica del golpe de Estado, de acabar con Hugo Chávez y el proyecto emancipador que representa.

    La Revolución Bolivariana genera odios, resentimientos y desafección. Odio entre la vieja clase política, las elites dominantes y los grandes empresarios, acostumbrados a mandar sin contrapesos; resentimiento y desafección entre quienes buscaban un cambio de “manual” afincado en la ideología de la globalización y se quedaron en el camino. En este contexto se dieron los primeros pasos de un proyecto democrático. Las decisiones fueron valientes. Políticas sociales, inversiones públicas, redistribución de la riqueza, nacionalizaciones, reforma agraria, acceso a la vivienda, salud, educación. En esta vorágine de cambios, la estructura social y de poder tradicionales se vio afectada, removiendo los cimientos de una sociedad piramidal y excluyente.

    La mejora en las condiciones de vida de las clases populares requería un nuevo marco constitucional, ese fue el primer escollo que franquear. El desarrollo de la alternativa tuvo que vencer ­temores, convocar una Asamblea Constituyente y plebiscitar el proyecto democrático. El 15 de diciembre de 1999, por primera vez en la historia política del país, sería aprobada, en referéndum, con un 71,78% de votos afirmativos, una nueva Constitución. Y lo hacía marcando diferencias con su predecesora, vigente desde 1961 y aprobada sólo por el Parlamento, sin pasar por la prueba democrática de un refrendo popular.

    Fue el primer triunfo de la revolución en marcha. 1999 marcó el comienzo de nuevas prioridades. La derecha, anclada en el pasado, tardará en salir de su asombro y reconocer el nuevo marco jurídico, renunciando durante casi un lustro a participar en los comicios electorales. Su rechazo a la Carta Magna se expresó durante el frustrado golpe de Estado de 2002, dejándola en barbecho.

    El ADN de la Constitución se fundamenta en la articulación de una ciudadanía plena, cuyos valores se encuentran en la democracia participativa. Este enunciado diferencia la propuesta de otros órdenes políticos existentes en la región. “La búsqueda de la igualdad social como objetivo explícito es una de las diferencias que tiene la actual democracia venezolana con otras democracias de la región, y es uno de los sentidos que se le puede dar al término “Revolución” con que se auto-identifica esta experiencia. Es así como la Constitución de 1999, establece en su artículo II, los principios fundamentales de la república: ‘Venezuela se constituye en un Estado democrático y social de derecho y de justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político” (1).

    La configuración de un poder fundado en la participación de las clases populares destinado a favorecer la solución de los problemas básicos que enfrenta la sociedad venezolana supone el diseño de políticas públicas orientadas a disminuir la desigualdad social e impulsar el desarrollo de una cultura democrática e incluyente. Con este marco se han creado las “misiones”, herramienta fundamental para resolver la carencia de una administración de los recursos públicos y definir proyectos tendentes a la inclusión, la transformación económica y social. Asimismo, el control de los recursos naturales y energéticos, como el petróleo, han permitido tener los fondos necesarios para llevar a cabo las políticas redistributivas. A lo que debe sumarse, en política exterior, el carácter antiimperialista y emancipador que hunde sus raíces en el pensamiento de los Libertadores.

    La Revolución Bolivariana marcha a contracorriente. En América Latina y el mundo, tiene enemigos que insisten en acallar su voz y minimizar sus logros tachándolos de “populismo”, sin diferenciar lo popular-nacional, la construcción de un sujeto político autónomo, de lo que configura el populismo, un discurso obrerista, que renegocia la dependencia y cuyo liderazgo está en manos de las burguesías criollas y no cambia las desiguales estructuras sociales y de poder. Piénsese en Berlusconi, Aznar, Putin, Calderón, Uribe, Piñera, etc.

    Las políticas implantadas en Venezuela son populares no “populistas”, no son beneficencia, ni calla bocas, ni buscan comprar votos. Es una acción tendiente a erradicar la miseria, devolver la dignidad a un pueblo y hacerlo partícipe de su destino. Los datos sobre desigualdad, pobreza y marginalidad social lo demuestran. Durante el periodo 1999-2010, la inversión social acumulada se sitúa en 330 mil millones de dólares (20% del PIB), mientras que, en la década de 1988-1998, sólo alcanzó el 8% del PIB. Según el Banco Mundial, la pobreza disminuyó del 70% en 1996 al 23,9 en 2009 y la pobreza extrema se redujo de un 40% a un 5,9%. El índice de Gini, para medir la desigualdad, se redujo en un punto, situándose en 0,4068, el más bajo de toda América Latina. La ­tasa de desempleo no supera el 6,2% y el salario mínimo pasó de 185 dólares en 1998 a 462 dólares en 2010. En 1998 los beneficiarios del sistema de pensiones eran 387.000 personas, hoy suman 1.916.618 personas, con una pensión homologada al salario mínimo, inexistente hasta la revolución. Igualmente el crédito a microempresarios y sectores populares ha tenido un gran impulso. En 2011, la banca pública aumentó en un 50% sus fondos de préstamos, pasando de 40.200 millones de bolívares a 60.346 millones. En salud, en 2011 se realizaron 113 obras de nueva construcción, cuatro hospitales, nueve maternidades y se incrementó en un 21,1% el número de camas. Por otro lado, la Misión Milagro, programa conjunto cubano-venezolano, cuyo lema “una visión solidaria del mundo”, desde 2004, opera a población de bajos ­recursos en patologías oculares de córnea, ­cataratas, glaucomas, oftalmología pediátrica y oncológica y ha devuelto la visión a un total acumulado de 1.413.708 personas de casi todos los países latinoamericanos.

    Venezuela tiene hoy una deuda externa saneada y sus reservas mundiales acumuladas se han duplicado en diez años, siendo de 30.000 millones de dólares aproximadamente. Pero sus logros se volatilizan en medio de una propaganda espuria que oculta la realidad y presenta un país sumido en la violencia, el caos y la represión. Su control sobre los medios de comunicación es abrumador. De 111 estaciones televisivas, 61 son privadas, 13 públicas y 37 comunitarias con alcance limitado. En las emisoras de radio AM, el 87% pertenecen al sector privado, el 3% a comunitarias y el 10% son públicas. Y en FM el 57% son privadas, el 31% comunitarias y la minoría es pública. Y en la prensa escrita un 80% está en manos de la oposición. Pero la imagen es la contraria.

    Sin embargo, hoy, la derecha venezolana a regañadientes reconoce la Constitución, participa en las elecciones, pide referéndum y se auto-define como “moderada”. Su candidato en las elecciones presidenciales del 7 de octubre, Henrique Capriles, declama no desconocer los logros de la revolución en materia de derechos políticos, sociales, económicos y culturales, y se presenta como “progresista”. En este escenario se juega el futuro de Venezuela. Pero no olvidemos que Capriles, entre los suyos, tiene un proyecto desmovilizador, que busca romper los avances democráticos, impulsando un proyecto neoliberal acorde con los intereses de las oligarquías y el capital transnacional.

    (1) Margarita López Maya y Luis. E. Lander: “El gobierno de Chávez: democracia participativa y políticas sociales”. Revista Ágora. Valencia Nº14. pp. 9-29. 2006.

Deja un comentario