10 pensamientos en “Ya lo sabes

  1. Quisiera saber si en la idea o proyecto de una banca Pública, encajan las Cajas de Ahorro, según la idea original con que fueron creadas.

    Si pensamos en una sociedad democrática, en la que se llegue a una coparticipación ciudadana directa, las Cajas pueden cumplir su papel de entidades financiera sin ánimo de lucro y destinadas al desarrollo social y económico del entorno en que estén implantadas. Para ello es imprescindible que sean controladas efectiva y democráticamente por la ciudadanía.

    La banca pública es necesaria para una mejor administración de la economía en general, por lo que su implantación es totalmente imprescindible.

    Pero creo que suponer que la banca privada puede llegar a ser nacionalizada, es una utopía que de momento me parece inalcanzable, por mucho que la deseemos.

    Por eso recuperar la banca pública y las Cajas de Ahorro, al mismo tiempo que se sanea al B.E. (que debe de controlar la actividad financiera a favor de los ciudadanos, en vez de a favor de la banca privada como viene haciendo desde hace años) podría suponer un freno al disparate que estamos viviendo y al que llaman crisis. Rompería el oligopolio financiero que ya se ha estrenado con una escandalosa subida de las tarifas bancarias, amparándose en que ya no hay competencia para la banca privada.

    ¿Se sabe que “TEÓRICAMENTE” en los Consejos de Administración de la mayoría de las Cajas, hay representantes de los usuarios, de los trabajadores y entidades sociales, que son los que han tomado las decisiones tan perjudiciales para las propias Cajas y sus “derechohabientes”?…

    ¿No sería necesario identificar a esas personas, quien las ha designado para representarnos, y cuál ha sido su comportamiento en las sesiones del consejo donde se decidieron estrategias y políticas que tanto daño han causado?…

    ¿No será posible proceder judicialmente contra ellas (Las personas que forman los Consejos) , exigiendo responsabilidades y la anulación de los acuerdos tomados, respecto a su bancarización?… ¿No es posible exigir la renovación democrática de los Consejos, y plantear soluciones válidas para toda la problemática creada desde un punto de vista social y de economía sostenible, sin ánimo de lucro?…

    Pero ¡ojo!… con eso volveríamos a una situación anterior, que sin ser ideal, era mejor que la actual… Pero ¿cómo se produjeron los cambios tan perjudiciales, en vez de evolucionar hacia un progreso social?… Pues con la responsabilidad de los políticos que fueron elegidos para administrar el estado, entonces, la pregunta es:

    Suponiendo que se consiguieran los objetivos de crear una banca pública, incluso se recuperaran las Cajas de Ahorro y se facilitara la creación de BANCOS ÉTICOS, ¿cuánto tiempo tardarían en repetir las mismas maniobras para volver a la situación actual?…

    Por eso quiero señalar que es fundamental un cierto compromiso político, ya que cualquier reforma cambio o revolución que se quiera hacer tendrá que pasar por las urnas, y lo ocurrido en los últimos 12 años, demuestra que la mayoría de las personas que han votado lo hicieron al margen de lo que estamos denunciando, espero que por falta de información más que por conformidad con lo que se nos venía encima.

    La crisis, que fue cocinada con unos objetivos evidentes, tuvo un desarrollo de más de 15 AÑOS, por lo que además de un esfuerzo de información abierta a toda la sociedad y al debate, es necesario considerar que es imprescindible buscar una alternativa que obligue, a los futuros gobernantes, a cumplir unos mínimos democráticos de participación y asegurar una DEMOCRACIA REAL que permita aplicar soluciones válidas para la mayoría de las personas y la sociedad en su conjunto.

    Personalmente creo que se perdió una oportunidad ya en las elecciones generales, (y en Galicia el 21 de septiembre) posiblemente porque hubo manipulaciones para que la atención se centrara en cuestiones de “alto nivel” o fundamentales, pero mal explicadas y peor interpretadas, apartando la atención de lo que, en aquellos momentos, era rabiosa actualidad: ¿Quien nos va a gobernar?…

    En mi inexperiencia, me quedé un poco perplejo al comprobar como una reacción ciudadana tan justificada y fuerte con múltiples e interesantes alternativas, apenas se ocupó de definir un objetivo imprescindible, como el de buscar UNITARIAMENTE unos candidatos que fueran alternativa a la corrupción (o incompetencia) de unos gobernantes, que al final fueron reemplazados por una alternativa “política” tan comprometida o más con el sistema financiero.

    Luego fueron las elecciones en Andalucía y Asturias… Fueron una nueva oportunidad de participar activamente, pero tampoco se pudo evitar que los cambios fueran meros retoques para que nada cambie. Creo que sería muy necesario que todo el movimiento de los indignados se concienciara de la necesidad de incidir en la política, y no digo presentando candidaturas, sino definiendo lo que debería ser un programa político a favor de una Sociedad más justa y equilibrada, y comprometerse a votar a LA CANDIDATURA QUE SE COMPROMETIERA a cumplir ese programa, además de que sus candidatos firmaran ante un notario su compromiso de dimitir del cargo para el que fueran elegidos, de no ser capaces de defender eficazmente dicho programa.

    Así pues me parece muy importante crear vías de colaboración, pero quizá se debería ampliar el debate para buscar una definición de una estrategia política imprescindible, para disponer de una plataforma que busque participar directamente en las decisiones políticas de los que gobiernan, en definitiva, una auténtica DEMOCRACIA REAL…

    Es importante empezar ya a estudiar estos temas, pues es posible que Rajoy decida adelantar la convocatoria de elecciones generales, pero cuanto más tiempo se disponga, mejor.

  2. EL DINERO: Herramienta indispensable para manipular la ECONOMÍA GLOBAL.
    Es importante insistir en que el uso del dinero y su significado es necesario revisarlo, ya que es el verdadero instrumento para tener el control de la economía, dándose la paradoja de que los que deciden y establecen las reglas de juego sólo son administradores de unos fondos que las demás personas le han confiado.
    No es aceptable que sean exclusivamente los “depositarios” los que decidan la política financiera, cuando según sea la misma ellos obtendrán más o menos beneficios. El dinero debe ser monopolio del estado, en cuanto éste sea la expresión democrática del conjunto de la sociedad. La internacionalización de las monedas puede ser beneficiosa si dispone de un control democráticamente ético sobre el sistema, pero puede ser sumamente perjudicial, si se da prioridad a unas monedas sobre otras, aplicando criterios basados en privilegios y estructuras coloniales, lo que fomenta la explotación del hombre por el sistema (que supera el drama de la “explotación del hombre por el hombre”), el derroche de las materias primas y la alteración de los equilibrios ecológicos y ambientales.
    Así lo primero es conseguir el control del uso del dinero por el conjunto de la sociedad, poniéndolo al servicio del bien común. Tiene que tenerse muy claro que el dinero solo es un método auxiliar a las actividades de intercambio de bienes y servicios y lo que realmente debe importar económicamente hablando son los bienes y servicios susceptibles de intercambio, y la forma en que los mismos estén al alcance de todas las personas.
    El actual sistema financiero es la culminación de siglos de sojuzgamiento de las mayorías por parte de algunos privilegiados en base a diversas falacias. Desde aspectos mágicos o religiosos hasta los modernos conceptos “técnicos” que sustituyen dogmas de antaño, en un esfuerzo de presentarlos como “científicos” pero incomprensibles para la mayoría de las personas. La tecnología les permite una manipulación y control desmedidos, llegándose a la situación de que lo que realmente les da el poder es el CONTROL sobre la circulación destino y uso del dinero, independiente quien sea su PROPIETARIO.

    El capitalismo tradicional ha perdido fuerza, surgiendo nuevas formulas de explotación a las que cada persona ha de someterse, ocurriendo que los métodos de persuasión son menos sanguinarios aunque mucho más eficaces, ya que adormecen cualquier intento de revelarse. El consumismo es la fórmula que permite acelerar la circulación financiera, lo que no solo mantiene a las poblaciones sumisas, sino que además es (la simple circulación del dinero) generador de los beneficios de los sostenedores del tinglado. Así se reforma la bolsa incorporando formulas y nuevas maneras de inversión y especulación, para facilitar se incremente el número de transacciones, ya que quien más gana en ese negocio son los bancos, que siempre cobran por cada operación realizada, aunque los otros participantes pierdan.

    Las fluctuaciones en las cotizaciones de títulos varían cíclicamente y de forma sospechosa, claramente orientadas a provocar compras y ventas. Se dice: si la bolsa sube, vende y si baja compra… O al revés, es lo mismo: en ambos casos alguien compra y alguien vende, y en cada transacción el banco se lleva su comisión.

    Es como un casino, en el que realmente no importa quién pierda o gane, pues el beneficio está en el número de “operaciones” que se realice, pues se trata de un porcentaje del monto total de las operaciones…

    Realmente toda la fuerza del sistema está en que la inmensa mayoría de las personas aceptamos que el disponer de dinero es el mejor objetivo, no ya para conseguir nuestra felicidad personal, sino que es imprescindible para sobrevivir.

    Sin embargo lo que parece lógico es que, en una sociedad bien organizada en cuanto a su respeto a los Derechos Humanos y el cumplimiento de unos principios democráticos, se planifique el bienestar para todas las personas que la integran, atendiendo a sus necesidades inmediatas y facilitando su desarrollo social, científico y cultural.

    Y si alguien se decide a formular la demanda de disponer de aquello que considera necesita, la respuesta del sistema es: ¿Cuánto dinero tienes?… Así pues lo que se debe considerar un derecho se convierte un privilegio, solo alcanzable si dispones de dinero para “pagarlo”.

    Históricamente, ese objetivo estaba condicionado por una organización de la sociedad injusta, en la que unas minorías decidían por las mayorías, desde una perspectiva de líderes por sangre y vasallos. El sistema era sostenible en base a la ignorancia del pueblo y a la fuerza de los poderosos, drásticos en sus medidas, pero eficazmente auxiliados por un entramado de dogmas y principios religiosos que consagraban la situación.

    Pero la evolución tecnológica y científica llevó a la sociedad en su conjunto a cambios que supusieron un equilibrio distinto entre el poder y los vasallos, que empezaron a dudar de los principios en que tradicionalmente se sustentaba la sociedad.

    Ello obligó a cambios para adaptarse a los nuevos tiempos que la revolución de turno iba imponiendo, y la clase dirigente no dudó en prescindir, cuando fuera necesario, de los tiranos que no aceptaran unos mínimos cambios, ni siquiera para que todo siguiera igual.

    Además esa exclusión le daba credibilidad a los que, en teoría, aceptaban los cambios democráticos impuestos, pero en realidad estaban dispuestos a aprovechar las oportunidades de manipulación que su participación activa habría de darles.

    La habilidad para incorporarse a las nuevas corrientes sociopolíticas generó numerosos resortes con los que manipular la sociedad y conseguir el objetivo de seguir ostentando el poder absoluto por parte de un grupo social, emanado de una tradición piramidal, aunque sin perjuicio de la incorporación de individuos de origen de otras clases sociales que asumiesen los mismos principios económicos y sociales.

    El mejor ejemplo de cómo se pretende organizar la sociedad, es el siguiente texto, entresacado de un ensayo sobre el funcionamiento de la sociedad actual:

    “El verdadero camino (Recomendado por el sistema).

    1- Todos somos iguales, y tenemos derecho a votar.
    (Vota intuitivamente… No te pares a leer promesas o programas, que todos son falsos. Tus reflejos son el mejor consejero político, y verás como siempre aciertas: ganarán los que tu votes, quizá el que tenga más posibilidades, para participar directamente en su triunfo: ser de los ganadores)

    2- Las diferencias sólo las puede marcar la cantidad de dinero que manejes, y el voto te libera de la necesidad de organizarte política y socialmente, para que puedas dedicarte libremente al consumismo, pero de forma consciente: podrás criticar de forma ordenada lo que no te guste, para que los “suministradores” estudien la conveniencia o no de aplicar tus criticas.

    3- Sólo tienes que estimar un PRINCIPIO SOCIAL: Tu consumo crea puestos de trabajo, lo que genera nuevos consumidores, lo que quizá te facilite a ti un medio de vida, pero has de ser prudente y vigilar a tu vecino, pues seguro que te disputará las mejores oportunidades, por las que debes luchar en un higiénico esfuerzo para sobrevivir dignamente, llegando a las cotas más altas.

    4- La emoción de la lucha diaria, y el cumplimiento de tu deber para quien te facilita el sustento, serán los complementos adecuados a una vida dedicada a tus aficiones deportivas y sociales… cuanto más consumas, vivirás más intensamente, y podrás provechar las oportunidades de crédito para el consumo, y las fabulosas oportunidades que los incrementos en la producción generen, como ofertas de 3×2, bonos descuento, sorteos, viajes, etc.

    5- Deja a los políticos en el poder y a los técnicos en economía consagrados que resuelvan los problemas estructurales y financieros, y acepta con resignación las medidas y recortes que las autoridades impongan para superar situaciones de crisis, en la seguridad de que las razones para tomar esas medidas están científicamente justificadas por los tecnicismos mencionados por las autoridades.

    6- Acepta patrióticamente los sacrificios que se decreten, en la SEGURIDAD de que los mismos son necesarios para garantizar el futuro.

    7- Pero si te sientes personalmente perjudicado, siempre podrás exigir se reconozcan tus derechos, pero ojo, no te dejes involucrar en movimientos que lo que pretenden es derribar el sistema.

    8- Tampoco dejes que te utilicen y no aceptes hacer causa común con cuestiones que a ti no te afecten directamente.

    9- Busca cualquier oportunidad de negociación individualizada, ya que siempre será preferible un mal arreglo que un buen pleito, y si tienes la suerte de tener buenos contactos siempre será más fácil conseguir alguna compensación excepcional respecto a los demás afectados.

    10- Pero si la única salida es participar con otros afectados, participa, pero atento a no dejarte involucrar en medidas extremas de las que deberás desligarte, en la seguridad de que sólo servirán para malograr tu intento.

    11- Así pues tendrás muy claro que si no se consiguen tus objetivos, habrá sido por que otras personas han boicoteado el esfuerzo, al intentar beneficiarse al margen de los demás, perjudicándote directamente.

    12- No te fíes nunca de los que están en tu misma situación, pues lo más probable es que traten de prosperar a costa tuya. Pon tu mirada en los que están más arriba, para que sirvan de acicate a tu propio progreso, y en los que podrás encontrar una inestimable ayuda, si le sirves con honradez y eficacia.”

    Son los principios diseñados para marcar un nuevo “CAMINO” por el que ya están encarilando a la osciedad en su conjunto…

    (NOTA: Al votar intuitivamente, haces caso a tu subconsciente, donde automáticamente se almacena el aluvión de información de los medios de comunicación más populares, generando una opinión en base a las tendencias que más se repita en esos medios.)

    Mientras se escriben estas líneas, por la radio están dando noticias sobre manifestaciones.

    La información incluye preguntas a los participantes, y las cuatro respuestas recogidas, son las siguientes:

    — “A MI ME rebajaron el sueldo a 600 €”…
    — “ME despidieron sin causa justificada”…
    — “Perdí MI piso al no poder pagar los recibos por quedarme sin trabajo”…
    — “No ME renovaron el contrato temporal”…

    Es decir, ninguno de los entrevistados está allí para pedir un cambio global del sistema político social, o al menos la pregunta que le formularon no dio lugar a explicar la intencionalidad de la manifestación.

    Lo que quiero destacar es que la actitud de los medios es la de informar tendenciosamente, transmitiendo la sensación de que las personas que protestan sólo están preocupadas por lo que les afecta directamente, pues es indudable que así conviene al sistema.

    En definitiva, parece imprescindible tomar conciencia del verdadero trasfondo de la Sociedad actual, si se pretende conseguir cambios que garanticen una evolución hacia situaciones más justas.

  3. RMPO, el PP en Galicia ha tenido solamemnte el 28% de los votos si se cuenta la abstención, lo han votado 135.000 personas menos que en 2009, 100.000 personas menos que cuando Fraga perdió las elecciones, los peores resultados del PP desde 1989. Lo de los gallegos validando las medidas de Rajoy dejémoslo para El Mundo y La Razón, en sitios como este hay que ser un poquito más crítico.

  4. RMPO En Galiza la gente se mobiliza y lucha como en toda Europa, y bastante mas que en algunas partes de España. El PP llevó un buen palo, pero la ley de D`Hont le premió con tres diputados más obteniendo 130000 votos menos que las pasadas autonómicas, en las cuales ya el mismo sr. D^Hont, le otorgó el escaño de la mayoría absoluta cuando en realidad obtuviera menos votos que el PSOE y el BNG juntos.
    no creo que sea la situación diferente a Grecia, Italia, Francia….la gente lucha y las leyes sistema coloca en el gobierno a quién le sirve.
    Y el catorce Galiza entera parará como siempre lo ha hecho. Y tu deja de pensar que eres el ombligo del mundo

  5. Pese a todo, Galicia a fortalezido al PP y sigo sin entenderlo.

    Como se puede fortalecer a un partido que está ejerciendo los peores recortes en prestaciones sociales, llevando al pais entero a la ruina, con politicas equivocadas, rescantando Bancos en lugar de rescatar pesonas y aumentando la deuda dia si y otro también.

  6. Es como preguntarse si vamos a tener que pagar por respirar. Pues claro que si estuviera de su mano -y de la de la Iglesia-, respirar también sería pagando. El sentido de la derecha es el expolio, cuanto más ampliamente extendido mejor. En cuanto a los votos, sabemos la falta de correspondencia entre votos emitidos y resultados obtenidos. Es un resultado aleatorio y totalmente injusto, puesto que la justicia es imparcial y aquí hay una tendenciosad de la balanza que aumenta los escaños a favor de un partido con mayor nº de votos con respecto a los otros partidos concurrentes, aún si en otras elecciones anteriores obtuvo menos escaños y más votos. Esto es así por obra y gracia de un álgebra parda que repugna a todo sentido de la razón. Va a ser así hasta que no nos quitemos de encima ese muerto impuesto de ley d´Hondt. Mientras tanto, tener presente en todo momento que en situaciones precarias este sistema democrático desproporcional es lo que a un suicida un médico que le sirve los barbitúricos en bandeja.

  7. En un programa de Salvados se muestra como la caixa d´Ontinyent es un ejemplo clásico de banco ético. Sin alharacas, las otras cajas hubieran hecho lo mismo y nos habríamos evitado bastantes disgustos.

Deja un comentario