Al sol que menos calienta

Escuchar

Publicado en La Opinión de Málaga en agosto de 2005

 

Casi recien llegado a Dublin veo por casualidad un reportaje en television que promociona el uso de la energia solar en las viviendas irlandesas. A una hora de maxima audiencia se difunden las ventajas de esta fuente de energia en un pais que no es precisamente de los mas soleados del mundo. Oigo que alli el sol proporciona seiscientas veces mas energia de la que el mismo consume y, aunque es mucho menos que la media mundial (cuatro mil veces mas), se considera aqui que es un resto suficientemente importante como aprovecharlo con eficiencia.
Como si de otro mundo se tratara, dias antes de llegar a Irlanda habia leido en la prensa espanola que los promotores de viviendas critican o incluso se oponen a la norma que la Consejeria de Innovacion de la Junta de Andalucia esta dispuesta a llevar a cabo para extender el uso de la energia solar.
Esta Consejeria quiere que una vez aprobada a lo largo de 2006 por el Parlamento, una norma andaluza obligue a instalar paneles de eneergia solar en todas las nuevas viviendas construidas. Sera una norma avanzada, aunque no exclusiva de Andalucia puesto que el Ayuntamiento de Madrid ha realizado ya la misma propuesta, de modo que alli las nuevas viviendas garanticen que, al menos un 60% del gasto familiar energetico, se satisfaga mediante este tipo de energia. Dicho de otra manera, este tipo de medidas ya no son ni siquiera «progresistas» en el sentido politico del termino, sino mas bien solo de sentido comun, de elemental eficacia y de buen gobierno (claro que no creo que haya mas progresismo que el de estos principios anadidos a la participacion ciudadana y a la distribucion justa de la riqueza).
El retraso con el que Espana esta desarrollando la energia solar es realmente paradigmatico de nuestro carpetovetonico sentido de la modernidad. Un estudio reciente que acaba de presentar la Union Europea indica que nuestro pais es, junto al Reino Unido, Paises Bajos, Suecia, Alemania e Italia, uno de los que mas proporcion de consumo energetico podrian satisfacer mediante energia solar: posiblemente, hasta un 60% del total. Muchisimo!
No hace falta ser un gran experto en estas cuestiones para darse cuenta de la importancia del sol -y de otras fuentes de energia- como alternativa al petroleo, que es cada dia mas caro, mas sucio y mas ecologicamente ineficiente. Y, por tanto, lo importante que seria para nuestro pais el poder ir sustituyendolo cada vez en mayor medida, dada nuestra gran dependencia y la factura tan elevada que nos vemos obligados a pagar por utilizarlo de forma tan exclusiva.
Como habia ocurrido ya en otras ocasiones y con otros gobiernos, el plan energetico que realizo el gobierno del Partido Popular fue un fracaso pues solo logro incrementar la produccion de energia eolica y el actual gobierno se propone aplicar un nuevo plan en los anos venideros. Tendra enfrente los problemas de siempre y tambien a las poderosas empresas del sector que volveran a hacer todo lo posible para defender sus posiciones privilegiadas que tanto dano hacen y tanto cuestan a los consumidores
Si bien es verdad que en el campo de la politica energetica hay que avanzar al mismo tiempo por muchos caminos y que seguramente no es posible optar por una unica fuente de energia para el futuro, lo cierto es que la solar deberia tener una importancia mucho mayor de la que tiene en Espana.
La Union Europea nos obliga a que en 2010 alcancemos un 12% de produccion energetica a base de fuentes alternativas. Pero no es esa solamente la razon para esforzarnos en la potenciacion de estas otras y, entre ellas, de la solar..
Nuestro pais es el que recibe mas radiacion solar de Europa y podria aprovecharla con singular rendimiento. Sin embargo, estamos penosamente lejos de la media europea. Nuestra superficie de captacion termica por cada mil habitantes (8,7 metros cuadrados) es   menos de la mitad de la media europea (19,9 metros cuadrados). Demasiado lejos.
Es verdad que la solar es una energia de momento bastante cara si se tienen en cuenta solamente los costes de instalacion. Eso es lo que justifica que los paises mas ricos sean los mas avanzados en este aspecto, como es el caso de Alemania que por si sola representa mas del 60% de la potencia total instalada en Europa. Tambien para aprovecharse del sol vale lo que decia William Shakespeare: «Si el dinero va delante, todos los caminos se abren».
Pero, en realidad, la energia solar  no es tan cara si se considera como inversion, si se toman en cuenta la vida util de los materiales necesarios es bastante larga, el ahorro en la factura energetica que pueden obtener los consumidores y, sobre todo, los costes sociales que ahorra y las ventajas medioambientales que lleva consigo.
En cuestiones energeticas, como en muchas otras ocasiones, nos hemos acostumbrados a hacer una cuenta de la vieja muy absurda y peligrosa que consiste en computar solamente los costes monetarios y, en concreto, los que soportan los particulares. La contabilidad ecologica y social es fundamental para poder percatarnos de que lo que hoy nos parece mas barato resulta finalmente lo mas caro para todos y para el Planeta en su conjunto. Como dijo hace casi cuarenta anos Kenneth Boulding, deberiamos acostumbrarnos a pensar en terminos de la nave espacial Tierra, entendiendo que la dirigimos nosotros («no hay pasajeros, sino que todos somos sus tripulantes», dijo mas tarde Marshall MacLuhan) y que los recursos con los que contamos son demasiado escasos.
Desde esa perspectiva no puede haber excusas. La modernizacion que proclaman nuestros dirigentes politicos no puede ser un abstracto sino que efectivamente debe consistir en poner en marcha este tipo de alterntivas. El rechazo de los promotores hacia normas de este tipo pone de relieve una vez mas la lamentable falta de autenticos empresarios en nuestro pais. Es verdaderamente penoso que el grupo economico que posiblemente mas se ha enriquecido en los ultimos anos (si se excluye por supuesto a los banqueros que son harina de otro costal) muestre una aversion tan indisimulada hacia la modernizacion y el progreso. Y, por supuesto, que sea tan reacio a echarse sobre sus hombros una parte, por pequena que sea, de la carga que entre todos hemos de soportar para que nuestro pais sea mas moderno y mas eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.